10a Mexicali, Baja California - WikiHistoria
jueves 20 de junio del 2019

10a Mexicali, Baja California

De WikiHistoria
Saltar a: navegación, buscar
Logo cih.png Este artículo es una página a formatear; puedes ayudar a mejorar su formato o añadir enlaces hacia otros artículos editándolo Véase también sintaxis, El formato y los videos de ayuda.

== La 10ª Iglesia ==

La Décima Iglesia de Mexicali, se encuentra ubicada en el cruce de las calles Porvenir Revolucionario y Agrarismo Nacional en el Conjunto Urbano Rio Colorado.

En el año de 1961, procedente del poblado de Riito, Sonora, llega el hno. Remigio Rodriguez acompañado de su familia al Ejido Rio Colorado ya que en ese tiempo las tierras de dicho ejido se estaban repartiendo, siendo él uno de los primeros pobladores. Dicho hermano visitaba con frecuencia iglesias en el Valle de Mexicali (Km. 57, Ej. Durango) ya que en el poblado no había templo y existiendo la necesidad de establecer la obra en la zona, el año de 1966 el hno. Rodríguez decide abrir su casa para predicar el evangelio, teniendo cierta aceptación entre los pobladores y la autoridad ejidal, quien pasados dos años donó al pequeño grupo un terreno para la construcción de un templecito de adobe para que se reunieran.

Iniciado el campo evangelístico, el hermano ministro Félix Montes, quien provenía de la Colonia Vicario les apoyó para la realización de los cultos, asi como el hno. Juan Estrella quien se unió al campo para predicar el evangelio apoyando al hno. Remigio. También procedente del ejido Hermosillo llegó el hno. Enrique Vallejo y su esposa la hna. Crucita en el año de 1969, acompañados de sus tres hijos, sin embargo por motivos laborales el hno. Vallejo se tuvo que trasladar a la ciudad de Maneadero, Ensenada. Dejando testimonio del apoyo a la obra antes iniciada por el hno. Rodríguez. En 1970, fue celebrada en Mexicali la Convención Distrital, donde instalan como ministro al hno. Enrique Vallejo, quien es persuadido por el hno. Remigio a hacerse cargo de la obra antes iniciada. Concertando entonces hablar con el Obispo hno. Marcelo Pacheco quien apoya la propuesta e instala como pastor al hno. Vallejo en el ej. Rio Colorado ese mismo año.

Durante el primer año y medio de vida de la naciente congregación, fueron celebrados los primeros catorce bautismos, por mencionar a las hnas Perfecta Soto, Mercedes Ramírez, Marisela Vergara Espitia quien fué bautizada a los 11 años de edad.

En 1972 debido a la situación geográfica del ejido, la falta de agua potable y la problemática para obtenerla, miembros representantes del ejido solicitan apoyo al entonces presidente Luis Echeverría Alvarez quien les escucha y promete pronta solución, visitando las zona pocas horas después de sostener la conferencia otorgando a los ejidatarios un predio que sería entregado por el Distrito de Riego, de 10 hectáreas además de la vivienda, dicho “reacomodo” sería conocido como Conjunto Urbano Rio Colorado, ubicado a mas de 100 kms del anterior ejido pero muy cerca de la ciudad.

Entre esos ejidatarios se encontraban también el grupo de aproximadamente treinta y dos hermanos, que en 1972 levantaron una enramada cerca del canal que estaba donde el gobierno les había indicado. Haciendo frente a las adversidades climáticas y demográficas, el grupo de ejidatarios culminó en el mes de diciembre la obra y ciento dieecinueve ejidatarios recibieron todo lo prometido sin pagar un solo peso. Los hermanos pronto recibieron la visita del pastor de la Col. Zaragoza, hno. Eloy Fierro para invitarles a congregarse en su localidad y evitar sufrir las inclemencias del clima, aceptando ellos integrarse sin dejar de hacer culto en diferentes hogares en el poblado.

El hno. Enrique Vallejo, ahora ministro en Colonia Zaragoza solicito al comisario ejidal la donacion de un terreno para construcción del templo acordando mediante un documento escrito dicha donación del lugar. De inmediato los hnos. procedieron a la construcción del inmueble siendo en el año de 1975 el entonces Obispo Supervisor del Distrito del Golfo, hno. Ismael García Márquez quien coloco la primer piedra en presencia del hno. Jesús María Higuera.

Las labores de trabajo que desempeñaron los hermanos y hermanas en el área de cocina, la donación de recursos económicos y materiales de construcción e indudablemente la unidad y el compromiso que asumieron les permitió avanzar rápidamente la obra.

En 1976, el entonces pastor en colonia Zaragoza hno. Abelardo Amarillas hace la entrega formal de un grupo aproximado de veinticinco hermanos a quien sería el primer pastor oficial hno. Enrique Vallejo dando fe de ello el Obispo hno. Ismael García. Instituída la congregación, fueron instaladas las primeras sociedades cuyos primeros líderes fueron la hna. Perfecta Soto, de la Sociedad de Señoras, hno. Nieves Soto de los Señores y el hno. Fidel Alvarez, en el área de jovenes.

En cierta ocasión el hno. Enrique Vallejo salió junto al hno. Remigio Rodríguez a la celebracion de un culto en la 1ª IAFCJ de Mexicali, cuando en el trayecto sufren un accidente automovilístico donde lamentablemente pierde la vida el hno. Remigio Rodríguez, ministro y pionero de la obra en ej. Reacomodo. La congregación sufrió la perdida y recibió el apoyo de varios ministro entre ellos el hno. Sabás López quien se dispuso a predicar la palabra ante la recuperación del hno. Vallejo.

En el año de 1978 recibe el pastorado el hno. Eloy Fierro quien se encarga de concluir los trabajos de construcción del templo, que es inaugurado por el Obispo de Distrito, hno. Angel Vargas Espino. La congregación iba en aumento, trayendo un fuerte impacto a la comunidad de tal forma que el hno. Fierro prestaba sus carros para trasladar a las personas a diferentes colonias de la ciudad.

El hno. Eloy también era músico, por lo que inicio un grupo musical en compañía de algunos hermanos entre ellos el hno. Armando Martinez que tocaba el acordeón y el hno. Alberto Ferrer. La congregación pronto creció y fue necesaria la adquisición de un nuevo terreno para la extensión del templo y un comedor.

A inicio de 1987 el hno. Rubén López, recibe la congregación de manos del hno. Fierro. Es durante su gestión que es enviado el hno. Eduardo Encinas a el Poblado El Hongo, BC por el Obispo de Distrito, también fue instalado como pastor en colonia Progreso el hno. Francisco Vázquez.

El hno. Francisco García Ocaño recibió en 1991 la décima iglesia dándose a la tarea de construir algunos inmuebles en el terreno adquirido por el hno. Fierro, además de levantar una barda perimetral construida de piedra que era cargada desde La Rumorosa. También en este tiempo el hno, Rubén Raygoza diácono iniciado fue enviado como evangelista al Ej. Xochimilco, acompañado por un grupo de hermanos en la localidad, logrando establecer una misión (actualmente la 20ª Iglesia). Lamentablemente el hno. Francisco enfermo de gravedad, situación que afectó fuertemente su salud, impidiéndole continuar en sus funciones y que a la postre culminaría en su jubilación.

Después de un interinato (2 años, seis meses) por parte del Rev. Antonio Piña, de la 3ª IAFCJ de Mexicali, es designado en la IV Convención Distrital en el año de 1998 el Rev. Miguel Angel Ramos Aguirre. Quien el año de 1999 contando con el apoyo de la congregación celebra un culto del XX Aniversario de la 10ª IAFCJ. Donde se contó con la presencia de pastores y hermano sobresalientes que fueron parte de la congregación. El periodo pastoral del hno. Miguel Ramos se extendió hasta el 11 de mayo de 2004, fecha en que hizo entrega oficial al hno. Miguel Angel Lerma, dejando una huella imborrable en los hermanos por sus logros, labores y la amistad que los unió a ellos y a las familias.

A nuestro hermano Lerma (2004 – 2006), le sigue el ministro hno. Leobardo Leyva (2006 – enero 2008). El 13 de enero de 2008 fue instalado como pastor el hno. Otoniel García Jacobo, quien en compañía de su esposa, la hna. Izza Carolina López de García y sus tres hijos recibieron una congregación de 61 miembros, cifra que aumentó en la actualidad.

Una iglesia que atravesó por un período de prueba, a medida que transcurre el tiempo va en busca de la sanidad, la misión que es ganar y sobre todo la unidad con rumbo a nuevos horizontes.