17a Hermosillo, Sonora - WikiHistoria
martes 26 de marzo del 2019

17a Hermosillo, Sonora

De WikiHistoria
Saltar a: navegación, buscar
Logo cih.png Este artículo es una página a formatear; puedes ayudar a mejorar su formato o añadir enlaces hacia otros artículos editándolo Véase también sintaxis, El formato y los videos de ayuda.

17va. Iglesia Apostólica De La Fe En Cristo Jesús Distrito de Hermosillo, Sonora.[editar]

Pastor: David Carrillo Zamudio.

Cronista: Isaac Busani López.

Colaboradores: Juan Fco. Cano Luna.y Dora Graciela Verdugo Camacho


La siguiente reseña es solamente un poco de la historia que le dió forma a la 17va. Iglesia Apostólica del Distrito de Hillo. Son. Es imposible no hablar de sus orígenes sin referirse a la plataforma que impulsó a nuestra actual congregación; la cual es nuestra amada Iglesia que ahora conocemos como” la novenita”. Actualmente sin funciones.

Corría el año de 1997 cuando se nombró Iglesia en formación y para cuando ésto sucedió, ya habían pasado algunos años de estar predicando el evangelio en ese lugar.

Algunos de los encargados ahí fueron: el hno. Jesús Medina López y después se le entregó la responsabilidad al hno. Rafael Cuén García. Cuando fue nombrada Iglesia en formación recibió la responsabilidad nuestro hno. Gabriel Gutiérrez Vidal, recibiendo una pequeña membresía.

Estos son los nombres de los hermanos, José Figueroa, Noe Tacho Ruiz y su esposa Esther Bracamontes, Francisco Cortez y su esposa Luz Elena Matrecitos, Rafael Apoderado y su esposa Lupita Yánez, Pedro Villegas y su esposa Leticia Olivarría, Isaac Busani como visita y como miembro su esposa Reyna Ramírez, Adán Cortez; un lindo viejecito que siempre estaba dispuesto a cantarle al Señor y apoyar los cultos de barrio y cultos en los pueblos. Isidro Medina, también hombre de edad que destacaba por su entrega a la oración, siempre tenía un consejo o alguna experiencia que compartir, gustaba mucho de cantar alabanzas a Dios. Estos dos hnos. se nos adelantaron y ya están con el Señor. Enedina Calvo, Lupita Luna, Isidro García y su esposa Carmen Ruiz, Roberto Salcido y su esposa Angelita de Salcido, Alejandro Rodríguez, su esposa Amelia Obeso, Jesús Millán y su esposa Griselda Villegas, todos ellos fueron enviados de la 1ra. y de la 2da. Iglesia a trabajar a lo que en aquel tiempo era la quinta misión de nuestra Iglesia. Éxito rotundo fue lo que el hno. Gabriel Gutiérrez Vidal cosechó en su paso por la novenita. La gente comenzó a convertirse, hubo bautismos constantes. El sueño del hno. José Figueroa era mirar llena la Iglesia, y en un culto de domingo de manera inesperada el pastor, Gabriel Gutiérrez, lo llamo al frente y le dijo; mire su sueño hecho realidad, la Iglesia por primera vez estaba llena. Desconozco las razones por las que cambiaron a nuestro hno. Gabriel Gutiérrez pero se despidió como los grandes, entrego con un emotivo culto un bautismo para cerrar con broche de oro. Nuestro agradecimiento a nuestros hnos. Gabriel Gutiérrez Vidal, Mercedes Acosta de Gutiérrez, sus hijos Gabriel, Asenet, Alfredo y Ogla Gutiérrez Acosta. Aunque ya contábamos con templo, no contábamos con una fam. precursora como ustedes, por eso nuestro agradecimiento. Muchas gracias. Dios los bendiga siempre...

En el año 2000 se le entregó la obra a nuestro hno. Elí de la Cruz Ochoa y a su esposa hna. Griselda Zamorano e hijos, cambio en el cual se dieron los clásicos reajustes, unos se fueron otros vinieron etc. Pero lo positivo de todo esto, es que la obra, sin restarle importancia a la administración del hno. Gabriel Gutiérrez pasó a otro nivel. Cuando estaba el hno Gabriel Gutiérrez, había unos cuantos carros que no representaban mayor problema en cuanto a estacionamiento. Pero con el hno. Elí de la Cruz se vino mucha gente por lo que no cabíamos en el templecito ya. De igual manera los carros se habían multiplicado también. Esto ocasionaba incomodidad con los vecinos por no tener estacionamiento. De esta manera el Señor empezó a motivarnos a buscar la salida de ese lugar y entre la búsqueda y pláticas el hno Manuel de Jesús Busani llevó un día al hno. Elí de la Cruz al famoso Hoyo de Bonilla, famoso por el vandalismo en general y por las muertes que ahí se daban. Por propios comentarios del hno. Elí de la Cruz, el lugar no le gustó mucho y tenia razón, porque el lugar no tenia muchos atractivos visuales, en ese tiempo se había convertido en un tiradero legal de basura, también se llenaba de agua, mas que en la actualidad, tenia muchas cosas en contra. También una de las Iglesias cercanas decía tener derecho de antigüedad sobre dicho terreno. Pero el hecho de que no le gustara el lugar y todo lo mencionado en contra, esto no amedrentó al hno. Elí de la Cruz, tomó la decisión de empezar a hacer cultos en el lugar. Los primeros servicios los hicimos en la casa de nuestro hno. Manuel Aguayo Castro. Luego pusimos una línea de postes para poner unos focos y a campo abierto hicimos nuestro primer gran evento, donde estuvo el hno. Rey López y sus nuevos peregrinos y un mensaje poderoso, Obispo en aquel tiempo, nuestro hno. Samuel Cota Sánchez, a donde acudieron hnos. de muchas de nuestras Iglesias y también gente del lugar. Todo mundo se detenía a mirar y escuchar aquel histórico acontecimiento porque donde antes se delinquía, se drogaba, asesinaba, ahora se estaba adorando al Rey de reyes y Señor de señores. Todo mundo estaba contento, pero nosotros mas, por fin tendríamos un lugar mas grande, conscientes de lo que esto acarrearía, pero no importaba pues estábamos enamorados de aquel regalo de Dios. Como no teníamos nada donde dejar bancas e instrumentos, ahí fue donde entra una flota de pick-up Courier que teníamos, el hno. Elí de la Cruz tenía tres y quien escribe uno; en estos carritos cada día de culto acarreábamos bancas e instrumentos hasta el hoyo de bonilla, se terminaba el culto a recoger todo de nuevo y dejarlo en la novenita. No recuerdo a alguien triste o comentando algo negativo por el exceso de trabajo, al contrario todo mundo emocionado con aquella nueva aventura que el Señor nos permitía experimentar. Después de un buen tiempo de ir y venir de la novenita al hoyo, el Señor puso los medios para que lo que ahora es el mini súper Camacho fuera nuestra Iglesia improvisada, pues por algún tiempo rentamos el lugar, ahí se llevaban a cabo las reuniones ordinarias, en el terreno las campañas y demás eventos grandes y algo que no puedo pasar por alto, nuestra hna. Nidia de Jaime daba la clase dominical debajo de un sauz que estaba en la calle, a un grupo de niños de la colonia y a nuestros hijos. Pasó un tiempo para que alcanzáramos otras metas que teníamos, porque nos fuimos paso a paso y así se empezó a juntar dinero para comenzar a trabajar en la construcción de nuestro anhelado templo.

En ese tiempo nuestro distrito era encabezado por nuestro hno. José María Acosta Gómez. A él le tocó la ceremonia de la primera piedra que se puso exactamente en la columna de junto a la pila bautismal, ahí también se encuentra una botella con los nombres de todos los que empezamos y si la memoria no me falla son los siguientes hnos. Elías Mojica y su esposa Rosa Valencia e hijos, Manuel Baena y su esposa Mara de Baena e hijos, Juan Ángel Jaime y su esposa Nidia de Jaime e hijos. Isaac Busani y su esposa Reyna de Busani e hijos, Alejandro Rodríguez y su esposa Amelia Obeso, José Figueroa y su esposa Concepción Coronado, José Othón y su esposa María de los Ángeles de Othon, Enrique Arreguin y su esposa Griselda de Arreguin, Francisco Guzmán, Isaías Rodríguez y su esposa Norma Preciado e hijos, Manuel Aguayo Castro, Isidro Medina y Adán Cortez. Algunos mas, aunque llegaron un poco después, estuvieron desde que se colocaron las primeras piedras con nosotros y me refiero a los hnos. Octavio Quintero y su esposa Dulce de Quintero, Isidro García y su esposa Carmen Ruiz e hijos. Jesús Edmundo García, Pedro Lucero Morfin como visita, Pedro Villegas y su esposa Leticia Olivarría e hijos, Enedina Calvo e hijas, su esposo hno. Francisco Cosios se bautizó ya estando aqui en la 17va. Hna Lupita luna. También el hno. Jesús Villa y su esposa Rosalva Altamirano llegaron después, pero a tiempo para trabajar desde los cimientos de nuestra Iglesia. Como también el hno. Guadalupe Ruiz y su esposa Armida Sandoval de Ruiz e hijos los consideramos pioneros, porque al igual que el hno. Octavio Quintero, que el hno Jesús Villa, también llegaron cuando las primeras piedras se colocaron. El hno. Julián Cano y su esposa Angelina Luna, llegaron un poco después cuando la obra ya estaba mas avanzada, aunque desde el principio planeaban con venirse con nosotros pero no se decidían, y es que era mucha la tentación pues sólo tendrían que cruzar la calle para estar en el templo, se decidieron y desde entonces han sido de grande bendición para nosotros. Los hnos. Pablo Quintero y su esposa Julia de Quintero, Jorge Gómez y su esposa Amalia Ozuna, Daniel Mejía y su esposa Griselda Zúñiga e hijos, José Jiménez y su esposa Eva Chenoweth e hijos, Rogelio Rivera. Los jóvenes bautizados en aquel tiempo eran: Lorena Zamorano, Mónica Zamorano, David Zamorano, Juan Carlos García. Ramón Ochoa, Alfonso Baena, Emanuel Baena, Parte importante del ministerio de alabanza de aquellos días. También Claudia Leticia Ochoa, Carlitos Jaime, Iván Jaime, Juan Manuel León Ruiz, Reyna Quintero, José Mojica y Abigail Ruiz Sandoval.

De ahí para adelante toda la Iglesia se dedicó a trabajar en la primera parte de la construcción de la que ahora seria la 17va. de Hillo Son. Unos excavando, otros batiendo, otros colando, las hnas. trayendo de comer y recolectando dinero. Para mí es sorprendente hasta el día de hoy, porque literalmente fluía el dinero, por lo tanto, los materiales para la construcción los juntamos muy pronto, y en muy poco tiempo logramos hacer la primera parte; los baños hasta donde actualmente están, el templo hasta la mitad de su altura, también se logró hacer un techito improvisado para ahí hacer nuestros cultos y dejar el lugar que teníamos rentado y el piso que hasta hoy tenemos. A la hora de los cultos, como el clima por estos lugares es muy extremo, todas las actividades se hacían por las tardes por causa del intenso calor, la escuela bíblica la teníamos los martes y cuando hacia mucho frío al hno. Eli se le ocurrió cortar unas barricas a la mitad para usarlas de braceros y meterlos alrededor del templo, el cual no tenía techo y a raíz de esto parecía que hacia mas calor en verano y mas frío en invierno.

Sé que no ocupan reconocimientos humanos los pastores hno. Elí de la cruz Ochoa, Griselda Zamorano, sus hijos Jaqueline, Abigail, Ana, Esther y Elí de la Cruz Zamorano. Hicieron un gran trabajo como pastores, desgastaron sus vidas, lloraron, se angustiaron en muchas ocasiones, gracias hnos. Dios los bendiga siempre.

En el 2007.Como todo en la vida tiene su fin se llego el día no deseado. Por muchas razones el pastorado de nuestros hnos. De la Cruz Zamorano marcó a nuestra Iglesia. Y de pronto se dio la noticia del cambio. El entusiasmo bajó de manera notoria y es que había gente que parecía que tenia sueldo para decir cuantas cosas del cambio que se avecinaba. Y como debe de ser, el hno. Eli de la Cruz siempre nos dijo que le diéramos al hno. Guadalupe Rodríguez, la oportunidad de conocerlo. Para estas alturas, algunas familias se habían ido ya, cuando se le entregó a nuestro hno. Guadalupe empezó el verdadero éxodo, tanto que me sobraban dedos en mis manos para contar a los que quedábamos. Se sentía que estábamos en otra congregación, ya no nos conocíamos porque unos se fueron pero otros llegaron y así como llegaron, se fueron luego muchos de ellos. Otro ministerio de alabanza, otros liturgistas, otro de todo. Los de dentro nos sentíamos de fuera. Ahora que lo entiendo era inmadurez en su máxima expresión, porque era la oportunidad perfecta para el crecimiento de nuestra joven iglesia en todos los aspectos. Aunque no lo entendimos así. Porque es muy fácil mirar los defectos en alguien, pero difícil es mirar las virtudes. A pesar de todos los errores que cometió con su toma de decisiones, seria injusto no mencionar que logro muchas cosas buenas para nuestra Iglesia.

En primer lugar creo que a muchos nos enseñó que en el camino de Dios no todo es chipilonería, que al cristiano se le demanda crecimiento y que en ocasiones usará hombres como el hno. Guadalupe para lograrlo. También que se pueden cometer errores en público, y que se debe tener el valor para pedir perdón públicamente también y el así lo hizo. Hubo gente que se identificó mucho con su ministerio y no dudó en apoyarlo en todo lo que se ocupaba en aquel momento. Me refiero en la construcción y en lo espiritual, contando con el suficiente conocimiento profesional empezaron a rediseñar el lugar para aprovechar lo que existía y reforzarlo. Así lo hicieron y se empezó con unas enormes zapatas en el interior del edificio, para que estas soportaran prácticamente todo el peso del techo; algo muy bueno, porque ésto también reforzó los muros de manera extraordinaria. El pegado de block que faltaba se estaba llevando a cabo también. Se contrató para este trabajo al esposo de nuestra hna. Isabel Moreno, el señor Petronilo Martínez y al hno. José Lourdes,,,, que ahora se encuentra en prisión pagando un delito cometido antes de conocer a Cristo y a un hno. herrero de la 5ta. Iglesia, Miguel Pérez. Se acercaba el día en que nuestra Iglesia tendría techo en forma. Los hnos. contentos apoyando aquella obra, colocando los soportes, los polines y finalmente la lámina.

Al hno. Alejandro Castañeda le estaba yendo muy bien en lo económico y aparte, estaba entusiasmado con la obra y su reciente conversión, que no dudo en despojarse de 20,000 pesos para ponerlos en el techo. Alguien mas donó una camioneta (Caravan 97, color verde), la cual se rifó para usar los fondos recolectados en la misma construcción. Se logro hacer también el pórtico, su techo y su piso. Fuimos bendecidos en esta forma con el pastorado de nuestro hno. Guadalupe. En este mismo tiempo se logro comprar la que será la casa pastoral y poner buena parte de los cimientos. En lo material fue una etapa de muchos logros importantes y para quien lo aprovecho también en lo espiritual. Al hno. Guadalupe se le ocurrió que cada quien donara una planta de bougambilia, todo mundo llego con su plantita en el siguiente culto de domingo y nuestro hno. Julián Cano se encargo de plantarlas donde actualmente están y también árboles por todo el perímetro del terreno del templo. Para este tiempo las cosas se habían normalizado ya. Pero en la convención del 2010 se anunció un nuevo cambio, nuestro pastor Guadalupe Rodríguez y fam. serian instalados en la 3ra. Iglesia de Hillo Son. y a la vez el pastor de aquella congregación en la nuestra. El animo decayó nuevamente y aunque tiempo después se tomo la decisión de siempre dejar al hno. Guadalupe Rodríguez con nosotros, ya no fue lo mismo porque ya estábamos con la idea de que pronto se daría el cambio. No fue tan pronto pero el día que ya no lo esperábamos el hno. Guadalupe nos dio la noticia de que de manera voluntaria el estaba entregando la Iglesia. No sabíamos aun quien seria el nuevo pastor, lo único que el hno. Guadalupe mencionaba, es que quien venía a pastorearnos era un buen hombre, que estaríamos en buenas manos.

Pastores Rodríguez Montijo. Sabemos cuanto amaron y aman lo que dejaron en la 17va. Iglesia de Hillo. Pero también sabemos que la pastoral así es. Gracias, hno. Guadalupe Rodríguez, su esposa hna. Isabel Montijo, sus hijos, Lucero, Amestel y Emanuel Rodríguez Montijo. Dios los bendiga siempre.


Afortunadamente todo esta en las manos de Dios y el día 1ro. de Agosto del 2010 se cerró un ciclo y se abrió otro. El hno. Guadalupe entregó la responsabilidad al hno. David Carrillo Zamudio, a su esposa hna. María de Jesús Hoyos Ballesteros y sus hijos. El hno. David nació el 30 de enero de 1972 en Moctezuma, Son. Siendo hijo del ministro Hilario Carrillo García y de la hna. Julia Zamudio Parra, sus hnos. son Lea, Pedro, Ezequiel, Rubén, Samuel, Noemí Y Febe Carrillo Zamudio. El 13 de noviembre de 1988 fue bautizado en el Nombre de Jesucristo como lo marca la palabra de Dios. Teniendo la bendición de ser bautizado por su propio padre y en el siguiente año el 1ro. de Enero de 1989 fue bautizado con el Espíritu Santo, todo esto ocurría en la Iglesia de Cumpas, Sonora donde pertenecía entonces, ahí desempeño cargos como tesorero, director de jóvenes, etc. En Moctezuma cursó satisfactoriamente la educación secundaria y el 20 de agosto de 1994 contrajo nupcias con la hna. María de Jesús Hoyos, en esta misma fecha se casaron por lo civil y por la iglesia, ministrándoles la bendición nupcial, el hno. Margarito Moreno.

También en Cumpas nació nuestra hna. María de Jesús Hoyos Ballesteros. Siendo hija del sr. Juan Manuel Hoyos Galaz y de la hna. María de los Ángeles Ballesteros Pereida. La hna. María de Jesús tuvo la bendición de ser bautizada el mismo día que su esposo, el hno. David Carrillo, en Cumpas, por el hno. Hilario Carrillo. Ahí mismo cursó satisfactoriamente la secundaria. Tiempo después de contraer nupcias, le nacieron sus hijos: Damarys, Sarvia y David de Jesús Carrillo Hoyos.

En una ocasión un grupo de hnos. fueron a apoyar un culto en Tepache, Son. Pues ahí viven hnos. que alaban también el nombre de nuestro Dios. Ya de regreso empezaron a cantarle al Señor unos hermosos cantos y el gozo del Señor empezó a manifestarse; los hnos. venían separados en dos carros, lo maravilloso de esto es que sin ponerse de acuerdo, en los dos carros estaba ocurriendo lo mismo. El caso es que el Espíritu Santo se derramó sellando a algunos, entre ellos la hna. María de Jesús, todo esto pasó el 21 de diciembre de 1988 en Moctezuma, Sonora, experiencia que recuerda gustosa hasta el día de hoy que es pastora junto a su esposo, hno. David Carrillo. Matrimonio que anteriormente estaban en el pueblo de Nacori Chico, Sonora y como su nombre lo dice, este era un pueblo chico, donde empezaron su trabajo pastoral, aunque ahí se le denomina campo evangelístico, porque es una pequeña congregación. El hno. Abiud Medina López, siendo su pastor, solicito la iniciación al diaconado y fue ordenado al ministerio, el 17 de Marzo del 2004 en Hillo. Son. Solicito su ordenación al ministerio el pastor Julio Cesar Quijada. Un día el hno. David estaba partiendo leña en Nácori Chico, sonó el teléfono y era el obispo para decirle que el cambio estaba en puerta, que lo mandarían a Hermosillo a la 15va. Iglesia. Ya todo estaba dicho los hnos. de esa iglesia lo esperaban, pero determinado por la mano de Dios, el 1ro. de agosto del 2010 el hno. David estaba tomando la responsabilidad de la 17va. Iglesia de Hillo. Aquí cambia un poco la historia porque no se dieron los clásicos reajustes, que tal vez muchos esperaban, la gente prácticamente no se movió de aquí, al contrario algunas familias están llegando. Nuestros hijos se están bautizando, y gente de fuera también se está convirtiendo al Señor, pero también están pasando cosas tristes pero alegres. Tristes porque cuando se pierde aun ser querido ya no lo verás mas. Pero alegres por saber que ya lo logró, que está en los brazos amorosos del Señor Jesucristo, su consuelo eterno, y este es el caso de nuestro querido hno. Isidro Medina, quién después de batallar con los estragos del diabetes, marchó para estar por siempre en los brazos de su Señor y Salvador. También nuestro hno. Ildefonso Miranda, quien por otro lado estuvo batallando con las secuelas del cáncer. ¡Gracias a Dios por su ejemplo de arrojo y valentía! Pues cabe mencionar que el hno. Isidro era uno de tantos que no sabía leer, sin embargo, eso no fue limitante para que el siempre saliera por la calles a evangelizar, llevando su biblia bajo el brazo y señalando los versículos que estaban escritos, no sólo en la Biblia, sino también en su mente y corazón, de esta manera nuestro hermano evangelizó a muchos, a otros les dio ánimo en los momentos difíciles, incluso algunos hermanos que hoy forman parte de nuestras congregaciones.

En lo que respecta a educación cristianan se esta llevando a cabo la escuela de maduración, hace poco tuvimos la primera graduación. Para nosotros es muy importante esto, porque muchos hermanos no creían en la escuela de maduración, ya que por razones que desconocemos, en muchas ocasiones se había iniciado con mucho entusiasmo, pero nunca se había concluido de manera favorable y muchos de los hermanos, ni siquiera recibían constancia de los estudios cursados. Hoy todos los alumnos cuentan con sus constancias y esto ha generado entusiasmo en el resto de la congregación que se está motivando a cursar dichos estudios. Es muy poco tiempo para tener grandes logros pero creo que estamos por buen camino, se esta trabajando en los ministerios creativos, intercesión, altar, enseñanza, alabanza, liturgistas y en las redes de multiplicación.

Actualmente nuestra iglesia cuenta con 74 miembros bautizados, un ministro, un diácono, ocho células de multiplicación. Gracias a Dios los intermedios tienen su célula y tres de ellos ya fueron bautizados y están integrados en los ministerios de la Iglesia. Dios bendiga a los líderes que están haciendo su mayor esfuerzo por agradar a Dios. En esta etapa se esta pagando el juicio de la casa pastoral y haciendo pequeños pero importantes arreglos en el templo. Los días 24,25 y 26 de Noviembre, celebramos nuestra primera campaña de sanidad interna. Pero como es imposible contener la misericordia de Dios, esta se desbordó para la gente que nos acompañó y ocho amigos tomaron la decisión de entregar sus vidas al Creador. Creo firmemente que este será el despunte de nuestra Iglesia. Nos acompaño el pastor hno. José Meléndrez, ministrando poderosamente la gloria de Dios. El Señor trajo momentos agradables para la 17va. con mensajes de aliento para muchos que lo necesitaban, Dios bendiga a ese gran siervo suyo. Me es difícil escribir lo concerniente a esta administración, puesto que la historia se está escribiendo aún. Pero se está haciendo un importante trabajo, que de seguro los resultados serán de lo mas favorables para la 17va. Por lo tanto. Dios bendiga en todos los aspectos a nuestros actuales pastores. Hno David Carrillo Zamudio, hna María de Jesús Hoyos Ballesteros, sus hijos. Damarys, Sarvia y David de Jesús Carrillo Hoyos. Gracias. Dios los bendiga hoy y siempre. Es el deseo de la 17va.Iglesia de Hillo. Son.