1a Chapala, Jalisco - WikiHistoria
lunes 21 de enero del 2019

1a Chapala, Jalisco

De WikiHistoria
Saltar a: navegación, buscar
Logo cih.png Este artículo es una página a formatear; puedes ayudar a mejorar su formato o añadir enlaces hacia otros artículos editándolo Véase también sintaxis, El formato y los videos de ayuda.

HISTORIA DE LA IGLESIA EN CHAPALA JALISCO[editar]

“Tierra de la Ribera, camino del lago, al occidente de México, Chapala de los gentiles; el pueblo asentado en tinieblas vio gran luz; y a los asentados en región de sombra de muerte, Luz les resplandeció”. (Adaptación de Mt 4: 15- 16)


Agradecimientos:

Al autor y consumador de nuestra fe, por haber fundado su iglesia sobre la roca dándonos la victoria sobre nuestros enemigos. A todos aquellos que nos precedieron en la obra y con su esfuerzo nos legaron un privilegio y una responsabilidad. A la totalidad de la Iglesia apostólica de la Fe en Cristo Jesús sabiendo que somos un grano de arena en medio de todos los hijos prometidos a nuestro padre Abraham.

CAPITULO I[editar]

EL LLAMADO[editar]

El hermano Joaquín Enciso, oriundo de la ciudad de Chapala, emigró a los Estados Unidos, en busca de una mejor forma de vida material, pero Dios le tenía reservada la vida eterna a la que fue llamado aceptando el evangelio y el bautismo en el nombre de Jesucristo, siendo sellado con la promesa del Espíritu Santo. Teniendo una nueva relación con Dios tuvo una visión en la que veía el lago de Chapala lleno de peces, pero lo extraño eran los ojos de esos peces los cuales parecían humanos y de diferentes colores, recibiendo el llamado para regresar a su tierra y ser pescador de hombres. El hermano Joaquín se olvidó de esa visión pero el Señor se la recordó, y cuando tuvo oportunidad de visitar a sus familiares en su ciudad natal, les compartió el evangelio el cual fue recibido por sus tíos: Jesús Enciso y María de Enciso, bautizándose en el nombre de Jesucristo la hermana el día 17 de Mayo de 1981 por el hermano Lino López Camacho y el hermano el 26 de julio de 1981 por el hermano José Avalos Orozco, terminándose el plazo de su viaje, tuvo el hermano que regresar a los Estados Unidos, donde recibieron la noticia del bautismo en el Espíritu Santo de el hno. Jesús el día 12 de Agosto de 1981, y la hna. María el día 31 de Julio de 1983, los hermanos se congregaron en la 1° de Guadalajara hasta el año 1986, recibiendo visitas esporádicas de los hermanos Joaquín y Beatriz Enciso. El año 1986 de visita en Chapala el hermano Joaquín con su esposa la hermana Beatriz vinieron a la convención general de la iglesia en Guadalajara Jalisco, donde se encontraron al hermano Carlos Sandoval ministro ordenado en 1977 y a su esposa la hermana Lupita Lugo a los que habían conocido en los Estados unidos cuando se congregaban en la iglesia “El Siloé”, los invitaron a su casa en Chapala donde estaban realizando cultos. Estando de visita en su casa, el hermano Joaquín les hace la invitación para trabajar juntos: “Yo los pesco y usted los bautiza” fue la frase que selló el compromiso; de esta manera guiados por el Espíritu Santo realizan los primeros bautismos en la laguna de Chapala siendo la primera: la hermana Sabina Mendoza de Raygoza y 2 hermanos más en el año 1987, de ahí en adelante fue el bautista de la iglesia y el encargado de la obra cuando el hermano Joaquín tenía que ausentarse de Chapala. Además de los bautismos realizó presentaciones de niños, matrimonios, quince años, y todo apoyo en el que se requería la función de un ministro ordenado. El hermano Carlos realizó más de 200 bautismos siendo el último en Mayo de 2003. La labor del hermano Carlos Sandoval aún no termina siendo el ministro decano de la congregación en este año de 2010 a los 82 años de edad, Dios lo bendiga ya que es un faro que anima y da ejemplo de perseverancia a la iglesia.

CAPITULO II[editar]

LOS INICIOS[editar]

El 7 de mayo de 1986 el hermano Joaquín se encontró en el parque de “La Cristianía” a Jesús Salcedo Pulido, miembro de un grupo pequeño que asistía a Guadalajara a escuchar el mensaje del evangelio pero que se dispersó y que estaban desorientados, este encuentro fue comunicado a los demás miembros del grupo (el líder ,Isidro Anguiano, y su esposa Luz Elena Villa ,Jesús Salcedo y su esposa María Sánchez ,Socorro Salcedo, Jesús Anguiano y esposa Yolanda Orozco) los cuales con recelo pero necesitados del evangelio comenzaron a reunirse en la casa del hermano Joaquín donde conocieron la doctrina del nombre (ya que algunos de ellos habían sido bautizados en los tres títulos) y comenzaron a decidirse al bautismo en el nombre de Jesucristo. El hermano Joaquín fue a Guadalajara a procurar alguien que apoyara al grupo y los asistiera y encontró al hermano Salvador Gómez evangelista del distrito de occidente el cual aceptó, para cubrir la ausencia del hermano Joaquín y su esposa los cuales partieron con destino a Tijuana. Habiendo conocido la necesidad de la invocación del nombre de Jesucristo y teniendo bautismos programados el hermano Salvador de la misión que atendía en Tonalá Jalisco, se decidieron al bautismo los hermanos Salcedo, al mismo tiempo se pusieron en oración los hermanos Anguiano Orozco para recibir revelación de parte de Dios como debían ser bautizados, el día 28 de septiembre de 1986 reunidos en la casa de los hermanos Jesús y María Enciso en San Antonio Tlayacapan, el Señor terminó de confirmar su revelación acerca del bautismo verdadero, por lo que se dirigieron a la orilla del lago para efectuar los bautismos, estando en la laguna, ahí el hermano Salvador Gómez confirmó la revelación y sin ninguna duda en su corazón fueron bautizados los hermanos. Jesús Salcedo, su esposa María Sánchez, Rigoberta, Jesús Anguiano y su esposa la hermana Yolanda Orozco, además de los 4 hermanos de Tonalá. El grupo se reunía en la casa del hermano Joaquín, aunque ellos estaban fuera de la ciudad, y se confirmo la obra buscando la llenura del espíritu Santo siendo sellados con la promesa y la evidencia de hablar en nuevas lenguas, con ánimo se predicaba el evangelio dando testimonio de lo que Dios había hecho en sus vidas, mientras el hermano Joaquín y su esposa iban y venían de Chapala a Tijuana.

CAPITULO III[editar]

LOS PRIMEROS[editar]

Los primeros pastores y que hicieron la labor de alimentar, guiar y defender a la naciente congregación fueron los hermanos Joaquín y Beatriz Enciso. Que aunque no tenían nombramiento oficial de parte de la IAFCJ hicieron su labor dignamente hasta la muerte del hermano Joaquín en 2005, manteniendo la hermana Beatriz un amor y cuidado por la obra, acatando la voluntad del Señor, y siendo apoyo a los hermanos que llegaron a continuar la obra. A la fecha sigue como miembro de la congregación teniendo el reconocimiento, amor y respeto de todos nosotros, Dios la bendiga. Como ya se mencionó los primeros bautismos fueron los de los hermanos Jesús y María Enciso tíos de nuestro hermano Joaquín, en 1981. La primera presentación de niños fue cuando los hermanos Jesús y Yolanda Anguiano presentaron delante del Señor a su hijo Isaí Anguiano Orozco el 19 de diciembre de 1986. La primer doncella bautizada fue la señorita Dolores Arana el día 29 de agosto de 1989. La primera defunción fue la hermana Concepción Siordia el día 28 de marzo de 1990. La primera boda cristiana en Chapala fue el enlace de los hermanos Juan Manuel González y Silvia Villa los cuales formaron la familia González – Villa el 26 de mayo de 1990. La primera fraternidad se formó al organizarse las hermanas al nombrar a la hermana Socorro Salcedo como secretaria y a la hermana María Salcedo como tesorera. Los primeros diáconos, los hermanos: Jesús Anguiano, Armando Vargas, y Guillermo Pérez, instalados en la convención distrital del año 2007. El primer grupo que se anexo fue la familia Oliva, los cuales fueron evangelizados por el hermano José avalos Orozco, esta familia al sentir la persecución en contra principalmente de sus hijos en la escuela (los maltrataban por ser “aleluyas”) le pidieron al hermano Avalos que ya no los visitara, pero después aceptaron el evangelio de un grupo de la Iglesia Pentecostal Unida que los estuvo atendiendo hasta el año de 1986, al quedar sin atención fueron contactados por el hermano Joaquín quien los invitó a convivir y relacionarse con el grupo el día 25 de diciembre de 1986, escuchando el mensaje de la palabra de Dios por el hermano Joaquín y por el hermano Gabriel López Favela. La anexión definitiva se realizó el 15 de mayo de 1987 y el primer culto en la capilla que estaba en la propiedad del hermano José Oliva fue el 3 de Julio de 1987.

CAPITULO IV[editar]

ORGANIZACIÓN DEL TRABAJO[editar]

Se establecieron actividades con la atención del hermano Salvador Gómez evangelista del distrito y encargado de la obra en Tonalá, los días domingo: escuela bíblica; lunes y miércoles oración y viernes culto; a causa del trabajo de los hermanos el fin de semana como comerciantes y como cuidadores de casas de campo, algunos de ellos no asistían a la escuela bíblica dominical. Las actividades se realizaban en la casa del hno. Joaquín Enciso aun cuando ellos estuvieran de viaje a los Estados Unidos, teniendo como propósito la búsqueda de la llenura del Espíritu Santo para lo cual se tomó como tema de las peticiones de oración esta consagración, la cual tuvo como resultado que los hermanos empezaron a ser llenos de la presencia del Espíritu Santo manifestándolo al hablar en nuevas lenguas y enriqueciendo el ambiente de comunión entre los hermanos, lo que propició la conversión de oyentes y la decisión de aquellos que ya estaban oyendo el evangelio. Al mismo tiempo que se realizaban las actividades en la casa del hermano Joaquín se contactó a la familia Oliva, de Riberas del Pilar los cuales como se narra en capítulos anteriores fueron evangelizados por el hermano José Ávalos y bautizados por hermanos de la Iglesia Pentecostal mismos que dejaron de atenderlos por lo que solicitaron ser aceptados en compañerismo para servir juntos a Dios en las actividades, ofreciendo para la realización de las actividades un terreno de su propiedad el cual el hermano José Oliva donó con la visión de que sirviera de base para que su familia escuchara el evangelio y que ahí se alabara el nombre de Dios lo cual se hizo el viernes 3 de Julio de 1987 celebrándose además la Santa Cena, el hermano Salvador propuso que se turnaran las casas de los hermanos para tener el culto de los viernes aprovechando para compartir los alimentos ya que esto le había dado resultados en Tonalá, aceptando los hermanos esta práctica cristiana. El día 17 de Julio de 1987, la Secretaría de Evangelismo Nacional trató con el hermano Salvador la situación de este grupo que era el principio de la Iglesia en Chapala dándole como alternativa seguir como misión dependiente del distrito o quedar bajo la administración de la 1° de Guadalajara. Explicando las obligaciones y derechos que ambas situaciones conllevan. La determinación que se tomó fue continuar como grupo independiente ya que el mayor obstáculo era la distancia hasta la 1° de Guadalajara, además de la visión de crecer y consolidar la economía para la construcción de un santuario propio para los servicios de la obra, lo anterior coincidió con el regreso del hermano Joaquín Enciso, líder natural del grupo, el cual el día 22 de Julio decidió no continuar con las comidas ya que se daba un ambiente de competencia donde los hermanos más pobres estaban en desventaja y se sentían mal, que lo mejor era juntar una despensa para apoyar a los necesitados iniciando así el ministerio de Asistencia Social. Al III Encuentro Nacional Juvenil Apostólico que se celebró los días 27 al 31 de julio se asistió con una comitiva integrada por seis adultos y un niño donde se gozaron con las actividades y fortalecidos con las enseñanzas regresaron con nuevos ánimos a realizar la obra, donde Dios prosperó y abrió nuevos caminos.

CAPITULO V[editar]

HACIA NUEVOS HORIZONTES[editar]

En Agosto de 1987 realizando un viaje de compras en la ciudad de Ajijic el hermano Joaquín entabló conversación con un hombre que resultó ser hermano Bautista el cual le comentó que había unos hermanos apostólicos que no tenían atención entre San Antonio Tlayacapan y Ajijic, a los que visitó proporcionándoles consuelo y logrando su adhesión al grupo, ellos le dijeron que en Potrerillos municipio de Jocotepec, había un grupo de hermanos del Nombre los cuales también necesitaban atención por lo que se programó una visita el día 14 de agosto de ese año, ahí se encontró a un grupo con el cual hasta la fecha se tiene contacto animándolos y dándoles esperanza compartiendo con ellos el amor fraternal y las nuevas noticias de que no están solos; se estableció además un día de servicio en Riberas del Pilar en casa del hermano José Oliva, con lo que se comenzó a perfilar la visión de cubrir con el Evangelio toda la Ribera de Chapala, llevando también las Buenas Nuevas a los parientes que el hermano Joaquín tenía en el Ejido Modelo municipio de Tizapán el Alto, extendiendo la proclama del evangelio a Tizapán en el mes de Febrero de 1988 a donde llegaban después de visitar a sus parientes en el Ejido sentándose en la plaza y compartiendo el evangelio con los habitantes del lugar además de los familiares de los hermanos Anguiano Oriundos de Tizapán , teniendo como primicia el bautismo de la hermana María de Jesús López el día 1° de septiembre de 1988, la obra se llevó también a Palo Alto, El callejón, Mismaloya, y otros puntos cercanos, además de Mezcala, Santa Cruz, Ixtlahuacán de los Membrillos y colonias aquí en la ciudad de Chapala, con actividades evangelísticas, de visitación y confraternidad con hermanos de estas poblaciones.

CAPITULO VI[editar]

RELACIÓN CON LAS AUTORIDADES DE LA IGLESIA[editar]

El hermano Joaquín Enciso se convirtió en la Iglesia apostólica de la Fe en Cristo Jesús en Tijuana Baja California, y al obedecer la visión y el llamado para trasladarse a Chapala, la iglesia más cercana era la 1° de Guadalajara adonde se presentó y fue aceptado como miembro, de tal forma que ahí derivó a los primeros convertidos y bautizados de Chapala los hermanos Enciso Tíos del hermano Joaquín, al crecer el grupo y percibir la necesidad de un guía contactó al hermano Salvador Gómez, evangelista del distrito y encargado de la misión de Tonalá para que en su ausencia se hiciera cargo de la obra. El grupo creció y estuvo supervisado por diferentes hermanos, autoridades de la Iglesia como: José avalos Orozco, Lino López Camacho, Gabriel López Favela, Nicolás Herrera Ríos, Mauro Rubalcaba, Isaías Ruiz, realizaron visitas de contacto, para bautizar y predicar y tomar acuerdos; con ellos se dieron las relaciones en diferentes términos conforme la obra se desarrollaba y se enfrentaban algunas vicisitudes. El hermano Salvador Gómez regresó de su viaje el 1° de septiembre de 1987 lo que coincidió con la 2° visita del hermano Carlos Sandoval pastor de la Iglesia Apostólica “El Siloé” de Los Ángeles California acompañado de su esposa la hermana Lupita Lugo. La obra siguió su curso y dos oyentes decidieron bautizarse por lo que el hermano Joaquín fue a Guadalajara para contactar a un ministro que realizara los bautismos, acordando con el hermano José Lino López Camacho que el efectuaría la ceremonia la que se llevó a cabo el día 9 de septiembre de ese año, dando fe del avance del grupo por lo que el día 11 de septiembre se tuvo la visita de una comisión de autoridades de la Iglesia integrada por los ministros: Gabriel López Favela, obispo vice- presidente; Mauro Rubalcaba, Secretario general; Nicolás Herrera, Obispo del distrito; Domingo Torres, Secretario de Evangelismo Nacional, y Salvador Gómez encargado de la obra, los cuales se presentaron con el propósito de confirmar la obra y anunciar que en adelante se constituía misión e iglesia naciente con la atención del hermano Salvador Gómez como pastor debiendo cumplir con los requisitos y obligaciones de todo grupo constituido, a esta reunión no asistió el hermano Joaquín iniciador de la obra y padre espiritual del grupo, por lo que el domingo 13 de septiembre tuvieron una reunión el hermano Joaquín con el hermano Salvador acerca de la conveniencia de dar este paso ya que no se contaba aún con un lugar adecuado para la obra y que la visión era comprar un terreno y construir un templo digno, lo cual no iba a ser posible en el corto plazo sí se tenía que cumplir con las obligaciones económicas que como iglesia se deben aportar, llegando a exponer sus razones en el siguiente culto, los dos con bases bíblicas, sintiéndose mal el hermano Salvador, lo que motivó la visita del hermano Nicolás Herrera Obispo del distrito acompañado por el hermano Gabriel López Favela Obispo vice- presidente el día 19 de septiembre, pero no encontraron al hermano Joaquín en casa, por lo que pidieron a la hermana Beatriz Valenzuela esposa del hermano Joaquín que avisara a su esposo que los esperaban en las oficinas para tratar el asunto, cita a la que respondieron el día lunes 21 de septiembre donde se expuso la situación de la naciente congregación así como la visión y esperanza que tenían de consolidarse en todos los aspectos antes de tomar un compromiso que por lo pronto era muy pesado y que estaban dispuestos a asumir a su debido tiempo, explicado lo cual se tomaron los siguientes acuerdos: el grupo quedaba sujeto a la doctrina de la Iglesia Apostólica siendo el encargado el hermano Joaquín, teniendo como responsabilidad de cumplir con el porcentaje pequeño con lo que quedaba bajo la cobertura espiritual de la Iglesia en sus necesidades espirituales, en tanto se consolidaba la economía que les permitiera la construcción del templo. (Al hermano Salvador lo regresaron a su responsabilidad como encargado de la obra en Tonalá). El deseo de tener un lugar más adecuado que el terreno de que se disponía en Riberas lleva al crecimiento del tesoro pro- construcción, el cual se ve fortalecido con las aportaciones que hermanos de los estados Unidos donan a través del hermano Joaquín Enciso y el hermano Carlos Sandoval, esfuerzos que se ven coronados cuando se puede adquirir un terreno el día 4 de diciembre de 1990 con un costo de $40 000 000.00 de pesos, comenzando los trámites para recabar los permisos de construcción correspondientes los cuales estuvieron bloqueados por la participación del cura de la iglesia católica hasta que el Señor lo enfermó y dejó de presionar a la presidencia municipal con lo cual se obtuvieron los permisos y se programó un culto el primero, en el terreno donde se haría la ceremonia de colocación de la primera piedra a la cual se invitó al hermano Isaías obispo del distrito a presidir, pero como para la compra y construcción del terreno se habían dejado de enviar porcentajes la mesa directiva había decidido dar de baja la obra en Chapala y no asistió a la ceremonia, por lo que el hermano Joaquín junto con los líderes deciden seguir adelante con la obra apegados a la doctrina y esforzándose aún más por la obra de Dios, por lo que hubo un distanciamiento aunque se siguió asistiendo a las actividades generales de la iglesia, así como el cumplimiento de la doctrina y el uso de la papelería. La congregación siguió cosechando frutos y creciendo, cuando unos hermanos de la congregación, deseosos de anexarse a la Iglesia o a la Asamblea Apostólica buscaron separarse; tuvieron eco en sus pretensiones teniendo una reunión con el hermano Nicolás Herrera como obispo presidente de la iglesia, donde se tomó la determinación de que esos hermanos siguieran adelante separados de la iglesia de Chapala (lo que propicio la creación de la 2° de Chapala) con la condición de no hacer obra de proselitismo en la congregación, asignando al hermano Aurelio Luna diacono de la 3° de Guadalajara como encargado de la incipiente obra.

Pasando el tiempo y sintiéndose enfermo el hermano Joaquín platica con el hermano Luis Bernal Estrada Obispo del distrito, durante el periodo 1998- 2006, para establecer los términos y condiciones para que el grupo establecido y consolidado en Chapala sea admitido en comunión dentro del seno de la Iglesia Apostólica, trámites que se realizan en tanto ocurre el sensible fallecimiento del hermano Joaquín quien lega la obra y terrenos que se lograron comprar a la Iglesia finiquitando la aceptación y reconocimiento cuando en convención distrital de marzo de 2007 se nombra oficialmente 1° Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús de Chapala, quedando como pastor el ministro Roberto Javier Morales Venegas, miembro de la 1° de Zapopan, el cual había sido comisionado por el hermano Luis Bernal para apoyar a la congregación de Chapala después del deceso del hermano Joaquín y nombrado pastor de la misma por el hermano Feliz Gaxiola Insunza Obispo Presidente el día 29 de enero del 2006. Hasta el día de hoy permanecemos fieles a los sistemas de doctrina, organización y economía de la Iglesia, colaborando en todos los niveles de participación que como congregación tenemos. Le damos gracias a Dios por ello.

CAPITULO VII[editar]

CRECIMIENTO MATERIAL[editar]

Desde los inicios de la congregación se tuvo la visión de construir un santuario digno para el servicio de la obra de Dios en Chapala, lo que motivó al grupo a establecer un fondo pro- construcción que permitiera alcanzar este sueño; las actividades se iniciaron en casa del hermano Joaquín Enciso y con la anexión de la familia Oliva de riberas del Pilar el hermano José donó un terreno en el cual se comenzaron a realizar actividades, aunque siempre estuvo en la mira la adquisición de un terreno. Las hermanas Sabina Mendoza y su hija Esther Raygoza pensaban que el terreno que estaba enfrente de la casa de la hermana Sabina era adecuado estuvieron orando por que se pudiera comprar hasta que el Señor se los confirmó en oración y poco después lo pusieron en venta, al enterarse se lo comunicaron al hermano Joaquín Enciso el cual dispuso lo necesario para la compra del terreno con el dinero que había en el tesoro y las donaciones que se habían dado de los Estados Unidos, aportando el hermano Joaquín la cantidad restante en préstamo. Cabe especial mención el apoyo incondicional del hermano Salvador Pérez Carranza y esposa hna. Elia por sus aportaciones a la obra y el amor mostrado en buenas obras.

Con grandes esfuerzos se fue construyendo con la participación de toda la congregación en trabajo y en especie, quedando en piedra el testimonio del amor de los hermanos a la obra de Dios, lo que permitió que hoy se cuente con un templo digno que fue inaugurado el día 20 de noviembre del año 2007 con la participación de las autoridades de la Iglesia Apostólica además de la presencia de las autoridades municipales que nos honraron con su visita. Lo cual se da testimonio a través de las fotografías que a la entrada del templo se exhiben. Nuestra congregación ha logrado todo esto por la misericordia de Dios ya que al ser la mayoría de los hermanos de condición humilde, el ver levantado el templo nos da testimonio del poder y amor de Dios para su obra en este lugar.

CAPITULO VIII[editar]

LA ACTUALIDAD[editar]

Actualmente dirige la obra el hermano Roberto Javier Morales Venegas acompañado de su familia: su esposa la hermana Alma Leticia Urrea Monjardín, sus hijos: Emilio Morales Urrea con su esposa la hermana Beatriz Zuno Molina, Roberto Javier Morales Urrea, Patricio Ebenezer Morales Urrea y Soul Lynn Itzamar Morales Urrea, el primogénito Alvaro Eleusis apoya la obra en la cuarta iglesia de Guadalajara como diácono bajo el pastorado del hermano Leopoldo Segura. Desde el año 2005 se dio acompañamiento a la iglesia en su transición tras el fallecimiento del hermano Joaquín Enciso, estando además el hermano Carlos Sandoval apoyando la obra y quedando temporalmente como pastor durante el año 2006, el hermano tuvo que ser operado de sus ojos y fue a los Estados Unidos para ser intervenido, por su edad y los problemas de salud se decidió poner a otro pastor dándole al hermano Roberto Morales la responsabilidad de la obra oficialmente el día 29 de enero del 2007, presidiendo la ceremonia el hermano Felix Gaxiola Insunza Obispo presidente de nuestra iglesia y recordando la frase de nuestro hermano Felipe Rivas: “El tiempo te da plaza y el tiempo te desplaza” con lo que da comienzo oficial el pastorado del hermano Roberto, el cual al recibir 84 miembros en comunión tiene como prioridad el fortalecimiento de la iglesia a través del conocimiento de la palabra de Dios para fortalecer la doctrina y la santidad, durante este tiempo se han consolidado líderes en la congregación asumiendo cada uno de ellos diferentes ministerios y responsabilidades. En la convención distrital del año 2007 se dio reconocimiento a la congragación como la 1° Iglesia Apostólica de Chapala al mismo tiempo que se reconocía el trabajo de varios hermanos nombrándose diáconos a los hermanos: Jesús Anguiano, Armando Vargas y al hermano Guillermo Pérez, estos últimos actualmente son ministros ya que cubrieron los requisitos establecidos por la iglesia para su ordenación, a los hermanos les acompañan en el ministerio oficial los hermanos Josué Anguiano Orozco e Isaí Anguiano Orozco los cuales fueron instalados como diáconos en actividad distrital en Ciudad Guzmán en Octubre del 2010, cabe mención especial el hermano Carlos Perales el cual habiendo sido instalado como diácono el año 2008 decide cambiar su membrecía junto con toda su familia a la Asamblea apostólica en Cajititlan Jalisco, asi como el hermano Octavio Oliva el cual asume la responsabilidad de un grupo en Palo Alto junto a su esposa la hna. Juanita . El organigrama de la iglesia queda como sigue: Pastor hno. Roberto Morales, ministro y pastor emérito: hno. Carlos Sandoval, ministro, co- pastor y encargado del ministerio de intercesión: hno. Armando Vargas, ministro y encargado de la misión de Riberas del Pilar: hno. Guillermo Pérez, diácono, secretario general y encargado de la misión del Ejido Modelo en Tizapán Jalisco: hno. Jesús Anguiano, diacono y encargado de adoración y alabanza: Josué Anguiano, diácono Isaí Anguiano, director de evangelismo: hno. Daniel López, tesorera: María del Pilar López Guerrero, directora de jóvenes: Ana López Guerrero, encargado de educación: Emilio Morales, directora del grupo de pandero: hna. Alma Leticia Urrea. Este grupo comenzó a formarse en el año 2006 teniendo su graduación el primer grupo conformado por las hermanas Yolanda Orozco, María Delia Pérez y Ruth Rivera, a las que se unieron las hermanas Beatriz Zuno y Alma Leticia Urrea, con el paso del tiempo se enseñó a otro grupo de 8 hermanas: Refugio Ramírez, Alejandra Cornejo, María del Pilar López, Sarahi Pérez, Johana Navarro, Karina García, Mayra Perales y Gisel Perales que se graduaron en 2007, al que finalmente se agregaron 2 hermanas más: Juanita Barajas y María Barajas en 2008.

La obra sigue adelante a pesar de los problemas causados por el enemigo que ha persuadido a algunos hermanos para que abandonen su lugar en la iglesia, y esto ha producido la disminución de la membrecía, de la que actualmente cuenta con 139 hermanos en plena comunión, distribuidos en tres misiones, y varias células tanto evangelísticas como de reproducción, teniendo como visión: “llenar del evangelio la Ribera de Chapala” (comenzando con la ciudad y las misiones que se atienden), con la misión de: “hacer énfasis en la doctrina de nuestro señor Jesucristo como forma de vida para que su presencia sea una realidad con nosotros”.