1a Zapopan, Jalisco - WikiHistoria
domingo 24 de marzo del 2019

1a Zapopan, Jalisco

De WikiHistoria
Saltar a: navegación, buscar

HISTORIA DE UNA IGLESIA EN CONTINUA BENDICIÓN


DEDICATORIA

A todos los miembros de la Primera en Zapopan, quienes con su apoyo, oraciones y consejos han motivado a la investigación y elaboración del presente trabajo de investigación.

A ti Señor Jesús, por haber permitido que tu palabra llegara hasta este terreno fértil y necesitado de amor y salvación; a mi esposa quien con su apoyo y empuje motivo a no dejar el trabajo a la deriva; a mi pastor Luis Bernal, por la confianza depositada en un servidor para llegar a este feliz término. A todos con Amor.


EPÍGRAFE

Muchos han intentado hacer un relato de las cosas que se han cumplido entre nosotros, tal y como nos las transmitieron los que desde el principio fueron testigos presenciales y servidores de la palabra. Por lo tanto, yo también, excelentísimo Teófilo, habiendo investigado todo esto con esmero desde su origen, he decidido escribirtelo ordenadamente, para que llegues a tener plena seguridad de lo que te enseñaron

Evangelio Según San Lucas-NVI


AGRADECIMIENTOS

Agradezco a Dios la oportunidad que me dio de escribir este documento y poder ser parte de esta historia; a los hermanos y hermanas que proporcionaron la información para que este se pudiera llevar a cabo; pero sobre todo, a los hermanos que hicieron posible que esta historia se escribiera, a quienes vivieron, predicaron y se esforzaron, para que la Iglesia Apostólica se estableciera aquí en Zapopan.

A continuación se mencionan los hermanos y hermanas que proporcionaron información histórica, estadística y fotográfica indispensable para la elaboración del presente escrito, a ellos mi mayor reconocimiento y admiración por su apoyo y cooperación.

  • María Socorro Gaxiola Sánchez
  • María Santos Ávila Villalobos (Ɨ)
  • Lidia Muro Guzmán
  • María Concepción Ponce Reyes
  • Luz María Sandoval
  • Teresa Godínez
  • Eunice Hernández Gaxiola
  • Rosalio Pérez Mariscal
  • Elí Bernal Castillo
  • Luis Bernal Estrada
  • Miguel Zepeda Hernández
  • Víctor Puga González
  • Mauricio Varela Ávila
  • Antonio Prudencio Hernández
    Elias2.jpg
  • Marcos Gaona Aguilar
  • Leobardo Madrigal Núñez
  • Leonel Varela Zenteno
  • Jorge Alberto Guzmán
  • Lourdes Gutiérrez Fonseca
  • Aracely Hernández Gaxiola
  • Cristian Vázquez


Bendiciones en Cristo Jesús

Hno. Elías Armando García Gallegos Ministro de la Primera Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús en Zapopan. 2013




PRESENTACIÓN

Con gusto hacemos la presentación de este trabajo, el cual rescata las maravillas, misterios, éxitos y descalabros que Dios ha permitido vivir a hombres y mujeres que en su mayoría ya no están con nosotros; trabajo que resulta de la investigación documental y testimonial que el hermano Elías Armando García realizó durante un periodo de seis meses; de hecho es la primera ocasión en que se escribe un documento de tal magnitud, nuevo para los miembros de la primera Iglesia en Zapopan, así como para su redactor, hermano que ha venido en crecimiento espiritual desde sus inicios en la iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús en Bermejillo Durango, donde adquiere la doctrina de Jesucristo pero iniciado desde su niñez en las Asambleas de Dios: iglesia evangélica que fundamenta su doctrina en la existencia de la trinidad: Dios padre, Dios hijo y Dios Espíritu Santo. Ahora, bien cimentado en la doctrina Apostólica que basa su dogma en la existencia de un Dios creador de todo, redentor por su sangre a la humanidad y derramado en los corazones de las personas que le aceptan.

Como historia podemos mencionar las tareas que ilustran los acontecimientos o hechos pasados sucedidos al hombre, y que en este caso se hace referencia al mover del Espíritu Santo en el municipio de Zapopan; pero no solamente rescatar los comentarios o ideas que vivieron las personas de aquellos ayeres, sino también, los documentos y datos estadísticos que habían estado en el olvido por mucho tiempo, y que ahora salen a la luz (por mano del autor se describen y se ilustran).

Agradecemos al hermano Elías, por su apoyo incondicional en esta ardua tarea de investigación de los hechos históricos más importantes y trascendentales que a lo largo de la historia ha vivido esta Iglesia en continua bendición. Hechos que quedan plasmados en las líneas de este libro para que cada lector conozca la historia de nuestra iglesia y a través de esto afirme su fe en el único y verdadero Dios que seguirá derramando sus bendiciones sobre nosotros y todos aquellos que sean llamados integrarse a las filas del ejército de Jesucristo.

Deseamos que el Señor Jesús siga llenando de grandes y hermosas bendiciones la vida de nuestro hermano Elías y su apreciable esposa la hermana Carolina, como estamos seguros que lo ha hecho hasta el día de hoy.

Con amor fraternal: Elí Bernal Castillo Tania Vanessa Vargas De Loza


PRÓLOGO

Pudiéramos pensar que la historia es el reflejo del presente y la profecía del futuro, si una casa se establece con cimientos fortalecidos bajo el duro y espeso concreto, su elevación será la más firme edificación que se pueda observar. En este sentido la historia nos refleja cuan fortalecidos podemos estar en la actualidad como iglesia para poder ofrecer cimientos fuertes a las nuevas generaciones hablando de las buenas nuevas de salvación, que Jesús nos ordenó enseñar. Descubrir como los grandes hombres de Dios que se apacentaron en esta ciudad que en aquellos ayeres eran veinticuatro veces el número de habitantes que la actualidad se tiene. Hombres y mujeres que iniciaron la tarea misionológica marcada en Mateo veintiocho diez y nieve. Estos hombres y mujeres entregados que fueron capaces de romper el paradigma de un pueblo cien por ciento católico y entregado a sus costumbres y desafiaron esas creencias de idolatría.

Asimismo, el rescatar esa valentía y honor, inhibición y desenfreno por compartir el mensaje de salvación con el único propósito de seguir transmitiendo ese mensaje y sentimiento de amor, fidelidad, honestidad y entrega hacia la obra de Dios y que solo se puede lograr bajo el mover del Espíritu Santo.


INTRODUCCIÓN

Es difícil querer negar la importancia de nuestra historia: el surgimiento del hombre de acuerdo a las diferentes teorías científicas, los procesos en las diferentes civilizaciones, el desarrollo del pensamiento humano, etc. Estos datos nos revelan la importancia de mantenernos en constante comunicación y cuales han sido los acontecimientos que suceden a diario, y no caer en la constante que han caído nuestros antepasados; que al dejar de existir se llevan consigo sus pensamientos e ideas: la pérdida de memoria sobre los elementos o sucesos que pasan.

Muchos momentos históricos que han sido relevantes para nuestro conocimiento como iglesia, las nuevas generaciones, no las conocen debido a que no nos hemos preocupado por plasmarlos para continuar con el legado. La biblia relata en forma clara el mover del Espíritu Santo, sin embargo, es a nosotros a quienes nos toca relatar, describir, investigar y documentar esos momentos asolados y “perdidos” en la historia. Aprovechando la oportunidad que se nos presenta para hacer Memoria y Reafirmar nuestra Historia. Con la finalidad de dar a conocer en breves palabras, el surgimiento, crecimiento y despertar, momentos difíciles y de resplandor de una de las iglesias más prosperadas de nuestro distrito.

Es de suma importancia conocer las raíces de nuestra historia, de cómo surgió la primera Iglesia en Zapopan, cuáles fueron los problemas que enfrentaron los hermanos de aquel entonces, que los movió a aguantar hambre, cansancio y pesadez. La historia es importante plasmarla para que las nuevas generaciones se den cuenta de como Dios ha bendecido y sigue bendiciendo a su pueblo. Con la historia apreciamos el presente y entendemos hacia dónde vamos.

Como parte del movimiento Pentecostés que surgió a principios del siglo XIX, la presencia del Espíritu Santo y las promesas hechas por Cristo permitieron que en la iglesia primitiva hubiera sanidades, señales y prodigios que eran prueba irrefutable de la presencia y poder de Cristo resucitado, y le daban a la iglesia un carácter muy especial (Marcos 16:17,18; Hechos 4:29-31; 5:12-16).


La IAFCJ de este tiempo ha sido testigo de muchos de estos milagros, sigue alentando a sus miembros para que ejerzan la fe y vean repetidas muchas de aquellas manifestaciones tan benéficas. De esta misma manera como sucedió en Estados Unidos con el mover del Espíritu Santo, así fueron movidos algunos hermanos de otras lugares, para que otros fueran rescatados por el poder de Jesucristo a través de la manifestación del Espíritu Santo. Con la intención de dar a conocer de forma resumida, cual ha sido la historia de la primera Iglesia Apostólica en Zapopan: sus inicios, fechas, hechos, crecimiento, época de mayor expansión, miembros fundadores, etapas críticas, su actualidad, cuáles son los proyectos futuros, y los procesos que ha sufrido para llegar a lo que hoy es: una de las iglesias más fuertes en todo el distrito de Guadalajara, y de esta forma, aportar un granito de arena a la realización de la historia a nivel distrital.


CAPITULO UNO Historia, Cotidianidad y testimonios[editar]

Inicio de la obra[editar]

Citando al Hermano Maclovio Gaxiola López, Obispo Emérito de la Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús y uno de los pocos escritores de la historia de la iglesia a nivel general en su libro “…..” y que a la letra dice:

“Con permiso de su esposo llegó a su tierra natal, Villa Aldama, Chihuahua, y comenzó a dar testimonio del evangelio a sus familiares. Al principio ella y el mensaje fueron rechazados, pero el rechazo se transformó en fe y sed de Dios, y así fue como el 1 de noviembre de 1914 doce familiares de la citada hermana fueron llenos del Espíritu Santo y hablaron en lenguas, como Dios les daba que hablasen”.

Rev. Maclovio Gaxiola López; Obispo Emérito de la IAFCJ


De igual forma y aunque no en las mismas circunstancias, llega procedente de Cuyutlán de la Barranca Jal., como miembro de la primera iglesia en Guadalajara y bajo el pastorado del hno. José Avalos, el hermano Leonardo Baeza para establecer la obra en Zapopan en el año 1961. El punto de reunión para el grupo que inicio a liderar el hno. Baeza y que también tenían su membresía en Guadalajara, fue el hogar de la hermana María Varela ubicado en la calle Ejido #314, colonia San Francisco. Estos hermanos movidos por el Espíritu Santo se empiezan a reunir para engrandecer el nombre de Dios y evangelizar esta zona muy fructífera (se anexa listado). Una de las familias que más fuertemente se comprometieron con el trabajo evangelistico fue la familia Hernández Gaxiola, integrada por el Hno. Joaquín Hernández Figueroa (Ɨ), su esposa la hermana María Socorro Gaxiola y sus 8 pequeños hijos, originarios de Guamúchil, Sinaloa, quienes deciden integrarse al grupo.

Grupo de hermanos que acompañaban al hermano Baeza en su trabajo evangelístico en Zapopan

  1. Apolinar Muro y su esposa
  2. Magdalena Castañeda
  3. Lupe Muro
  4. María de Jesús Muro
  5. María Muro
  6. Genaro Muro
  7. Anita Bedoy
  8. Maurilio Bedoy
  9. Ignacia Venegas
  10. Trini Bedoy
  11. Amparo Bedoy
  12. Dalila López
  13. Herminia López

Necesidad inicial de la construcción[editar]

Durante los años de 1962 a 1969 siendo el Obispo del Distrito de Occidente el Hermano José Ávalos Orozco, se construyó un templo pequeño en la parte trasera de lo que hoy es el hospital de San Juan de Dios, en la calle Tepeyac de la colonia Seattle. Destacaba un ministro de nombre Juan Rodríguez Aguayo y su esposa Ana Bedoy, quienes eran miembros de la primera Iglesia de Guadalajara y que por situaciones geográficas les convino reunirse con el grupo en dicho templo. Sin embargo y debido a algunos desacuerdos y conflictos con la institución, se dividieron y se fueron a la Iglesia Universal quedándose con el templo recién construido. Mientras tanto, el resto del grupo tuvo que partir nuevamente a las reuniones que inicialmente tenían en la casa de la hermana Varela. De esta forma se registra un primer descalabro que marco la vida cristiana de los pocos hermanos que en ese entonces se reunían, sin embargo, el ánimo no cayo, sino que antes bien les animó a seguir trabajando en la evangelización para fortalecer al grupo y seguir engrandeciendo el reino de Dios.


En esta misma época, llegan provenientes de la ciudad de Guamúchil Sinaloa la familia Hernández Gaxiola, quienes se unieron a las familias que se congregaban en la casa de la hermana Varela. Durante el pastorado del hermano Avalos, se designa como encargado del grupo al hermano Joaquín Hernández (Ɨ), y en relatos de su viuda la hermana Socorro, durante este año, los cultos se celebraban los días miércoles y viernes; los domingos se iban todos a los cultos a la primera de Guadalajara. Las bendiciones del Señor eran muchas, sin embargo, la situación económica no era tan abundante debido a las pocas oportunidades de empleo que existían en esa época, era tal la falta de recursos económicos de los hermanos de ese entonces y que en repetidas ocasiones los hermanos se tenían que regresar caminando al terminar los cultos desde la calle de Republica y la 32 de Guadalajara hasta la colonia Santa Margarita esto en Zapopan, sin embargo, el ánimo no decaía y seguían asistiendo a las actividades con gran entusiasmo.

Hna. Socorro y Hno. Joaquin en su enlace matrimonial

Crecimiento y ampliación de la obra.

Para el año de 1970, se integra al pequeño grupo el hermano Apolinar Muro, ministro ordenado en los Estados Unidos, y junto con toda su familia quienes provenían de Mezquital del Oro, Zacatecas, fueron pieza fundamental para la consolidación del grupo. Al llegar el hermano Apolinar Muro se queda a cargo de la misión para sentar las bases y dejar de ser la misión en Zapopan para formar la primera Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús en Zapopan.

En este mismo año, 1970, la hermana Socorro viendo las incomodidades del grupo por no tener donde adorar a Dios como se debe (un lugar especial para nuestro Señor Jesucristo), le propuso al Hermano Chepe (José Avalos, Obispo del Distrito de Occidente), que se les apoyara para la construcción de un templo en Zapopan y que se le diera el nombre de la Primera Iglesia en Zapopan y no como la 4ª en Guadalajara, como se tenia pensado. Accediendo a esta petición y con el esfuerzo de los hermanos y el respaldo del Señor Jesús, se logró la construcción de un pequeño templo en ésta misma dirección. Bajo la guianza del Espíritu Santo, 17 hermanos bautizados fueron los iniciadores de esta obra en Zapopan. (Véase lista)

Hna. Socorro y Hna. Santitos(Ɨ), miembras fundadoras de la Primera de Zapopan. Año 2011


  1. Hna. María Varela
  2. Hno. Joaquín Hernández Figueroa(Ɨ)
  3. Hna. María Socorro Gaxiola Sánchez
  4. Hna. María Leona Figueroa (suegra de la hna. Socorro)
  5. Hna. Chabelita Ortega
  6. Hna. Rebeca Lomelí y su esposo
  7. Hno. Margarita Ramírez
  8. Hno. Alfredo Varela
  9. Hna. Joaquina
  10. Hna. Nachita
  11. Hno. Apolinar Muro y su esposa
  12. Hno. Tacho
  13. Hna. Rebeca López
  14. Hna. Honorina López
  15. Hno. Francisco González


De 1971 a 1973, la obra en la Iglesia en Zapopan fue creciendo, cada fin de mes de añadían los que debían de ser salvos, pero ellos con el firme propósito de alcanzar Zapopan para Cristo, todo esto bajo el encargo del Hno. Apolinar Muro.

Fue en ese entonces (1972) que estando radicando en el Estado de California (EUA) el hermano Jesús Sarabia Meraz recibe un fuerte llamamiento para venir a trabajar en la Ciudad de Guadalajara como evangelista. Este llamado el hermano Sarabia lo recibe en la cuidad de Stockton California, visión que un año más tarde el hermano Sarabia comparte con el hermano Abel Zamora quien fungía como obispo del distrito de occidente. Al conocer el llamado del hermano Jesús Sarabia y la visión que Dios le había dado de venir a México a realizar trabajos de evangelismo, el hermano Zamora, lo invita a realizar una campaña evangelista donde Dios derrama su poder y confirma el llamado.


Corría el año de 1975, en la primera convención del distrito de Occidente, el hermano Abel Zamora recibe al hermano Sarabia como ministro de este distrito, quien a su vez presenta una carta de traslado de Stockton California a la Iglesia Apostólica en México.

Hno. Jesús Sarabia Merás, Con sus hijos Lucerito, y Jesus sarabia Jr, acompañados de la Srita. Aracely Hernandez

En esta convención el hermano Sarabia recibe el nombramiento de evangelista del distrito, recibiendo la encomienda de atender la obra en Zapopan donde comenzaba a consolidarse el grupo.


El día 11 de mayo de 1975, le es entregada la misión con diecisiete hermanos bautizados en el nombre de Jesucristo. Para noviembre de ese mismo año se dan los primeros frutos; bautizándose parte de la familia Pérez Mariscal.


Avances a través de la evangelización

De los años 1975 al 1977, se trabajó en la tarea evangelística de manera intensa y como resultado en el lugar donde se hacían las reuniones (calle Ejido # 314) empezó a ser insuficiente. Fue en el año de 1978, cuando los frutos se dieron con más auge viendo la necesidad de cambiarse a un lugar más amplio. Es aquí donde a base de mucho esfuerzo y dedicación que se logra la compra de un terreno de 504m², y se inicia la construcción del templo en la dirección de Francisco Sarabia #318 esquina con Providencia en la colonia San Isidro Ejidal, donde actualmente está ubicada la Primera Iglesia Apostólica en Zapopan.


La construcción de este templo se llevó poco a poco, los hermanos se unieron en trabajo y esfuerzo desde la edificación de los cimientos, muros y así sucesivamente.


Era tanto el entusiasmo de los hermanos por tener un templo, que muchos de ellos sin dedicarse a la construcción, se ponían apegar ladrillos, mientras las hermanas llevaban la comida para mitigar el hambre de los varones, aunque éstas, también le entraban al trabajo físico de la construcción.


Ya para entonces realizaban las actividades en el terreno del templo a la intemperie y fue que en los años de 1978 a 1980, cuando se continuó y terminó con la construcción del templo quedando listo para realizar cultos bajo techo.

Al hermano Jesús Sarabia le gustaba mucho el trabajo Evangelístico y con el respaldo de la congregación pronto hubo un Gran crecimiento en aproximadamente 2 años de arduo trabajo. A través de campañas evangelisticas, de sanidad muchas personas empezaron a llegar, la unidad del grupo seguía muy fuerte había mucha convivencia, el derramamiento del Espíritu Santo en los hermanos era muy especial, los cultos de oración el día miércoles eran actividades que unían más al grupo y pronto daban grandes frutos a través de Bautismos de 30 ó 40 personas por mes y multiplicándose de manera exponencial con crecimientos del 100% anuales. La obra del Señor en Zapopan vivía sus mejores momentos. Colonias como Nuevo México, Cuxpala, Santa Lucia, La Constitución, San Juan de Ocotán, San Esteban, El Tigre, Benito Juárez entre otras colonias que eran alcanzadas por Dios a través de estos obreros convencidos de su trabajo.

Fachada del Templo de la 1a IAFCJ en Zapopan en 1985

Evangelización casa por casa[editar]

Según el hermano Marcos Gaona, el hermano Sarabia tenía el don de la evangelización y el de profecía, “él hablaba con Dios como lo hacía Abraham o Moisés”, menciona el mismo hermano. De ésta forma surge la visión de evangelizar “casa por casa“, contemplada en el Plan Redentivo. Ésta técnica de evangelismo considera ir casa por casa a presentarles la palabra de Dios, organizando a los hermanos para hacer el trabajo evangelístico. De estos se destaca un grupo encabezado por la hermana Elena Gamboa, Luz Pérez, Lourdes Zepeda, Socorro Gaxiola, la Hermana Conchita, Elías Ávila y Jesús Gamboa, por mencionar algunos.


Para ésta tarea el hermano Sarabia proporcionó a los hermanos un cuadernillo de su autoría, con nombre El Plan Redentivo de Salvación, que consistía de 7 pasos esenciales:


  1. Oír
  2. Creer
  3. Arrepentirse
  4. Bautizarse
  5. Perseverar
  6. Multiplicarse
  7. Crecer


Dicho cuaderno aún lo siguen manejando los pastores que en ese entonces fueron discípulos del hermano Sarabia, usándolo como materia de apoyo en la evangelización de sus congregaciones. Además de este material, también se utilizaba La palabra de Dios expuesta con Claridad, editado por la Iglesia Apostólica.


Campañas por el descenso del Espíritu Santo

La iglesia en general entro en un avivamiento espectacular, había una gran manifestación y derramamiento del Espíritu Santo, los cultos duraban horas por el mover del Espíritu.


Durante el pastorado del hermano Sarabia se realizaron continuamente campañas evangelistas por el derramamiento del Espíritu Santo y sanidades. Dentro de los invitados a ministrar en estas campañas, destacan los hermanos: Francisco Ruiz, el hermano Gamboa, quienes provenían de estados Unidos y ministraban a la congregación e invitados para que recibieran del poder de Dios.


Estos eventos en su mayoría se realizaban en el templo, sin embargo, había ocasiones en donde salían a las calles de alrededor a proclamar el evangelio.


Desarrollo de ministerios[editar]

Debido al continuo mover del Espíritu Santo en esta congregación, él Espíritu Santo empezó a manifestarse a través de los dones y ministerios en un sinnúmero de hermanos. Los dones más manifiestos eran: lenguas, interpretación de lenguas, profecía, música, enseñanza y sanidades, por mencionar algunos. Así mismo, se llegó a desarrollar el ministerio pastoral; ministerio carcelario (donde los hermanos visitaban las cárceles de la región para predicar el evangelio a los presos); ministerio de asistencia social, el visitar a los enfermos y ayudar a los necesitados, ministerio que en la actualidad se sigue desarrollando; ministerios de adoración y alabanza, aquí surgieron varios grupos musicales tales como: Grupo Reflexión, Nueva Canción, La Fe y El Mariachito.


Así también se desarrolló el ministerio docente, que para su mejor preparación se estableció un Instituto llamado LOGOS BIBLE COLLEGE, traído e impartido por el Teólogo David Méndez desde Estados Unidos. Este seminario sirvió de preparación para los hermanos que aspiraban un ministerio oficial y que como producto o resultado del mismo, fueron ordenados al ministerio varios hermanos: Julio Jáuregui, Leopoldo Segura, Teófilo Muñoz, Ubaldo Sandoval, Noé Gamboa, Raúl Ramírez, Andrés Saavedra, Guillermo Zepeda, Joaquín Hernández, entre otros.

Entrega de Certificado por el LOGOS BIBLE COLLEGE al Hno. Joaquín Hernández Figueroa en 1992(Ɨ)


Certificado del LOGOS BIBLE COLLEGE al Hno. Joaquín Hernández Figueroa en 1992


Algunos de estos fueron fundadores de iglesias que hoy están establecidas en nuestro distrito y que en aquel tiempo se establecieron como Centros Evangelisticos, tales como:


  1. La Consti (ubicado en la colonia Constitución de Zapopan)
  2. San Juan de Ocotán
  3. Benito Juárez (actualmente la 8ª. en Zapopan)
  4. San Esteban
  5. El Tigrito
  6. Santa Margarita
  7. Cuxpala
  8. Los Pósitos
  9. Tepatitlán
  10. Atemajac
  11. La Pacana
  12. San Francisco de Chalchihuapan, Edo. Mex.
  13. La Garita
  14. Zamora, Mich.
  15. Colonia El Fresno (5ta. en Guadalajara)
  16. Colonia el Carmen (4ta. en Guadalajara)
  17. Tesistán (actualmente la 6ta. en Zapopan)
  18. Jocotepec (Iglesia de Jocotepec)
  19. La agrícola (actualmente la 2ª. en Zapopan)
  20. Tabachines (en la actualidad 3ra. en Zapopan)
  21. Cd. Guzmán (única Iglesia en Cd. Guzmán)
  22. Nuevo México (4ª. Iglesia en Zapopan)
  23. Santa Elena (actualmente 7ª. en Guadalajara)
  24. Jalostotitlan
  25. El Arenal (actualmente única Iglesia en El Arenal)


Alumbramiento de la Iglesia y la Visión truncada[editar]

La visión del hermano Sarabia era de tener una congregación de 5 mil miembros, dicha visión consistía en establecer una mega iglesia (termino que desde aquel entonces se empezó a manejar), con centros evangelisticos que reunieron a los miembros entre semana y el domingo tener celebraciones masivas en un único templo, para esto, se contempló la adquisición de un terrero y construcción de un auditorio para albergar a tal cantidad de feligreses, viéndose truncada esta visión con su fallecimiento el 8 de mayo de 1993.


En su calidad de ciudadano norteamericano, el hermano Sarabia, gustaba de ir a los Estados Unidos por temporadas de hasta 3 meses tiempo en el cual además de trabajar para el sostenimiento familiar, realizaba trabajos evangelisticos en Iglesias del vecino país con la intención de obtener recursos para invertirlos en mejoras al templo en Zapopan.


Para muchos hermanos esta labor era muy normal y poco cuestionaban los periodos de ausencia del hermano, ya que había formado un cuerpo ministerial muy fuerte que en sus ausencias, se encargaban del pastoreo de la congregación sin ningún problema, siempre con la autorización y visto bueno del hermano Sarabia.


Cuentan varios hermanos involucrados en los trabajos evangelisticos de ese entonces (entre ellos Mauricio Varela Avila), que en la fecha en que el hermano Sarabia fallece, había ido a los Estados Unidos con el propósito de dar en matrimonio a una de sus dos hijas, sin embargo y a causa de un accidente automovilístico, él ya no pudo hacer esta diligencia.


Se comenta además que él hermano Sarabia, tenía una frase que cada que salía fuera de Zapopan le dejaba bien claro a la congregación:


                                “me voy, pero si no regreso, nos vemos allá con el Señor…”


Presentación de la Niña Esther Carolina Nava, Dic. 1985


Tal parece que esta ocasión, Dios le había cumplido una más de sus promesas; mientras tanto, en Zapopan, los hermanos no podían creer la noticia: “su líder los había dejado, el pastor había fallecido, el Señor se había llevado al hombre santo”. Para muchos no era posible ya que, ¿Cómo Dios había permitido este acontecimiento si Dios mismo lo había enviado a predicar su palabra en Zapopan y al tiempo se los quitaba?, sin embargo, todo esto estaba dentro del plan de Dios que se quisiera o no habría que aceptar.


La sucesión: Una tarea difícil

En este mismo año, en calidad de obispo del Distrito de Occidente, el hermano Isaías Pérez Arias, deja como encargado al que hasta entonces fungía como asistente de Pastor y director del centro de Villa Guerrero el hermano Noé Gamboa Varela, para que siguiera con el pastorado de la congregación mientras se encontraba pastor a quien encargar la obra. A los pocos días, el miso hermano Pérez trae proveniente de Jocotepec al hermano J. Julio Jáuregui López, para asumir el cargo de Pastor, quien también había sido formado bajo el pastorado del hermano Sarabia y se puede decir que contaba con la experiencia necesaria para dirigir la congregación. Es importante mencionar que durante esta etapa, la iglesia se había adentrado a unos periodos constantes de ayuno y oración para que Dios enviara al hombre que habría de conducir a su iglesia de la mejor manera.

Buatismos celebrados en el Río Juchipila por el Hno. Julio Jauregui en 1996

Al poco tiempo de la llegada del hermano Julio a Zapopan, algunos hermanos ministros encargados de centros evangelisticos y viendo la incapacidad del nuevo pastor y algunas acciones intransigentes, le solicitan al obispo la declaración de dichos centros como Iglesias viables ya que contaban con las condiciones necesarias y establecidas en la constitución de nuestra iglesia para declararse iglesia viable (membresía y economía), además que ya contaban con un terreno propio donde desarrollaban las actividades normales, y con intención de depender directamente del distrito y no más de Zapopan. Dicha solicitud fue aprobada por el obispo y se declaran Iglesias viables las siguientes congregaciones:


CENTRO EVANGELISTICO IGLESIA DECLARADA PASTOR
La agrícola 2ª. Zapopan Leopoldo Segura Maldonado
Tabachines 3ª. Zapopan Rigoberto Romero Ozuna
Nuevo México 4ª. Zapopan Teófilo Muñoz Ruvalcaba
Tesistan 6ª. Zapopan Juan Rodríguez Aguayo
Jocotepec Jocotepec Nicolás Castro Leyva
Zapotlán el Grande Cd. Guzmán Antonio Gutiérrez Fonseca
Rancho Nuevo 7ª. Guadalajara Fidel Morales
Villa Guerrero 5ª. Guadalajara Noé Gamboa Varela


El descalabro[editar]

Es importante mencionar que en los en los primeros dos años del pastorado del hermano Julio, la administración y organización se estaba llevado de manera similar a como la había llevado el hermano Sarabia, sin embargo, un liderazgo que se había formado bajo el cobijo del más grande formador que hasta entonces se conocía en el distrito, pastor y líder los había decepcionado, desarrollando una serie de proyectos personales que tenían que ver con la separación de la 1ª en Zapopan y no solo de la iglesia local, sino de toda la institución.


De acuerdo a relatos de hermanos que vivieron ese periodo, el hermano Julio estaba en desacuerdo con algunas cosas administrativas que la mesa directiva estaba implementando, mesa directiva integrada por los hermanos: German Hernández como Obispo del distrito y Luis Bernal: secretario-tesorero. Ante estas medidas, el hermano Julio protesta y se niega a cooperar (con información y porcentajes establecidos), iniciando con esto una campaña para desprestigiar a la mesa directiva distrital ante la congregación a fin de que llegado el momento, los mismos hermanos se negaran a las autoridades.


A finales del año 1997, la mesa directiva toma la decisión de invitar al hermano Julio a trabajar como pastor en otra iglesia; iglesia que no incrementara el trabajo pastoral, una en la cual estuviera con trabajo un poco más tranquilo por la presión de los hermanos, con menos membresía. Esta situación al parecer no fue muy bien recibida por el hermano Julio cambiando por completo el enfoque de las cosas.


Para muchos hermanos fue una situación muy incómoda y difícil; decidir entre las autoridades del distrito y la autoridad local. La gran mayoría decidió tomar la versión del pastor en turno y se convencen de que la mesa directiva quería destituir de manera ilegal al hermano Julio. Parte de esos comentarios que se empezaron a correr están los siguientes:

“los de la mesa quieren quitar al pastor, no es justo Dios nos puso al pastor y los hombres no pueden quitarlo”, otros mencionaron: “quieren cerrar el templo”.


Estas posturas no eran las más correctas, la mesa directiva al enterarse quiso tomar cartas en el asunto y hacer el cambio pastoral como medida correctiva pero sin ánimos de ofender y afectar al hermano Julio y mucho menos a la congregación. Para esto, se establece una fecha para que se efectuara la entrega-recepción de la iglesia, en un culto dominical y en presencia de todos los hermanos para que ellos vieran y se percataran que no era una “destitución ilegal”, como muchos habían pensado. Lamentablemente los hermanos ya estaban muy bien trabajados por el hermano Julio y por varios de los ministros a tal grado de que ese día, no se presentó alrededor del 90% de la congregación.


El cambio pastoral se efectuó con la presencia de alrededor 30 miembros, dejándole la responsabilidad al hermano Noé Gamboa, sin embargo, al cabo de 48 horas el hermano Gamboa decide dejar la responsabilidad de la primera en Zapopan para quedarse como pastor en lo que hoy es la 5ª en Guadalajara.


Ante estos acontecimientos, se le da la responsabilidad del pastorado al hermano Luis Bernal, quien aparte de ser el Secretario-Tesorero del distrito, era el pastor de la segunda Iglesia en Guadalajara y durante los 3 meses siguientes, pastorearía alternadamente dichas Iglesias.


Aparte de que la división fue en membrecía, el hermano Julio, se llevó consigo parte del mobiliario de oficina con la que contaba la iglesia, instrumentos musicales y archivos documentales de la Iglesia.


Transición[editar]

Fue difícil encontrar líderes para sostener la obra de Dios, pero Dios ayudó a consolidar al grupo, siguiendo con el trabajo evangelistico y lo cual trajo el bautismo de nuevas almas para el Señor Jesús a tal grado que para la primera evaluación del año 2000, eran 386 miembros activos y en plena comunión. En este año, se decide declarar como Iglesia viable al centro de Santa Lucia y se trasladan 65 hermanos para formar la Quinta Iglesia en Zapopan asumiendo el cargo de pastor el hermano Andrés Escobar Flores. Aunado a la membrecía, se donó también un terrero para la construcción del templo en dicha localidad, terreno que se había adquirido en la época del hermano Sarabia.


Así también, se dio carta de traslado a 22 miembros que pertenecían al centro de Cuxpala y así formar la Iglesia en San Agustín bajo el pastorado del hermano Luis Alfonso Oseguera.


La primera Iglesia en Zapopan: Una nueva etapa[editar]

a) Consolidación del remanente Cuatro años después (2004) de la “división” Dios siguió fortaleciendo a la primera en Zapopan, en membrecía y espiritualidad, fortaleciendo con esto los diferentes liderazgos: se atendían los centros que ya existían con ministros y diáconos que se habían formado y en la creación o apertura de nuevos centros. Uno de ellos fue el centro de Benito Juárez en la colonia Lomas del Refugio, el cual era uno al que se le dedicaba con mayor atención por la zona tan peligrosa y necesitada del Señor. El encargado del centro era el hermano Raúl Arellano Llamas, ministro ordenado en la primera en Zapopan por el hermano Sarabia. Este grupo fue creciendo a tal grado que contaba con los requisitos para su declaración como Iglesia viable, inclusive, ya se contaba con un terreno propio de 600m² para la construcción del templo.


De acuerdo a relatos de varios hermanos de dicho centro evangelistico y del pastor de la Iglesia el hermano Luis Bernal, se tenía la idea de declarar iglesia viable a dicho centro en la convención distrital a efectuarse en el mes de marzo del 2005, sin embargo el hermano Arellano no le pareció esperar tanto tiempo para esa ceremonia. Sin embargo, a finales del mes de diciembre del 2004 el hermano Arellano se desesperó por no contar con el apoyo total para la declaración de la iglesia y decide, lamentablemente, separarse de la Iglesia llevándose una cantidad de 36 hermanos que eran el 50% de la congregación en ese entonces. Este fue otro descalabro que tuvo la iglesia y una situación difícil para la Primera Iglesia en Zapopan, pues este hombre era uno de los que se habían ganado la confianza de las autoridades, ya que había ayudado a denunciar las anomalías que se habían cometido bajo el pastorado de Julio Jáuregui, cuando sufrió la Iglesia la primera división (1997).


Este mismo año (2005), Dios sigue bendiciendo a la iglesia de manera económica y se toma la decisión de comprar un terreno para construir un templo en la comunidad de San Esteban en donde se tenía un total de 25 miembros pertenecientes a la primera Iglesia en Zapopan.


Inicio y formación de nuevos líderes[editar]

Dios ha bendecido a esta Iglesia en todas las áreas, tanto espirituales como materiales, al grado que en el Segundo Semestre del año 2006 el grupo que quedo de la división del hermano Raúl Arellano se consolida y se fortalece para formar la Octava Iglesia en Zapopan, quedando como pastor el hermano Alberto Varela Castro con 65 miembros, que todos tenían su membrecía en la Primera Iglesia en Zapopan, de esa manera miramos como Dios es fiel a sus promesas cuando dice:


“Yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo”.


A partir del año 2005, las bendiciones de Dios han sido muy grandes para esta Iglesia, los diferentes grupos o fraternidades se ven fortalecidas en las diferentes áreas: se contaba con un número 74 de jóvenes activos, 205 integrantes de la fraternidad femenil Dorcas en plena comunión, 120 de varones que trabajaban en la obra de Dios y 106 niños; quienes en su conjunto formaron la base para la continuidad de la formación y consolidación de los nuevos líderes que hoy se tiene.

Establecimiento y formación de programas de evangelización[editar]

El GDA (Grupo Discipular Apostólico): la idea original de este proyecto fue agrupar a hermanos comprometidos con Dios, y él proyecto de evangelización, liderados por el pastor (hermano Luis Bernal Estrada), y que estos a su vez contaran también con otros hermanos (de preferencia doce), y así sucesivamente y de esta manera fuera la multiplicación para la iglesia. Este primer grupo discipular estaba compuesto por: Esperanza Castillo, Hilda E. Montoya Gaxiola, Elvira del Real Asencio, Martha Patricia Anguiano Arcarás, Nelly Tamayo Mariscal, María Prudencio Martínez, Felicitas Carrillo Gómez, Nehemías García Díaz, Leonel Varela Centeno, Elías A. García Gallegos, Jaime Guzmán Ríos y Manuel López Robles.


Este grupo sirvió de plataforma para el desarrollo y consolidación de la Iglesia y el despertar de los ministerios en la membrecía, establecido a lo largo de un año y medio.


Durante este periodo sucedieron cosas muy importantes en la formación del carácter de Cristo en los hermanos, sin embargo, no hay que dejar a un lado los problemas y dificultades que se presentaron durante la implementación de esta estrategia; desde el rechazo de los hermanos que se resistían a esta nueva forma de trabajo, hasta el boicot de cultos juveniles y consagraciones; comentarios negativos como: ¡esto es del diablo! ¡esos ya se quieren dividir! ¡la iglesia católica tiene el control de las iglesias cristianas a través de ese sistema de gobierno de G12! entre otros, que dichos comentarios desanimaban y trataban de provocar la inestabilidad del grupo, el pastor y de la iglesia en general, pero gracias a Dios se logró sobre llevar estas situaciones y obtener la victoria y así avanzar con la proclamación del evangelio.


JETRO[editar]

Como la Iglesia había tenido la experiencia de trabajar con las fraternidades y GDA y a su vez vino a revolucionar las inquietudes de la congregación, se vio en la necesidad de implementar un nuevo proyecto donde estuvieran involucrados todos los miembros de la iglesia de acuerdo a sus necesidades. Dicho proyecto tuvo el nombre: Operación JETRO, tomando como modelo las recomendaciones que le hace Jetro a su yerno Moisés, líder del pueblo de Israel:


“oye mi voz y te aconsejare y Dios estará contigo, está tu por el pueblo delante de Dios, somete tu los asuntos de Dios y enseña a ellos las enseñanzas y las leyes, muéstrales el camino por donde debe de andar, y lo que han de hacer. Además escoge tu de entre todo el pueblo varones de virtud, temerosos de Dios, varones de verdad que aborrezcan la avaricia; y ponlos sobre el pueblo por jefes de millares, de centenas, de cincuenta y de diez” Éxodo 18: 13 al 26


Para este proyecto se realizó la clasificación de los grupos de las fraternidades dependiendo las edades, género y necesidades de cada uno: jóvenes señoritas, jóvenes hombres, mujeres jóvenes casadas, madres solteras y viudas, varones casados jóvenes y de avanzada edad, y el grupo de adolescentes a los cuales se les denominó: “los vencedores y las princesas del Señor”. Esto ayudó a tener una mejor atención, supervisión y fortalecimiento de los miembros de la iglesia. Cada grupo tenía su propio líder el cual veía por sus necesidades y buscaba su pronta atención. A pesar de las críticas, como siempre: “Dios ha estado con nosotros y en esta ocasión no fue la excepción, miramos de manera sorprendente su protección y fortaleza”; palabras del hermano Luis Bernal al hacer mención del proyecto.


Una de las líderes del grupo de señoritas (Esther Carolina Nava Hernández Nava), relata que en ocasiones llegaba a su casa casi a la media noche esto porque después de las actividades de consagración, ministración y comunión, las tenía que llevar en la camioneta de su mamá hasta sus hogares. Así mismo, el hermano Leobardo Madrigal Núñez, líder del grupo los vencedores acompañado de su esposa quien atendía al grupo de las princesas, relatan que las veladas de oración que se realizaban en su casa hasta altas horas de la noche y parte de la madrugada eran de gran bendición pues todos los muchachos y jovencitas que asistían a estas actividades regresaban a sus casas llenos del poder de Dios. Los días sábados, cuando no se tenía actividad, se iban a la barranca de Huentitán a hacer un poco ejercicio y a tener un momento de oración con el Señor en medio de la naturaleza.


Relatos como este nos ayudan a conocer las diferentes formas de trabajo y las experiencias que se han tenido dentro de la Iglesia.


Debido a las indicaciones de la Mesa Directiva General, esta forma de trabajo se tuvo que hacer a un lado para retomar lo establecido por las autoridades a nivel nacional; implementar el proyecto Excelencia en sus 4 vertientes: misionológica, personal, administrativa y de espacios de reunión (ver panorama general del proyecto Excelencia).


Estabilidad de la Iglesia[editar]

En la actualidad, la Primera Iglesia en Zapopan ha visto la intervención de Dios en todas las áreas, la mayoría de la gente que está hoy en día, ya no recuerdan las divisiones que se han sufrido, sino más bien las bendiciones que Dios ha derramado en cada uno de los miembros que en su mayoría son nuevos hermanos bautizados, sin dejar a un lado la base de hermanos que han pasado por las etapas de la iglesia.


Retomando un poco el proyecto Excelencia que a la letra marca en su vertiente de Espacios de reunión lo siguiente: “Lograr que los espacios donde la iglesia se reúna sean limpios, suficientes, ventilados, estéticos, y con instalaciones adecuadas…”, (según Panorama General del Programa Excelencia). En este sentido, la primera en Zapopan ha buscado establecer estos espacios de reunión lo mejor posible en cuanto a la atención de la membrecía en general como hacia el pastor y su familia, a tal grado de que se han hecho varias modificaciones a las instalaciones del templo y adquisición de una casa pastoral; así, en el año 2007 se logró comprar una casa pastoral y con gran satisfacción se puede decir que es la mejor del distrito. También, en el 2008 Dios permitió comprar un terreno de 12,000m², donde con la ayuda de Dios, se tiene previsto la construcción de un Centro de Usos Múltiples y Asilo de Ancianos. En donde en una primera etapa se realicen eventos como: conciertos, congresos, actividades distritales y generales, y en una segunda etapa, la construcción del Asilo de Ancianos.


Gracias a la ayuda del Señor Jesucristo, la primera Iglesia en Zapopan ha mostrado gran madurez espiritual a pesar de las distintas divisiones y etapas difíciles que ha pasado.


Hoy en día la Iglesia cuenta con 507 miembros de acuerdo a la evaluación del 2011. Los resultados del crecimiento de la Iglesia son el fruto del trabajo evangelistico realizado y la dependencia hacia Dios.


Cabe mencionar que dentro de las bendiciones que Dios ha dado a la Primera en Zapopan es que en el periodo de 1998 al 2006 se tuvo como Obispo Supervisor del distrito Guadalajara al hermano Luis Bernal, actual pastor de esta iglesia y en los años de 2006 a 2010, se contó en la plantilla de ministros al hermano Félix Gaxiola Inzunza, Obispo Presidente de la Mesa Directiva General de la Iglesia. Por otro lado, se ha podido consolidar un sistema económico fuerte y estable, siendo uno de los primeros a nivel distrital y nacional.


CAPITULO DOS. Biografías personales[editar]

A continuación, se enlistan las biografías más representativas de la Primera Iglesia en Zapopan. El orden de aparición no tiene que ver nada con el orden de importancia ni su momento en la historia, sino más bien, el orden de entrevista.


  1. Luis Bernal Estrada. El hermano Luis nació en la ciudad de San Martin Sombrerete, Zacatecas el 21 de junio de 1960 y quien actualmente cuenta con 51 años de edad. El hermano Luis se bautizó en agua el 17 de agosto de 1975 en la segunda Iglesia en Guadalajara por el hermano Vicente Moreno Reyes, ese mismo día recibió el Espíritu Santo con la evidencia de las nuevas lenguas. En 1978 fue iniciado al diaconado en la misma iglesia y en noviembre de 1985 ordenado al ministerio ya como miembro de la primera en Zapopan bajo la supervisión del hermano Gabriel López Favela, obispo del distrito Guadalajara. Desde su bautismo a la fecha, el hermano Luis a desempeñado varios cargos tanto locales, distrital y generales, a continuación se mencionan: De 1976 a 1978, fue director, secretario y tesorero de los jóvenes, en 1979 director de la escuela bíblica dominical; de 1978 a 1980; diacono de la 2ª en Guadalajara; de 1983 a 1985: diacono y ministro de la 1ª en Zapopan y hasta 1988, en este mismo periodo se desempeñó como: maestro de jóvenes, director de varones, director del centro de santa Elena (hoy 7ª de Guadalajara) y director del centro de nuevo México (hoy 4ª. Zapopan). De 1988 a 1989, Dios le concedió pastorear su primera iglesia: la 1ª Iglesia en Tecomán, Col., posteriormente de 1989 a 1994, fue pastor y Presbítero en la Iglesia de Guacamayas, Mich. En el periodo de 1994 a 1996, fue pastor y presbítero en la Iglesia de Jocotepec y de 1996 a 1998, pastor y Presbítero en la 2ª Iglesia en Guadalajara, y por último, de 1997 (17 diciembre) a la fecha, pastor de la 1ª en Zapopan. A nivel distrital, en el periodo de 1994 a 1998 fue secretario del distrito Guadalajara; se desempeñó como obispo supervisor del distrito Guadalajara en dos periodos: de1998 a 2006 y del año 2006 al 2010. A partir del 2010 y a la fecha, funge como coordinador distrital de evangelismo. Actualmente a nivel general es asesor de las RCM (Red de Células de Multiplicación) en los distritos de León y Zacatecas. Se casó con la hermana Esperanza Castillo Orozco y tiene 3 hijos (Elí, Felipe y Esteban), todos bautizados en el nombre de Jesucristo; terminó la secundaría y tiene como oficio la construcción y a nivel teológico curso el tercer nivel de la licenciatura de teología en el CCM de la Iglesia.


  1. Mauricio Varela Ávila. Nació en Cuyutlan, Mpio. de San Cristóbal de la barranca, Jal., su bautizo en agua en el nombre de Jesucristo fue el 30 de septiembre de 1974 en la Primera Iglesia en Guadalajara por el hermano Víctor Rodríguez ministro ordenado, fue iniciado como diacono por el hermano Ignacio Varela Ávila, se desempeñó como director de los cultos matutinos a nivel local en la Primera en Zapopan de 1998 al 2002, es obrero de profesión con la secundaria terminada; casado con la hermana Martha Muro y juntos procrearon 3 hijos, también bautizados en el nombre de Jesucristo y quienes han seguido los pasos de sus padres en el liderazgo de la iglesia.


  1. Víctor Puga González. El hermano Puga nació en la ciudad de Guadalajara el 23 de enero de 1951, su bautismo en agua fue el 20 de septiembre de 1981 en la Primera Iglesia en Zapopan bautizado por el ministro hermano Ruíz; desde su bautismo y hasta el año 2002, se ha desempeñado como maestro de Escuela Bíblica Dominical y en algunos periodos como secretario-tesorero de la fraternidad de varones. Tiene tres hijos, dos de los cuales son bautizados en el nombre de Jesucristo; es maestro normalista de profesión y ha sido autodidacta en cuanto a estudios teológicos, cuenta con 30 años como miembro activo y en plena comunión de la Primera Iglesia en Zapopan.


  1. Eunice Hernández Gaxiola. Nació en los Mochis Sinaloa el 29 de febrero de 1960, actualmente tiene 51 años de edad, mismos que en su mayoría ha vivido en la Ciudad de Zapopan, vecina de la colonia Santa Margarita; en septiembre de 1973 fue bautizada en el nombre de Jesucristo por el hermano Rodolfo Guadián en la Primera en Guadalajara y en ese mismo mes recibió el don del Espíritu Santo con la evidencia de las nuevas lenguas; fue secretaria de la fraternidad de jóvenes; es casada y actualmente tiene 38 años como miembro de la Primera en Zapopan.


  1. Miguel Zapeda Hernández. De padres tapatíos, el hermano Zepeda nació en el año de 1934 en la ciudad de Guadalajara y cuenta con 77 años de edad; se bautizó el 7 de octubre de 1957 en la Primera en Guadalajara, ceremonia celebrada por el hermano Vicente Moreno Reyes y en 1959 habló por primera vez en nuevas lenguas; fue presidente de la federación de jóvenes de la Iglesia de Guadalajara en 1960, fue secretario de los varones y co-pastor en la misma Iglesia, maestro de Escuela Bíblica y tesorero de la Iglesia; actualmente desarrolla el ministerio de la visitación a enfermos y necesitados e intercesión. Se casó con la hermana Emilia Guadian con quien tiene 4 hijos todos bautizados en el nombre de Jesucristo y es panadero de profesión.


  1. Marcos Gaona Aguilar. Nació en Guadalajara el 12 de marzo de 1961, tiene 51 años de edad y descendió a las aguas del bautismo el 12 de marzo de 1978 en la primera Iglesia en Zapopan por el hermano Jesús Sarabia y dos semanas después recibe la evidencia de hablar en nuevas lenguas; fue iniciado al diaconado en la misión de Tonalá y ordenado al ministerio en Convenció Distrital siendo Obispo de Distrito el hermano Luis Bernal Estrada; de 1978 a 2002 se desempeñó como maestro y superintendente de la Escuela Bíblica Dominical, secretario y presidente de la sociedad de jóvenes, director del centro de la Consti, presidente de la fraternidad de varones; director del centro de la colonia García Barragán; a nivel distrital ocupo los cargos de Presidente y tesorero de la federación de jóvenes del Distrito Occidental; del 2001 al 2002 fue asistente de pastor de la 1ª Iglesia en Zapopan; del año 2003 al 2007, fue encargado de la Misión en Tonalá y a partir del 2007 y hasta la fecha es pastor de la única Iglesia apostólica en Tonalá, Jal.; se casó con la hermana María de la Luz Pérez el 25 de agosto de 1986; tienen 3 hijos dos de ellos bautizados en el nombre de Jesucristo, terminó sus estudios de preparatoria y obtuvo el título de auxiliar administrativo y técnico mecánico en llantas y alineación, oficio que hasta el día de hoy sigue ejerciendo con extemporaneidad; es pasante de la licenciatura en Teología por el Centro Cultural Mexicano de la Iglesia Apostólica.


  1. Rosalio Pérez Ortega. El hermano Rosalio nació el 30 de agosto de 1935, bautizado en agua el día 23 de octubre 1975 por el hermano Sarabia en la Iglesia en Zapopan, el 31 de diciembre de 1976 recibió el Don del Espíritu Santo con la evidencia de hablar en nuevas lenguas, y ha sido miembro activo y en plena comunión de la Iglesia desde la fecha de su bautismo, es fontanero-electricista de profesión y se casó con la hermana Jovita Mariscal con quien tiene 12 hijos bautizados en el nombre de Jesucristo.


  1. María Santos Ávila Villalobos (Ɨ). Nació en la comunidad de Cuyutlan municipio de San Cristóbal de la Barranca Jalisco el 08 de noviembre de 1921; el 27 de agosto de 1978 fue bautizada en agua en la Primera en Guadalajara por el hermano Víctor Rodríguez, en 1979 recibe el Espíritu Santo; fue secretaria de damas y desarrollo trabajos de evangelización en Cuyutlan, además de ser acompañante fiel del hermano Ezequiel Varela (esposo) en los cultos matutinos durante 9 años en la 1ª en Zapopan; tuvo tres hijos y se dedicó en su totalidad a los trabajos del hogar, fallece a los 89 años producto de enfermedades propias de su edad; hasta sus últimos días la hermana Santitos dejó un legado de entrega, pasión y amor por la obra de Dios, ejemplo que seguirá a las generaciones futuras.
Hna. Santitos Ávila, año 2011


  1. Lidia Muro Guzmán. Nació en la comunidad de Santa Rosa municipio de García de la Cadena Zacatecas el 27 de febrero de 1940; acepta al Señor Jesucristo como su salvador y se bautiza en su nombre el 29 de noviembre de 1980 en la Primera Iglesia en Zapopan por el hermano Sarabia; sin embargo recibe la evidencia de las nuevas lenguas a sus 14 años. La hermana Lidia fue directora de oración de la fraternidad femenil DORCAS; no termino su primaria por prohibiciones de su padre; se casó y junto con su esposo han sido miembros activos y en plena comunión desde su bautismo y hasta la fecha.
Hna. Lidia Muro, año 2013
  1. María Concepción Ponce Reyes. Nace el 24 de enero de 1939 en Tepatitlán de Morelos Jalisco, tiene 72 años de edad; se bautizó el 22 de febrero de 1984 y el 23 de marzo del mismo año recibe el don del Espíritu Santo; trabajó como directora de las Dorcas del centro de la Consti, integrante del coro de la Iglesia, directora de Dorcas del centro de el Vigía y directora de motivación del mismo centro; es ama de casa y duró 12 años como miembro de la Primera Iglesia en Zapopan.


  1. Antonio Prudencio Hernández. El hermano Antonio nació en Zapopan el 28 de enero de 1955 y el 24 de abril de 1988 se bautiza en el nombre de Jesucristo en la Iglesia en Zapopan, bautizado por el hermano Jesús Sarabia, recibe el don del espíritu Santo el 31 de mayo de 1990, en ese mismo año lo inician al diaconado y es ordenado al ministerio en la primera Convención Distrital del Distrito de Guadalajara, estando como Obispo Supervisor el hermano German Hernández; de 1988 a 1989 funge como director de oración en la iglesia y de 1989 a 1999 director del centro de El Arenal para que a partir de esa misma fecha se instala como pastor de esa iglesia; en el mismo año lo trasladan a pastorear a la Iglesia en Tequila Jalisco; del 2008 a la fecha es pastor de la 2ª Iglesia Apostólica en Querétaro, en el Distrito de León; actualmente está estudiando la licenciatura en Teología por el CCM.


  1. María Socorro Gaxiola Sánchez. Ella nació en la ciudad de Los Mochis Sinaloa el 22 de febrero de 1930, cuenta con 81 años de edad y se casó con el hermano Joaquín Hernández Figueroa (Ɨ); su bautismo en agua fue el 25 de febrero de 1944 en la Iglesia en Angostura, Sin., bautizada por el ministro Pablo Rodríguez y tres años después el 27 de febrero de 1947 recibió la promesa del Espíritu Santo a través de las nuevas lenguas; tiene en su haber la dicha de haber sido la primera directora de la sociedad de Dorcas de la Iglesia en Zapopan; además de que ella y su familia fueron una de las familias pioneras en la predicación de la palabra de Dios en Zapopan.
Hna. Socorro Gaxiola, Hna. pionera y fundadora de la 1a IAFCJ en Zapopan año 2012

CAPITULO TRES. Ministerio de la mujer[editar]

Es difícil mencionar la historia de una nación, de un pueblo, de una civilización, de un hogar, sin mencionar el trabajo de la mujer. En la Iglesia Apostólica no podemos dejar a un lado a la mujer como pieza clave y fundamental en el desarrollo de la predicación del evangelio ya que fue una mujer la que por primera vez trajo el mensaje de salvación a nuestro país. De esta forma, la Primera Iglesia en Zapopan tiene que reconocer el trabajo de la mujer ya que fue una de ellas a la que se le debe el nombre.


Se menciona lo anterior ya que en los inicios de la obra en esta ciudad, las autoridades de la Iglesia querían establecer a Zapopan como la cuarta Iglesia en Guadalajara, sin embargo, la hermana Socorro Gaxiola insistió fervientemente para que el nombre de la Iglesia quedara como Iglesia en Zapopan y gracias a esta insistencia de la hermana Socorro, el Obispo del Distrito acepta y se registra el nombre de la Iglesia como sigue: Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús en Zapopan Jalisco, A.R.


CAPITULO CUARTO. Crecimiento y estadísticas[editar]

Este capítulo será difícil describir debido a algunas inconsistencias que sucedieron a raíz de la división de 1997, ya que el hermano Julio no solo se fue de la iglesia con casi el 90% de la congregación activa de ese año, sino que también se llevó consigo información estadística (evaluaciones), equipo de oficina, instrumentos musicales y equipo de sonido, entre otras cosas. A continuación, se presentan datos que se obtuvieron de las evaluaciones que están a partir del año 1997 y hasta la de la primera evaluación del 2011.

1ª. IGLESIA EN ZAPOPAN. Composición de la Membresía
Periodo Niños Jóvenes Señores Señoras Ministros Diáconos Matrimonios
1997 212 287 202 316 8 3 187
1998 70 83 121 228 9 6 75
1999 95 85 130 234 10 3 81
2000 60 70 105 199 7 4 59
2001 87 65 104 205 9 2 71
2002 107 54 114 219 9 1 80
2003 128 57 127 238 8 2 97
2004 90 85 125 208 6 1 90
2005 148 93 134 216 6 1 92
2006 115 91 121 201 6 1 125
2007 119 91 121 226 6 7 81
2008 147 100 127 220 5 3 92
2009 150 85 135 238 3 10 49
2010 150 85 141 247 2 9 106
2011 160 84 145 251 10 4 107


En la tabla que arriba se presenta, se observa que en el caso de las señoras han sido las que han dominado en membrecía en comparación con las otras categorías y en todos los años que se presentan. Así mismo, en el año 2000 es donde se registra el menor número de hermanos en las tres categorías de estudio, y esto debido a que en ese año se declaró iglesia viable el centro evangelistico de Santa Lucia para formar la 5ª Iglesia Apostólica en Zapopan ubicada en esa misma localidad, para tal efecto se trasladaron 65 hermanos junto con el hermano Andrés Escobar hasta entonces ministro de la iglesia para ser el primer pastor de dicha iglesia recién declarada.


Es importante aclarar que es precisamente en ese año (1997) cuando sucedió la división causada por el hermano Julio y que los datos aquí proporcionados son de la evaluación elaborada en ese entonces la cual presentó el hermano Luis Bernal, y que en relatos de él mismo, el Obispo en turno le pidió que no registrara la realidad de las cosas, es decir, que presentara la evaluación idéntica a la evaluación homologa anterior para evitar alguna observación de las Oficinas Generales, pero en realidad, la membrecía que recibió el hermano Luis era del orden de poco más de 30 hermanos sin contar niños, dato que no se tiene registrado en ningún libro puesto que se actuó en obediencia a la autoridad distrital.


En la presente gráfica se observa que desde el año 1 (1997) y hasta el año 15 (1ª evaluación del 2011), el mayor número de miembros corresponde a las señoras casadas, con un promedio en todo el periodo de 229 hermanas, seguidas de los señores con un promedio de membrecía de 130 hermanos, y al final los jóvenes con un promedio en el periodo de 94 entre señoritas y hombres. Además, se observa que el año en donde se presentó el mayor número de miembros, fue en 1997, para las cuatro categorías; ante esto, podemos concluir que fue debido a que en ese año aún no se declaraban iglesias viables muchas en las que en la actualidad ya son iglesias y con membrecía y funcionalidad estable.


CAPITULO CINCO. Rituales[editar]

Encuentros[editar]

Para inicios del 2004, ya se había formado un grupo comprometido que acompañaría al pastor en el desarrollo de su ministerio e implementación de los programas. Los días 2 al 4 de abril del 2004 se realizó el primer encuentro en forma, fue la primera ocasión que se realizaba esta actividad y con la ayuda de unos manuales que se recabaron del programa G12 de Cesar Castellanos. Sin embargo, fue probar este programa y gracias a Dios dio resultados. Se tuvo una asistencia de 50 hermanos entre jóvenes, dorcas, varones y niños.

Imagenes del Primer encuentro Celebrado en la 1a. Zapopan, Lugar Cuquio, Jal. 2004

Este primer encuentro se realizó en unas instalaciones de la Iglesia Bautista en Cuquio, Jalisco. De este primer encuentro salió la base de hermanos que hoy en día son pieza fundamental en desarrollo de los liderazgos de la iglesia.


Se han realizado alrededor de 14 encuentros, los cuales han cautivado a un sinnúmero de personas que han sido bendecidas por nuestro Dios.

CAPITULO SEIS Ministerios[editar]

A partir del año 2003, la Iglesia ha experimentado un mover del Espíritu Santo en cuanto al desarrollo de dones y ministerios, los cuales se han puesto al servicio de la membrecía en general. A continuación se presentan y se describen las características más sobresalientes de estos ministerios:


Escuela de Liderazgo[editar]

La Escuela de Liderazgo tiene como objetivo principal la capacitación y dirección del nuevo creyente, pero también, adiestrar y capacitar a los miembros de la Iglesia para que ellos también puedan capacitar a otros como lo recomienda Pablo:


"a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo" Efesios 4:12


Este ministerio está compuesto por veinte maestros los cuales imparten los siguientes niveles:

  • Nivel 1. Edificación Doctrina Apostólica

Principios de autoridad y hábitos espirituales Visión SENDA

  • Nivel 2. Maduración

El fruto del Espíritu Visión Multiplicadora Dones espirituales

  • Nivel 3. Misión

Profundizando la Evangelización Formación del Grupo Discipular Ministerio y Ministerios

  • Nivel 4. Clases de actualización


Su perspectiva a futuro es seguir promoviendo el desarrollo de la iglesia a través de la superación de los maestros para desarrollar la excelencia en la enseñanza.


Ministerio de alabanza[editar]

El objetivo principal del ministerio es ser músicos de excelencia para alabar y exaltar el nombre de Nuestro Señor Jesucristo, convirtiéndonos en esos adoradores que El Padre está buscando y a la vez motivar a la Iglesias para que en cada reunión este sea nuestro objetivo principal, así mismo, el dar a conocer el plan redentivo de Cristo y el amor de Dios para cada uno de nosotros, atreves de la alabanza.


El ministerio se integra de doce músicos capacitados para llevar a la iglesia en una adoración y alabanza a nuestro Dios en cada una de las actividades.


El ministerio ha tenido la bendición de participar en la ministración de la alabanza en eventos importantes de nuestra Iglesia como: Convenciones Generales (Auditorio Benito Juárez), Convenciones Distritales, Convenciones de Pastores, Actividades para Dorcas, Jóvenes y Niños, a nivel distrital, Conciertos en otras Iglesias fuera del rubro Apostólico, etc.


Coro Juvenil de la iglesia[editar]

Identificar nuevos valores juveniles que lleven a la iglesia a otro nivel de alabanza para la edificación del cuerpo de Cristo y con el fin de darle la honra merecida al Dios Todo poderoso “Jesucristo”.


Red de Células de Multiplicación[editar]

El objetivo de este ministerio es involucrar a la Iglesia en el trabajo evangelistico que nuestra Iglesia establecido como programa general.


El ministerio se integra de un supervisor general, cuatro supervisores auxiliares y diecinueve líderes de células con sus equipos.

Embajadores del Rey[editar]

Este ministerio tiene la responsabilidad de formar el carácter de Cristo en los jóvenes adolescentes de la Iglesia con el propósito de que se conviertan al Señor y se bauticen en su nombre; seguir trabajando con el programa a nivel nacional realizando actividades que motiven a los jóvenes para que se integren en todas las actividades de la Iglesia.


Ministerio de Intercesión[editar]

Este ministerio es uno de los más importantes de toda congregación ya que se busca fundamentar y ejercer un ministerio de intercesión y poder, para que responda a los retos y necesidades de la Iglesia, además de lograr que Dios otorgue un avivamiento integral para la extensión de su obra y gloria.


El ministerio se integra de 15 hermanos apasionados por servir al Señor e iglesia de esta manera. Así mismo, ejercer este ministerio con poder que logre milagros para la honra de nuestro Señor Jesucristo.


Asistencia Social y Servicio Médico[editar]

Unos de los objetivos es atender emergencias, fortalecer las capacidades y procurar, cuando sea el caso, la reintegración de los sujetos al seno familiar, laboral y social, así como incorporar a los grupos al desarrollo social y espiritual, intelectual, físico, mental, económico, social. En atención a éstos, contempla tres perspectivas asistenciales: la preventiva, la sustitutiva y la complementaria o de superación, por medio de acciones de promoción, previsión, prevención, protección y rehabilitación. En la asistencia social, los sistemas se multiplican al ritmo de la complejidad de los hechos sociales y se definen a través de las acciones comunitarias con la finalidad primordial de hacer justicia social. La importancia de las necesidades que tiene la iglesia apostólica, de bienestar social, económico y laboral, entre otros, de adquirir las herramientas básicas que le permitan desarrollar con propiedad los procesos de superación y de Proyectos Sociales para la búsqueda de mejores horizontes enfocados a la congregación.


La solución a las carencias o deficiencias materiales corresponde, en primer término. Contiene tanto medidas preventivas como acciones, la oferta de empleo, los beneficios tributarios y, en general, toda otra circunstancia relacionada con los mismos. Debe, por lo tanto, buscar las causas generadoras de las necesidades y marginaciones, correlacionarlas y analizar circunstancias y condiciones. Formalizar, e incluso fomentar la solidaridad entre los individuos y propiciar las actitudes de la llamada asistencia social, Actitudes cada vez con mayor participación de la llamada sociedad civil, tanto por su organización como por su influencia y campos de acción.


Algunas de las modificaciones que se realizaron a la infraestructura física son: Se remodelo la librería: el cambio de la puerta de acceso, pintura, se cambiaron los entrepaños, el mostrador, la iluminación, piso, los plafones en la bóveda y el acondicionamiento para dispensario médico. Se lleva un control por escrito (a las personas que reciban algún estimulo) de lo que se recibe y lo que se entrega (semanal y mensualmente) para el archivo de asistencia social para tener la trasparencia absoluta. Se realizaran campañas para captar los mayores ingresos económicos para solventar las necesidades de asistencia social. Se realizan varios talleres de autoempleo para los hermanos y hermanas de la tercera edad y personas económicamente necesitadas. (Talleres de manualidades en vidrio, madera, costura, invitaciones, centros de mesa y bolos para eventos, arreglos florales, envolturas, botanas, etc.)


Se apoya a vender el material que se elabore en los diferentes talleres en las demás congregaciones. Se realizan talleres de prevención a la salud, física, mental, espiritual (ejercicios físicos, recreación) (paseo a la playa, etc.)


Se realiza una brigada de servidores de asistencia social para la visita a enfermos e intercesión. Se realiza un programa de beneficios para los adultos mayores de las diferentes instituciones de gobierno (setenta y más, vacunas, elaboración de credenciales de beneficios como la de la tercera edad etc.) El funcionamiento del dispensario médico es fundamental para el servicio de los hermanos con necesidad (consultas médicas y odontológicas, apoyo de medicamentos en el caso de tenerlos en existencia) Se otorgan despensas mensuales a personas realmente necesitadas.(despensas personalizadas) Se realiza una campaña para elevar la autoestima y el arreglo personal (cortes de pelo, moda, arreglo personal etc.) Dentro de los beneficios a los de la tercera edad se le trasladara del templo a su hogar y a los diferentes lugares donde se requiera (DIF, hospitales, etc.)


Además, se cuenta con un grupo musical y un coro para los de la tercera edad.

Integrantes del Ministerio de Ujieres en la 1a de Zapopan al 2011

Ministerio de Ujieres[editar]

Desde el año 2005, la primera de Zapopan cuenta con un grupo de hermanas comprometidas con el servicio en la Obra de Dios, dando un mejor aspecto y adornando la iglesia. Este grupo de Ujieres tiene como objetivo fundamental dar la gloria a nuestro Señor Jesucristo con el servicio a los demás, específicamente atendiendo las necesidades que se presentes durante las actividades propias de la iglesia, como son: celebraciones especiales, cultos, recibimientos, etc; atendiendo principalmente a las visitas en la localización de lugares para adorar a Dios, y de manera general ubicar los distintos espacios en las instalaciones de la iglesia.


Ministerio Infantil[editar]

La Escuela Bíblica es el espacio en donde comienza la formación del cristiano. La palabra de Dios nos dice:

"Y los entendidos resplandecerán como el resplandor del firmamento; y los que enseñan a justicia la multitud, como las estrellas a perpetua eternidad" Dan 12:3


Respecto al texto anterior, es muy importante tener a un grupo de hermanos quienes se encarguen del trabajo de capacitación y formación de los nuevos cristianos: y aquí tendremos forzosamente que hablar y mencionar a los niños, quienes son parte de nuestra iglesia y que en determinado momento ellos son los que llevarán el mensaje a las naciones, (Mateo 28:19). Para esto, es indispensable que desde ahora sean formados y capacitados en la palabra de Dios para que la crean y la acepten en sus vidas a nuestro Señor Jesucristo como su único y verdadero salvador “y toda escritura es inspirada por Dios, y es útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia. 2da.Tim 3:16“, para que desde este momento tengamos cristianos de Excelencia y cumplir así con los objetivos establecidos para nuestra iglesia.


En este sentido, el Ministerio Infantil, propone una serie de temas y forma de trabajo que se considera indispensable para que los niños, en sus diferentes etapas, se formen en el carácter similar al que mostro Cristo “hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo 2ª. Cor. 4:13”, y que el mismo apóstol Pablo recomendó imitar “sed imitadores de mi, como yo de Cristo, 1ª. Corintios 11:1”.


Esta forma de trabajo está fundamentada en la planeación y evaluación de las clases a impartir con el fin de que no solamente se dedique a entretener a los niños mientras sus papas se gozan en los cultos, sino que, se eduque con metodologías científicas y contenidos actuales reales y aplicables a las condiciones y situaciones que hoy en día se requiere que conozcamos.

Actualmente hay 20 maestros entre hermanos y hermanas quienes llevan a cabo la enseñanza y formación a niños, adolescentes, jóvenes y adultos y que están en constante capacitación y adiestramiento para dar un mejor servicio, coordinados por los hermanos Elí Bernal Castillo y Tania Vanessa Vargas.


CAPITULO SIETE: Actas y reuniones[editar]

1er. Acta de Reunión Celebrada en la Primera Iglesia en de Zapopan, 11 May. 1978

Uno de los pocos expedientes que se lograron rescatar después de la división, fue el libro de actas, en él se mencionan las primeras reuniones de los miembros de la Iglesia ya como Iglesia Apostólica en Zapopan, miembros fundadores y la forma de organización, según lo muestran las actas anexas.


En la primera reunión celebrada el día 11 de mayo de 1975, donde los hermanos trataron asunto relacionados a la organización de la Iglesia: se presentó al hermano Jesús Sarabia Meras como primer pastor de la Iglesia, así mismo se eligió a hermana Elena Jacobo como secretaria general de la Iglesia y al hermano Joaquín Hernández Gaxiola (Ɨ) como superintendente de la EBD y las clases se organizaron de la siguiente manera:


CLASE EDAD MAESTRO(A)
Clase 1 de 1 a 5 años Hna. María Varela
Clase 2 de 5 a 7 años Hna. Angelina Vizcarra de Sarabia
Clase 3 de 7 a 12 años Hna. Socorro Gaxiola de Hernández
Clase 4 de 13 años en adelante Hno. Jesús Sarabia
Clase 5 Damas y varones Hno. Joaquín Hernández Figueroa(Ɨ)


Se dio el reporte financiero de la tesorería en donde se presentaron los fondos que hasta el momento se tenían, siendo la cantidad de $1,755.10, los cuales se empezaría a utilizar de acuerdo a lo que el pastor dispusiera.


Las sociedades se organizaron de la siguiente manera: Sociedad de Damas:


Presidenta: Hna. Socorro Gaxiola Sánchez Secretaria: Hna. Margarita Ramírez de Varela Tesorera: Hna. Angelina Vizcarra de Sarabia


En el caso de las sociedades de varones y jóvenes quedaron pendientes ya no contaban con la asistencia mínima requerida para su elección.


En la actualidad no se llevan las actas como tal, pero si hay un registro de las actividades más sobresalientes que se realizan en la iglesia, que tienen que ver con la organización de actividades extraordinarias y/o administración de recursos.


CONCLUSION[editar]

Dios ha logrado bendecir nuestra Iglesia de tal forma que sería muy difícil nombrar las vidas que se han alcanzado para Cristo en estos pocos renglones. Así mismo querer plasmar la historia de una iglesia con más de 30 años de existencia resulta sumamente complicado, sin embargo, esperamos que con esta lectura se muestre un poco de lo que Dios ha hecho a lo largo de estos años con nuestra Iglesia, a fin de que pueda servir de ejemplo a otras Iglesias en crecimiento.


Es mucho el tiempo que ha transcurrido desde que se estableció la Iglesia, mucho el trabajo que se ha realizado desde entonces, sin embargo, queda mucho mas por hacer: seguir predicando la palabra de Dios, ganar almas para él, trabajar en mejores sistemas de organización, educación y planeación que nos ayuden a seguir siendo una Iglesia en Continua Bendición y ser Bendecidos para Bendecir.


ANEXOS: Memoria fotográfica[editar]