5a El Paso, Texas - WikiHistoria
lunes 21 de enero del 2019

5a El Paso, Texas

De WikiHistoria
(Redirigido desde «5a EL PASO, TX»)
Saltar a: navegación, buscar

HISTORIA DE LA 5TA IGLESIA APOSTOLICA EN EL PASO, TX[editar]

La quinta iglesia nace en la necesidad de proclamar la palabra en el área del este del paso, nace como una célula en el hogar de los hnos. Espinoza, integrando esta célula la familia Nieves, entre todos formábamos un grupo de cuatro adultos, cuatro jóvenes y tres niños. Estas reuniones se celebraban en la sala de nuestros hnos. Espinoza, cada martes de la semana, después de varios meses, debido al crecimiento del grupo, ya bajo la cobertura de la 2da. Iglesia pastoreada por nuestro entonces obispo del distrito Hno. Joel Mireles, se decidió acondicionar la cochera de la casa, para cuando se dio apertura a la misión Joe Battle ya se contaba con cuatro familias y dos familias como visitas, fue un trabajo de mucho aprendizaje, ya que se atendía a esta misión y se trataba de cumplir con las responsabilidades que se asignaban al hno. Jorge en la segunda iglesia de a El Paso, bajo el pastorado de nuestro hno. Joel Mireles, ya que también se cumplía el trabajo de Director de Señores del Distrito, por parte de nuestro Hno. Jorge. Recuerdo que los primeros servicios de celebración se hacían con música tocada por un CD, los hnos. cantantes se acoplaban al tono del artista en el momento y con todo respeto pero había veces que no daban una, pero para gloria del Señor, eran unos cultos donde la gloria de Dios se manifestaba, a través de sanidades, milagros y maravillas, pero debido a las salidas para atender las responsabilidades del distrito, aunque no eran muchas, pero por allí un hno. Trabajo con las mentes de estos hnos. y al fin causandonos una división, a nuestra pequeña y aún inexperta congregación, dejándonos sólo una familia que nuestros hermanos Espinoza, estaban evangelizando, esta familia Héctor y Rosa González resintieron un poco lo acontecido y había ocasiones que solo el hno. Héctor y su hija Karla asistían al culto, mi esposa Laura se llevaba a los tres niños para atenderle y solo me quedaba con el hno. Y como una experiencia que queda en mi corazón, es que yo iniciaba el culto, dejaba el púlpito e iba a poner otro canto en la computadora y regresaba a tomar el púlpito, cortaba la oración para ir a cambiar el canto y a la verdad era un poco cansado, pero podemos decir que aun la gloria de Dios se manifestaba en medio de nosotros dos.


Los ánimos no decayeron, aunque fue difícil para poder levantar, pero no imposible, empezamos a realizar una célula en la área de montana vista, en la casa de nuestros hnos. González, y de insistencia y perseverancia, y por supuesto oración, ayuno y la implantación del Proyecto Excelencia, la célula empezó a dar frutos y esto al mismo tiempo algunos hnos. empezaron a creer en la obra que se estaba llevando en este lugar, empezaron a llegar a unirse al proyecto, se establecieron algunas actividades que hasta este momento en que escribo todavía se realizan, recuerdo que la primera actividad que se realizó fue una campaña de tres días, en esta actividad vimos la mano de Dios moverse, recuerdo que buscamos un salón para poder realizarla y nos encontramos que para la fecha que queríamos, todos los salones o edificios que pedíamos rentarlos, todos estaban ocupados, les pedimos a la iglesia que le oramos al Señor y que en el primer salón que yo entrara ese no lo iban a facilitar, y así fue, entre y le dije que venía a rentar su salón en tales días y que solo le podía pagar en ese entonces 900.00 dólares, ya que el costa de ese salón es poco elevado y nos podría haber costado en 3,000.00 dólares, el dueño del salón me dijo que iba a ver las fechas pero, que no me aseguraba nada, pero como quiera iba a revisar, cuando vino, me dijo, mira, no sé quién eres tú, ni quien te protege, pero hoy vino un Señor, a cancelar una actividad de esos mismos días, ya había dado un anticipo y la póliza nuestra dice que debemos cobrar un porcentaje en la cancelación y con lo que tú me quieres dar, creo que te puedo rentar el salón, los días son tuyos, esta actividad nos trajo mucha bendición, ya para ese tiempo éramos unos diez, hermanos bautizados y unas tres familias visitando, no teníamos instrumentos, mucho menos equipo de sonido para la capacidad y magnitud del evento, al fin esta actividad se invirtió casi 10,000.00 dólares, que de donde salieron , creemos y estamos seguros que en base a la oración y ayuno, salieron del Banco de Dios.


En poco tiempo ya nos reunimos unos 20 hnos. bautizados y nos vimos a la necesidad de rentar otro lugar, y la ciudad nos rentó un centro recreativo con una capacidad de 100 personas, ahí también el Señor nos bendijo y nos respaldo, duramos como un año y medio y de las 20 hnos. que entramos en ese lugar salimos unos 40 hermanos ya bautizados, las experiencias que tuvimos en ese lugar era que todos los domingos teníamos que conectar y acomodar los instrumentos y luego al final del servicio desconectar y guardarlos, creemos que esa clase de experiencias nos ayudó a tener un ambiente bueno y espiritual, bautizábamos en el río bravo, en una ocasión tuvimos que hacer un hoyo en el río porque había muy poco agua y como era noviembre estaba muy frio, pero aun así logramos bautizar a 6 personas ese día.


Para principios del 2008, salimos de ese centro recreativo a rentar un templo compartido, de igual manera vimos la mano de Dios, moverse y respaldando el trabajo de la obra de Dios en el este del El Paso, seguimos realizando actividades dirigidas hacia la comunidad, en una ocasión nos lanzamos a realizar una actividad para recolectar juguetes para un hospital, que atiende a niños con cáncer, logramos recabar unos 150 juguetes que sin duda trajo alegría para estos niños, el 5 de septiembre de este mismo año, bajo el obispado de nuestro hno. Joel Mireles nos declararon como la 5ta. Iglesia en El Paso, logrando así un triunfo muy grande para mi esposa y para mi, ya que otro de los propósitos ya se habían logrado, la obra siguió creciendo, bajo el proyecto excelencia, impulsando el ministerio de niños y el de alabanza y algunos otros, logrando alcanzar una membrecía de 60 hnos. bautizados y un número considerable de visitas, pero por decirlo así, el negrito en el arroz, el enemigo de nuestras almas no estaba contento y tuvimos un tropezón, y tuvimos una pérdida de 20 hermanos en ese año del 2009, y fue muy duro y nos dejo muy dañados, tanto así que nos tomó casi un año poder levantar a la iglesia, pero después de orar y ayunar, de motivar a los hnos. el Señor Jesús nos ha ido levantando, al mismo tiempo que estábamos pasando este trago amargo nos pidieron el templo y tuvimos que dejarlo, pero el Señor en su grande soberanía y voluntad nos mando o través a la cochera de nuestra casa, que para algunos fue un retroceso, pero hoy yo puedo decir que fue un proceso que el Señor permitió, porque era tan pequeño para los 40 hnos. que quedamos que nos entrelazábamos las manos para aplaudir, cuando levantábamos las manos para adorar a Dios prácticamente estaban tomados de ellas, sentimos una purificación, una unidad y preparación para lo que venía, duramos cuatro meses así, y el Señor nos dio una respuesta.


Para enero del 2010, rentamos un lugar para trescientas personas, donde hasta el día de hoy alabamos al Señor, con espacios adecuados para la escuela, para cada una de las actividades que nos hemos propuesto desarrollar y nos sentimos muy contentos y felices, aunque los problemas y detalles no se acaban, para el día de hoy contamos con una membrecía de 44 hnos. bautizados, con 6 células de adultos y una de jovenes, podemos decir que ha sido una experiencia única y satisfactoria, porque a su temprana edad de mis hijos George y Lemuel de 11 y 8 años respectivamente ya tiene la experiencia de poner en práctica sus dones. Y ya también están dejando sus historias, que de igual manera cada uno de nuestros hermanos que conforman la 5ta. Iglesia de El Paso están dejando sus historias y experiencias plasmadas en esta congregación.