5a Guadalajara, Jalisco - WikiHistoria
domingo 24 de marzo del 2019

5a Guadalajara, Jalisco

De WikiHistoria
Saltar a: navegación, buscar

ANTECEDENTE HISTORICO[editar]

Es en el año de 1973, cuando el hermano Jesús Sarabia Meras, Ministro de la Asamblea Apostólica en Estados Unidos de Norte América, recibe a cinco familias que en aquel entonces formaban la misión de Zapopan, Jalisco, pertenecientes a la primer Iglesia de Guadalajara, el 18 de mayo de este mismo año el hermano Abel Zamora Velázquez siendo el Obispo del Distrito de Occidente lo invito para que se encargara de dichas familias como su pastor. Es entonces como comienza la historia de la 1ª Iglesia de Zapopan, Jalisco, donde el hermano Jesús Sarabia Meras siendo ya él Pastor viajaba constantemente a los Estados Unidos de Norte América, seis meses en México y seis meses en el extranjero hasta que la iglesia creció y lo pudo sostener.

Al regresar él de uno de sus viajes en el año de 1978, trajo consigo una idea, misma que trasmitió sus líderes y a la iglesia que para ese entonces ya rebasaba a los 200 miembros, dicha idea consistía en la formación de centros de evangelismo y estudios bíblicos en diferentes colonias de Guadalajara en donde habitaba la mayoría de hermanos.

El Pastor ya tenía establecida y organizada la reunión discipular los lunes a las 06:00 PM y fue a sus discípulos a quienes instruyo en esta nueva forma de trabajo mismos que aceptaron con gusto, pero no fue sino hasta el año de 1981 que los primeros centros propuestos fueron organizados y solamente dos de ellos lograron la idea trasmitida por su pastor, el primero de ellos ubicado en la Colonia del Carmen que esta al Sur de Guadalajara, mismo que años después se convertiría en la 4ª Iglesia Apostólica, ahí fue enviado como director el hermano José Luis Chávez Cazares quien inicio y le dio formación a dicho centro, el segundo de ellos fue el centro de la Colonia Constitución en el Municipio de Zapopán, que está al oriente de la Ciudad, al principio en el año de 1980 fue enviado el hermano Elías Ávila y Lourdes Zepeda dos Jóvenes con mucho amor a la obra de Dios quienes trataron de formar el centro pero no lo lograron, mas sin embargo su trabajo sirvió para establecer las bases y fue entonces que el Pastor, el hermano Jesús Sarabia Meras en el mes de Septiembre de 1981 envió al hermano Jesús Gamboa Varela quien le dio formación y logrando así consolidar el centro de la colonia Constitución.

El hermano Jesús Gamboa Varela hizo la invitación al hermano Noé Gamboa Varela quien solo tenía dos meses de haber sido bautizado para que juntos le dieran formación a dicho centro, muy pronto Dios les dio respuesta a su esfuerzo y dedicación pues a finales de 1982 ya se reunían los Lunes y los Miércoles así como también los Domingos a la escuela bíblica dominical logrando una asistencia de 52 hermanos bautizados, más aparte los niños y una considerable cantidad de visitas; las reuniones se realizaban la casa que prestaba el hermano Francisco Espinoza y su esposa Margarita Plasencia (quiero señalar que el mayor crecimiento logrado por la 1ª Iglesia de Zapopan dependió en gran manera de los centros de evangelismo, gracias a estos a partir del año de 1981 duplicaba su membresía cada año hasta que el pastor murió en un accidente en Estados Unidos el sábado 8 de mayo de 1993 siendo aproximadamente las 04:00 PM a su muerte la iglesia contaba ya con 28 centros de evangelismo y estudios bíblicos en la ciudad y a sus alrededores).

En el mes de Diciembre de 1982 el hermano Jesús Gamboa Varela tomo la decisión de trasladarse con todo y su familia a Los Estados Unidos de Norte América, quedándose así como director el hermano Noé Gamboa Varela quien entonces era apenas un joven de tan solo 24 años de edad pero que había recibido muy bien el entrenamiento y discipulado tanto del hermano Jesús Sarabia como del hermano Jesús Gamboa.

El hermano Noé Gamboa cambio el centro de estudio al patio de la casa de la hermana Rebeca Varela ubicada en la misma Colonia debido a la cantidad de hermanos que se reunían, mismos que no cabían en toda la casa del hermano Francisco Espinoza, en este nuevo lugar hubo un crecimiento explosivo pues en poco tiempo ya eran 120 los hermanos bautizados en dicho lugar debido a crecimiento que estaban logrando tuvieron que salirse del patio de la hermana Rebeca para irse a un lote baldío frente a la casa donde actualmente se reunían. En el mes de Octubre del año de 1983 el Pastor Jesús Sarabia Meras se vio en la necesidad de retirar urgentemente al hermano Noé Gamboa del Centro en la Colonia Constitución debido a que su vida peligraba a causa de un hermano llamado Rigoberto Martínez miembro de la 1ª Iglesia de Zapopan el cual padecía de esquizofrenia y tenia intenciones de matarlo, por lo cual lo esperaba en las esquinas de las calles con un machete en su mano para “despedazarlo” pues esas eran sus palabra y sus amenazas, dichas intenciones surgieron gracias a que el hermano Noé Gamboa le predico a sus familiares el evangelio y por ese motivo él estaba muy enojado.

En este mismo mes fue que el hermano Jesús Sarabia Meras llamo a la oficina de la 1ª Iglesia de Zapopan al hermano Noé, para encomendarle el inicio de un nuevo centro evangelístico, dichas palabras son recordadas literalmente por el hermano Noe Gamboa de la siguiente manera: “Hermano Noé no tenemos obra evangelística al sur de Guadalajara ¿no le gustaría abrir un nuevo centro de evangelización?” Para este entonces el hermano Noé era un joven soltero y de profesión Militar con grado de cabo mismo que pertenecía a la Fuerza Aérea en el Colegio del Aire, con sede en Zapopan, Jalisco. En la noche de ese mismo día el hermano Noé se fue a orar a la carretera que conduce a Nogales y la Venta del Astillero en el Municipio de Zapopan y por la madrugada se dirigió a su trabajo pero antes de llegar se quedó a dormir en su automóvil sobre la Avenida Aviación frente al parque funeral Recinto de la Paz, fue ahí donde tubo la visión de un varón vestido de traje negro debajo de un árbol mirando hacia el con insistencia mismo que le decía:“te encargo el sur de Guadalajara”, estas palabras entraron muy profundamente en su corazón y con mucho miedo se retiró de aquel lugar, (Curiosamente años después en este mismo lugar seria donde se sepultaría al hermano Jesús Sarabia Meras) Inmediatamente comunico lo sucedido a su pastor y fue así como decidió iniciar el nuevo centro evangelístico ubicado al sur de Guadalajara entendiendo que esta era la voluntad de Dios.

A finales de este mismo mes el hermano Jesús Sarabia cito en el templo de Zapopan al hermano Noé Gamboa para llevarlo al lugar en donde iniciaría la obra evangelística, siendo las 03:00 PM un día miércoles cuando lo llevo hacia el sur de Guadalajara exactamente por la Avenida Colon y la Avenida Lázaro Cárdenas ingresaron a una colonia que hasta ese momento era desconocida para el hermano Noe, ya que no había hermanos de la iglesia de Zapopan en dicho lugar, llegaron pues al centro de la Colonia en una plaza que está entre las calles Gorrión, Huitlacoche y Clarín en la Colonia Morelos. Estando ahí en el centro de esa Plaza el hermano Sarabia le dijo al hermano Noe: “hínquese” siendo en ese momento como las 04:30 PM, el hermano Sarabia puso sus manos sobre la cabeza del hermano Noe y oro pidiendo a Dios su protección, éxito y bendición, enseguida hizo que el hermano Noe se levantara, mirándolo a los ojos le dijo:“ahora usted es el siervo de Dios en esta colonia” después de decir esto se dio la media vuelta y lo dejo ahí, ya estando solo el hermano Noé se sentó en una banca de la plaza sin saber qué hacer y sin saber dónde estaba.

Membresía a Noviembre 2011

EL INICIO DE LA OBRA EVANGELISTICA.[editar]

Empezó a caminar sin un rumbo fijo, recorriendo las calles de la Colonia tratando de reconocer en donde de encontraba pero siguió estando perdido así paso toda la tarde en ese lugar orando y suspirando por encontrar un hogar para iniciar el centro evangelístico, ya por la noche se dirigió hacia el poniente de dicha plaza y después de haber caminado varias cuadras se encontró con la Avenida Colon reconociendo ahora así en donde se encontraba y solo así pudo regresar a su casa ubicada en la Colonia San Francisco en Zapopan. Así sucedió al principio de la obra en ese lugar, fueron días de ir y venir a la colonia Morelos sin ningún resultado, un par de semanas después la hermana María Varela Varela madre del hermano Noé Gamboa al darse cuenta que se estaba evangelizando en la colonia Morelos dijo que en la Colonia del Fresno misma que estaba al otro lado de la Avenida Colon hacia el poniente de la ciudad vivía un familiar de nombre Federico Cortez Varela, joven de 25 años a quien el hermano Noé visito.

Federico Cortez Varela vivía en unión libre desde hace algunos años con una mujer de nombre Socorro Ramos, al estarlos evangelizando ellos le comunicaron al hermano Noé la necesidad de tener familia pues ella era estéril; Y un día que estaban siendo evangelizados como a las 09:00 PM, doblaron sus rodillas después del estudio y tomados de la mano comenzaron a orar para que la señora Socorro concibiera en su vientre un hijo, el hermano Noé no era ministro ordenado ni diacono, solo líder de la iglesia y no estaba facultado para imponer manos ni mucho menos ungir con aceite pues esa era la enseñanza de su pastor, pero eso no fue impedimento para que el orara por un milagro y después de hacerlo les aconsejo que es a misma noche se unieran en uno y fue así como Dios hizo el milagro al ver ellos esto creyeron en la palabra de Dios y muy pronto se casaron y empezaron a asistir a la iglesia, poco tiempo después se bautizaron.

Siendo así se convirtieron en los primeros frutos en la Colonia del Fresno, pero también su mama y su hermana María Reyes Varela y Balbina Cortez Varela al ver este milagro ellas también creyeron y fueron bautizadas. Poco tiempo después en la evangelización casa por casa encontramos a la hermana Isabel Maldonado quien se congregaba en la 1ª Iglesia de Zapopan, hermana bautizada en el Nombre de Jesucristo y llena del Espíritu Santo quien nos prestó su hogar para hacer nuestra reunión evangelística en la calle de Olivo 1346 esquina con primavera en la colonia del Fresno, es ahí en donde comenzó por vez primera el centro evangelístico de la Colonia del Fresno. La hermana Isabel Maldonado viuda de Segura, tenía un hijo de nombre Leopoldo Segura casado con Carmen. Cisneros quienes recién regresaban de Ensenada Baja California, ellos eran ya bautizados en el Nombre de Jesucristo, dicho hermano al saber que en casa de su madre se estaban realizando reuniones evangelística ellos también decidieron congregarse en la 1ª Iglesia de Zapopan así como también ser parte del centro evangelístico. Ya con un hogar bien establecido nuestras reuniones eran todos los Lunes con el propósito de evangelizar y orar pero también nos reuníamos los Miércoles donde hacíamos cultos y llevábamos a las visitas que estábamos evangelizando, así de esta manera los Martes y Jueves nos reuníamos a los cultos en la iglesia de Zapopan así como también los Domingos a la Escuela Bíblica Dominical. Al inicio del año de 1984, en el mes de Enero el hermano Noé hizo la invitación en un culto de Jueves a los miembros de la iglesia de Zapopan para que apoyaran el centro de estudio y evangelismo en la Colonia del Fresno pero solamente 2 hermanas bautizadas en el nombre de Jesucristo y llenas del Espíritu Santo aceptaron la invitación una de ellas era la hermana Senorina y la otra era su hija la hermana Leticia Oliver, esta última de la sociedad de jóvenes, dichas hermanas asistían los Hermanas Lupita Piña e Isabel Maldonado Lunes, Miércoles y Sábados a la Colonia del Fresno con el propósito de evangelizar casa por casa sin faltar a sus responsabilidades durante todo ese año, después de ese año ellas partieron a vivir a los Estados Unidos de Norteamérica, pero para ese entonces ya eran 9 los hermanos que se daban cita al centro y eran los mencionados a continuación: El hermano Noé Gamboa Varela (director del centro evangelístico), la hermana Isabel Maldonado Viuda de Segura, (quien prestaba la casa), el hermano Federico Varela y su esposa Socorro Ramos, la hermana Senorina y su hija Leticia Oliver, la hermana María Reyes Varela y su hija Balbina Cortez y también la hermana María Varela Varela (madre del hermano Noe) quien lo apoyo en todo su ministerio hasta el día en que ella partió con el Señor. Ella pues lo acompañaba casa por casa tocando puertas era su compañera de evangelización, el hermano Noé hablaba y ella oraba por él, en una ocasión sucedió que el hermano Noe estaba evangelizando a unas personas en una casa explicándoles la parábola del hombre Rico y Lázaro justo en ese momento ella comenzó a hablar en lenguas tocada por el Espíritu Santo delante de las personas ya que no se pudo contener ya después de la reunión ella le dijo “hijo cuando predicabas a esas personas yo sentí muy fuerte la presencia del Espíritu Santo nuestra evangelización estaba siendo acompañada por Dios.”

A principios de ese mismo año se encontraron con el hermano Leonardo Baeza y su esposa Refugio Núñez Manzano quienes se integraron con los nueve al centro evangelístico. Cabe señalar que el hermano Leonardo, ya era un ministro muy antiguo de la Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús pero debido a unos problemas que él había tenido unos años atrás con la mesa directiva del distrito de aquel entonces, ya tenían mucho tiempo que no se congregaban y por esa razón decidió congregarse en el centro de la colonia del fresno con los 9, así como también decidió ser ministro y miembro de la 1ª Iglesia de Zapopan junto con su esposa la hermana Cuca Núñez Manzano, el hermano Leonardo Baeza murió en el señor 3 años después víctima del asma, enfermedad que venía padeciendo desde ya hace algunos años atrás.

El hermano Leonardo Baeza fue quien llevo al centro evangelístico al hermano Jesús Peña Alemán, quien ya había sido bautizado en el nombre de Jesucristo por el hermano Francisco Moreno en la 1ª Iglesia de Guadalajara, el hermano Jesus era miembro de la 2ª Iglesia Apostólica en guadalajara sin embargo ya no se congregaba debido a que algunos años antes la 2ª iglesia había cambiado su sede a la colonia Echeverría y como el padecía una enfermedad en sus pies la cual le impedía caminar ya que solo daba unos pasitos diarios y empezó a darlos hacia el centro evangelístico de la Colonia del Fresno y asi pertenecer a la 1ª Iglesia de Zapopan donde se congrego hasta que murió.

El hermano Jesús Peña trajo al centro a 2 de sus hijas una de ellas de nombre Rosa Peña quien en ese entonces se congregaba en la 3ª Iglesia Bautista en la Colonia del Fresno quien tambien había sido bautizada en la trinidad, razon por la cual se le explico el bautismo en el Nombre de Jesucristo mismo que ella acepto y fue bautizada, integrandose asi al centro evangelístico asi como tambien a la iglesia; la otra hija del hermano Jesus era Ma. Guadalupe Peña quien era catequista en la iglesia Católica ella también escucho el evangelio y se bautizó integrandose tambien al centro evangelístico. A mediados del año de 1984, los hermanos Leonardo Baeza y Jesús Peña Alemán hicieron saber al hermano Noé Gamboa que en la calle de Durazno 1257 cruce con Sabino en la Colonia del Fresno, se encontraban abandonadas las instalaciones, en donde anteriormente había estado la 2ª Iglesia Apostólica de la fe en Cristo Jesús, por lo que el hermano Noe se traslado a dicho domicilio para asegurarse de que las palabras de los hermanos eran ciertas y si efectivamente ahí estaban las instalaciones abandonadas pero para su sorpresa aquel sitio estaban en muy mal estado, en calidad de ruinas y a punto de derrumbarse fue entoces que hablo con el pastor Jesús Sarabia Meras quien a su vez tambien hablo con el Obispo del Distrito en aquel entonces, el hermano Gabriel López Fabela a quien le pidió las instalaciones prestadas para que el centro de la Colonia del Fresno se trasladara ahí, lo cual le parecio correcto y accedió con mucho gusto, inmediatamente el hermano Noe les dio la noticia a los hermanos del centro quienes la recibieron con mucho ánimo, y fue asi que sin más ni menos que entre todos los hermanos que formában el centro evangelístico se dieron a la tarea de restaurar las instalaciones, limpiando, pintando, renovando algunos muros y apuntalando otros hicieron que las instalaciones funcionaran, este trabajo les llevo varias semanas ademas de un gasto de doscientos pesos de aquel entonces mismos que con mucho gusto entre todos los dieron y asi una vez restaurado el lugar en el mes de Agosto en 1984 cambiaron la sede del centro de estudio de la casa de la hermana Isabel Maldonado a las nuevas instalaciones de la calle de Durazno 1257, en donde empezaron a congregarnos los Lunes a la oración, los Miércoles al culto fue ahí donde se dio inicio a la Escuela Bíblica Dominical los Domingos a las 10:00 AM. La labor de evangelización la hacían antes de cada actividad para llevar a las personas a los cultos, había un sentir profundo en todos los hermanos de ganar almas y lo primero que sentían los hermanos era llevar las almas a los cultos del centro evangelístico y a la iglesia de Zapopan. Fue así como iniciaron una nueva etapa en la historia del centro evangelístico de la Colonia del Fresno con 14 hermanos bautizados en el Nombre de Jesucristo y llenos del Espíritu Santo y con muchas ganas de crecer y hacer la obra de Dios, los hermanos que se trasladaron a la nueva sede fueron: el hermano Noé Gamboa Varela, la hermana María Varela, la hermana Isabel Maldonado Viuda de Segura, el hermano Leopoldo Segura y su esposa Carmen Cisneros, el hermano Federico Cortes y su esposa Socorro Ramos, el hermano Leonardo Baeza y su esposa Refugio Núñez Manzano, el hermano Jesús Peña y sus dos hijas Rosa y Guadalupe Peña y la hermana María Reyes Varela junto con hija Balbina Cortes Varela.

Ya estando en estas instalaciones de la calle Durazno se añadieron nuevos hermanos que habían encontrado en la colonia del Fresno y que antes habían pertenecido a la 2ª Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús y que ya tenían mucho tiempo de no asistir por lo retirado de las nuevas instalaciones en la colonia Echeverría, algunos de ellos eran la hermana María Mota, la hermana Sara Torres y su esposo a quien le decían el Hermano Chanito, encontraron también a una ancianita muy enferma quien ya era bautizada y aquien tambien recogieron de nombre Ma. De Jesús Manzano, mama de la hermana Cuca Núñez Baeza que poco tiempo después murió.

Al cabo de un tiempo quiso Dios mandarles a una Joven miembro de la Iglesia de Zapopan que sabía tocar la guitarra de una manera muy hermosa, de nombre Rosalba Orozco quien empezó a acompañarles en todos los cultos y logrando que los cultos fueran más fervientes en el espíritu y esto causó Mayor gozo a los miembros del centro.

Continuamos con la evangelización y Dios les dio más bautismos, el hermano Jesús Ascencio, su esposa Ramona y su suegro José, el hermano Armando Fletes y su esposa Mercedes, el hermano Armando Ávila y su esposa Elvira Rocha, el hermano Gamaliel y su esposa Rosa Herrera, la hermana Dolores Troncoso y la hermana Lupita Piña, el hermano Fernando Betancur Agras quien después sería el esposo de la joven Teresa Estrada Piña quien ya era bautizada, también se añadio otro joven de nombre Nicolás Cortes, para aquel tiempo llego al centro un joven de nombre Javier proveniente de Sinaloa quien era huérfano, él nunca nos dio a conocer sus apellidos pues decía que no los conocía y que desde muy niño fue abandonado en la calle y criado por los vecinos, se le dio alojamiento en las instalaciones del centro evangelístico y las hermanas Peña le llevaban todo el tiempo de comer, también se bautizó pero como a los seis meses de estar congregandose un dia salió en la noche a buscar que cenar y lo encontraron unos malvivientes quienes lo apuñalaron y golpearon hasta matarlo esto sacudió profundamente a todos los miembros del centro quienes se unieron y le dieron cristiana sepultura en el panteón Guadalajara; para ese entonces los cultos del centro del fresno eran muy concurridos y bendecidos pues tenían una asistencia a la Escuela Bíblica Dominical de 52 personas entre niños y adultos.

TIEMPOS DIFICILES[editar]

En ese mismo año de 1984 la prosperidad del centro evangelístico se vio amenazado, pues el hermano Jesús Sarabia les comunicó que el Obispo Gabriel López Favela había tomado la decisión de vender el lugar donde nos reuníamos cuyo precio de venta era mil trecientos pesos, para este tiempo los hermanos del centro solo tenían mil cien pesos y esto fue lo que su pastor, el hermano Sarabia le ofreció al Obispo, después de algunas semanas el pastor les comunicó que tenían que entregar las instalaciones porque no había sido aceptado la cantidad que los hermanos ofrecían, ya que les faltaban doscientos pesos mismos que no pudieron conseguir, pero sin saber los hermanos que Dios tenía otros planes para ellos. Cuando se le comunico la noticia a los hermanos por boca del hermano Noe, fue muy triste pues algunos hermanos lloraron y otros se enojaron al grado de amenazar con irse de la iglesia pero el hermano Noe pudo controlar la situación, esa era la realidad había que buscar otro lugar en donde hacer las reuniones y fue así cuando el hermano Jesús Peña Alemán junto con sus 2 hijas Rosa y Lupe Peña ofrecieron su casa en la calle de Naranjo número 1317 (imagen 1.6) de la misma colonia del Fresno a la cual trasladaron en el mes de Julio de ese mismo año, entregando así, las instalaciones que eran propiedad del Distrito de Occidente, poco tiempo después se dieron cuenta que dicha propiedad se vendio a personas que no eran creyentes de la fe Apostólica mismas que edificaron otras instalaciones, las primeras fueron derribadas para construir en aquel tiempo una farmacia y viviendas, lo que ahora es una tienda de abarrotes, dicho acontecimiento causo gran asombro a los hermanos que ahí se congregaban.

Estando ya en casa de los hermanos Peña les acontecio otra tragedia, y es que el hermano Leopoldo Segura Maldonado y su esposa Carmen Cisneros tenían unicamente dos hijas cuyos nombres eran Liz y Yadira Segura Cisneros quienes vivian en la casa de su abuelita: la hermana Isabel Maldonado. Liz era la mayor de las dos quien en ese entonces tenía 11 años de edad y era una niña muy inteligente y con mucho amor para con los demás niños pero un dia al salir de su casa rumbo a la tienda fue atropellada de regreso en la esquina de su casa exactamente en las calles de Olivo y Primavera, lo que le causo una muerte instantanea. Esto fue un duro golpe y una gran prueba para la familia Segura y no solo para ellos sino para todo el centro evangelístico pues era una niña muy querida, cabe mencionar que el día de su funeral asistieron más de cien niños de la iglesia de Zapopan, a pesar de este proceso Dios bendijo a la familia Maldonado y pudieron pasar esta gran prueba, pues ellos amaban mucho a Dios.

TIEMPOS DE CONSUELO.[editar]

Quiso Dios que la tristeza del hermano Noe se convirtiera en gozo pues contrajo matrimonio con la hermana Gregoria Bautista el 3 de Noviembre 1984, ella era una joven muy espiritual que conocio en la 1ª Iglesia de Zapopan y con quien tuvo un noviazgo de seis meses. A partir de este entonces la feliz pareja continuo adelante como directores del centro evangelístico, ella era maestra de niños en la Escuela Dominical y empezó a apoyar mucho al ministerio del hermano Noe, cuando todo parecia estar bien, un nuevo obstáculo los amenazó, y consistio en que el espacio donde se reunian era insuficiente, ya no cabían en la casa de los hermanos Peña pues el lugar estaba a su maxima capacidad ya que toda la casa la llenaron y esto era muy incómodo para los hermanos y tuvieron que solicitar de nuevo la ayuda para cambiarse a otro lugar más amplio pues ya no podían seguir creciendo debido al espacio insuficiente.

Es entonces cuando el hermano Armando Fletes sugirio un lugar que estaba al otro lado de la tienda de ropa Zaga en donde él era gerente, se trataba de unas instalaciones vacías que pertenecían al dueño de la tienda, mismo que podría prestárnos bajo la condicion de que si el dueño nos pedía las instalaciones teníamos que entregarlas inmediatamente ya que el propietario no se encontraba en el país y era probable que regresara en cualquier momento. Dicha noticia fue comunicada por el hermano Gamboa a los hermanos del centro evangelístico quienes pronto se organizaron para trasladarse al lugar que se ubicaba en la calle de Fresno 1927 y Roble en la Colonia del Fresno (imagen 1.8) es ahí poco después en donde tuvieron la bendición de recibir la visita del obispo presidente de la Iglesia Apostólica de aquel tiempo: el hermano Abel Zamora Velázquez junto con el pastor Jesús Sarabia Meras quienes fueron recibidos por los hermanos quienes les hicieron una comida en donde convivieron todos juntos, ese mismo dia el hermano Abel Zamora felicito al hermano Noe por la obra evangelística que dirigia en la colonia del fresno y luego se fue con el pastor Jesus Sarabia, y el matrimonio Gamboa Bautista continuo adelante con el trabajo evangelistico.

TIEMPO DE DESPEDIRME.[editar]

Fue en el mes de Enero del año 1986 cuando el pastor de la Iglesia de Zapopan el hermano Jesús Sarabia Meras, nuevamente llamo al hermano Noe a su oficina, a quien le pidió que entregara el centro evangelístico porque le necesitaba en la iglesia para ocupar el cargo de la súper-intendente de la Escuela Dominical, lo cual acepto y asi mismo entrego el centro evangelístico a un líder muy destacado de la misma iglesia de Zapopan de nombre Inés Martínez.