5a Mexicali, Baja California - WikiHistoria
jueves 27 de junio del 2019

5a Mexicali, Baja California

De WikiHistoria
Saltar a: navegación, buscar

== La 5ª Iglesia ==


La Quinta Iglesia de Mexicali, se encuentra ubicada en la Calle Sur no. 521 en la colonia Bella Vista.

Templo de la 5ta Iglesia, asi luce actualmente. Al fondo, donde antes era un barranco se observa la puerta del comedor

El día domingo 20 de diciembre de 1959, la hermana Griselda González de Osegueda proveniente de la Ciudad de Los Ángeles, llegó a la Primera Iglesia de Mexicali para entrevistarse con quien en ese entonces era el pastor, hermano Alfonso Mascareño Angulo, y hacerle de su conocimiento que en la colonia Bella Vista de dicha Ciudad, había un grupo de al menos 15 hermanos; fruto del trabajo del hno. Ramón Gómez, a quienes desconocemos la razón, ya no se les estaba atendiendo; y la petición de la hermana Griselda para con el Hno. Mascareño era solicitar adhesión de esos hermanos a la Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús; a lo que el hermano Mascareño dio una respuesta positiva y le aseguró que mandaría a uno de sus ministros para atender el grupo. El hno. Alfonso Mascareño dando seguimiento a la petición de la hermana “Chela” dio parte de los hechos a su autoridad inmediata, el Obispo del entonces Distrito de Baja California, quien en ese tiempo era el hermano Maclovio Gaxiola López. Solo transcurrirían dos semanas de la curiosa visita; y el 3 de enero de 1960 el ministro José María Quintero Villela fue comisionado para atender el grupo de la Colonia Bella Vista, “el culto de barrio” como tiempo después lo recordaba el hermano Chema. La intención del Pastor Mascareño era que durante un año el Hno. José Ma. Quintero los atendiera y determinara si podían ser admitidos en la IAFCJ. Posteriormente los planes cambiarían. Las reuniones originalmente se celebraban en el domicilio de Av. Mirasol y del Porvenir en la casa de uno de los hermanos de nombre Refugio Carrillo “el Hno. Cuco” como se le conocía entre la congregación. De los 15 hermanos solo se quedaron 8 para formar parte de la naciente congregación, sin embargo eso no desanimó al “hno. Chema” y para diciembre de ese mismo año el grupo era de 30 hermanos.

Error al crear miniatura: No se ha podido guardar la miniatura
Hna. Griselda Gonzalez de Ocegueda, pionera de la obra en la Quinta Iglesia de Mexicali

En 1962 se adquirió el terreno donde actualmente se encuentra el templo, en calle Sur No. 521, y durante el siguiente año, según testimonio de los hermanos que lo vivieron, en tan solo 7 semanas de trabajo y esfuerzo de todos los que componían la entusiasta congregación, se edificó un pequeño pero bonito templo de adobe parado, donde los hermanos podían adorar a Dios. Algunos hermanos antiguos dan como dato, que ese terreno fue donado por la hermana Luz Brito; dato que el hermano Chema, a sus 91 años no pudo precisar exactamente. El hermano Chema cuenta a manera de anécdota; que algo que les apuró a construir el templo fue lo siguiente:

“Cuando todavía celebraban los cultos en los cuartitos propiedad del “hno. Cuco”, el techo estaba tan en mal estado que necesitaba impermeabilización; su esposa la Hna. Lucita tenía algunos domingos haciendo trabajos de cocina con la intención de hacer un fondo para reparar el techo y no se lloviera; pero el casero no miró del mismo modo el trabajo de la hermana y la acusó de hacer de la casa de Dios casa de mercaderes, y eso le indicó al hno. Chema que ya era hora de empezar a construir en el nuevo terreno”.

Algunos de los nombres de las hermanas Dorcas que contribuyeron con su trabajo de cocina para dar de comer a los trabajadores son: Luz Brito, Guadalupe de Tamay, Lucita de Quintero, Julia Martínez, Griselda González, Ma. Refugio Luna, Angelita Guerra, Juanita Sarmiento y Cuquita Figueroa, que descansan en el Señor pero sus obras se quedan con ellas.

Un grupo de jovenes en los años 70's, entre ellos se encuentra la hna. Lupita Quintero. Al fondo se observa el aspecto del templo de la QUinta Iglesia aun con el antiguo escudo de la Iglesia Apostolica
Foto tomada de vista a 3/4, la fachada frontal es relativamente nueva, el resto del edificio es que originalmente fue inaugurado el 1 de mayo de 1963. En 2013 cumplira 50 años

El 1 de mayo de 1963 fue un día de gran celebración para el naciente grupo, pues recibían la visita del Obispo Supervisor hermano Maclovio Gaxiola para la ceremonia de dedicación de su templo. Con un bendecido culto donde no solo inauguraban el templo, sino que también celebraban bautismos. Entre los que se bautizaron ese día se encuentran: Estela Flores, Aída Canet, Ismael Uribe entre otros.

Después de cuatro años de trabajo del Pastor José Ma. Quintero Villela “Hno. Chemita” pudo ver que aquel “culto de barrio” que se le había comisionado, por la gracia de Dios se había convertido en una entusiasta congregación, con un templo propio y grandes expectativas de crecimiento. Entre los hermanos que fueron bautizados en ese periodo comprendido de 1960 – 1964 se encuentran las hnas. Estela Flores, Etelvina y Haydee Castro, también los hnos. Ismael Uribe, José Ángel Rosas, Jorge Oyán, entre otros. Las familias que componían la congregación eran: Familia Canet, Luna, Oseguera, Molina, Tamay, Flores, Duarte, Martínez, Uribe, Catro y Quintero entre otras.

El Obispo del Distrito de Baja California hno. Maclovio Gaxiola, con herramienta en mano se dispone a poner la primer piedra del templo, al fondo, parte de la naciente congregacion
Algunos jovenes de los años 60's, de izquierda a derecha: Rosa Maria Uribe, Conchita Duarte, Margarita Uribe, Goyita Lerma y un joven de nombre Jose Angel Rosas

Habiendo ya pasado seis años del establecimiento del primer culto de barrio y cuatro de su institución, la quinta iglesia despedía en 1964 al hermano Jose Maria Quintero, primer pastor oficial de la congregación, quien cumplió cabalmente con la tarea que le fue asignada. Entregando la gestión al hno. Manuel Escárcega, quien también contribuyó a la tarea de predicar la palabra; durante su pastoral según se cuenta, se realizó una campaña con el evangelista Gilberto Muñoz, que duro 10 dias, donde la presencia de Dios se movió poderosamente con sanidades y bautismos del Espiritu Santo. Se tienen documentados al 30 de enero de 1965, los bautismos de los hermanos: Beatriz de Velasco, Federico Velasco, Emilia Real, Maria Rojas de Tamay y Guadalupe Aguilar de Velasco; estas dos últimas todavía estan con nosotros y son un ejemplo de fidelidad para las nuevas congregaciones.

El hno. Escárcega entregó la congregación en 1966 asumiendo responsabilidad pastoral el hno. Gregorio Uribe, quien por espacio de seis años (1966 - 1972). Para ese tiempo la iglesia ya contaba con una modesta casa pastoral al lado del templo y una pequeña cocina donde las hermanas hacían servicio de los alimentos. Concluído el trabajo del hno. Uribe, el periodo de 1972 a 1973 fue un año difícil para la congregación que vio desfilar varios pastores interinos por la quinta iglesia, figurando los nombres de los hermanos David Flores, Enrique Valenzuela y José Ma. Castro.

En 1973 tomó responsabilidad de la obra el pastor Rev. Felipe Gaxiola Gaxiola, quien por espacio de tres años atendió a la congregación; y en 1976 asume la pastoral el hno. Juan José Monreal Soto, en su primer período que abarcó hasta 1982.

De 1982 a 1984 asumió la pastoral el hno. Juan Magallanes, quien por razones de salud tendría que entregar la responsabilidad al ministro proveniente de Pto. Peñasco, Sonora, hno. Alfredo Quintero Rocha y su esposa la hna. Orfa López Gaona quienes por ocho años trabajaron en ese lugar dando impulso a los trabajos de construcción, aprovechando un barranco que era parte del terreno y no estaba en uso.

Durante el período del hno. Rocha, se construyó una barda de piedra en lo que era el barranco, la casa pastoral y la cimentacion para la construccion de dos plantas donde, actualmentese encuentran salones para Escuela Bíblica Dominical y en la planta alta el comedor. Destacan de los bautismo los hnos. Rosario Rendón, Amós Rangel, Sergio Escobedo, Carmen Mejía, entre otros.

Para 1992 llega a la Quinta Iglesia el hno. Juventino Ramírez acompañado de su esposa la hna. Leticia de Ramírez, quienes también hicieron su parte en la labor evangelística bautizando a un buen grupo de creyentes. En el trabajo de construcción brindaron continuidad a las construcciones que habían quedado pendientes construyendo también unos escalones de concreto para subir y bajar a la parte baja de los salones y a la casa pastoral.

Foto tomada de vista a 3/4, la fachada frontal es relativamente nueva, el resto del edificio es que originalmente fue inaugurado el 1 de mayo de 1963. En 2013 cumplira 50 años

En 1995 asume como pastor el hno. Daniel Ramos Aguirre, quien acompañado de su familia realizo una buena labor al frente de la congregación destacando en ello la remodelación y ampliación del templo. Para el año 2000 el hno. Juan José Monreal tomó de nueva cuenta las riendas de la iglesia, donde por espacio de dos años laboró de manera incansable, para concluir asi su carrera pastoral y jubilarse el año 2002. Entregando responsabilidad al Rev. Alberto Ferrer el dia 24 de febrero del año 2002, a la par de ser elegido tesorero distrital; durante cinco años el hno. se encargó de darle formación a la congregación, enfrentando en todo momento las necesidades que surgían y supliendo las ausencias debido a su responsabilidad distrital con el amor y la dedicación con el que ha caracterizado todos sus períodos pastorales. El hno. Ferrer fue designado pastor de la 9ª Iglesia el dia 8 de julio de 2007, fecha en que entregó la congregación al Rev. Guadalupe Ramos.

En julio de 2007 el hno. Guadalupe Ramos, asumió el reto de pastorear la quinta iglesia, y aunque solo estuvo dos años se supo ganar el aprecio y el cariño de los hermanos, al agual que su esposa la hna Irene Santos. Entre los trabajos que constan su paso se puede mencionar la impermeabilización total del templo y el comedor. En el año 2009 asumió la responsabilidad el hno. Gabriel López Gaona, quien a la fecha funge como pastor actual; la iglesia en estos momentos atraviesa una etapa de transición debido a las circunstancias tan adversas que se han presentado a los actuales pastores y a la congregación, por quienes elevamos nuestra oración deseando superen todas las barreras y obstáculos, brindándoles bendición, cariño, salud y sobre todo la paz de nuestro Señor Jesucristo.