6a Guadalajara, Jalisco - WikiHistoria
domingo 24 de marzo del 2019

6a Guadalajara, Jalisco

De WikiHistoria
Saltar a: navegación, buscar

El Sueño se Hizo Realidad Un Lugar Donde Reunirse Para Alabar a Dios "Y harás un santuario para mí y habitaré en medio de ellos" Éxodo 25:8.

Dedicatoria Este breve escrito histórico es dedicado a todos los hermanos que capturaron la visión y conservaron la esperanza de ver algún día en la Colonia Insurgentes de Guadalajara, Jalisco, un lugar destinado para alabar a Dios.

También es dedicado a los Pastores que en el tiempo que Dios estableció para ellos llegaron a pastorear al grupo de creyentes que poco a poco han ido conformando la membrecía de la 6ª Iglesia Apostólica de la fe en Cristo Jesús en Guadalajara.

De igual manera, es dedicado a los miembros de la congregación, que con el paso de los años han demostrado amor a la visón concebida. Pues a pesar de las desfavorables circunstancias que han enfrentado, no escatimaron en el esfuerzo, ni en las aportaciones de los recursos necesarios para ir edificando el lugar de reunión.

Epígrafe “Dios no deja en vergüenza a los que confían en él. No importa si son judíos o no lo son, Porque todos tienen el mismo Dios, Y él es muy bueno con todos los que le piden ayuda”. Apóstol Pablo a los Romanos

Agradecimientos Gracias a Dios por escoger a hombres siervos y sensibles a su voz para que llevaran acabo la expansión de la obra evangelistica en esta ciudad de Guadalajara. Gracias a los pastores y líderes que con gran esmero han ido ejecutado los planes y dirigido el destino de la que hoy es la 6ª Iglesia Apostólica de Guadalajara. Gracias a todos los miembros de la 6ª Iglesia por ejercer eficazmente su ministerio en favor de los demás miembros del cuerpo de Cristo.

Presentación El 2014 para la Iglesia Apostólica es un año muy significativo, ya que en ese año, estará cumpliendo sus primeros 100 años de vida y obra evangelizadora en México. Por tal motivo, se dio a la tarea de nombrar una Coordinación de Investigación Histórica, para que recoja los distintos relatos y documentos históricos de todas sus Iglesias locales, a fin de reafirmar sus prácticas y creencias como grupo representante del Pentecostalismo en México.

El presente escrito es una breve historia que intenta aportar información sobre cuales fueron de los inicios, la conformación y el avance de la actual 6ª Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús del Distrito de Guadalajara. En el mismo escrito se reseña la biográfica de los distintos pastores que han dirigido los trabajos, ministerios y proyectos de la iglesia.

Con el titulo “El Sueño se Hizo Realidad” y el lema “Un Lugar Donde Reunirse Para Alabar a Dios”. Se pretende presentar la visión y la misión a la que un grupo de hermanos de algunas Iglesias Apostólicas de la zona metropolitana de Guadalajara se vieron desafiados a realizar. Este singular grupo de hermanos, fueron firmes pioneros en una comunidad inmersa de tradición religiosa, en una sociedad envuelta de problemas de adicción y desintegración familiar.

Actualmente, como con el paso de los años, se ha procurado mantener viva la visión de que el salón de reunión ubicado en Jorge del Moral No. 3650 en la colonia insurgentes, siga cumpliendo el cometido de ser el lugar donde los fieles al evangelio de Cristo puedan seguir reuniéndose para alabar y disfrutar de las diversas manifestaciones de Dios.

Prólogo En los últimos años de nuestra era, diversos grupos religiosos han logrado introducir sus ideologías morales y espirituales en los diferentes grupos que conforman la sociedad. Esto ha provocado un sentimiento un tanto confuso de identidad. Ya que la mayoría, o mejor dicho, todos estos grupos religiosos afirman ser el camino que conduce al hombre a la salvación de su alma y en consecuencia a la presencia eterna de Dios.

Comprensiblemente estos diversos grupos difieren radicalmente en su propuesta integral de vida. Por lo que las personas que les prestan atención, solo aceptan la propuesta religiosa que más le convenga a sus necesidades e interés personales; o simplemente, a mantenerse al margen; o siguen profesando la fe tradicional. Obviamente sin tener ellos mismos el mínimo interés en investigar sobre la verdadera propuesta que presenta Dios para la salvación de sus almas.

La Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús, consiente de la responsabilidad que conlleva el predicar el verdadero mensaje de salvación ofrecido por Jesucristo a los judíos; y con el que se estableció la Iglesia primitiva en Jerusalén; se ha propuesto rescatar la historia e identidad Pentecostal de los primeros cristianos y presentarla a los diferentes grupos de la sociedad actual. Para lo cual, ha invitado a sus miembros para juntos hagan memoria y cuenten la historia de los primeros cien años de la llegada del Pentecostalismo Apostólico en México.

El presente escrito, atiende en alguna medida, a la propuesta histórica de los directivos generales de la Iglesia Apostólica. En esté breve documento, se explica lo relacionado al establecimiento de la obra Pentecostal Apostólica en la Colonia Insurgentes de la Ciudad de Guadalajara. Son 30 años que enmarcan los inicios, la consolidación, el establecimiento, el desarrollo, las adversidades y el progreso de un pequeño pero significativo grupo de creyentes en Jesucristo.

Introducción En la medida que la Iglesia Apostólica de la fe en Cristo Jesús en Guadalajara fue incorporando en su comunidad de creyentes a personas de los diferentes sectores y municipios conurbanos; se fue presentando firmemente la propuesta de establecer en algunas colonias de la ciudad centros de reunión. Para este efecto, se consideró principalmente el lugar o zona donde el número de simpatizantes era ya significativo, o se apreciaba cierta viabilidad para el nuevo grupo.

Uno de los lugares que se propuso para establecer una nueva comunidad de creyentes de la fe Apostólica, fue precisamente, en la colonia Insurgentes del municipio de Guadalajara. La propuesta de separar a un pequeño grupo de hermanos del principal que se reunía en el cruce de la avenida Hidalgo y la calle Román Morales, en el sector libertad, no tenía la intención de provocar una ruptura o debilitamiento.

La intención del pequeño grupo de hermanos, que aparte de asistir a la primera Iglesia de Guadalajara y de realizar reuniones en sus casas; iba más allá de ya no tener que trasladarse a dicho lugar, o la de tener un lugar propio donde pudieran reunirse a orar o escuchar algún mensaje. El verdadero propósito consistía en acercar a sus familiares y vecinos el mensaje de salvación, como de igual forma, darles a conocer las diferentes prácticas que conforman la doctrina y disciplina de la Iglesia Apostólica. El sueño en sí, era tener un lugar donde se sustentara la fe y se enriqueciera la Espiritualidad Pentecostal Apostólica.

Con el paso del tiempo y con la intervención de algunos miembros y ministros este sueño se fue cumpliendo poco a poco. Llegó el día, en que él entonces Obispo de Distrito, el Secretario de Evangelización, el Pastor de la primera Iglesia de Guadalajara y un Ministro, negociaron y acordaron la compra de un terreno en la colonia Insurgentes. Este terreno serviría para construir un pequeño salón de reunión, el cual fue el inicio del que actualmente se conoce como la 6ª Iglesia Apostólica de la en Cristo Jesús en Guadalajara.

Capitulo Uno: Los Primeros Intentos de Establecimiento (falta editar)


Capitulo Dos: Los Inicios en el Lugar Soñado

Después de doce años aproximadamente en que la 1ª Iglesia de Guadalajara estuviera designando a diferentes miembros laicos para que atendieran de forma responsable al grupo de hermanos y simpatizantes que vivían en las inmediaciones de la colonia insurgentes, se hizo entrega el día 3 de Abril de 1993 de este pequeño grupo al hermano Eleuterio Uribe Villegas. Iniciándose un nuevo campo de evangelización, de acuerdo con el Secretario de Evangelización Nacional: Fernando Peña Niz y el Obispo del Distrito: Isaías Pérez Arias.

En una ceremonia especial de entrega de miembros e inicio de los trabajos en el nuevo campo Evangelistico Nacional, el hermano Gabriel López Favela leyó la lista de los miembros de la 1ª Iglesia que pasarían a formar parte del naciente grupo. Los nombres de los hermanos que incluían la lista son los siguientes: Luis Mendoza, Manuel Basulto, Norberto Rosales, Pedro Núñez, Roberto García, Salomé Ruiz, Vicente Reynoso y Martín Salvador. Los nombres de las hermanas incluidas son: Baudelia Vázquez ramos, Bertha Vargas González, Cristina Rodríguez, Esthela Soto R., Elvira Vargas, Elizabeth González, Lourdes Luna, Lourdes de García, María Agapita de Mendoza, María de Jesús de Reynoso, Modesta Mandujano, Indalicia de Rosales, Sofía Basulto de Vargas y Judith Z. de Salvador. La lista al final incluía a la señorita: María del Carmen Patricia Luna Villar. En total la lista indicaba la entrega de 23 miembros bautizados al hermano Eleuterio Uribe.

El hermano Gabriel López también leyó la relación de bienes que se donaban a fin de que se les facilitara iniciar sus actividades de adoración a Dios al nuevo grupo de la colonia Insurgentes. La lista incluía ocho bancas de estructura y de madera, una banca chica totalmente de madera, una guitarra conocida como de caja, un atril y un tejaban construido de madera y láminas de cartón en el terreno que temporalmente presto el hermano José Avalos Orosco para realizar las actividades generales mientras se gestionaba la compra de un terreno donde se pudiera construir un lugar propio de la Iglesia Apostólica.

Capítulo Tres: Primer Trabajo Pastoral Eleuterio Uribe Villegas





Capítulo Cuatro: Segundo Trabajo Pastoral Rigoberto López




Capítulo Quinto: Tercer Trabajo Pastoral José Mario García Jarquín

Extraordinaria Experiencia Pastoral

Siendo el hermano German Hernández el Obispo del Distrito de Guadalajara, se llevó acabo el tercer cambio pastoral de la 6ª Iglesia de Guadalajara. Toca al hermano Rigoberto López dejar la responsabilidad pastoral en manos del hermano José Mario García Jarquín; quien de la misma manera, había entregado la responsabilidad de la Iglesia en San Marín Hidalgo, Jalisco.

El hermano German Hernández junto con el hermano Rigoberto vieron que para la obra que se realizaba en la colonia insurgentes, era conveniente realizar un cambio, por lo cual acordaron que el hermano José Mario García trasladara su residencia a la ciudad de Guadalajara para hacerse cargo de la iglesia y así el hermano Rigoberto López apoyara la obra de

Bajo la visión y el trabajo pastoral del hermano José Mario García, el pequeño grupo de hermanos de la 6ª Iglesia de Guadalajara se vio grandemente bendecido. Pues a pesar de las diversas limitaciones que para ese entonces tenía el grupo, se pudo continuar con la realización del sueño de edificar el lugar de reunión en la colonia Insurgentes.

Acción Pastoral del Hermano José Mario García Jarquin

Bajo el pastorado del hermano José Mario García el grupo de miembros bautizados de la 6ª iglesia se caracterizaba, en primer lugar: porque el número de señoras solía ser el más representativo y activo. Este singular grupo fue precisamente el que contribuyo con su dedicación y esfuerzo a obtener por medio de diversas ventas y la recaudación esporádica de ofrendas especiales, de promesas económicas, como los recursos económicos necesarios para la compra del material necesario para levantar las bardas, techar el salón y enjarrar lo que se iba construyendo. Aunque esto se puede decir y escribir así de sencillo, se sabe, qué en la realidad esto no fue así.

El grupo de señores fue el que logró construir gracias a su esforzado trabajo el salón de reunión. Este grupo de hermanos fue de mucha bendición, debido a que ellos compartían la necesidad y la visión de construir lo más pronto posible el edificio que llegara albergar a los asistentes a las reuniones generales de adoración a Dios. Los nombres de los que recuerda y menciona el hermano Mario y que fueron los que encabezaron los trabajos de construcción, son los de los hermanos, Vicente Reinoso, Salome Ruiz, Roberto García, Nachito Quintero, Carmelo y José, hijo del hermano Vicente. Es probable que se le pudo escapar de la memoria el nombre de algunos hermanos más.

En cuanto a las actividades de evangelización que se realizaban en la iglesia; se expone que por lo general, los hermanos bautizados visitaban y realizaban reuniones de estudio en los hogares de las personas simpatizantes del evangelio de Cristo. Pero que a su vez, se seguían celebrando en el salón de reunión cultos especiales. En estas actividades especiales se oraba por la sanidad de los enfermos y porque los asistentes consiguieran la experiencia del Bautismo del Espíritu Santo.

En cuanto a las actividades educativas que se realizaron durante su pastorado, se siguió realizando sin muchos cambios la tradicional Escuela Bíblica Dominical. Es decir, que todos los domingos por las mañanas las maestras y maestros asignados esperaban a que se congregaran sus alumnos en algún espacio del salón de reunión. Los grupos establecidos para recibir la lección correspondiente de su expositor, eran el de los señores y señoras, el de los jóvenes y el de los niños.

La preocupación espiritual que el hermano Mario sentía por la iglesia y que percibía como una gran necesidad en el grupo de hermanos de la congregación, era la de la madurez espiritual. Así que procuró hasta donde le fue posible, darla a conocer a través de su predicación para mejorarla. De ahí, que los temas que elegía para exponer en la iglesia, por lo general, eran aquellos que tenían que ver con la necesidad que él veía, “el perfeccionamiento de la vida de todos los creyentes”.

El desarrollo y contenido de las actividades litúrgicas de las reuniones de adoración a Dios, por lo general incluían oraciones ordinarias, lecturas bíblicas, asimientos de gracias, peticiones específicas de oración, cantos especiales interpretados por solistas o por grupos, cantos congregacionales, recolección de ofrendas y diezmos, anuncios de las actividades normales y especiales, predicación de la palabra, llamamiento a orar en el altar y despedida. Los instrumentos utilizados durante la celebración de la reunión llamada también culto, generalmente era la guitarra de caja y esporádicamente algún pandero interpretado por alguno de los asistentes.

En las reuniones, una vez habiendo llegado a su máximo el esplendor la adoración a Dios, era común, entre los asistentes llegar a escuchar hablar a algunos de ellos en lenguas espirituales, lo que se consideraba como la evidencia de que el Espíritu Santo estaba presente en la reunión. Otra de las manifestaciones espirituales que se hacía evidente, pero de manera esporádica durante la realización de oraciones fervorosas era la de la profecía. Generalmente, quienes exponían algún mensaje de parte de Dios en forma de profecía eran mujeres. Ellas al estar orando bajo el influjo del Espíritu Santo y habiendo recibido el mensaje, lo compartían inmediatamente con aquellas personas a las consideraban que iba dirigido el mensaje.

Crecimiento Numérico de la 6ª Iglesia de Guadalajara

El número de hermanos bautizados que creció la 6ª Iglesia de Guadalajara durante el pastorado del hermano José Mario fue de 21 nuevos hermanos. Esto se explica, al hacer la comparación los 20 hermanos que recibió como miembros contra los 41 que registraba en la lista que entregó al nuevo pastor que lo sustituiría en el cargo.

Biografía del Hermano José Mario García Jarquin

El hermano José Mario García Jarquin nació el 13 de octubre de 1935 y es originario de Diriamba, Nicaragua. Contrajo matrimonio con la señorita Sara Días Bonilla. De su enlace matrimonial les nacieron seis hijos: Elizabeth, Eunice, Abida, Mario, Atanahel y Nehemías.

El 8 de mayo de 1953 en Diriamba Nicaragua, el hermano José Mario García fue bautizado en agua y en el nombre de Jesucristo. Unos años antes, ya Dios le había concebido recibir el bautismo del Espíritu Santo con la evidencia de haber hablado en otras lenguas espirituales no antes aprendidas. El hermano Aquilino Jarquin, quien era en ese entonces pastor del hermano José Mario García fue quien solicito a la iglesia su instalación al diaconado. Años más tarde, el hermano Felipe Rivas fue quien presento al hermano José Mario García para ser ordenado al ministerio. Posteriormente a estos acontecimientos, llegó a pastorear doce años en su país natal Nicaragua, antes de cambiar su residencia al de país de México.

Ya viviendo en México, el hermano José Mario García, tuvo la oportunidad de pastorear la 1ª Iglesia de Tecomán Colima, posteriormente se trasladó al estado de Nayarit, para hacerse cargo de la congregación del Valle de Santiago. A los años se ve nuevamente en la necesidad de un cambio pastoral, razón por la cual, viaja junto con su familia al estado de Jalisco, para recibir la iglesia ubicada en Martín Hidalgo. Finalmente, su ministerio pastoral concluye en la 6ª Iglesia de Guadalajara, Jalisco. Cabe mencionar, que antes de partir a la presencia del Señor, acepto la invitación del hermano Luis Bernal Estrada de ser asistente y ministro en la 1ª Iglesia de Zapopan.

Capitulo Sexto: Cuarto Trabajo Pastoral Lucas Alonzo Alejo Aranda Arjona

Paso a Una Nueva Experiencia Pastoral

El 12 de octubre de 2003 se produce un nuevo cambio pastoral en la 6ª Iglesia Apostólica de Guadalajara. El hermano Mario García Jarquin se vio en la necesidad de hacer entrega de la responsabilidad al hermano Lucas Alonzo Alejo Aranda Arjona, quien venía desempeñando su ministerio en la Iglesia de Tonalá Jalisco.

El hermano Mario García con el hermano Luis Bernal estrada, quien era el Obispo Supervisor del Distrito de Guadalajara y al mismo tiempo pastor de la 1ª Iglesia de Zapopan, vieron conveniente que el hermano Lucas Alonzo Arana tomara la responsabilidad de pastorear el grupo de hermanos de la 6ª Iglesia. Y que a su vez, el hermano Mario García pasara a ser miembro de la 1ª Iglesia de Zapopan, y en consecuencia por su trabajo y experiencia asumiera el cargo y la responsabilidad de Co-Pastor y posteriormente ministro.

Actividades Promovidas por el Hermano Lucas Alejo A.

El hermano Lucas Alejo dice que al recibir la congregación, no existían ministerios establecidos que contribuyeran a la manifestación y experiencia pentecostal. Razón por la cual dice el hermano que se tuvo que dar a la tarea de establecer los ministerios de liturgia, de música, de cantantes, de ujieres y de maestros de escuela bíblica. Lo que permitió, según él, que los cultos se avivaran, que los hermanos hablaran en otras lenguas e incluso que por estas razones las actividades llegaron a prolongarse en el tiempo de su desarrollo.

También comenta el hermano Lucas Alejo, que regularmente el promovía la realización de actividades evengelisticas encaminadas a la sanidad, a la conversión de las personas, como al derramamiento del Espíritu Santo. De la misma manera, se dio a la tarea de implementar el programa establecido por la Iglesia Apostólica a nivel General. De ahí, que empezó realizar encuentros, y a organizar a los hermanos de la iglesia en grupos familiares y células, mismas que celebraban su reunión en la colonia Insurgentes, como en las de Santa Paula y Tateposco.

Explica el hermano que los temas que comúnmente predico en los cultos generales, eran aquellos que invitaban a los asistentes a la iglesia, a la búsqueda de la conversión y liberación del hombre; de la doctrina y disciplina de la iglesia, del llamado y discipulado del creyente; como de la segunda venida de Cristo. Por otro lado, expresa que solo logro impartir ocho veces la Santa Cena del Señor durante su ministerio pastoral en la 6ª Iglesia de Guadalajara.

En cuanto a los trabajos de remodelación y construcción del lugar de reunión, el hermano Lucas Alejo explica que uno de los principales retos que sintió poder resolver durante su pastorado fue, en primer lugar, el de regularizar las escrituras del inmueble; y en segundo lugar fue, el de construir la segunda planta alta del lugar de reunión. Lo cual, el mismo expresa, que no fue posible conseguirlo. Lo que sí pudo realizar en el tiempo que estuvo al frente de la 6ª Iglesia, fue el pintar el interior y el exterior del salón de reunión.

Durante su periodo pastoral del hermano Lucas Alejo, solo se consiguió instalar al diaconado al hermano Valente Conchas, quien desafortunadamente por diferencias con el mismo hermano Lucas solo estuvo por un poco de tiempo desempeñando tan distinguida labor en la localidad.

Tiempo de Diversas Pruebas

Este periodo en el cual hermano Lucas Alejo pastoreo dicha congregación, de igual manera se comenta, que se caracterizó por las adversidades que vivieron y afectaron a algunos miembros de la iglesia. Al grado que se vio reflejada dicha situación con el paso del tiempo en la baja asistencia, la poca participación y el escaso involucramiento de los hermanos en las actividades programadas en la iglesia.

Siempre se ha sabido por la Palabra de Dios, que los miembros de la iglesia de Jesucristo mientras estén en el mundo, continuamente estarán enfrentando un sin números de aflicciones en su vida, obra y ministerio. Más sin embargo, esto pareciera por momentos ser olvidado por los nuevos e incluso los viejos creyentes que se van adhiriendo a la 6ª Iglesia Apostólica de Guadalajara.

Crecimiento Numérico de la Membrecía

Para este tiempo histórico de la 6ª iglesia de Guadalajara y en el cual el hermano Lucas Alejo asumió la responsabilidad de dirigir el futuro y la espiritualidad del grupo, el número de miembros que logro crecer el grupo fue de 9 hermanos. El hermano Lucas Alonzo Alejo recibió 41 hermanos en lista y al momento de entregar la responsabilidad pastoral de la iglesia a quien lo sucedería el número de hermanos bautizados era de de 50.

Breve Relato Biográfico del Hermano Lucas Alonzo Alejo Aranda Arjona

El hermano Lucas Alonzo Alejo Aranda Arjona, nació el 17 de Julio de 1958 en Cansahcab, Yucatán. A la edad de 19 años en la 1ª Iglesia de Merida Yucatán, fue bautizado en agua y el nombre de Jesucristo por el ministro Rufino de la Cruz. Al año siguiente, en la Ciudad de Guadalajara, contrajo matrimonio con la hermana Ruth Pérez Olvera; con quien procreó tres hijos: Ruth Iraís, Alejandro Alonso y Julio Manuel.

En 1984 el hermano Lucas Alonzo recibió el bautismo del Espíritu Santo con la evidencia de haber hablado en otras lenguas, durante la realización de un culto de aposento alto dirigido por el hermano Isidro Pérez Ramírez, en la ciudad de Morelia Michoacán. El hermano Gabriel López Favela quien era el Pastor de la 1ª Iglesia de Guadalajara; en el año de 1994, fue quien solicito que el hermano Lucas Alonzo fuera aceptado como Diacono, y de igual manera en al año de 1996, fue nuevamente el hermano Gabriel quien solicito que fuera ordenado al ministerio en la convención celebrada en Villa de Álvarez, Colima.

Su primera experiencia pastoral la obtuvo mientras desempeño su ministerio en la Iglesia de Tonalá Jalisco. Posteriormente paso adquirir su segunda experiencia pastoral por un periodo aproximado de tres años y tres meses la 6ª Iglesia de Guadalajara.

Capítulo Séptimo: Quinto Trabajo Pastoral Julio César García Blanco

Otra Experiencia Pastoral para la 6ª Iglesia de Guadalajara

El día domingo 14 de enero de 2007 los hermanos Evelio Rodríguez Gonzales y José Lorenzo Pérez Olvera, quienes eran el Obispo Supervisor y Tesorero del Distrito de Guadalajara; llegaron a la 6ª Iglesia de Guadalajara, a fin de realizar un nuevo cambio pastoral. El cambio, se debió según el Obispo Evelio Rodríguez por la necesidad que en ese momento demandaba la obra del Señor.

En la celebración del cambio pastoral, se informó que hermano Lucas Alonzo Alejo Aranda Arjona, quien entonces era el pastor de la 6ª iglesia de Guadalajara, pasaría en los próximos días a ocupar el lugar que el hermano Julio César García Blanco dejaría vacante como pastor de la 2ª Iglesia de Zapopan; obviamente, porque en ese preciso día y celebración, el hermano Julio César asumiría la responsabilidad pastoral de la 6ª iglesia de Guadalajara.

Actividades Realizadas por el Hermano Julio César García.

Habiendo recibido la responsabilidad de pastorear la 6ª Iglesia Apostólica, el hermano Julio César García convoca inmediatamente a los líderes de la Iglesia a una reunión a fin de conocer el programa y las actividades que se venían realizando en la congregación. En base al programa general llamado SENDA, mismo que la Iglesia Apostólica venía realizando. En dicha reunión se propone que las actividades y estrategias ya implementadas como las que aún no se habían integrado a la vida activa de la Iglesia se llevaran a cabo en el tiempo y forma ya establecido por la Iglesia en General.

Ministerios activos Con la llegada del hermano Julio César a la congregación, los ministerios que se ejercían en la Iglesia antes del cambio pastoral no pararon. Al contrario, se logró seguir dándoles la continuidad y el apoyo necesario. Tal es el caso del ministerio de alabanza, el cual siguió operando, e incluso se incorporaron nuevos elementos al tener que cambiar de congregación algunos de sus integrantes. Este ministerio acogió a los miembros que interpretaban algún instrumento musical como a los que interpretaban los cantos a Dios.

Ministerios del Altar. En cuanto a los ministerios consagrados al altar, el ministerio de alabanza (el cual estaba integrado por el ministerio de canto y música) se fortaleció con la implementación y apoyo de los ministerios de liturgistas, de pandero, de intercesión y de ujieres. Estos nuevos ministerios se integraron después de recibir por un tiempo la orientación y la capacitación bíblica necesaria para su buen funcionamiento.

El ministerio de alabanza y de liturgia ha contado con la participación del hermano Omar Quintero como tecladista, cantante y liturgista; el hermano Miguel A. Ruiz como baterista y liturgista; el hermano Abraham Quintero como bajista, guitarrista, cantante y liturgista; la hermana Eren Quintero como cantante y liturgista; las hermanas Sara Valero; Lourdes Jacobo y los hermanos Vicente Reinoso; Rodrigo Cuellar; Julián Cepeda; Ignacio Quintero; Salome Ruiz; Carlos Reinoso; Mario Reinoso y Valente Conchas como liturgista; el hermano Salome Ruiz como coordinador de liturgia, tecladista y liturgista; el hermano David Ruiz como tecladista y liturgista; el hermano Jair Quintero como tecladista y el hermano Adoniran Rosales como baterista.

Desafortunadamente para la obra de Dios en la 6ª Iglesia de Guadalajara, por razones personales varios de estos elementos dejaron de congregarse y sufrió cambios el ministerio del altar. Sin embrago, este tiempo de prueba contribuyo al fortalecimiento de los hermanos y demás ministerios.

El ministerio de pandero se inicio con el apoyo brindado por la hermana Tabita Valero, quien conto de igual forma con el apoyo de las mamás del conjunto de adolecentes no bautizadas que integraron el primer grupo de panderistas que se graduó y estableció en la Iglesia como un ministerio del altar. Se pensó en un grupo de señoritas adolescentes por no contar con jóvenes bautizadas e interesadas en el ministerio. Pero también, por que unos de los propósitos era el acercar e integrar a las jóvenes adolescentes a la iglesia y a los ministerios. Las jovencitas que integraron el primer grupo graduado y ordenado de panderistas de la 6ª iglesia fueron; Lizeth Quintero, Alejandra Conchas,

El ministerio de intercesión ha sido uno de los ministerios que más trabajo a costado establecer en la Iglesia. A pesar de esto, se nombro a la hermana Cristina Rodríguez como encargada del ministerio, y a su vez se estableció el viernes por la tarde como espacio de oración general en el templo. Indistintamente los hermanos que más han podido mantener el interés por asistir a la oración, han sido los hermanos Ignacio Quintero, Salvador, José Luis García y las hermanas Cristina Rodríguez, Cenobia Langarica, Norma, Eren Quintero.

Ministerio Educativo. El ministerio educativo y de formación para los hermanos bautizados, se vio grandemente fortalecido con la implementación de tres niveles educativos, el primero fue llamado de madures, el segundo de liderazgo y el tercero de ministerios. Este plan de estudios se instrumentó a la par de la propuesta de los directivos generales de establecer la escuela de líderes. Pero al no contar con los materiales por parte de la administración general, el hermano Julio César García se dio a la tarea de elaborar las lecciones necesarias para cada uno de los tres niveles.

Posteriormente para la llevar el perfeccionamiento de los miembros bautizados de iglesia se utilizo los tres manuales implementados por la Secretaria de Educación Cristiana, y posteriormente cambio por los manuales de Madures Espiritual. Los adolescentes se involucraron en el programa de Embajadores del Rey. Los niños han sido atendidos en grupos de estudios dominicales, en los momentos especiales, como el de la predicación y en aquellas células donde actualmente asisten la mayoría de los niños.

Este ministerio educativo a contado con el apoyo del hermano Omar Quintero como Director del ministerio y Maestro de la Escuela de Liderazgo; con la hermana Sara Valero como Maestra de la Escuela de Liderazgo, de Jóvenes y Niños; la hermana Eren Quintero como Maestra de Adolescentes y Embajadores del Rey; el hermano Salome Ruiz como Maestro de Jóvenes; las hermanas Norma, Lucero Alcaraz, Miriam Merari García e Isabel Leal como Maestras de Niños; el hermano Julio Cesar a participado en todas y cada una de las clases y niveles de la educación y formación de los miembros bautizados y no bautizados.

Ministerio de Evangelización. Durante este periodo pastoral se han llevado acabo algunas actividades evangelisticas a fin de alcanzar a más personas con el mensaje de Jesucristo. En dichas actividades el énfasis ha sido principalmente la sanidad divina, conversión y descenso del Espíritu Santo. Algunos de los ministros que han compartido la palabra y ministrado en este tipo de actividades y otras más, son de los ministros considerados de poder, el hermano Aarón Mendoza, Efraín Villa y otros más. De los miembros de la mesa Directiva General, el Obispo Presidente Félix Gaxiola y el Secretario de Educación Efrén Rodríguez. El Ex Obispo Presidente Mauro Rubalcaba Ruiz, el Obispo de Tijuana Josué Mendoza. El Obispo Distrital de Villa hermosa Enrique Becerra, el Ex Obispo del Distrito de Guadalajara y actual Presbítero Luis Bernal Estrada, y un sin numero más de pastores de los diferentes Distritos de nuestra iglesia que han honrado a la 6ª Iglesia con su asistencia y participación.

Ministerio de Red de Células de Multiplicación. A la llegada del hermano Julio César García las células que se reportaban no se reunían. Razón por la cual se planeo y organizó la iglesia en células de tres por tres. Al principio hubo mucha resistencia, pero al ir cuajando se opto por implementar el sistema de Red de Células de Multiplicación propuesto por la Iglesia General. Actualmente se cuenta con ocho células integrales organizadas en la iglesia. Tres en la colonia Insurgentes (en casa del hermano Ignacio Quintero, dos en casa de la hermana Cristina Rodríguez); una mas en Real del Valle (en casa de la hermana Maria Feliz); otra más en el fraccionamiento el Sauz (en casa del hermano Julio); otra en Tateposco (en casa del señor Lupe); otra en (en casa de Mónica Quiroga) y una más en Rancho de la Cruz (en casa de la hermana Maria de Jesús Reinoso).

La Red de Células de Multiplicación esta organizada con el hermano Julio César García como Pastor General; la hermana Lourdes Luna como Supervisora General; La hermana Lucero Alcaraz como Supervisora Auxiliar de la Red de Jóvenes; La hermana Sara Valero como Supervisora Auxiliar de la Red de Damas; la hermana Eren Quintero como Líder de Célula; la hermana Cristina Rodríguez como Líder de Célula; el hermano Carlos Reinoso como Líder de Célula; la hermana Margarita Porras como Líder de Célula; el hermano Julio como Líder de Célula; la hermana Lourdes Jacobo como Líder de Célula; la hermana Mónica Quiroga como Líder de Célula y la hermana Sara Valero como Líder de Célula.

Dones Espirituales. Durante este tiempo pastoral se ha dado apertura a la manifestación de los dones espirituales. Obviamente esto ha traído un poco de expectación y cautela entre los principales involucrados a fin de no caer en errores que produzcan rupturas y heridas entre ellos y los demás miembros de la iglesia.

Los dones que han recibido el acojo entre los hermanos, a sido el de la revelación, la profecía, la palabra de ciencia y de sabiduría.


Principales enseñanzas en la Iglesia El pastor Julio César García en su intento y propósito de cumplir con el perfeccionamiento de los santos, como lo indica la Palabra de Dios, ha organizado grupos de estudio y talleres; estudios y sermones escritos donde los temas han ido desde el arrepintiendo hasta la consagración de la vida; desde el servicio hasta el liderazgo; desde la conversión hasta la llenura del Espíritu Santo; desde la comunión hasta la segunda venida de Cristo; desde la evangelización hasta la multiplicación; desde la disciplina hasta la santidad; desde la oración hasta la guerra espiritual; desde la fe hasta los dones espirituales. Estas series de enseñanzas y otras más, han ido confrontado y consolidado las vidas y ministerios de los miembros de la 6ª iglesia Apostólica.

Mantenimiento y Construcción El ministerio de construcción fue otro ministerio que se vio nuevamente activado y fortalecido al inicio del nuevo cambio pastoral. El salón contaba con una pila para bautizar a nivel del piso y no estaban habilitados vestidores para quienes eran bautizados, ni para el pastor. Por tal motivo el hermano Julio pidió a la congregación su consentimiento y apoyo para solicitar a alas Oficinas Generales de la Iglesia un préstamo para acondicionar el área del altar y construir ahí una nueva pila y seis vestidores para quienes participaran en la celebración de los bautismos. Cerca de medio año llevo a la congregación ver realizado el proyecto de remodelación. Al principio causo gran expectación entre los hermanos, debido a que no se entendía como en un lugar tan aparentemente reducido se lograría el cometido. Pero al fin se logro, hoy la 6ª iglesia cuenta con una pila bautismal en la que se puede apreciar al bautista y bautizado dentro del agua, al igual que cuenta con seis vestidores, tres para mujeres y tres para hombres.

Otros aspectos de mantenimiento y remodelación que se han realizado y que han contribuido a la ambientación del salón de reunión: ha sido la separación del anexo del salón para acondicionar un pequeño salón y disimular la entrada a los baños. Otro aspecto que cabe mencionar, es el de que continuamente la parte interior del salón era grafitiada, pero gracias a la visión y determinación del pastor y de algunos hermanos se logro que esta área este actualmente libre de grafiti. De igual manera se consiguió modificar el frente del salón de reunión al quitar unas cortinas metálicas que existían y en lugar de ellas se colocaron ventanas y un portón de ingreso al centro del salón.

Los distintos trabajos que se realizaron en la 6ª Iglesia Apostólica de Guadalajara fueron posibles, principalmente y gracias a la participación de los hermanos: Vicente Reinoso; José Reinoso; Mario Reinoso; Salome Ruiz; Julián; Ignacio Quintero; Miguel A. Ruiz y esporádicamente a otro grupo de hermanas y hermanos que también pusieron su grano de arena.

Crecimiento Numérico de la 6ª Iglesia de Guadalajara

La membresía con la cual se inició el periodo pastoral del hermano Julio César García, según el registro de las evaluaciones, era de 50 hermanos bautizados. Este número se modificó después de verificarse algunos traslados y borrar los nombres de aquellos de quien ya no se tenía ningún contacto ni información de su paradero. El nuevo número de miembros quedo en 28 hermanos bautizados. Para el mes de enero de 2013, fe fecha en la que se concluye el presente escrito, el número de miembros que se registra en la 6ª Iglesia de Guadalajara es de 80 hermanos bautizados. En el primer semestre de 2011 la iglesia llego a reportar 91 hermanos bautizados, siendo este el mayor número de crecimiento alcanzado hasta el momento en la 6ª Iglesia de Guadalajara, creemos y confiamos que será pronto grandemente superado.

Biografía del Hermano Julio César García Blanco

El hermano Julio César García Blanco nació el 30 de abril de 1967 en la ciudad de México, D.F. Fue el menor de siete hermanos. Sus padres aunque no profesaban la Fe Apostólica, desde niño le supieron inculcar el amor y el respeto a Dios. Fue tan fuerte la devoción que llego a sentir por Dios, que desde muy niño expreso que cuando él fuere grande dedicaría su vida a servir a Dios.

Por diversos problemas que enfrento en su juventud y por solicitud de sus propios padres, se vio en la necesidad de cambiar su residencia a la ciudad de Guadalajara; lugar donde en el año de 1989 conoció la Fe Apostólica, y donde fue bautizado por el entonces Obispo Presidente de la iglesia Apostólica, Miguel Agustín Reyes, quien a su vez pastoreaba una misión localizada en la colonia Loma Bonita, en Tlaquepaque, Jalisco. Años más tarde mientras el hermano Isidro Pérez Ramírez ministraba en un culto por el descenso del Espíritu Santo logró ser bautizado por el Espíritu Santo con la evidencia de hablar en otras lenguas.

El día 2 de junio de 1993 el hermano Julio César García unió su vida en ceremonia civil con la señorita Sara Valero Rojas. Tres días después, ambos recibieron la bendición matrimonial de los hermanos Gilberto Jiménez Ríos, José Lino López Camacho e Isaías Pérez Arias. En el tiempo que llevan de unión matrimonial han procreado tres hijos: Miriam, Isaac e Ismael.

Bajo el pastorado del hermano Isaías Pérez Arias, el hermano Julio César fue instalado al diaconado. Posteriormente al cambio pastoral que se diera en la misión de Loma Bonita, y donde el hermano Isaías Pérez entregara la responsabilidad del grupo al hermano Nicolás Castro Leyva, el hermano German Hernández quien era en ese entonces el Obispo del Distrito de Guadalajara, decidió enviar al hermano Julio César García a hacerse cargo de la misión que se encontraba en la colonia Francisco Villa, en Guadalajara, Jal.

En ese tiempo, le explico el hermano German al hermano Julio César García que al hacerse cargo de la misión, mejormente conocida como “Misión Apostólica 2000”, él quedaría bajo la supervisión del Pastor de la segunda iglesia de Guadalajara. Así que, cuando llegó el hermano Gabriel López Favela a la segunda de Guadalajara, fue precisamente él, quien solicito la ordenación al ministerio del hermano Julio César a la comisión correspondiente.

Habiendo ya cumplido cuatro años de su ministerio en la misión de la colonia Francisco Villa, el nuevo Obispo Luis Bernal Estrada invita al hermano Julio César García a hacerse cargo de la segunda Iglesia de Zapopán; pero ahora ya no solo como encargado de la obra, sino como Pastor de la misma. La membrecía que recibió en listas el hermano Julio en la segunda de Zapopan fue de 120 hermanos bautizados, la cual, al hacerse un censo general disminuyo a 65 hermanos bautizados. En el año de 2007 el hermano Julio entrego la responsabilidad pastoral de la segunda de Zapopan con una membrecía de 150 hermanos bautizados, más otros 20 hermanos más que por razones especiales no fueron incluidas en la lista, pero si se congregaban.

Conclusión


Bibliografía Carta: “Relación de miembros y bienes entregados al evangelista”; Gabriel López Favela; Guadalajara, Jalisco; 1993 Cuestionario: “Entrevista a ministros”, José Mario García Jarquín; Guadalajara, Jalisco; 2011. Cuestionario: “Datos del Trabajo Pastoral del Ministro” José Mario García Jarquín; Guadalajara, Jalisco; 2011. Cuestionario: “Entrevista a ministros”, Lucas Alonzo Alejo Aranda Arjona; Guadalajara, Jalisco; 2011 Cuestionario: “Datos del Trabajo Pastoral del Ministro”, Lucas Alonzo Alejo Aranda Arjona; Guadalajara, Jalisco; 2011 Cuestionario: “Entrevista a ministros”, Julio César García Blanco; Guadalajara, Jalisco; 2011 Cuestionario: “Datos del Trabajo Pastoral del Ministro”, Julio César García Blanco; 2011