7a Mexicali, Baja California - WikiHistoria
domingo 24 de marzo del 2019

7a Mexicali, Baja California

De WikiHistoria
Saltar a: navegación, buscar

== La 7ª Iglesia ==

La Séptima Iglesia de Mexicali, se encuentra ubicada en la Av. Paseo del Agua #251, en el Fracc. Guajardo.

Fotografia del templo a mediados de los años 70´s

La obra inició en 1960, en la casa del hno. Procopio Hurtado quien fue donador del terreno. El pastor responsable de la misión fue el hno. Manuel Escárcega, llevando a cabo la institución de la Iglesia en 1961 siendo esta oficiada en mayo de 1962 por el Obispo Supervisor Hno. Felipe Rivas Hernández del Distrito De Baja California.

Le siguió el hno. Fernando Bueno (1963-1966); en su pastoral destaca que fue iniciado como diácono el hermano Edmundo Gutiérrez de 28 años de edad, quien a la fecha está como miembro activo. Según consta en el informe que presentó, al entonces obispo del Distrito de Baja California, hno. Marcelo Pacheco Alvarez, había 81 hermanos en activo entre miembros mayores y menores, (según el dato que proporcionaba, los niños también eran contabilizados con la membresía). El hno. también organizó las diferentes sociedades locales y reconstruyó el primer templo para la realización de los cultos.

El hno. Socorro León (1966-1974 y 1980 -1983), quien fungió por dos etapas pastor de la iglesia; el hermano “Socorrito” siempre estuvo ligado al trabajo en la Séptima iglesia. En su primer etapa el templo fue nombrado propiedad de la nación y dentro de las obras materiales la iglesia logró que se le instalaran los servicios básicos así como la remodelación de el comedor y parte del templo. Durante ocho años estuvo al frente de la congregación, en ese tiempo la iglesia paso por duras pruebas, ya que ese período fueron excomulgados de la iglesia diez hermanos de los cuales solo una de ellas fue restaurada.

Parte de la construccion del nuevo templo, iniciada desde el pastorado del hno. Aaron Mendoza Mendoza

En 1974 asumió como pastor el hno. Eloy Fierro Ramírez (1974 – 1978), quien estuvo por espacio de 4 años, logrando bautizar a once nuevos creyentes. En su pastoral, se reconstruyó el templo en su totalidad, logró que se debió al trabajo de muchos hermanos y hermanas que apoyaron la causa en diferentes labores, sobre todo las señoras en la cocina.

El hno. Fierro entregó su responsabilidad al hno. Gregorio Uribe (1978-1980). En su pastoral destacan las labores de evangelismo, alcanzando once almas en su periodo. También se recuerdan los cultos de avivamiento, en donde existe registro de que mas de veinte personas recibieron el Espíritu Santo.

La iglesia trabajó por reacondicionar el comedor asi como el adquirir algunos inmuebles para el mobiliario del templo. Nuevamente asumiría el hno. Socorro León (1981 – 1983), para un segundo periodo. Entregando la congregación al hno. Aarón Mendoza (1983-1992). En su etapa, la Séptima Iglesia alcanzó el cenit de su crecimiento, además de gozar de un avivamiento muy fuerte. De tal forma que el templo donde se realizaban los cultos fue insuficiente y se dio principio a la construcción de uno nuevo para 750 personas, además, muchos hermanos fueron testigos de sanidades y hechos sobrenaturales que arrojaron como resultado la multiplicación de la membresía que al 21 de mayo de 1990 tenía 175 miembros en lista. La iglesia contaba con elementos capaces para realizar de manera eficiente labores educativas y ministeriales, y que decir de la bendición económica que fue derramada en la iglesia, fue una etapa de mucho éxito para la iglesia. Asi que, al momento de partir nuestro hermano Aarón mucho se quedó en el corazón de la séptima iglesia dejando una huella imborrable que duró poco mas de diez años.

Puerta del exterior del templo, a la izquierda el hno. Castulo Yañez hijo

El hno. Rubén Castillo (1992-1994), tomó la estafeta del hno. Aarón, para continuar la labor de crecimiento y expansión. Pero debido al cambio pastoral al que fue designado, fue sustituido por el hno. Víctor López (1994-1996), quien logró en su estancia 27 nuevos creyentes. Durante su pastoral, la iglesia sufrió el deceso de un hermano muy querido por los miembros de la congregación el hno. Cástulo Yáñez Martínez.

En 1996, el hno. Obed Reyna (1996-1998), asumió como pastor local, cargo que ostentó por tres años, debido a que resultó electo Obispo Supervisor del Distrito, por lo que tuvo que trasladarse a la Primera Iglesia, siendo asignado en su lugar el hno. Juventino Ramírez (1998-2000). Nuevo milenio, nuevas ilusiones, Dios es quien hace que la iglesia siga caminando. Asi era la apertura para de este siglo para la Séptima Iglesia, que recibía a un nuevo pastor, el hno. Lucio Urías (2000-2007). Durante su pastoral la iglesia retomo los trabajos de construcción asi como los trámites legales para regularizar el templo y los terrenos en donde se ubicaba.

Destaca en su gestión la labor del hno. David Alaniz, quien fue uno de los benefactores asi como la ayuda respecto a los trámites legales que la iglesia tuvo que solventar. También, el hno. Lucio impulsó el desarrollo de la Visión de la Iglesia, promoviendo los encuentros y las células de multiplicación.

Fue designado el hno. Gabriel López Gaona (2007-2009), quien estuvo por dos años, para entregar la congregación al pastor actual, hno. Mario Cota Díaz (2009 – a la fecha).Al recibir la iglesia el pastor Mario Cota Díaz en marzo de 2009, se reanudo la construcción de otro templo el cual se encontraba detenida desde 1990, cuando el hno Aarón Mendoza había iniciado la construcción de esa obra.

En la actualidad se ha logrado construir hasta la dala cuyas medidas son de 25 por 20 metros teniendo el anteproyecto y plano de dicha construcción. Dios se ha manifestado con gran poder en campañas evangelísticas usando los dones en sanidades, liberaciones, bautismos del Espíritu Santo y conversiones, usando los ministerios de alabanza, y misericordia. Aunque está en proceso de realizar la construcción de un nuevo templo, la iglesia aún realiza sus actividades en el antiguo templo hasta hoy.