7a Monterrey, Nuevo León - WikiHistoria
domingo 20 de enero del 2019

7a Monterrey, Nuevo León

De WikiHistoria
(Redirigido desde «7a de Monterrey»)
Saltar a: navegación, buscar

Corría el año de 1978 y siendo ministro jubilado, el hermano José Guadalupe López y López, mejor conocido por la iglesia como: el hermano Lupito, el venia de la Iglesia de Montemorelos, Nuevo León, sintió el deseo de seguir trabajando en el evangelismo en Monterrey ya que aquí tenia su residencia, le dijo al Obispo del distrito, el Hermano Leoncio López Belmares, que quería trabajar en Guadalupe Nuevo León. A lo cual el Hermano Leoncio le sugiere que trabajara en la colonia Granja Sanitaria, ahora Valle de Santa Lucia, por que el aquí tenía su casa y cuando se jubilara ahí se congregaría, fue así que el hermano Leoncio autorizo, le sugirió que hablara con los pastores de hermanos que vivían ahí en la colonia, para que el hermano Lupito comenzara lo que ahora es la 7ma Iglesia en Monterrey.

El hermano Lupito, ya con la autorización del Obispo, comenzó a hablar con el pastor, de la 3ra Iglesia de Monterrey, el Hermano Filadelfo López Belmares, en esa iglesia es donde estaban el Hermano Sergio Martínez y su familia.

De la 5ta Iglesia de Monterrey, era pastor el Hermano Juan Castro. De la 3ra Iglesia salió el Hermano Sergio Martínez González y su esposa María de los Ángeles Vargas., así como sus hijos: Esther, Sergio, Lidia, Joel, José Juan y Juan Marcos, Cabe de aclarar, que Esther era ya una adolescente. De la 5ta Iglesia de Monterrey, salió el Hermano Juan López Madinabeitia y su esposa Hermana Concepción Mejía Rubio y sus Hijas, Raquel, Martha, Eunice y Concepción. De esta Familia el hermano Juanito López era ministro ordenado, Raquel era ya una Joven Bautizada y Martha era una adolescente, También salió de dicha Iglesia la hermana Victoria Chávez Jaramillo y sus Hijos, Leticia, Jesús, Elba, Ofelia y Luis, del hermano José Guadalupe López y López y su esposa, María Guadalupe Delgado, sus hijos, Daniel y Eunice que eran adolescentes.

Fue así que con un grupo de 24 personas, entre niños, adolescentes y adultos da inicio a nuestra 7ma Iglesia de Monterrey. Los trabajos comenzaron en la esquina de las calles de Fidel Velázquez y Graciano Sánchez de dicha colonia, que era propiedad del hermano Leoncio López Belmares, que era residencia temporal del hermano Juanito López y familia. Ahí un día jueves de los primeros días del mes de diciembre de 1978, inicia el primer culto. Fue sorprendente ver como la visión de los Hermanos Leoncio y Lupito, Dios la estaba respaldando, por que pronto tuvimos a las primeras personas invitadas, además otros hermanos que vivían en la colonia, al oír que ahí estaba la Iglesia Apostólica, comenzaron a congregarse con nosotros, como fueron:

La Hermana Apolonia Villarreal de Aguilera, el hermano Pablo Coronado que era un ministro ordenado que venía de Mier y Noriega NL, fue así que el lugar pronto fue insuficiente y comenzamos a ver que necesitábamos más espacio.

Eran ya aproximadamente 6 o 7 meses de estar en la casa del Hermano Juanito y se presenta la oportunidad de un tejaban que nos vendían, una vecina de los hermanos Martínez Vargas, este tejaban de 4 por 8 Mts. nos lo vendían en 4 mil pesos, así que nos pusimos a Juntarlos en promesas en un culto, al tenerlos ya juntos en promesa, pero no en efectivo, comenzamos a pensar de donde los sacaríamos esa cantidad, en ese culto se encontraba una visita que era sobrina del hermano Juanito López, que casualmente había venido a visitarlos, ahora entendemos que eran los planes de Dios, ya que ella se levanto y nos dijo que nos prestaba los 4 mil pesos, por lo cual le dimos gracias a Dios por que fue el primer milagro que vimos a Nivel de Iglesia, el problema era donde podríamos poner el Tejaban, el Hermano Sergio y su Esposa tenían un terreno aproximadamente al frente de su casa de unos 8 mts de largo y ellos prestaron el terreno para que se pusiera ahí el tejaban y en ese lugar permaneció la obra de Dios por espacio de un año ocho meses, posteriormente fue creciendo la iglesia, se bautizaron los primeros Hermanos los cuales son: Hermana Juana Revilla, el hermano Ricardo Castro y varios Jóvenes que habían sido adolescentes tomaron su decisión.

Se trasladaron a este lugar porque les quedaba cerca, el Hermano Natividad Juárez Mendoza y su esposa Manuela Escobar e Hijos, así también se traslado de la 4ta Iglesia el hermano Francisco Salas con su esposa junto a su hermano carnal el hermano Gregorio Salas y su esposa, así que ya formábamos poco mas de 50 personas, no cabíamos en el tejaban.

A finales del año 81 aproximadamente, opto el distrito por mandar a otro pastor y fue enviado el hermano Raúl Murillo Guerra, de modo que ya éramos más de 60 personas con los hermanos Guerra y los que se bautizaban. Ese mismo año el hermano opto por que se comprara un terreno, pero hubo la oportunidad de enganchar 4 terrenos y el hermano José Raúl Murillo dio un enganche de $1000 por cada lote que fue lo que el vendedor nos pidió, hicimos un primer culto al aire libre (pendiente de foto) y posteriormente cambiamos el tejaban que estaba en la casa del hermano Sergio Martínez a los terrenos y ahí se comenzaron a efectuar los cultos, acondicionando también un local donde vivía el hermano Lupito López (antiguo pastor) ya que el hermano José Raúl Murillo quería que estuviera con el trabajando en la obra de Dios.

Se construyo un cuartito de 4 por 8 y ese nos sirvió de templo aproximadamente 1 año, posteriormente se comenzó a construir a un lado un local más amplio para que sirviera como templo, porque ya no cabíamos en el lugar, porque la iglesia crecía rápidamente. (De este local no tenemos fotos, porque no se tomaron.)

Posteriormente el hermano Raúl Murillo Guerra entregó el pastorado al hermano Juan López Madinabeitia. Los pastores siguientes fueron: David Tovar Díaz, Manuel francisco Tovar Aguirre, Leoncio López Belmares de Enero 1991 al 12 de Diciembre de 1997 seguido por el Rev. Luis Esquivel Márquez de Diciembre del 1997 al 2002, después le siguió el hermano Samuel Tovar Díaz hasta el año 2008, seguido por el hermano Roberto Carreón Escamilla, hasta el 2010 y le entrega al hermano Samuel Guel Reyna, actual pastor.