7ma DENVER, CO - WikiHistoria
jueves 20 de junio del 2019

7ma DENVER, CO

De WikiHistoria
Saltar a: navegación, buscar

Reseña histórica del campo evangélico Ebenezer

A petición de mi organización, la muy amada Iglesia apostólica de la fe en Cristo Jesús en EUA presentó la siguiente reseña histórica. Por gracia de Dios el Señor nos ha concedido a un servidor y a su familia iniciar cinco campos evangelisticos. Agradezco el apoyo de mi amada esposa Luz Esther Vidal, una mujer apostólica y muy valiente con fuertes convicciones y celosa de la obra de Dios a la cual ama profundamente. A mis hijos Alan, Cynthia, Ana y Luz Saireth quienes han sufrido junto conmigo en mi vida pastoral en México y ahora aquí en EUA.


Me gozo al saber que somos una familia sacerdotal que ama desinteresadamente la bendita obra del Señor y aunque muchas veces criticados y aún denigrados no desistimos porque no somos de los que retroceden, sabemos a quien le servimos.

Estos son los campos evangelisticos por el orden en que fueron fundados durante el período del año 2003 al 2017: ~Colorado Springs, CO ~Pueblo, CO ~Grand Junction, CO ~Edwards, CO ~Ebenezer, esta pequeña obra a la que por fe llamamos la 7ma. iglesia de Denver, CO.

Nunca ha sido fácil ni lo será abrir nuevas obras, es como barbechar un terreno para cultivar ¿se sufre? Si, pero hay satisfacción cuando se ven los primeros frutos. Cómo me gocé en Colorado Springs al saber que el bautismo de la última de mis hijas Luz Saireth Vidal eran las primicias a las que le siguieron los matrimonios Javier y Olvia Valtierra, Rubén y Miriam Ezquibel, así como los hermanos Rodolfo Venegas, Armado Otero, etc.

A mediados de junio de 2015 se realizó una actividad regional, donde nuestro obispo supervisor hermano Joel Mireles declaró inaugurado el campo evangelístico en Edwards, CO y el campo evangélistico Ebenezer en la ciudad de Denver, CO. Así mismo nuestro obispo anunció que un servidor entregaría la iglesia de Edwards, CO a mi hijo Alan Rafael Vidal. Dicha entrega tuvo lugar el día siete de julio del 2015 en la ciudad de Edwards, CO en una hermosa fiesta, estando presente el pequeño grupo local, así como una nutrida presencia de los dos presbiterios. Para ese tiempo el Señor nos concedió establecernos en la ciudad de Denver.

Meses atrás cuando todavía no se concretaba todo esto mi esposa y un servidor estuvimos viajando de la montaña a la ciudad por un buen tiempo. Recuerdo que al venir bajando y al ver la inmensa ciudad declaramos una nueva obra y pediamos cobertura, diciéndole al Señor: “tú ya tienes el lugar y donde viviremos”. Fue cuestión de un par de meses que estuvimos alojados en casa de mi hija Ana y mi yerno Douglas cuando el Señor nos proveyó una vivienda, fue así que con mucho ánimo y fe comenzamos a orar y hablar la palabra de Dios, establecimos estudios en casas por dos o tres meses y en el mes de agosto de ese año encontramos un templo ubicado en el 5511 W 136th Ave, Broomfield CO el templo llamado Good News.

Se inauguró el lugar teniendo un hermoso culto de acción de gracias, comenzamos a reunirnos solo el día domingo y posteriormente abrimos un estudio en uno de los salones entre semana. También imprimimos volantes y nos propusimos a repartir literatura y aunque si logramos que dos o tres familias nos visitaran nos dimos cuenta de que era una área donde la mayoría de la población era anglosajona.

Damos gracias al Señor que siempre ha puesto gracia en nosotros delante de quienes nos han brindado apoyo con sus templos e inclusive nos han hecho parte de sus proyectos comunitarios y aún de sus servicios. Recuerdo una actividad histórica en Colorado Springs, en aquel hermoso templo luterano en una celebración de acción de gracias fui invitado a participar con mi congregación en un culto donde tanto los himnos en la liturgia como la exposición de la palabra la ejecutamos los apostólicos ¡imagínense un culto luterano apostólico donde ambas congregaciones nos fusionamos! éramos unas 200 personas reunidas ¡Gloria a Dios!

Lo mismo nos sucedió aquí en la ciudad de Denver, la iglesia nos invitó a que formaramos parte en una actividad social de compañerismo y otra de asistencia social en un centro de personas de la tercera edad, a las cuales asistimos gustosamente.Nuestra estancia en ese lugar fue un poco más de un año, en el cual logramos evangelizar el área y ganamos a la familia Jaques completa para CRISTO ¡Gloria a Dios por ello!

Llegamos a contar con varias familias en dicho lugar, celebramos cultos especiales de presentación de niños, quinceañeras, cumpleaños, celebración del día del pastor, baby showers y actividades de apoyo presbiteral.

Como es sabido la iglesia está en continuo movimiento, las familias van y vienen y se trasladan a otras congregaciones por cuestiones geográficas u otras conveniencias. Es así que de las diez familias que éramos solo quedamos al momento cuatro: familia Vidal, Salgado, Morren y Cuevas. Al mirar las pocas posibilidades de crecer optamos por comenzar a buscar un área más estratégica en la que predominaran personas de habla hispana y así hubiese mejores oportunidades de crecimiento.

Fue así que nos encontramos con la iglesia Journey of Faith United Methodist Church ubicada en el 1200 El paso blvd, Denver CO. Aunque un poco restringidos en espacio y tiempo ya que había dos congregaciones más así que éramos cuatro grupos en total. El horario no nos favorecía, así como tampoco las disposiciones impuestas por la pastora, pero aún así comenzamos a hacer trabajo evangelístico repartiendo literatura e invitando a las familias a los servicios.


Fue poco el tiempo que estuvimos allí, porque, aunque teníamos en mente buenos proyectos fuimos impedidos principalmente por cuestiones económicas, tratamos de mantener la renta haciendo diversas actividades, pero lamentablemente no fue suficiente. Recurrí al distrito, pero ellos solo pudieron ayudarnos con un mes de renta. Después de orar y evaluar las cosas pensé mejor en no buscar ya más dinero para rentar, sino buscar almas para Cristo como fuera posible. Y así un día platicando con mi presbítero el hermano Omar Gámez me hizo dos propuestas y acepte una de ellas: el de reunirnos en su iglesia temporalmente y liberarnos del pago de la renta y así sin esa carga podernos dedicar a evangelizar para posteriormente un día independizarnos de nuevo. Admiro y agradezco la disposición del pastor Gámez ya que en su deseo de ayudarnos nos deja íntegras las aportaciones económicas del grupo cosa que no cualquier pastor haría, esto con el fin de un día continuar con el proyecto. Dios bendiga a nuestro presbítero y a la congregación de la 3era Iglesia de Denver, CO. Entre tanto nos apoyaremos recíprocamente.

Es así que al momento se puede decir que estamos en un período de transición, debo recalcar que no hemos renunciando a la idea de establecer lo que sería la séptima iglesia de la región; creemos que Dios dispondrá todas las cosas para que este proyecto se realice lo antes posible.

Harían bien en apoyarnos con sus oraciones para que Dios provea los recursos ya que no es posible que la obra del Señor se detenga por cuestiones económicas siendo que estamos ubicamos en un área metropolitana, suficientemente grande donde pudieran establecerse decenas de iglesias. En fin, la obra es de Dios, pero recordemos que nosotros somos los ojos, las manos y los pies del Señor.


Los ojos para mirar la gran necesidad de las almas que se pierden y las manos dispuestas para ayudar en pro de su obra y los pies para caminar hacia las almas que son nuestro objetivo y misión. Así que no hay que escatimar recursos porque un alma arrepentida vale más que todo el oro del mundo, y un día el Señor nos pedirá cuentas de ello. Me despido con el Salmo 126: 5~6 e Isaías 52:7.

'Sinceramente: Un servidor pastor Rafael Vidal

''