Antecedentes de la IAFCJ en Estados Unidos - WikiHistoria
jueves 20 de junio del 2019

Antecedentes de la IAFCJ en Estados Unidos

De WikiHistoria
Saltar a: navegación, buscar

CAPITULO UNO

Antecedentes del comienzo de la obra en EU (1980-0000?).

La historia de la iglesia Apostólica de los Estados Unidos inicia con la problemática del cruce de los puentes internacionales de Ciudad Juárez a El Paso Tx. en los años 80’. El cruce para El Paso Tx. se puso muy difícil de hasta 3 horas para cruzar y algunos hermanos que vivían allá, a su regreso tenían que hacer mucho tiempo para cruzar. Algunos de ellos con niños de escuela que para ellos era muy indispensable regresar a tiempo a casa. Esa situación motivó a nuestro hermano Miguel Agustín Reyes, Secretario de Evangelización y pastor de una de las iglesias de Cd. Juárez, Chih., a proponer a algunos hermanos diáconos o ministros que tuvieran ciudadanía o residencia de los Estados Unidos para que atendieran a esos hermanos miembros de la Iglesia Apostólica que vivían en El Paso, TX. y que pertenecían a dichas iglesias de Cd. Juárez. Así que algunos empezaron a hacer cultos con ellos en la ciudad vecina. Uno de ellos fue el Hno. Rafael Rivera que en esos años era miembro y ministro de la 10ma. Iglesia. Esa congregación la pastoreó el Hno. Miguel A. Reyes como por tres años y fue allí donde conoció al Hno. Rivera que se caracterizó por su dinamismo apoyando el proyecto de caravanas evangelísticas que organizó el Hno. Miguel Agustín Reyes como Secretario de Evangelismo Nacional en los años del 1978 a 1982. Viendo ese dinamismo y arrojo en el mencionado Hno. Rivera, el hermano Agustín lo impulsó para que empezara a hacer cultos en El Paso con nuestros hermanos. Pronto se consiguió un lugar para rentar y realizar cultos y al enterarse de ello, otros hermanos que vivían en El Paso, empezaron a reunirse allí en esa misión. Como era de esperarse los pastores de la Asamblea Apostólica entre ellos el Hno. Juan Martínez, pastor en ese entonces de la 1ra. Iglesia en El Paso, Tx. y el Hno. Esteban Ávila, pastor de la 2da. Iglesia de la misma ciudad. Especialmente este último pastor se molestó bastante de que México estuviera realizando cultos en los Estados Unidos, argumentando que existía un tratado de compañerismo y que la Iglesia Apostólica de México lo estaba quebrantando. Estas quejas las llevaron hasta la Mesa directiva de la Asamblea Apostólica, la cual en las reuniones periódicas que tenían los representantes de ambas organizaciones para acuerdos y proyectos de trabajo. Esta queja se presentó formalmente siendo en ese entonces el Obispo Presidente el hermano Domingo Torres Alvarado. Como la Asamblea Apostólica demandaba a la Iglesia que entregara de inmediato el grupo para que ellos lo atendieran y debido a que los hermanos que lo integraban procedía de México, uno de los argumentos que nuestros directivos les presentaron a la Asamblea fue que de momento no era posible acceder a ello; primero, a que el tratado no preveía el proceso que se necesitaba seguir para entregar las iglesias que estableciera la Iglesia de México en E.U.; y segundo, solicitaron que se les permitiera el tiempo necesario para que dicha obra naciente se consolidara y se identificara debidamente con las iglesias de dicha ciudad dependientes de la Asamblea. Propusieron que para esto último, se siguiera un proceso de asimilación en el que el anciano de ese sector, hiciera una serie de visitaciones de compañerismo y realizando programas en conjunto entre la Misión de México y las iglesias de la Asamblea. Posteriormente, llegado el momento más conveniente para la obra, se procedería a tomar el acuerdo y hacer los arreglos respectivos para la entrega de esa iglesia conforme a lo establecido en el tratado. Ante esta reacción y propuesta de los representantes de la Iglesia de México, la respuesta de los directivos de la Asamblea fue negativa afirmando que ellos no estaban obligados a hacer lo que se les proponía, sino que simplemente lo que querían era que se cumpliera literal y terminantemente el tratado citado en el que se asentaba efectivamente que la obra fundada por México en los Estados Unidos se debía entregar a la Asamblea; y viceversa, las misiones que se llegara a establecer Estados Unidos en México, tenía que entregarse a la Iglesia Apostólica del mismo país. Los hermanos de la Asamblea se mantuvieron en esa posición, de que se entregara lisa y llanamente la misión y ellos sabrían qué hacer con ella. Por su parte, nuestra Mesa Directiva se mantuvo en la propuesta de que se requería convenir sobre ese proceso a seguir para la asimilación y entrega de la misma y entre tanto no se hiciera eso, no se les entregaría la dicha misión que teníamos en El Paso. Por parte de los miembros de nuestra iglesia que se estaban reuniendo en El Paso, ellos manifestaron que no querían irse a la Asamblea y que si se persistía en integrarlos a la Asamblea se regresaban a congregarse en sus iglesias a las que antes habían pertenecido en Cd, Juárez.


La corporación Misión Apostólica de la Fe en Cristo Jesús (1985-0000?).

Con esa candidez en el trato con la Asamblea y México, y al empeorarse las relaciones fue a tal grado que se cancelaron los cultos que se tenían, que se le llamaban internacionales entre los estados de Nuevo México , Texas, y Chihuahua, y en el Noroeste especialmente con los hermanos de Tijuana, con California, El hno. Miguel Reyes al ver el peligro de que se acabara con la misión, como tenía mucho acercamiento con el hno. Rivera le autorizó para que abriera un registro, el cual ni tardo ni perezoso lo abrió quedando El como Presidente, su Esposa Rosa María Rivera como la Tesorera y Otoniel Peña como Secretario de la Corporación Misión Apostólica de la Fe en Cristo Jesús, con ese nombre quedo registrada en la Secretaria de Gobierno del Estado de Texas aproximadamente en el año de 1984.

Cuando la Asamblea Apostólica se enteró de que la Iglesia Apostólica tenia un registro a nombre de Misión Apostólica, y que estaba edificando un templo cerca de la 2da. de la Asamblea se indignaron tanto que recrudecieron las relaciones con México, al grado tal de que por esa situación de la Misión y otros desacuerdos posteriores que tuvieron con la Iglesia de México se rompieron relaciones. A pesar de eso la Misión Apostólica se fue desenvolviendo y fue creciendo, pronto algunos grupos de hermanos en diferentes partes se dieron cuenta de que Misión Apostólica era la Iglesia de México en los Estados Unidos pidieron cobertura, entre los grupos que se añadieron en el principio el grupo que esta en Roswell N.M compuesto en su mayoría en ese tiempo de hermanos convertidos en las Iglesias de Ojinaga, Chih. todos en su mayoría mayores de edad, pronto se organizaron y se propusieron y compraron un templo viejo el cual renovaron, y es uno de los templos que actualmente están bajo la cobertura de la Iglesia, otro de los grupos que se añadieron es un grupo de hermanos dirigido por un Ministro que fue pastor en lo que fuera el Distrito del Noreste (con cede en Monterrey, N.L.) y que en ese tiempo ya tenia su residencia en Edinburg, TX. al darse cuenta de que la Iglesia de México estaba trabajando en los Estados Unidos pide que le den cobertura para establecer una Obra en Edinburg, TX. y lo mismo pronto consiguen un predio de tres acres y construyen un lugar para congregarse, templo que hasta el momento esta bajo la cobertura de la Iglesia, así mismo luego en Amarillo, TX. posteriormente en Elgin, Ill. Un hermano de apellido Bustos que había adquirido un templo y que lo había puesto a nombre de una organización independiente, solicita cobertura a la Iglesia y el Hno. Rafael va a darles a conocer los reglamentos que para ese entonces ya se habían elaborado, y que entre sus clausulas tenía, que todo grupo que se quiera añadir a la Misión Apostólica de la Fe en Cristo Jesús, que tenga una propiedad debe ser puesta a nombre de la Corporación para ser aceptados, el Hno. Bustos y el Grupo aceptaron firmando un acuerdo en una acta y pasaron con la propiedad a ser de la Corporación Misión Apostólica de la Fe en Cristo Jesús, después de aproximadamente dos años de estar trabajando con la Misión el Hno. Bustos y la congregación en Elgin, repentinamente el Hno. Bustos enferma y al poco tiempo fallece, el Hno. Rafael atiende todos los detalles del funeral y de la familia y al terminar con todos los detalles de la partida de nuestro Hermano Bustos, El asume la responsabilidad del Pastorado de la Iglesia en Elgin, Ill. Dejando el pastorado de la 1ra Iglesia que se estableció en El Paso, TX. donde ya se tenia una propiedad y fue donde se establecieron las oficinas de la Corporación recién nacida, se traslada con su familia para pastorear la Iglesia en Elgin, pronto se da cuenta de que algunos hermanos lideres de la congregación se ponen en contra de la decisión que se había tomado de que viniera el Hno. Rivera a Pastorearlos y se apartan convenciendo a la familia del Hno. Bustos, esposa e hijos para que se vayan con ellos y reclaman que el templo es de ellos originalmente y ponen una demanda contra la Misión Apostólica para quitarles el templo, en las audiencias que se hicieron ante los juzgados en Illinois, por recomendación del abogado defensor sabiendo este que la Misión Apostólica era un corporación establecida en los Estados Unidos por la Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús originalmente establecida en México y que esta era una Iglesia fuerte, queda bajo juramento por parte de Rafael Rivera en el juzgado que El es un Pastor dependiente de la Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús y que Misión Apostólica es una extensión de la Iglesia de México en los Estados Unidos, eso fue aproximadamente en el año de 1996. Después de que los problemas se resuelven y todo esta en paz, y como el registro de la Corporación esta en Texas y para tomar un poco mas de control de los asuntos legales y sintiendo que era necesario reforzar su presencia como Misión Apostólica, toma la decisión el Hno. Rafael como representante de la Misión que el Hno. Victor Soto, reciba el pastorado en Elgin, Ill., ya que el Hno. Victor Soto era el pastor en la Iglesia de Saluki Dr, en El Paso, TX. lugar oficial de las Oficinas de la Corporación Misión Apostólica, el Hno. Rafael se regresa para El Paso, TX. y allí permanece hasta el año de 1998 donde se realiza la ultima convención de la Misión Apostólica de la Fe en Cristo Jesús.

También se estableció obra en Bakersfield, Ca. un grupo dirigido por el Hno. Raúl Padilla se añade y también adquiere una propiedad la cual se pone a nombre de Misión Apostólica, otro en Santa Cruz, Ca. en Chino, Ca., Imperial Ca. Otros mas en (los que se unieron hasta 1998 en el Estado de California, historia que debe aportar el Hno. Samuel Aguilar…) nuevamente en el Paso, Tx. con un grupo que el Hno. Joel Mireles Pastor de la 1ra de Cd. Juárez inicia con 12 miembros de esa iglesia que vivían en El Paso, TX. que con el tiempo adquieren una propiedad que hoy es la 2da Iglesia de El Paso, TX. otro grupo pequeño en Presidio TX, que también adquiere una propiedad. otros mas para el Este de Los Estados Unidos en Atlanta, GA. Uno mas en Gainesville, GA. en este lugar también se adquiere una propiedad, en la Florida en Homestead, Fl. Un particular suceso de este lugar fue que al poco tiempo de haberse adherido a la Misión, le sobreviene una catástrofe, la azota un Huracán de nombre Andrés que destruyó casi por completo la ciudad, y el grupo que se había formado después de un tiempo y a pesar de que se le estuvo estimulando, se dispersó del lugar, un grupo de hermanos fueron comisionados para ir a constatar la situación y prestar ayuda, entre ellos fueron los hermanos Armando Acosta Secretario del Distrito Norte, Víctor Soto y el Presbítero regional Joel Mireles C. Los cuales trajeron las impresiones tanto del grupo como del lugar, posteriormente estos mismos hermanos acompañados del Hno. Simón Barrientos, Obispo en ese entonces, fueron para conocer de la situación del grupo, el cual ya no estaba organizado sino disperso por una situación especial del encargado en ese lugar.

Para ese tiempo con los grupos que había en la Misión, por sugerencia de la Mesa Directiva General, recomienda al Obispo del distrito Norte que lo asimile y que las iglesias cercanas a la frontera fueran parte del algún presbiterio, se asignan esas iglesias al presbiterio de la 3ra Iglesia que pastoreaba el hno. Joel Mireles, en lo que comprende el Distrito Norte, y por otro parte en el lado del distrito de aquel entonces Distrito Noroeste directamente en Tijuana se hace lo mismo con algunas Iglesias situadas del otro lado de la frontera, entre ellas congregaciones en San Diego, y otros lugares cercanos, después de dos años se determina que se forme un Distrito y se nombra por supuesto al Hno. Rafael Rivera que en ese momento era el mas esforzado para que tomara ese lugar esto fue en el año de 1990, se siguieron añadiendo nuevos grupos paulatinamente en los años del 90 al 98 en esos años de administración como Obispo los hermanos que nacieron en la Iglesia y que eran pastores de la Misión cuestionaban que porqué se tenia a una mujer en la directiva del Distrito, en las reuniones ministeriales varias veces se le hizo ver al Hno. Rafael esa situación pero el esquivaba siempre, dando respuestas simples, en los años del 94 al 98 el hno. Rivera con algunos pastores de la Misión empezó a promover que se pidiera la autonomía de la Misión de la Iglesia Apostólica, El empezó a dar indicaciones a los directivos de las fraternidades que ellos ya no tenían nada que reportar ni reconocer a los de México (expresión que usaba para referirse a los directivos de la Iglesia), que ellos venían como invitados solamente, esto se dio desde la convención realizada en Bakerfield, CA, celebrada en el año de 1996, pero para este tiempo la Mesa Directiva General ya había determinado que no daría mas autonomía a los campos misioneros que tiene en los diferentes países donde hay obra misionera y se aplicaría esta misma regla para la obra en los Estados Unidos, por ser un país que en el futuro servirá de puente para ir a todas las naciones. Como todos los distritos de la IAFCJ cada 4 años llevan a cabo constitucionalmente convención de elecciones, determina que el distrito formado en los Estados Unidos supervisado por el Hno. Rafael Rivera, se observe la misma regla y hagan elecciones en la Convención de 1998 como en todos los demás, y como la Mesa Directiva tiene facultades constitucionales para hacer reestructuraciones en los distritos, también trae un plan de reestructuración de la obra en los Estados Unidos, al llegarse la convención ésta es realizada en El Paso, TX, todos los pastores que podían asistir por tener documentos migratorios se hacen presentes. Una vez inauguradas las actividades de reuniones ministeriales, por la autoridad respectiva, el Obispo Presidente toma la dirección de la reunión ministerial, e inmediatamente expone la estrategia que trae para realizar el trabajo de elecciones, que fue la siguiente: Expone que la Mesa Directiva ha acordado establecer dos Distritos del único que existe en los Estados Unidos y que hasta finalizar esta convención el Hno. Rafael Rivera fue el Obispo y puede seguir si es electo en el distrito que él participe si es propuesto como candidato; y que pretenden establecer un distrito en el oeste y otro en el este de los Estados Unidos, y que para realizar las elecciones y poder escoger a los dos obispos tiene que ser por región y pide que todos los pastores que están en el oeste es decir todos los pastores que tienen iglesia en los estados de California, Arizona, Nevada, Utha, Idaho, Oregon, Montana y Washington se reunan en un salón porque allí llevarán a cabo la elección y todos los pastores del resto del País a partir de Texas, Nuevo México, Colorado, Minnesota y todo el Este se junten en otro salón. Una vez cada una de las regiones reunidos en su lugar, se llevaron a cabo las elecciones, por el lado de los estados del oeste se acuerda que California será la sede y se le llamaría Distrito de Noroeste y sale electo el Hno. Samuel Aguilar, por el lado del este se establece en Texas la sede y se le llamaría Distrito Noreste y sale electo el hno. Joel Mireles C. Entre las cosas sobresalientes que sucedieron en esas elecciones especialmente en la región del Este, es que entre los dos propuestos para ser electos a Obispo del Distrito Noreste, Hno. Rafael Rivera y el Hno. Joel Mireles en la primera ronda salieron empatados y nuevamente en la segunda, después de la segunda vez de empatados advirtió el Obispo Presidente que si salían de nuevo tendrían que echar suertes como se hizo con el sucesor de Judas; pero la tercera vez salió electo el Hno. Mireles. Termina la convención con nuevas expectativas de trabajo y nuevos proyectos para dar empuje a lo que la Iglesia a nivel general estaba promoviendo sobre Misión Apostólica 2000. Se ensombrece las nuevas expectativas a los diez días después de la convención, todos los pastores reciben una carta en la que los directivos de Misión Apostólica es a saber Rafael Rivera, Otoniel Peña y Rosa María Rivera, firmando respectivamente en ese documento como Presidente, Secretario y Tesorera, declaraban que todo lo que se hizo en la convención pasada quedaba anulado y que era ilegal lo que se había hecho en la convención y que no hicieran caso a los nuevos supuestos directivos es a saber Joel Mireles y Samuel Aguilar, reafirmando que Rafael Rivera era el presidente de la Misión Apostólica y que Otoniel Peña era el Secretario General y que Rosa María era la Tesorera General y que siguieran reportándose con sus obligaciones económicas a la dirección que conocían como la oficina oficial es a saber en Saluki Dr. Además decía que todos los pastores que no estuvieran de acuerdo no podían seguir utilizando el nombre de Misión Apostólica y que el que lo usara sería demandado por ellos, a menos que declarara ser miembro de Misión Apostólica. Al conocer la Mesa Directiva en turno de la situación se presentan en El Paso para dar apoyo y defender los intereses de la Iglesia ya que había propiedades que hermanos apostólicos estaban defendiendo y que estaban en posesión de ellas y no había ninguno que quisiera ser de la Misión. Entre las propiedades estaban el templo de la 2da de El Paso, TX., en Roswell, N.M. en Presidio, TX. en Edinburg, TX. dos propiedades, en San Pablo Min. en Elgin, Ill., en Gainesville, Ga. en Pasadena, TX. inmediatamente el Hno. José Raúl Murillo, Presidente y el nuevo Obispo del distrito se enfocaron en ir a cada una de las congregaciones de lo que en ese tiempo era el Distrito Noreste es decir 12 congregaciones hacer saber personalmente de la situación que se había presentado y se constato que estaban a fines con la Iglesia.


La Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús in the United States (1998-0000?).

Entre las acciones rápidas que se tomaron fue inmediatamente hacer un nuevo registro para cubrir a las iglesias que se quedaron con la IAFCJ, en el que la Mesa Directiva General fueran los directivos generales como Presidente, Secretario y Tesorero y un Agente incorporador de la nueva corporación que se registró con el nombre de IGLESIA APOSTOLICA DE LA FE EN CRISTO JESUS IN THE UNITED STATES. Se procuró que quedara con el nombre como está en México, pero se encontró que ya había otros registros con ese nombre por el que se le tuvo que añadir cuatro palabras “IN THE UNITED STATES” para hacer la diferencia de los otros registros existentes en la secretaría de gobierno del Estado de Texas, quedando los directivos de la corporación: El Hno. Raúl Murillo Guerra como Presidente, el Hno. Fernando Peña Niz como Secretario, como Tesorero el Hno. Domingo Torres Alvarado y como Agente incorporador el Hno. Joel Mireles C. Con ese registro se le hizo frente a la demanda de Rafael Rivera como representante de Misión Apostólica. Como estaban en peligro nueve propiedades que se habían puesto a nombre de Misión Apostólica, porque se tenía bien claro que Misión Apostólica era la Iglesia Apostólica, al darse este giro por la infidelidad de Rafael Rivera y su equipo esas propiedades estaban ahora en riesgo. El Hno. Raúl Murillo con mucha pasión y entrega acompañado del Hno. Joel Mireles se metieron a defender lo que es propiedad de la iglesia, el Hno. José Raúl Murillo con su habilidad para percibir un buen abogado, inmediatamente se escogió uno bueno de corporaciones para que llevara nuestro asunto. Para esas alturas el abogado de Misión estaba presionando fuertemente a nuestros pastores instándoles que se retiraran de la propiedad que estaba a nombre de la Misión si no eran de la Misión. Entonces los abogados entraron en intercambios y pláticas pesándose uno al otro en los argumentos que tenían. En el trayecto de las disputas, el Hno Víctor Soto se entera de cómo Rafael había defendido la propiedad en Elgin, y que había una declaración bajo juramento en la corte de Illinois, nuestro abogado conociendo esto, presenta ese buen argumento al abogado contrincante y sin duda convence a Rafael Rivera que haga un trato, y se llega al acuerdo de que no se le pedirá cuentas del dinero que había, ni se le pedirá la propiedad que él poseía en Saluki, un terreno más en Chaparral y la propiedad en Bakersfield, CA que tenia en posesión, y por parte de Misión le cedería los derechos a la Iglesia Apostólica de las nueve propiedades que tenía en posesión. Fue así como se traspasaron las 9 propiedades que estaban a nombre de Misión Apostólica de la Fe en Cristo Jesús a la custodia de la Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús in the United States, corporación que se había creado directamente gobernada y dirigida por nuestros directivos de México.


Organización de los distritos Noroeste y Noreste (0000-2002?).

A partir de ese arreglo la iglesia se fue consolidando fuertemente añadiéndose muchos nuevos hermanos, además de los que se estaban convirtiendo por el trabajo local de cada congregación, la armonía y la paz que se respiraba en los pastores del distrito después de esos dos años de conflicto creció y se consolido el liderazgo terminando esa administración con bases solidas para el crecimiento, con una pujante economía e impulsando los proyectos que la Iglesia a nivel general tenía. Se termina esa administración de 4 años con aproximadamente 58 nuevos grupos. Por acuerdo de la Mesa Directiva General determinan que la convención de Elecciones del año 2002 se celebre en conjunto los dos distritos y se acuerda que se lleve a cabo en la ciudad de Denver, CO. Se llevan a cabo las elecciones y para Obispo supervisor del distrito Noreste sale electo el Hno. Eliseo Guzmán, y para el distrito Noroeste es reelecto El Hno. Samuel Aguilar. Ambos distritos avanzan en crecimiento y fortaleciendo el liderazgo en cada uno de ellos. Por el lado del distrito que supervisaba el Hno. Eliseo Guzmán en el primer año de trabajo surgen algunos desajustes entre el liderazgo del nuevo Obispo Presidente Nicolás Herrera y Eliseo Guzmán, este último manifiesta su desacuerdo transmitiendo a los presbíteros del distrito sus inconformidades criticando el sistema de trabajo del presidente y aprovecha para externar algunas criticas en el sistema económico de la Iglesia, argumentando que se estaban llevando los recursos de las iglesias de los Estados Unidos para México y que no prestaban apoyo para las iglesias. Para esto siempre que un pastor le manifestaba que quería pedir un préstamo les hacía creer que siempre le negaban las solicitudes, además les hacía creer a los pastores especialmente a los presbíteros que no se les estaba ayudando para conseguir seguros de vida y aseguranzas de salud manejando la idea entre ellos que estando independientes de México podían todos tener un seguro de salud, con fondos de retiro y además llegar a figurar mas pronto en algún puesto como supervisores estando organizados fuera de la dirección de los directivos de la Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús. Esto comenzó a acrecentarse en el segundo año de trabajo en el distrito recibiendo el Obispo Presidente Herrera comunicaciones de ese Distrito Noreste de las inconformidades anteriores, por lo que manda al Hno. Raúl Murillo, ahora Secretario General para que sondee la situación en los presbiterios del norte.


La reestructuración de la obra en siete distritos? (2002-2014?).

Se constata de la realidad de cómo está el distrito, al ver el crecimiento de ambos distritos y al hacer algunas observaciones sobre el gran perjuicio que haría un líder de tan grande influencia en mas de 60 pastores si se pronunciara en contra, promueven que para la Segunda Convención del distrito se lleve a cabo una reestructuración para reducir las grandes extensiones que tenían ambos distritos y repartir el liderazgo en siete distritos. La propuesta de restructuración para el Distrito del Noroeste consistió en establecer tres distritos, uno con sede en el estado de Washington para lo cual se designó obispo al hno. Mauro Ruvalcaba, ex Obispo Presidente de México. Otro distrito sería con sede en Los Angeles, en el cual seguiría siendo el obispo el Hno. Samuel Aguilar, y uno más con sede en Phoenix designando para Obispo al Hno. Joel Aguilar. Para el Distrito Noreste se decidió reestructurarlo en cuatro: Se formó un distrito con sede en Elgin, ILL para el cual se designó como obispo al Hno. Víctor Soto. Otro para el área de Atlanta con sede en Gainesville, GA y se nombró obispo al Hno. Catarino Huizar. También se establecieron dos en Texas: Uno en el este de Texas con sede en El Paso designándose para obispo al Hno. Joel Mireles C. y un último con sede en Mc Allen, Texas en esta área al Hno. Eliseo Guzmán. Con la reestructuración ciertamente se reduce el área de influencia que ahora podía ejercer cada supervisor, pero en el distrito de Mc Allen se recrudecen las inquietudes, pues los comentarios del Obispo Guzmán se hacen más frecuentes ahora con otros argumentos mas fuertes, entre ellos que les habían quitado los recursos que tenía el distrito, aunque por parte de la Tesorería Gral., especialmente a ese obispo se le estaban apoyando con el mismo sueldo que tenía como obispo del distrito Noreste. Aún así continuó inquietando a los presbíteros que ya debían hacer algo y que ellos serían los supervisores del área en que estaban trabajando. Ya enterada la Mesa Directiva General de las inquietudes que se estaban dando en el Distrito de Mc Allen desde hacía tiempo, pues incluso algunos presbíteros empezaron a declararse separados de la Iglesia Apostólica y que ahora tenían una nueva organización, entre ellos estaba el presbítero de Oklahoma, el presbítero de Dallas, el secretario del Distrito y el Tesorero. Entonces el Obispo Presidente Nicolás Herrera, acompañado del Hno. Murillo cita al hermano Eliseo Guzmán en la ciudad de Reynosa, Tamaulipas; también para esta reunión invita al obispo de El Paso para ser testigo de esa plática (esto se llevó acabo en un hotel de la ciudad), en la cual se llegó a hablar y discutir amplia y en momentos acaloradamente la situación. Después de calmarse los ánimos, el Obispo Presidente Herrera exhortó al Hno. Eliseo a que se integrara y ayudara a hacer reflexionar a los presbíteros y pastores que estaban ya confundidos sobre la situación y que ya se habían declarado en contra de la Iglesia, acompañando a la comitiva que el Obispo Presidente había nombrado para ese fin. El Hno. Eliseo no contestó ni si ni no, y como ya era tarde, la reunión terminó y se reanudó el siguiente día por la mañana para afinar detalles de cómo realizar el trabajo. El siguiente día el Hno. Eliseo no asistió a la reunión, se procuró localizarlo pero no contestó y de momento no se le localizó. Más tarde, cuando contestó las llamadas le da a conocer al presidente que decidió presentar su renuncia irrevocable como obispo del distrito. Para esto le indica que dicha renuncia la recojan en una gasolinería que él escogió para entregársela. Efectivamente, en el estacionamiento de ese negocio estando presente el Obispo Presidente, el Hno. Joel Mireles, el hno. Eliseo le entrega el documento con su renuncia. El Obispo Presidente todavía en ese momento le exhorta a que reflexione y que desista de ello a lo que él le contesta que ya no se puede retractar, que ya está determinado a hacerlo. Entonces el Obispo Presidente le pide que le diga una fecha para entregar todo lo que es del distrito, a lo que él le contesta que le daría después la fecha de cuándo lo haría y también el lugar. Por su parte, la comisión para entrevistar a los presbíteros y pastores inconformes, cumplió su trabajo entrevistándolos para que desistieran de apartarse de la Iglesia y los resultados fueron de que no retractarían de lo que habían decidido. El presbítero de Pasadena declaró que ellos se quedarían con el templo porque la decisión de la congregación es que ellos eran los dueños. Para el efecto se inició un litigio con abogados y gracias a Dios después de algunos alegatos, el grupo y el ex presbítero decidieron al fin entregar el templo. Para esto, y por acuerdo de la directiva del nuevo distrito, ahora juntamente con Mc. Allen se designa presbítero y pastor al Hno. Manuel Minor y el grupo que para entonces él ya había comenzado a formar para que en lo sucesivo utilizaran el templo de Pasadena, TX. Gracias a Dios y al trabajo en conjunto de pastores del distrito y sus directivos, este esfuerzo de integración cobró fuerza y hasta el momento que se está redactando esta historia, gracias a Dios, las Iglesias, pastores así como el liderazgo en general, a pesar de todo lo que ha sucedido con estas dos escisiones que ha sufrido el distrito, mantiene un liderazgo sano con deseos de cumplirle a Dios en el establecimiento de su Reino en esta área de trabajo. Hoy es el distrito que está a la punta de los demás distritos en los Estados Unidos. En la convención del 2010 fue electo como Obispo supervisor el Hno. Octavio Hazael Medina concediéndoles el Señor mantenerse estables desde la elección e ir creciendo y desarrollándose permaneciendo como el mejor distrito de los Estados Unidos. Dios les Bendiga.