viernes 26 de agosto del 2016

Bienvenidos

De Wikihistoria

Saltar a: navegación, buscar

Conservemos Nuestros Principios

Recuerda y no olvides, son ordenanzas de parte del Dios de la historia que encontramos reiteradamente mencionadas en la Biblia (Deut. 4:9, 23; 6:12), refiriéndose a sus portentosos milagros y a su Palabra bendita (el pacto) dirigidas a su pueblo. Aquellos israelitas a los que se alude, habían experimentado las maravillas del Mar Rojo cuando fueron liberados de la esclavitud de Egipto, cuando les fue entregada la Ley en el Sinaí y después cuando fueron sometidos a prueba en el desierto. Sin embargo, el recuerdo de esas maravillas no sólo sería para esa generación que había experimentado todo eso. Moisés además ordenó a los israelitas lo conservaran y transmitieran a sus descendientes diciéndoles: “…antes bien, las enseñarás (esas historias) a tus hijos, y a los hijos de tus hijos”. Posteriormente cuando tuvieron que cruzar milagrosamente el río Jordán para poseer la tierra prometida de Canaán, Dios les instruyó por conducto de Josué (cap. 4), que recogieran 12 piedras que serían conmemorativas de aquel prodigio para la posteridad. Dicho monumento sería representativo de la toma de Canaán, pero también un recordatorio permanente para las nuevas generaciones de todo lo que Dios había hecho por ellos.

Con ese mismo fin, entre otros, los escritores del Nuevo Testamento hicieron y nos legaron lo mismo después. Por lo tanto, hacer memoria de nuestra historia en el presente, actualizarla, preservarla y difundirla sucesivamente, significará acatar esa orden y nos hará sentirnos en la actualidad unidos a las pasadas generaciones de seguidores del Señor hasta su venida. Dichas acciones nos identificarán en cierto grado con los antiguos israelitas, con los cristianos primitivos, medievales, reformadores protestantes, los fundadores de nuestra denominación pentecostal unicitaria de principios del siglo XX, y a todos los que han continuado después de ellos hasta el presente y que, según Hebreos 12:1, son la “grande nube de testigos” que nos rodean.

El ejemplo de todos ellos plasmado y conservado primero en la historia oral y luego en forma escrita, será de inspiración a los hombres y mujeres del presente para lograr superar obstáculos, consagrar sus vidas y servir a su Salvador. Además dicha narrativa bíblica y la subsiguiente nos encaminará hacia el Autor y Consumador de nuestra fe; por medio de cuyo poder sólo podremos llegar en el futuro a la tierra y al cielo nuevo prometidos por el Señor Jesús.

Convencidos de ello se ha diseñado esta plataforma de Wikihistoria en la que se pone a su amable consideración a continuación las acciones y vivencias de la IAFCJ en general para cumplir con la voluntad de nuestro gran Señor y Dios Jesucristo en este tiempo.

Anteriores: Hagamos memoria

Nuestra Historia

Interior del primer templo de la Iglesia Apostólica en Torreón, dedicado en el año de 1933.

La importancia de la memoria colectiva

Winston Churchill, historiador, primer ministro inglés y premio nobel de literatura, dijo alguna vez: «Cuanto más atrás puedas mirar, más adelante verás». Poder mirar hacia atrás, contemplar nuestra historia basándonos en nuestra memoria colectiva, nos permitirá vislumbrar nuestro futuro como iglesia pentecostal del nombre de Jesucristo.

La importancia de esta memoria, reside en que nos permite hacer investigación, confirmar a los creyentes con la verdad y transmitirla sucesivamente a las nuevas generaciones.

El modelo de historiador eclesiástico por excelencia es el evangelista Lucas, autor del tercer evangelio, cuyo trabajo nos servirá de pauta en este artículo. Él escribió:

Muchos han intentado hacer una narración histórica de los hechos que se han cumplido entre nosotros, tal y como nos los transmitieron los que desde el principio fueron testigos oculares y después recibieron el encargo de anunciar el mensaje. Por lo tanto, yo también, excelentísimo Teófilo, habiendo investigado todo esto con esmero desde su origen, he decidido escribírtelo ordenadamente, para que llegues a tener plena seguridad de la verdad que te enseñaron. (Lucas 1.1-4, paráfrasis).

  

Foto Destacada

Sentados de izquierda a derecha se encuentran nuestros hermanos Moisés Osuna Gonzáles, Felipe Rivas y José Ortega Aguilar. De pie tenemos a (No identificado), Gerónimo Meza y Maclovio Gaxiola.
Conservemos la historia.jpg





Nuvola apps edu languages.png Anuncios de la comunidad

48px-Mail-attachment.svg.png 2015 :

  • Abril 2016: Termina el primer cuatrimestre y se lleva a cabo la evaluación del avance de las ediciones de las reseñas en Wikihistoria, así como también el progreso del proyecto de la CIH de la IAFCJ: “Conservemos nuestros principios”.


  • Enero 2016: Durante el primer trimestre se procederá a editar en la sección asignada a cada quien, aquí en Wikihistoria, la crónica aprobada hasta el 2015. Los supervisores generales, coordinadores distritales y pastores de iglesias procurarán que esto se lleve a cabo puntualmente, por los que corresponda conforme a lo indicado en el proyecto de la CIH de la IAFCJ. Por otra parte, se empezará a tomar nota y conservar esmeradamente la crónica de los acontecimientos y los materiales gráficos de los mismos (fotografías, videos, etc.), que se vayan produciendo en el transcurso del nuevo año en curso, de conformidad al desarrollo de los planes de trabajo de cada departamento de la iglesia. Esto servirá para documentar la historia anual que se preparará y redactará a fines del 2016 y así sucesivamente en el futuro.


    • En este mismo periodo, de parte de la CIH se difunden y ponen a disposición de los interesados los video-tutoriales siguientes:



  • Octubre 2015: Este último trimestre es para ir reuniendo la información necesaria y con ella elaborar a fin de año el primer ensayo histórico correspondiente al 2015 y presentarlo debidamente redactado. Luego se obtendrá el visto bueno de parte de las autoridades respectivas (Mesa Directiva, Cuerpo Episcopal y Pastoral), para que durante el primer trimestre del 2016 procedan a editar directamente aquí en Wikihistoria todo ese material producido para su difusión general. Simultáneamente a lo anterior, también se requerirá vayan tomando las medidas necesarias para la conservación o custodia de las fuentes documentales, así como el material gráfico y audiovisual utilizado, a fin de mantenerlo debidamente clasificado en buen resguardo y a disposición de los investigadores actuales y futuros que sean autorizados para consultarlos posteriormente.


  • Agosto 2015: Se publican a través de la página web: www.iafcj.org distintos materiales orientadores sobre la importancia de hacer historia y la manera de llevar a cabo la recolección, procesamiento, redacción y edición del material en Wikihistoria. Al mismo tiempo se recomienda nombrar y comisionar a los investigadores y cronistas de cada dependencia (general, distrital y local) de la IAFCJ para que recaben y registren el acontecer cotidiano que servirá para narrar a fin de año lo sucedido y ya aprobado por las autoridades correspondientes sea publicado en este espacio. Para motivar y asesorar a los participantes en todo este quehacer, se sugiere que a nivel presbiterial o distrital se tengan consultas o bien, programen talleres que contribuyan a la concientización y capacitación de todos ellos.


  • Julio 2015: Reanudación de la labor de coleccionar en este sitio la información histórica del quehacer de las distintas congregaciones afiliadas a la Asociación Religiosa (A.R.) denominada: Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús (IAFCJ). A la vez, se difunde impreso y digitalizado el nuevo proyecto de la Comisión de Investigación Histórica (CIH) para que todos los interesados que colaboraron en el periodo anterior (2010-2014) sigan complementando su historia y los que por alguna razón no lo hicieron, se informen sobre la manera en que pueden colaborar ahora en 2015-2018.


Véase el archivo de los anuncios anteriores.


03:58 (UTC) – sábado   27 de agosto de 2016.   Hay 1.673 artículos en español.