Ciudad Guzmán, Jalisco - WikiHistoria
martes 26 de marzo del 2019

Ciudad Guzmán, Jalisco

De WikiHistoria
Saltar a: navegación, buscar

AGRADECIMIENTO

Damos gracias a Dios primeramente y por cada uno de aquellos hombres y mujeres que dispusieron su tiempo y sus vidas por que la Doctrina Apostólica llegase integra y genuina a la vida de cada persona que hoy en día forman parte de la 1ª Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús de Ciudad Guzmán Jalisco, la cual, gracias a su desarrollo como Iglesia pentecostal hoy en día se puede gozar de un ambiente agradable, gracias a que esa identidad pentecostal sigue y seguirá siendo su prioridad de la iglesia.

También por habernos dado la oportunidad de poder servirles en la redacción de este escrito y también de todos aquellos que dispusieron su tiempo y dedicación a investigar, a indagar y a entrevistar a aquellos pioneros de la Iglesia local, como son a nuestro Obispo del Distrito, quien nos invito a esforzarnos a acudir al curso de redacción que nos impartió el hermano Nicolás Herrera, al cual también le agradecemos por la paciencia y ánimo que nos brindó para redactar este escrito, a los hermanos Javier Ramírez y su esposa Ana Rosa Pérez por su tiempo para investigar los orígenes de cuando se inició la Iglesia Apostólica de Ciudad Guzmán. Ellos siempre estuvieron dispuestos a apoyar en la investigación como en los escritos de cada etapa de la formación de la Iglesia, y a mi hijo Jorge Adrian por el tiempo que me estuvo apoyando para hacer el borrador de este libro y al hermano Iván García, quien me ayudo a escribir y a acomodar este libro, como para acabar de sustraer toda la información del tal.

Gracias hermanos por su esfuerzo y amor a la obra de Dios. Que Dios los Bendiga y los colme de ricas y abundantes Bendiciones de lo Alto. Atentamente: José Alejandro Laureano Chávez. Pastor en estos momentos en que se escribió este libro

PRESENTACIÓN En el tiempo que llevó al frente de la Iglesia de Ciudad Guzmán, me es muy grato presentarles esta recopilación de la información a cada uno de aquellos que desempeñaron que se interesan en la HISTORIA LOCAL de la Iglesia, especialmente para aquellos que desempeñaron el papel muy importante dentro de la misma, como son: El hermanos Javier Ramírez Gómez y la hermana Ana Rosa Pérez Olvera, quienes han formado parte de esta historia a la cual han puesto de su empeño y dedicación para poder indagar y sustraer la información requerida para la elaboración de esta historia. Por lo consiguiente, me es una Bendición delante de Dios y de cada uno de ustedes poderles alentar y motivar con estos gratos recuerdos de sus esfuerzos y apoyo para la obra en la cual Dios nos ha llamado a servir hoy en día a nuestra generación. Estoy seguro que va a ser de mucha bendición y motivación para todos aquellos que puedan obtener este libro de la historia en la cual formaron parte de un papel muy importante dentro de ella, y motivarlos a que sigan colaborando con su apoyo y su testimonio para poder dejar huella a las generaciones venideras. Este libro nos habla de cómo la Iglesia de Ciudad Guzmán ha guardado el llamado a vivir en un pentecostalismo dando testimonio del mover de Dios dentro y fuera de la Iglesia y en los corazones de cada uno de aquellos que son llamados a formar parte de esta Iglesia Pentecostal en Ciudad Guzmán. Y damos gracias a Dios por el esfuerzo y la disposición que tuvo el hermano Luis Iván García Delgado, para poder redactar el presente material que hoy en día disponemos para todos aquellos que desean conocer el origen de nuestra Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús de Ciudad Guzmán, Jalisco. Esperando que sea de bendición para ustedes y para nuestras generaciones venideras Atentamente: REVERENDO: JOSÉ ALEJANDRO LAUREANO CHÁVEZ

PRÓLOGO

Es de suma importancia detenernos unos momentos para reflexionar de cómo puedo entender la necesidad que hay de tener una historia de los orígenes de la Iglesia Apostólica de Ciudad Guzmán., pues buscando ellos, no existen tales documentos, por lo consiguiente, nos hemos dado a la tarea de investigar los orígenes de la historia de nuestra Iglesia. En estos momentos que estamos viviendo tan aceleradamente y esta vida tan insegura, es el momento de redactar este escrito para animar y alentar a todo ser humano que hay una esperanza de un Dios que se ha preocupado y que sigue preocupándose por su creación (hombre), y que ha derramado de su Espíritu Santo a hombres y mujeres que dan testimonio de sus hechos viviendo en comunión con Él (Dios), reflejando la vida de un pentecostalismo que es lo que se demanda al hombre de hoy en día, en todo lugar, como dice el libro de los Hechos, teniendo favor con todo el pueblo. Esto nos lleva a poner los pies en la tierra y vivir de esta manera tan importante y tan necesario hoy en día. Es por ello, que estamos redactando la historia de cómo llega la Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús a Ciudad Guzmán y como Dios ha dado seguimiento a su obra en esta localidad y sus alrededores, y esto es necesario para que la obra de Dios sea reconocida y respetada por un compromiso sincero de cada persona que vive experiencias nuevas con su creador cada día, y estos han honrado a Dios con sus testimonios y servicio a su obra, reflejando y viviendo un pentecostalismo apostólico a cada momento de su vida hasta el día de hoy.

INTRODUCCIÓN Es muy importante determinar y retomar la iniciativa de redactar la historia de la Iglesia Apostólica de Ciudad Guzmán, ya que muchas de nuestras iglesias no han tenido el cuidado de guardar en algún archivo la historia de su inicio como iglesia, y su historia es incompleta. Es por ello, que nosotros hemos determinado redactar este libro para no perder ningún detalle de nuestra historia local de la Iglesia desde sus inicios de cómo Dios fue eligiendo y edificando su Iglesia para que nuestra descendencia pueda conocer nuestros fundamentos e historia del origen de la Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús en Ciudad Guzmán, y aprovechando el programa “HAGAMOS MEMORIA Y REAFIRMEMOS NUESTRA HISTORIA”, podamos ser de bendición para los que nos anteceden a nosotros. Damos gracias a Dios primeramente y por cada uno de aquellos hombres y mujeres que dispusieron su tiempo y sus vidas por que la Doctrina Apostólica llegase integra y genuina a la vida de cada persona que hoy en día forman parte de la 1ª Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús de Ciudad Guzmán Jalisco, la cual, gracias a su desarrollo como Iglesia pentecostal hoy en día se puede gozar de un ambiente agradable, gracias a que esa identidad pentecostal sigue y seguirá siendo su prioridad de la iglesia y es este el motivo por el cual nos lleva a la grande necesidad de redactar este libro como testimonio vivo de la obra de Jesucristo en la vida de cada uno.

(Hechos 2:42) “Y perseveraban en la Doctrina de los apóstoles en la comunión unos con otros en el partimiento del pan y en las oraciones” y agradecemos por cada esfuerzo que hicieron cada uno de aquellos que se involucraron en el establecimiento y crecimiento de la 1ª Iglesia Apostólica en Ciudad Guzmán. Esta es la razón por la cual hoy tomamos la decisión de dar testimonio que hasta hoy en día, Dios sigue moviéndose en cada uno de sus hijos que él ha tomado para seguir dando continuidad a su obra por medio de estos hombres y mujeres movidos por el amor que están dispuestos a seguir dando testimonio del poder que Dios ha dado a su Iglesia hasta hoy en día, y seguirá dando a todos aquellos que estén dispuestos a tomar con seriedad el llamado de Dios para sus vidas y para seguirle dando seguimiento a la obra de Dios como Iglesia pentecostal.

CAPÍTULO 1, ORIGEN Y CONSTRUCCIÓN DE LA IGLESIA APOSTÓLICA DE CIUDAD GUZMÁN[editar]

Hoy queremos hacer una remembranza de la I.A.F.C.J. en Ciudad Guzmán Jalisco, su formación y crecimiento. En la fundación de la Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús de Ciudad Guzmán, los primeros hermanos sufrieron mucho al no tener donde realizar los cultos, por lo cual tuvieron que realizarlos en hogares de otros hermanos. Es aquí donde comienza el pentecostalismo de la Iglesia Apostólica de Ciudad Guzmán. En la actualidad, esta Iglesia es una de las más grandes e importantes tanto de la ciudad como del Distrito. Para nosotros como Iglesia, es muy valiosa la historia desde los principios de esta congregación. Nos llena de gozo y entusiasmo el poder compartirles un poco de nuestra historia y su pentecostalismo desde sus inicios y hasta el día de hoy. Es por eso que tomamos la iniciativa de formar este libro, para dar a conocer los orígenes de la 1ª Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús de Ciudad Guzmán y su pentecostalismo. Lo que nos particulariza, es que desde sus inicios y hasta el día de hoy continua teniendo ese pentecostalismo y derramamiento del Espíritu Santo sobre cada uno de aquéllos que han aceptado el llamado de Dios. Nuestra iglesia en éste lugar del Sur de Jalisco, empezó a formarse, como en otros lugares, realizando cultos en hogares. Según testimonio de los primeros hermanos la iglesia, empezó con muchas dificultades. Sus primeras actividades se realizaron por la calle Antonio Rosales, al parecer se juntaban varias personas, a éste grupo estuvieron atendiéndolo varios hermanos que venían especialmente a apoyarlos realizando un culto semanalmente. Entre ellos podemos citar al hermano Jesús Reyes, al hermano Gabriel López Favela que estuvo viniendo junto con su familia a realizar algunas Escuelas Dominicales.

También por un tiempo atendió el grupo el hermano Santiago Valero y el hermano Roberto Robledo. Su deseo era apoyar la pequeña obra, pues como ya habíamos dicho antes, había algunas familias que se reunían a alabar a Nuestro Señor Jesucristo, cantaban alabanzas, se gozaban con la presencia de Dios; pero por falta de Pastor algunos hermanos se dispersaron y se fueron a otras congregaciones. Esto fue triste y desesperante y quedaron solamente 4 hermanos: El hermano Norberto Chávez, que venía desde Usmajac, la hermana Yolanda Delgado, la hermana Esperanza Mójica, quien prestaba el lugar de reunión; y la hermana Evelia Fajardo Manzo, juntamente con su niña Lupita. Ya para éstas fechas empezó a venir a atender esta obra el hermano Cipriano Gómez, el cual recordamos con cariño por su amor a la obra de Dios en éste lugar, él hermano era Diacono de la tercera Iglesia en Guadalajara, venía de esta ciudad todos los domingos, celebraba Escuela Dominical por la mañana y culto por la tarde. Solamente se le apoyaba con el pago de sus camiones. En el mes de Marzo de 1985 para ser más exactos el 12 de marzo, se trasladó un matrimonio recién formado a vivir a Usmajac Jalisco, el cual empezó a congregarse en Ciudad Guzmán de repente se desanimaban, porque no había asistencia. La hermana dueña de la casa se iba a vender sus quesos y solo quedaban en el culto 4 hnos. El Hno. Norberto Chávez Béjar, la hna. Evelia Fajardo Manzo y un matrimonio la Hermana Ana Rosa Pérez Olvera y el hermano Javier Ramírez Gómez que venían recién casados y que se congregaban anteriormente en la primera iglesia apostólica de Guadalajara ellos venía con la ilusión de apoyar una obra pequeña.

Los cultos[editar]

Los cultos eran sólo los Domingos y eran algo informales, pues el lugar dónde se reunían los hermanos era en una casa, a la entrada era un taller de herrería y hasta el fondo estaba un cuarto en dónde la hermana que ahí vivía, nos prestaba para realizar los cultos. Al pasar de los días, los hermanos tuvieron que abandonar el lugar pues de pronto la hermana que vivía ahí sin avisarles se fue a Estados Unidos.

Los hermanos no hallaban que hacer pero por invitación de la Hna. Yolanda Delgado los hermanos se trasladaron a hacer los cultos a su casa por la calle Mariano Escobedo #153, estuvieron por un tiempo ahí tratando de motivar a esa familia pero no fue posible ya que los convertidos y no convertidos y mucho menos su esposo, aunque era bautizado, no quería nada con la doctrina apostólica por lo que este corrió a los hermanos argumentando que la casa era rentada y que si la dueña de la casa se daba cuenta de que ahí celebrábamos cultos les iba a quitar la casa. Para esto unas semanas atrás un "hermano" de nombre Alejandro Barajas yerno de Rojas "quien en un tiempo se apropio de la de la primera iglesia de Guadalajara", este "hermano" se formó parte de la iglesia e invitaba a celebrar los cultos en una bodega de su propiedad en la colonia Chuluapan de Ciudad Guzmán, ubicada en un cerro. Al no tener otro lugar aceptaron su propuesta a reunirse en ese lugar; esto les dio un poquito de libertad para predicar la palabra de Dios dando como resultado que la mamá de Él, la hermana Ramoncita y una pareja (hermanos Marcelino y Lupita) se convirtieran y se bautizaran, y el mismo Alejandro Barajas quería bautizarse y nos trasladamos a la ciudad de Guadalajara a la 3ª Iglesia para celebrar los bautismos. El hermano Gabriel López Favela, quien en ese tiempo era el Obispo del Distrito, sabiendo del caso, habló con el hermano Alejandro Barajas, y se dieron cuenta de que ya había sido bautizado en su juventud en el Nombre de Jesucristo, por su suegro Rojas. Lógicamente no lo bautizaron y aunque le explicaron que solamente debe haber un bautismo en el nombre de Jesucristo este hecho lo desanimó.

Construcción de la iglesia[editar]

Soportó un tiempo, en el cual la pareja hermano Marcelino y hermana Lupita se trasladaron a Ocotlán por cuestiones de trabajo y la hermana Ramoncita falleció. El hermano Alejandro Barajas ya no quiso prestarnos la bodega, diciendo que la ocupaba y nos presto otro cuarto cercano el cual había sido anteriormente un chiquero, para este entonces ya habíamos abonado más de la mitad de un terreno que se había comprado, aunque éramos pocos hermanos (Javier Ramírez Gómez, Ana Rosa Pérez Olvera, Norberto Chávez Béjar, Yolanda Delgado, Evelia Fajardo Manzo, y un matrimonio del fresnito) gracias a Dios lo habíamos logrado.

Éste terreno es donde se encuentra actualmente nuestra Iglesia Apostólica ubicada en la Calle José Manzano #29, Colonia Constituyentes. En esos días hubo una gran conmoción en Ciudad Guzmán, por el sismo del 19 de septiembre de 1985 y gracias a Dios ninguno de los hermanos salió afectado, aunque en la ciudad en general hubo muchas desgracias, y ahí las autoridades de la iglesia apostólica se preocuparon y enviaron ayuda a los damnificados siendo el hermano Mauro Ruvalcaba el secretario de asistencia social y el hermano Gabriel López Favela Obispo del Distrito quienes se trasladaron para ofrecer ayuda. Estuvieron un tiempo más ahí mismo, hasta que dicho hermano, no soporto más y ya no se reunió más; esto dio lugar a situaciones muy incómodas, por lo cual tuvimos que irnos al terreno adquirido para la iglesia. Pero dado a que las hermanas que  habían hecho el trato no sabían exactamente la ubicación; pues la Señora que les había vendido no quería que sus familiares supieran de la venta. Así que no teniendo donde reunirnos de nuevo decidimos tener nuestros cultos a costa de lo que fuera, esto nos orillo a tener dichos cultos a un costado de la carretera  libre Ciudad Guzmán-Colima abajo de los arboles (ahora Avenida Alberto Cárdenas.) Actualmente aún lado está el edificio de la Cruz Roja.

Se inicio la construcción de un aljibe pues ahí era muy escasa el agua. Después el hermano Cipriano Gómez que era de oficio albañil y el que estaba al frente del grupo invito a hermanos de la 3ª Iglesia de Guadalajara de este mismo oficio, para que nos ayudaran a construir un cuarto en la parte posterior del lote, esto lo hacían los domingos. El hermano Javier Ramírez Gómez y su esposa iban especialmente por ellos en su propio auto, hasta la ciudad de Guadalajara para que no se les dificultara el traslado. Les llevaban lonches para desayunar en el camino pues muy temprano tenían que salir de Guadalajara y así gozosos trabajaban con el único fin de que la obra de Dios siguiera adelante, y además a ellos no se les daba remuneración económica por su trabajo inclusive los hermanos cubrían sus gastos de regreso.

Todo era por amor a la obra de Dios y estuvieron apoyando, hasta que se terminó dicho cuarto y un baño. Las mujeres y los niños  ayudaban cargando cemento, moviendo la mezcla, cargando material, y haciendo todo lo que se podía. Los hermanos fueron Cipriano Gómez, Julián Alvarado Barrón, el hermano Pablito Águila y el hermano Alberto Estrella, Dios los Bendiga Grandemente. Sucedió que en este tiempo nuestras autoridades decidieron tomar al grupo bajo la responsabilidad directa del distrito, así el hermano Cipriano Gómez fue suplido por un ministro, el hermano Cirilo Hernández, siendo obispo el hermano Nicolás Herrera atendiendo a nuestras constantes peticiones, envió como ya lo mencionamos al hermano Cirilo Hernández juntamente con su familia, que estaba compuesta por su esposa y sus 2 niñas. Fue muy difícil que el hermano se mantuviera al frente del grupo, pues como se mencionó antes eran muy pocos y el terreno en cuanto al evangelio era muy duro, demasiado duro por el fanatismo tan marcado. Hubo después otro hermano que recién salido del instituto lo enviaron para que estuviera al frente de la iglesia; el hermano Luis Manuel Solís, originario de Zacatecas de quien guardamos un grato recuerdo, pues a pesar de su juventud, marcho firme al frente del grupo de hermanos, pero por asuntos personales tuvo que partir.

El terreno seguía siendo muy duro y se volvió a quedar de nuevo a la deriva. La iglesia se siguió reuniendo solamente los domingos y un hermano de entre el mismo grupo, el hermano Javier Ramírez, tomo la responsabilidad pues no había oficialmente quien atendiera la iglesia.

Se siguió solicitando un pastor que se encargara del grupo pero no había nadie que quisiera venir para acá. El hermano Jesús Sarabia nos apoyo regalando láminas grandes que cubrieran el corredor, y enviando personas que las colocaran.

El hermano Zacarías Andrade, pastor de Colima, por iniciativa propia, atendiendo a los ruegos de la hermana Evelia Fajardo Manzo y la hermana Yolanda Delgado, empezó a visitar al grupo los jueves. Les dirigía un culto hermoso, y esto los llenaba de gozo, pero esto solo era los jueves y los hermanos se seguían reuniendo solos sin un pastor al frente, en este tiempo se convirtieron al Señor un matrimonio, el hermano Antonio Sánchez y la hermana Josefina Mójica  quienes vinieron a ser un refuerzo al pequeño grupo de hermanos que aquí nos reuníamos. Juntos seguíamos trabajando, hombres, mujeres y niños; unos acarreando ladrillo, otros haciendo mezcla y otros levantando las bardas hasta la mitad, de lo que hoy es la casa del Señor.

Tiempo de pruebas[editar]

Esta fue una difícil pero hermosa experiencia, ya que las personas que por ahí pasaban se quedaban un ratito para escuchar, otras pensando que éramos parte de una asociación constructora de casas después del temblor de 1985 nos hacían la petición de que les construyéramos una casa (este era chistoso pues ni aun nosotros teníamos un predio donde reunirnos), otros al pasar por la carretera se mofaban al mirarnos palmear las manos al ritmo de la guitarra que tocaba el hermano Javier Ramírez  y la voz resonante del hermano Cipriano Gómez que a pesar del ruido de los trailers, se escuchaba la alabaza a nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo. Algunos de los hermanos que se habían salido de la iglesia, iban y les decían burlándose que si no les daba vergüenza y que cómo los hijos de un Rey estaban reunidos debajo de los arboles, todo esto no les importaba, aun así juntos alababan a Dios, y al terminar el culto convivían y compartían los alimentos, los cuales calentaban en un comal y fogata improvisados, pero aun así todo esto lo hacían con gozo porque sabían que Dios estaba con ellos. Algo curioso que les sucedió es que en ese lugar “broto” un pequeño venero de aguas cristalinas que servía para lavarse las manos y los enceres que utilizaban. Esto lo hicieron por 6 meses hasta que supieron la ubicación del terreno y sacaron el permiso de construcción contando con el apoyo de un arquitecto de la presidencia, quien nos apoyo con el plano y demás documentos que se necesitaban; y de ahí en adelante se reunieron en el terreno de la iglesia.....y ¡GLORIA A DIOS!, así comenzó la construcción de lo que es ahora nuestra Iglesia en Ciudad Guzmán.

CAPÍTULO 2, PRIMER PASTOR ANTONIO GUTIÉRREZ FONSECA[editar]

Seguimos pidiendo un pastor, tuvimos que ir varias veces a Guadalajara a la iglesia de Zapopan. En ese entonces pastoreada por el hermano Jesús Sarabia, que al ver la necesidad del grupo, prometió tratar de ayudar, y solicitó al distrito que le dieran la obra de Ciudad Guzmán, para que Zapopan se hiciera cargo de ella. La solicitud fue negada y después de varias diligencias logro que se la entregaran, y entonces el hermano empezó a apoyar, y hablo con sus diáconos para ver quien se quería hacer cargo de la iglesia de Ciudad Guzmán, y gracias a Dios hubo alguien, y ese fue el hermano Antonio Gutiérrez Fonseca. "¡Gloria a Dios!" al fin alguien iba a tomar la responsabilidad del grupo.

Él nació el 17 de Enero de 1955, en México, Distrito Federal. Sus padres fueron Francisco Gutiérrez M. Y Esperanza Fonseca M. Sus hermanos son Yolanda, Rigoberto, Lourdes y Maricela Gutiérrez Fonseca Se bautizó el 29 de Marzo de 1981, en la 1ª Iglesia de Zapopan Jalisco, por el ministro Jesús Sarabia Veraz. Recibió el Espíritu Santo el 8 de Febrero de 1986, en una campaña de Evangelismo efectuada por el hermano evangelista Ismael Gamboa. Contrajo matrimonio el día 29 de Junio de 1974 con la Hermana Gloria Rodríguez. A ellos les nacieron 3 hijos, Fabiola, Cielo y Antonio Gutiérrez Rodríguez. Fue ordenado al ministerio en Guadalajara Jalisco, por el Obispo Germán Hernández Flores. Antes desempeño los siguientes cargos en la 1ª Iglesia de Zapopan: Maestro de Escuela Bíblica Dominical, Encargado de las Misiones y Tesorero de Asistencia Social. Era encargado de la misión de Ciudad Guzmán Jalisco. En el año de 1989 cuando fue llamado a ejercer el pastorado en la Iglesia Apostólica de Ciudad Guzmán.

Comenzó su pastorado el 5 de Enero de 1989, recibiendo 12 miembros en la Iglesia. En su pastorado bautizó en agua a 150 hermanos, y 80 miembros recibieron el Espíritu Santo. Él entrego la Iglesia con 128 miembros. Los ministerios que ya existían en la Iglesia cuando el llego eran el de Evangelismo, Música y Predicación. El estableció los ministerios de Intercesión, Ministerio Infantil, Liderazgo y servicio. Uno de los grandes retos que el enfrento fue la Construcción del Templo, los salones y los baños. Las principales actividades misionológicas que realizo fue la Evangelización de casa por casa, cultos en colonias, reuniones en las casas. Hizo actividades asistenciales como visitas a albergues y ayuda de limpieza a colonias, también espirituales, como consagraciones mensuales, veladas de oración, campañas de ayuno y oración y leer la biblia todo el año. Algunos de los trabajos que realizó fue la construcción de la Pila Bautismal, los salones para la Escuela Bíblica Dominical y los sanitarios. El hermano José Alejandro Laureano Chávez fue instalado al Diaconado por el hermano Antonio Gutiérrez.

En cuanto al lugar en que nos reuníamos, ya no nos alumbrábamos con velas o con lámpara de gas. Ya contábamos con luz, teníamos un foco en nuestro salón de reunión y unas bancas muy sencillas (por no decir tablones) en que nos sentábamos, además un atril muy sencillo y una estufa de mesa que alguien había donado. Llego el día en que iban a entregarle la obra al hermano Antonio Gutiérrez, este día lo llevo a cabo el director de Evangelización de la iglesia de Zapopan, el hermano Julio Jáuregui. Los acompañó un grupo de hermanos, pero su familia no, pues andaban de vacaciones.   Recuerdo que nosotros veíamos al grupo de hermanos y nos hacíamos la pregunta ¿Quién de ellos será el que estará al frente de nosotros? Estábamos gozosos y glorificábamos a Dios por ello, sin embargo, no dejábamos de tomar nuestras precauciones, el dinero que había en la tesorería, lo gastamos todo en material de construcción, pues no sabíamos los planes que traían para la iglesia y sinceramente teníamos un poco de recelo. Llego el momento y el hermano Antonio Gutiérrez nos fue presentado, se hizo un culto hermoso; oraron todos por él y lo dejaron al frente de nosotros ¡Gloria a Dios! Se programaron dos cultos a la semana, nuestro ya pastor estaría viniendo desde Guadalajara hasta nuevos planes. Nos informo que el siguiente domingo ya vendría con su familia, lo esperamos con cierta inquietud, pues no sabíamos cómo eran tanto su esposa como sus niños. Llegaron en su camioneta Datsun, nuestro pastor, su esposa la hermana Gloria y sus tres niños, Antonio, Fabiola y Cielo. De inmediato, simpatizamos y nos identificamos con ellos. El pastor empezó de inmediato a hacer planes y pidió cooperación para hacer bancas con respaldo y comprar material. Nosotros decíamos dentro de nosotros ¿Para qué? Nosotros somos muy poquitos, solo éramos 10 adultos y entre niños e intermedios otros 10, pero como siempre sucede en todas las congregaciones, no todos los adultos éramos constantes y firmes, de cualquier manera, y después de esto, se levanto la otra parte de las bardas, y el frente de los que sería nuestro templo. 

Anécdota[editar]

Posteriormente el hermano Antonio pidió cooperación para comprar vigas. El hermano Sarabia nos apoyó comprando algunas, pues eran muy caras, ya que por lo ancho del lugar, tendrían que ser especiales. Gracias a Dios, nuestro pastor empezó a trabajar duro en el área de construcción y empezó el momento de comenzar a tapar nuestro templo. Se colocaron las vigas con mucho esfuerzo, incluso, tuvimos un accidente, pues al estar colocando una de dichas vigas, se vino una abajo y aunque todos los hermanos corrieron, esta alcanzo a golpear al hermano Norberto Chávez (Muy querido de nosotros) quien empezó a sangrar la cabeza, en ese momento los hermanos que estaban apoyando la obra, exclamaron: "¡Dios mío", "Ayúdanos Señor!" y de inmediato lo llevamos a la cruz Roja, lo atendieron y gracias a Dios no fue grave el golpe y pronto sanó.

Como Dios Fue Llamando A La Iglesia[editar]

Hicimos campañas de ayuno y oración  y de este modo se empezó a abrir el camino, el Señor nos dio la bendición de que dos parejas al mismo tiempo se entregaran al Señor, estos hermanos han sido grande bendición para la iglesia, y así como dicen las escrituras, el Señor fue agregando cada día los que había de ser salvos. De estas dos parejas una era la del hermano Alejandro Laureano quien aceptó el llamado al ministerio, por lo cual inicio su diaconado el 28 de marzo 1998.

Nueva Etapa De Construcción[editar]

Se puso la bóveda, y se arreglo el baño, pues estaba muy rustico, por no decir demasiado. Posteriormente se puso la cerrajería y sinceramente se nos hacia increíble "¡Al fin teníamos la casa de Dios!". Todos apoyamos los trabajos y como un solo hombre, trabajamos y trabajamos tanto en la obra de construcción como en la obra de evangelización. En cuanto a este ultimo estaba muy duro el terreno, creo que no entraba ni el pico, mucho menos la semilla "¡Que gente tan rebelde e idolatra!”.  Después trabajaron en la elaboración de la escalera y dos salones en su parte alta, se enjarro la nave, los salones, se puso el piso, se arreglo la fachada, instalaron unos sanitarios decorosos. Ah y lo que no puede faltar en la casa de Dios ¡La pila Bautismal!, se compro el teclado y el equipo de sonido, así como las hermosas cortinas que lucen hoy en nuestro templo. Desde siempre el pastor Antonio Gutiérrez se encargo de que el templo estuviera " Reluciente y bien pintado". Gracias al oficio que tuvo antes de su pastorado, se le facilitaba la tarea, aunque no fue nada fácil ya que siempre lo pinto él solo, con esfuerzo y dedicación, entusiasmado porque se trataba de la casa de Dios, la cual también tenía que ser digna de un pueblo que Alaba y Glorifica a Dios. Se renovaron las bancas y arreglaron los detalles finales que faltaban. Después de 10 años de trabajo, el hermano entregó una iglesia bien consolidada, madura, un templo que con orgullo podemos decir “! Hermoso y Digno!”

Confraternidades Exitosas[editar]

Podemos mencionar que durante el pastorado de nuestro hermano, realizamos dos confraternidades distritales. En la primera se recibieron aproximadamente 1500 hermanos, se les recibió en un lugar muy bonito, se mató una res y un puerquito, con los que se preparo una sabrosa birria, por cierto al siguiente día el hermano Antonio nos hizo pasar un susto, y ¿saben por qué? Porque de repente se desmayo. A pesar de esto, al siguiente año se hizo otra confraternidad a nivel distrital, recibiendo en esta ocasión aproximadamente 2500 hermanos, a los cuales se les ofreció una rica birria de pollo. Por todos estos gratos recuerdos, queremos decirle hoy a nuestro hermano Antonio Gutiérrez, que lo amamos y nos sentimos agradecidos, pues Dios nos dio la bendición de tenerlo como pastor durante 10 años, y llegó el momento de despedirlo, siendo trasladado a la 1ª Iglesia de Colima.

CAPÍTULO 3, PASTORADO DEL HERMANO OCTAVIO GONZÁLEZ MICHEL.[editar]

Al mismo tiempo se dio recibimiento al nuevo pastor, el hermano Octavio González Michel, a su esposa la hermana Sara y a su hija Leslie, la Iglesia se preguntaba ¿Cómo serán los hermanos? Y decía la Iglesia, pues hay que recibirlos bien, pues ellos que culpa tienen que los hallan mandado para acá y “Que sea lo que Dios quiera”. Él era y es un hermano sencillo con un gran corazón. Duró 2 años en el pastorado pero logró algo muy hermoso que no tan fácil se había logrado, que la mayoría de nuestros jóvenes se entregaran al Señor, todos fueron bautizados en el Nombre de Nuestro Señor Jesucristo. Excepto 2 jóvenes.

En la primera ocasión se tuvo una actividad en Colima, y ahí en unas albercas se bautizaron 12 jóvenes y un varón. Después le siguieron mas bautismos, de un intermedio, jóvenes varones y Dorcas, gracias a Dios fue muy buena la cosecha, fueron 33 en total. Pero sabemos que el enemigo se molesta cuando la obra de Dios crece, empezaron a surgir varios problemas y luchas fuertes de los cuales no queremos acordarnos ni entrar en detalles. Pero si podemos decir que el hermano tenía un carisma muy especial con las visitas y los oyentes. Llegó el momento en que el hermano tuvo que partir y con un gran corazón perdonador y con lagrimas en los ojos; el hermano Octavio y la hermana Sara y sus hijas, porque le nació otra niña durante ese tiempo, la cual le puso por nombre Yareth Sunamaí, pues bien dijeron adiós a la iglesia y partieron para pastorear la Iglesia de San Martin Hidalgo y de esa manera seguir sirviéndole a Dios “¡Que Dios les Bendiga y sea con ellos!”.

CAPÍTULO 4, PASTORADO DEL HERMANO EVELIO RODRÍGUEZ[editar]

Se dio recibimiento al nuevo pastor: El Hermano Evelio Rodríguez González, su esposa la hermana Belén Ríos con sus 3 hijos: Susamen, Jonathan y Arely Rodríguez Ríos. Biografía Hermano Evelio Rodríguez González El hermano Evelio Rodríguez pastoreo la Iglesia de Ciudad Guzmán 1 año 7 meses. Su pastoreo en ese tiempo fue de mucha bendición ya que la Iglesia necesitaba de mucha dedicación y cuidado a la obra. En el tiempo que el desempeño su pastorado dentro de esta Iglesia, realizo 20 bautismos en agua y fueron sellados 10 en el Espíritu Santo con la evidencia en otras lenguas. El recibió 80 miembros y entrego 100 miembros en plena comunión. Efectuó actividades de evangelismo, de sanidad, de arrepentimiento, por el descenso del Espíritu Santo, con el único deseo de darle un avivamiento a la Iglesia y dar maduración a los miembros de la misma, siendo una Iglesia que estaba dispuesta a apoyar en las cadenas de ayuno, oración e intercesión. Hermanos dispuestos a participar en cualquier actividad espiritual. Una Iglesia muy joven con algunos miembros con problemas de formación de carácter cristiano y dispuesto a ser transformados de carácter. Ordeno al ministerio al Hermano José Alejandro Laureano Chávez. El hermano empezó a trabajar con la Iglesia muy tranquilo, pero observaba. Gracias a Dios después de algunos problemas fuertes que la iglesia había pasado, el hermano trabajó para que la Iglesia se consolidara y las heridas que estaban por ahí, fueran curadas. Empezó a trabajar juntamente con su sobrino el hermano Ismael, esto en el área musical, después de no tener músicos logró despertar el interés en los jóvenes, los inquietaron y gracias a Dios se despertaron algunos talentos musicales. ¡Gloria a Dios!

El 26 de Abril del 2002, tuvo que dejar el pastorado en la Iglesia de Ciudad Guzmán, a pesar que decía que iba a durar mínimo 7 años en Ciudad Guzmán y sólo fueron 1 año 3 meses. Después el hermano recibió el cargo de tesorero del Distrito de Guadalajara y por cuestiones de la distancia y del trabajo en la obra de Dios, se le dio el cambio para Guadalajara.

Durante su pastorado en Ciudad Guzmán, impartió diferentes cursos, entre ellos, pláticas especiales para matrimonios y sobre todo el de Excelencia. También asistía a la penal a realizar cultos de los cuales hubo frutos, 12 bautismos durante su pastorado, y Dios lo usó muy hermosos en la Alabanza. Durante su pastorado que fue de un periodo corto, le tocó realizar 4 cultos fúnebres fue muy triste porque la carne se duele… pero Glorioso que nuestros hermanos murieron en el Señor.

Primero fue el hermano Pascual Aldana, de la misión en Usmajac, después un hijo de los hermanos Sánchez Mójica y en seguida a los 4 meses falleció el hermano Juan Leal, esposo de la hermana Petra de la Cruz y por último, uno de los hermanos pioneros de la Iglesia de Ciudad Guzmán y de Usmajac, el hermano Norberto Chávez Béjar, muy querido y muy fiel en la Iglesia, tanto que hasta el Obispo el hermano Luis Bernal, cuando visitó la Iglesia, inmediatamente notó su ausencia…pero “Gloria a Dios”, ellos ya están gozando en los brazos del Señor.

CAPÍTULO 5, PASTORADO DEL HERMANO ISIDRO JORGE SEGUNDO[editar]

Después de despedir al hermano Evelio y darle las gracias se le dio la bienvenida al nuevo Pastor, el hermano Isidro Jorge Segundo, y como dijo el hermano Luis Bernal obispo del Distrito “Todos los Pastores son colaboradores de Dios”.

La Iglesia empezó a trabajar hombro a hombro con él, se abrieron y se siguieron atendiendo campos de Evangelización, la Obra del Señor siguió adelante, el hermano Isidro tenía Gracia para con los oyentes, la Iglesia siguió Gozándose al Alabar al Señor Jesucristo, quien siempre se agrada cuando se le “Alaba en Espíritu y Verdad”. Desde los inicios de la Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús en Ciudad Guzmán, Jalisco, Dios se manifestó grandemente porque y se sigue manifestando derramando de su Espíritu Santo, como dice la Palabra de Dios en Joel 2:28, sobre TODA carne.

Ha sido precioso ver cómo el Evangelio se empezó a predicar por el Templo y por las casas, anunciando al Señor Jesucristo…el cambio que la palabra de Dios realizó en los hogares que abrieron sus puertas a Jesucristo, como la población en general ha sufrido un cambio fuerte, pues Ciudad Guzmán era muy difícil para recibir la Palabra de Dios, pero hablando en términos generales, era una ciudad entregada completamente a la Idolatría. Nuestro hermano Isidro Jorge Segundo, solo estuvo como pastor de Ciudad Guzmán durante 9 meses y de ahí fue trasladado a Yahualica, Jalisco.

CAPÍTULO 6, PASTOR RAÚL HERNÁNDEZ GARCÍA[editar]

Biografía Hermano Raúl Hernández García. Nació el 18 de Diciembre de 1965 en Joluta, Guerrero. Sus padres eran José Isabel Hernández Sánchez y Perfecta García Castañeda. Sus hermanos son Evangelina, Eleazar, Gilbertha, Gloria, Rolando, Ma. Elena, Yolanda y María de la Luz Hernández García. Contrajo matrimonio el día 15 de Abril de 1992 en Zapopan Jalisco, con la hermana Ma. De los Ángeles Castillo Orozco. Se casó en la 1ª de Zapopan el 25 de abril de 1992, por el ministro Jesús Sarabia Veraz. Fue bautizado el 30 de Junio de 1984 en Joluta, Guerrero, por el ministro Miqueas Solís. Recibió el Espíritu Santo el 20 de Agosto de 1984 en Guadalajara. Sus hijos son Silai y Abisai Hernández Castillo.

Fue ordenado al ministerio en 1992 en Guadalajara Jalisco, por el ministro Luis Bernal Estrada. Pertenecía a la Iglesia de Arteaga Michoacán. Fue encargado de una misión en Arteaga Michoacán, fue llamado al ministerio por el ministro Luis Bernal. Habiendo sido pastor de 4 iglesias, iniciando su quinto pastoreo en la Iglesia de Ciudad Guzmán, en Febrero de 2003 a Agosto 2009, recibiendo 100 miembros aproximadamente, bautizando 118 personas en el tiempo que él estuvo pastoreando en esta Iglesia y recibieron el Don del Espíritu Santo 100 miembros. Hizo campañas de sanidad, derramamiento del Espíritu Santo y conversiones. Ejerció un ministerio de unidad. Empezó a realizar Encuentros de Santificación, moviéndose dentro de la Iglesia los Dones de Sanidad, Servicio y Milagros. El hermano inicio al diaconado a los hermanos Antonio Sánchez Carrasco, Javier Misael Ramírez Pérez y Javier Ramírez Gómez, iniciando al ministerio a Javier Misael Ramírez Pérez. ¡Gloria a Dios!, la Iglesia siguió Sirviendo a Dios juntamente con la familia Pastoral, el hermano continuó atendiendo los diferentes campos Evangelísticos, en los cuáles el hermano tenía encargados ó Directores y entre ellos el hermano Antonio Sánchez, el cual inició su Diaconado y estaba encargado de la obra Evangelística en Tuxpan, el hermano Javier Ramírez Gómez, encargado de la obra Evangelística en Usmajac, Jalisco, pero siempre recibiendo el apoyo del hermano Pastor Raúl Hernández.

Los Encuentros[editar]

Durante el pastorado del Hermano Raúl empezó una etapa muy hermosa y de “Gran impacto”, los Encuentros. Después de asistir casi todos los pastores del Distrito a su encuentro, se empezó a programar el primer encuentro Distrital, se hizo la convocatoria y solamente se anotaron para asistir de Encuentristas 6 hermanos, la esposa del pastor Nuestra hermana Ángeles Castillo, la hermana. Evelia Torres, la hermana Evelia Fajardo Manzo, la hermana Ana Rosa Pérez Olvera, la Hermana Josefina y el Hermano Antonio Sánchez. Fue un encuentro Glorioso, durante éstos encuentros Inició un gran Avivamiento. Durante el pastorado del Hermano Raúl fue instalado al diaconado el joven Javier Misael Ramírez Pérez y también fue ordenado como ministro en Marzo del 2009.

Misión De Usmajac[editar]

Durante el pastorado del hermano Antonio Gutiérrez Fonseca, se abrió una célula en el hogar del hermano Javier Ramírez y la hermana Ana Rosa Pérez. En esa primera reunión se recibieron 5 visitas, siendo en total 10 personas reunidas, fue un día hermoso, se inicio con la oración, un estudio bíblico y una charla sabrosa, de ahí se les invito para el siguiente martes volverse a reunir, y de ahí una pareja de oyentes, Margarita Ramírez García y su pareja Pascual Aldán, ofrecieron su hogar para realizar los cultos y ¡GLORIA A DIOS!, siguieron llegando visitas y se vio en la necesidad de formalizar las actividades.

La pareja de oyentes quiso bautizarse, pero esto no se podía porque no estaban casados. El pastor Antonio Gutiérrez platico con ellos para que se casasen para poder bautizarlos.

Gracias a Dios se casaron y el Pastor los bautizó, y el Pastor le encargo al hermano Javier que estuviera a cargo de este grupo y Javier le pidió al Pastor que los apoyaran de la iglesia de Ciudad Guzmán. El Pastor mando al hermano Antonio Sánchez y su esposa Josefina Mójica a apoyar la obra. Con el apoyo de la Iglesia de Ciudad Guzmán, pronto hubo algunos bautismos Gracias a Dios, y los cultos se celebraban los martes a las 6:00 p.m., tocando el hermano Javier con su guitarra y apoyado con el hermano Jesús Gómez de Ciudad Guzmán apoyando la misión con su guitarra. Así los cultos eran de mucho gozo y armonía, solo con una guitarra y panderos. Los siguientes directores de la misión de Usmajac fueron los hermanos José Alejandro Laureano Chávez y su esposa María del Rocío Gómez Aguilar, quienes realizaron una campaña de Evangelismo y Sanidad Divina. Esta actividad se realizo en el jardín municipal o plaza del pueblo. El hermano Alejandro predico y los jóvenes de la Iglesia de Ciudad Guzmán presentaron una obra de mímica. La obra en Usmajac siguió adelante.

Cabe mencionar que en los primeros bautismos en Usmajac fueron la hermana Margarita Ramírez García y su esposo Pascual Aldán. Los hermanos Javier Ramírez y su esposa Ana Rosa Pérez Olvera y sus hijos Javier Misael, Mayra, Abdiel y Ana Delli Ramírez Pérez.

En esos días murió el hermano Pascual Aldán, donde se realizaban los cultos y tuvimos la necesidad de buscar otro lugar, y nos trasladamos a la casa de la familia Ramírez Pérez, quienes tuvieron que ampliar la sala contentos porque ellos iban a realizar los cultos, y el grupo siguió unido y se fueron añadiendo mas hermanos, por lo cual ya no cabíamos en el hogar. Uno de los oyentes nos presto un local, en el cual se realizaron las actividades de la Iglesia. Le pedimos al Pastor Raúl Hernández que fuera y ungiera aquel lugar, pues se ocupaba anteriormente para un cine. Ahora ya teníamos un lugar más amplio y allí la presencia de Dios se manifestó grandemente derramando su presencia, Dones y gozo. Misael Ramírez era el músico y al estar ministrando en la alabanza, 10 niños aproximadamente fueron llenos del Espíritu Santo, unos cayeron, otros lloraban, otros hablaban en lenguas. Esto fue hermoso y la congregación fue llena de su bendición, y al ver a nuestros hijos con tanta libertad, nos gozamos juntamente con ellos, Gracias a Dios.

En este local efectuamos los cultos durante año y medio, pues las necesidades económicas de los dueños, los llevo a vender aquel lugar. Tristemente, nosotros no lo pudimos comprar, y decidimos regresarnos al hogar a hacer los cultos donde los hacíamos antes. Cuando Dios volvió a tocar el corazón de la oyente, nos dijo que tenía otro local que nos podía prestar e inmediatamente nos dio las llaves y allí estuvimos por espacio de otro año y medio, tiempo en que tratamos que el tesoro para construcción aumentara. Gracias a Dios, tuvimos el apoyo del Pastor Raúl Hernández y la economía nos la dejo para construcción, ya contábamos con bancas, mismas que pertenecían a la Iglesia de Ciudad Guzmán. Llego el momento y la oportunidad de comprar la propiedad en la Calle Vicente Guerrero #1, y Dios acomodo todo para tratar con los dueños, y platicamos con el hermano, entonces Pastor del 15, Alejandro Laureano, quien nos comento de unos préstamos en la caja popular, y fuimos a pedir informes y Dios acomodo todo. Todo esto fue un milagro de Dios, conseguimos un préstamo de 200,000 pesos, gracias a varios hermanos que nos sirvieron de avales obtuvimos este préstamo. Gracias a Dios, ya contábamos con un lugar propio donde hacer nuestros cultos. Dios nos ayudaría a pagar la cantidad restante.

Dios no nos ha abandonado hasta este momento. Por medio de un hermano, Dios nos profetizo en una actividad que ya no nos preocupáramos porque Dios conocía esa deuda y el iba a proveer para cubrirla y aproximadamente 6 meses recibimos una donación de 50, 000 pesos, e inmediatamente cubrimos la cantidad que le faltaba a los dueños del terreno. Ahora solo seguimos abonando en la caja popular.

El 24 de agosto del 2011, la misión de Usmajac pasó a ser misión de Sayula, y ya no pertenece a Ciudad Guzmán, pues ahora el pastor de Sayula es el hermano Javier Ramírez y supervisa la misión de Usmajac.

Campos De Evangelización.[editar]

El Tulillo[editar]

El 30 de septiembre llega el evangelio al Tulillo, llega la familia López cuevas con el bautismo de la hermana María Guadalupe Valencia y Vera Lucía López Cuevas por el ministro Alejandro Laureano, siendo aun pastor el hermano Evelio Rodríguez.

Posteriormente en el siguiente año hubo cambio de pastor llegando el hermano Isidro Jorge Segundo en ese año con la visita de unos hermanos se abre terreno en CONTLA.

Santa Rosa[editar]

En SANTA ROSA se empieza a visitar a la fam.de la hermana Lupe Cuevas de los cuales hubo dos frutos que son la mama de la hna. Lupe Y su hermana Evelia siendo bautizadas en el Tulillo por el pastor Raúl.

La Sidra[editar]

En la sidra se abre el hogar de una familiar de la hna. Lupe cuevas empezándose a reunir aproximadamente 25 oyentes entre jóvenes varones y varias doncellas tiempo después se comisiono al hno. Toño para la sidra y el tulillo.

Tuxpan[editar]

En tiempo del hermano Raúl llegaron de Estados Unidos los Hermanos Yolanda y Bernabé a los cuales se apoyo visitándolos en su hogar lugar en el cual vino a ver fruto hasta la llegada del hermano. Alejandro Laureano Chávez actualmente pastor de la Iglesia de CD. GUZMÁN. Quien hasta este momento a realizado cuatro bautismos y en este momento existe una misión de aproximadamente 15 personas. Actualmente, están encargados de esta misión Germán Pérez y Socorro Sánchez.

CAPÍTULO 7, PASTORADO DEL HERMANO: JOSÉ ALEJANDRO LAUREANO CHÁVEZ.[editar]

Biografía JOSE ALEJANDRO LAUREANO CHAVEZ Nació el 01 de enero de 1966 en CD. Guzmán Jalisco, casado con María del Rocío Gómez Aguilar Padres entonces de tres hijos (el mayor Isaías, Marisol y Jorge) en el mes de octubre de 1990 empiezan a escuchar del evangelio el encargado de llevarles la palabra es el hermano Antonio Gutiérrez y su esposa Gloria Rodríguez pastores en ese tiempo de la IGLESIA APOSTOLICA DE LA FE EN CRISTO JESUS, cuatro meses después deciden entregar su vida al Señor Bautizándose el 23 de febrero de 1991 y empieza su caminar en el evangelio. El 24 de marzo de 1991 el hermano Alejandro es sellado con el ESPIRITU SANTO a partir de ahí comienza a trabajar en el área de evangelismo y sus frutos comienzan a florecer aun mas.

Tiempo después siente el llamado y apoyado por el Pastor Antonio Gutiérrez, decide comenzar a estudiar para el Diaconado después de un largo estudio es ordenado como Diacono el 28 de marzo de 1998 siendo aun pastor el hermano Antonio Gutiérrez, y empieza a ejercer su diaconado en la iglesia local pasando bajo la supervisión de los hermanos Antonio Gutiérrez, Octavio Gonzales Michel y Evelio Rodríguez quienes pastorearon la iglesia. El 11 de marzo del 2001 es ordenado al ministerio en la convención de Manzanillo (auditorio Manuel Bonilla), siendo pastor el hermano Evelio Rodríguez. El 6 de Junio del 2002 es delegado para ejercer su ministerio en Autlan de Navarro Jalisco donde trabajo alrededor de cuatro años y medio donde logro establecer la obra y fue bendecido con 20 miembros, en esta lugar Dios los bendice con una hija mas llamada Ruth. El 20 de Diciembre del 2006 recibe la iglesia de San José del 15 en el Salto Jalisco, ejerciendo su ministerio pastoral en esta iglesia, entregando Autlan el 23 de Diciembre de 2006, su desempeño pastoral en la Iglesia de San José del 15, y fue aproximadamente dos años ocho meses, donde resalto en la construcción de la casa pastoral donde el trabajo acondiciono el lugar donde se realizaban los cultos y logro muchas reconciliaciones de hermanos alejados de Dios, en este lugar Dios les da una bendición una hija mas llamada Rocío. Recibe CD. Guzmán el 26 de agosto del 2009 entregando El Quince el 30 de Agosto del 2009. Entregándole la Iglesia de Ciudad Guzmán el hermano Raúl Hernández, quien había trabajado en la Iglesia de Ciudad Guzmán durante 6 años 7 meses.

Hasta la fecha de hoy permanece trabajando en Ciudad Guzmán. Llegamos el 26 de Agosto de 2009 a pastorear la Iglesia de Ciudad Guzmán. Empezamos a incorporarnos al equipo de trabajo de la Iglesia, de ahí descubrimos que no tenían equipo local para servir en los encuentros, e iniciamos a formar un equipo de servidores para llevar a cabo los encuentros con un equipo local ya de la Iglesia de Ciudad Guzmán, siendo para cada uno de los hermanos una experiencia nueva donde ellos empezaron a desarrollarse en su compromiso con Dios y Dios empezó a derramar de su Espíritu Santo en cada uno de los hermanos y surgieron nuevos Dones y Ministerios, tan hermoso que, en un encuentro, todos los servidores y Encuentristas fueron llenos del poder del Espíritu Santo, experiencia la cual no habíamos experimentado en ningún otro encuentro, y hoy en día, contamos con algunos Dones y Ministerios mas dentro de la Iglesia.

También se han restaurado algunos hermanos que ya no se reunían y hoy ya están activos apoyando en las células como servidores en los encuentros. Y a los líderes de intermedios y a los intermedios por apoyarnos para poder realizar el encuentro de niños, el cual fue una experiencia maravillosa para todos los que estuvimos sirviendo en ese encuentro tan glorioso.

También Dios ha bendecido los campos Evangelísticos, pues hemos estando apoyándolos constantemente y hemos visto que Dios sigue añadiendo gente a esos grupos que son Tuxpan, la sidra, Contla y el tulillo. Seguimos sirviendo la obra de Dios también aquí en Ciudad Guzmán, ya que Dios sigue añadiendo a la Iglesia los que van a ser salvos. Doy gracias a Dios por cada uno de mis hermanos y hermanas en Cristo que me han apoyado para seguir adelante con la misión que Dios nos ha encomendado, a mi esposa, por el apoyo que me ha dado y la paciencia que me ha tenido hasta este momento, a mi hijo Jorge porque siempre está dispuesto a apoyarme en la obra de Dios incondicionalmente, a mi hijo Isaías que cuando lo veo siempre me da palabras de aliento y de fortaleza, a mi hermano Antonio Sánchez y Pedro Hernández por el apoyo que me dan que siempre están dispuestos para el trabajo a la obra de Dios y a los líderes de la Iglesia por su apoyo y sus oraciones, y a la iglesia en general por su esfuerzo para estar en cada una de las actividades apoyando a la obra de Dios. Que Dios los Bendiga a todos.

CONCLUSIÓN[editar]

Es mi responsabilidad ante Dios y ante la Iglesia de Ciudad Guzmán dar a conocer la historia original de la 1ª Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús de cómo Dios en su infinito amor y Misericordia por medio de su Espíritu Santo fue llevando a cabo su plan de Salvación en esta ciudad dando testimonio cada uno de los hombres como de las mujeres que aceptaban servir al Señor Jesucristo, por la obra maravillosa de Dios en sus corazones predicando y dando testimonio de la Palabra de Dios como portadores de la Presencia de Dios en sus vidas, siendo guiados por el Espíritu Santo, pues reflejaban un verdadero compromiso con Dios y su Palabra, dando testimonio con sus hechos que habían tenido un encuentro personal con Dios y por ello reflejaban en su diario vivir un pentecostalismo integro en cada uno de ellos.


Dedico esta obra a mi equipo de líderes que han estado conmigo en todo momento y me han brindado su apoyo, a mi esposa y a mis hijos y mayormente a nuestro Señor Jesucristo que nunca nos ha dejado. JOSE ALEJANDRO LAUREANO CHAVEZ