Ejido Chihuahua, Mexicali, Baja California - WikiHistoria
lunes 21 de enero del 2019

Ejido Chihuahua, Mexicali, Baja California

De WikiHistoria
Saltar a: navegación, buscar

== EJIDO CHIHUAHUA ==

La Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús del Ejido Chihuahua en el Valle de Mexicali BC, inició en el año 1950. En el mes de julio llegó a dicha localidad el evangelista hno. Ceferino Mijares y su esposa la hna. Matiana de Mijares, iniciando los cultos en casa de los hermanos Antonio García y Juanita Espinoza. Posteriormente una de las visitas, José García Chávez, abrió las puertas de su casa para que ahí se efectuaran los cultos. Ya instalados en casa de la familia García Márquez, el Señor derramó de su Espiritu Santo sobre los oyentes de ese lugar, entre ellos el hno. Ismael García Márquez y sus hermanas Cándida y Carmen, siendo ellos de los primeros frutos en este lugar, bautizándose 15 personas en el nombre de Jesucristo, entre ellos el hno. Jose María Castro, la hna. Josefa Alvarez, Salvador Salgado y la familia García Márquez.

El edificio donde hoy esta el templo del Ejido Chihuahua, primero fue una tienda ejidal, la cual fue casa de la familia García Márquez. Los tramites de adquisición los hizo el hno. Ismael con apoyo de los hermanos que componían la congregación, la dedicación del templo estuvo a cargo del hno. Telésforo Lozano en 1950, perteneciendo esta al Distrito del Noroeste, Sector 7.

En 1954 fue instalado como pastor el hno. Ismael García Márquez, que ese tiempo era un joven soltero, posteriormente fue enviado a estudiar a la Ciudad de México, cubriéndole en sus actividades el evangelista Ceferino Mijares. Durante el pastorado del hno. Ismael, se estableció la visita y oración por los enfermos, además de los cultos de adoración y el evangelismo casa por casa. La Escuela Dominical fue también establecida, al inicio el hno. Ismael García juntaba un pequeño grupo de hermanos y se los llevaba en su carro a la 2da Iglesia para participar en la Escuela Bíblica, hasta que esta fue implementada en el ejido. Las señoras también hacían su parte trabajando en labores de cocina juntando generosas ofrendas para necesidades urgentes, ya fuera algún hermano o incluso vecino del sitio. También en este tiempo, la hermana Josefa Alvarez llevó el evangelio a un ejido cercano llamado “Las Abejas”, donde se empezó a hacer estudios y cultos de barrio, convirtiéndose una familia que a la fecha vive en ese lugar y algunos de los miembros fueron bautizados en Estados Unidos.

Obra y manifestación del Espiritu Santo fue el testimonio que los hermanos relatan, acerca de una niña que era hija de los vecinos del ejido, la cual habia fallecido, y al acudir la iglesia al lugar, se elevó la oración por ella y el Señor Jesucristo la resucitó volviéndolo a la vida.

En 1960 el hno. Ismael entregó responsabilidad de la congregación al hno. Rafael García Márquez, en compañía de su esposa la hna Jovita Gómez. En su estancia el Señor les permitió iniciar la construcción del comedor y hacer dos cuartos de la casa pastoral.

Enseguida recibió el hno. Francisco Alvarez en compañía de su esposa la hna. Maria Magdalena Vázquez Zatarain, en el periodo 1974 – 1982.

El hno. Alvarez entregó la pastoral al hno. Juan Soriano y esposa, después fue el hno. Salvador Lemus y por muy corto tiempo estuvo el hno. Rafael Vidal que venía procedente de Sonora quien por motivo de enfermedad de su esposa tuvo que retirarse.

Asumió como pastor el hno. Desiderio Villegas y esposa, posteriormente el hno. José Pacheco y esposa, después como pastor interino el hno. Narciso López y la hna Virginia Tamayo, que eran pastores en Ejido Querétaro. Entregando la congregación al joven soltero, hno. Victor Manuel López Cárdenas, que al tiempo contrajo nupcias con la srta. Martha Salazar Partida. El hno. Victor inició la construcción de un nuevo templo de 14 x 30 mts., quedando en construcción, pendiente la dala, siendo una epoca muy prospera para los ejidatarios quienes participaron con importantes donativos para la construcción, aún cuando no eran miembros de la iglesia.

Cabe mencionar que el hno. Victor López, fue de grande bendición para la comunidad, ya que prestó sus servicios como médico en el dispensario local con apoyo de la hna. Josefa Alvarez.

Después del hno. Victor, recibió la responsabilidad el hno. Arturo Macías , en compañía de su esposa Maria Elena García y de sus hijas Paola y Anita. El hno. Arturo entregó la iglesia al hno. Cristobal Pérez y su esposa la hna. Martha Castelo, a ellos les tocó construir el porche del comedor. Le sigue el hno. Raul Yáñez y su esposa, Yolanda Amarillas. Ellos entregaron responsabilidad al hno. Felipe Contreras en compañía de su esposa la hna. Anita y de sus hijos, el cual entregó al hno. Othoniel García Jacobo quien se encargó de construir los baños de agua. Después le siguen los hermanos, Oscar Aguilar y Alba González y Benjamin López y Eunice Vidales. El hermano Benjamin retomó la construcción del templo nuevo equipándolo con la pila y las escaleras de la misma, también amplió el comedor en la parte de la cocina; durante su administración Dios trajo crecimiento a la congregación, producto de una célula de estudio a cargo de la hna. Zenaida Cansino Duarte.

El hno. López entregó responsabilidad al hno. Samuel Monreal, quien entregó la iglesia al hno. Fernando Hernández, pastor actual, acompañado de su esposa Lily de Hernández e hijos, quien se ha encargado de retomar la construcción del templo, y la remodelación del inmueble.

A lo largo de 60 años que tiene la iglesia, han pasado 21 pastores, los cuales Dios ha usado en grande manera, destacándose algunos en las construcciones, evangelismo y en la administración.