Ejido Jalapa, Mexicali, Baja California - WikiHistoria
jueves 27 de junio del 2019

Ejido Jalapa, Mexicali, Baja California

De WikiHistoria
Saltar a: navegación, buscar

== EJIDO JALAPA ==


Esta iglesia es reconocida como la primera obra en el valle de Mexicali, su existencia data de año 1944.

A principios del año 1944, un grupo de hermanos provenientes de la colonia Zaragoza. Establecieron un campo evangelístico en Ejido Jalapa, siendo encargado de la obra el hno. Tomás Ramírez y familia. Este hermano estuvo como pastor por espacio de un año y algunos meses, debido a que falleció repentinamente.

La obra le fue asignada al hno. Donaciano Monteón y a su esposa Aurelia de Monteón, ellos estuvieron atendiendo el campo durante tres años (1946 – 1948). Durante este tiempo la obra no logró crecer, dejando entrever el arraigo y fanatismo que propíciaban las turbas e incluso la discriminación hacia los hermanos, que eran molestados y padecían la causa del evangelio, como quien esta presto a la expansión de la obra, sin objeción alguna.

A la salida del hno. Monteón, la obra fue asignada al hno. José Aviles quien por espacio de un año, estuvo encargado del campo, entregando un pequeño grupo de creyentes a los hnos. Juan Estrella y su esposa Maria Gallardo de Estrella, con quienes la obra comenzo a tomar forma. Ya que en el año 1951, fue construido el primer templo, hecho de material y también un comedor, que servía a su vez como la casa pastoral.

El hno. Estrella entregó en 1952 la obra al hno. José Hernández y a su esposa Maria Trinidad Campas de Hernández. El hermano Hernández bautizó alrededor de 5 hermanos, entre los que se menciona a la hnaa. Teodora Rodríguez, Guadalupe Cruz y el hno. Leonides Quintero. Su gestión fue de 1952 a 1960, dejando constancia que la obra en ese lugar podía dar fruto.

Le siguió un hermano de nombre no indentificable, de apellido Corrales (1960 – 1962) y el hno. Manuel Guadarrama (1962 – 1966).

En el año 1966, asumió como pastor el hno. Juan José Monreal, quien, acompañado de su esposa la hna. Sofía Gastélum de Monreal y de sus hijos, presidió la obra de octubre de 1966 al día 20 de noviembre de 1970. Durante su pastoral, la obra de Dios estuvo muy crítica, pues había muy pocos creyentes y solamente había dos familias en la congregación, la familia Castillo Rodríguez y la familia Rodríguez. El hno. había logrado ya un bautismo en ese tiempo, cuando es llamado para un cambio pastoral, quedando en su lugar como interino el hno. Rafael García Márquez, entonces Anciano de sector.

De 1970 a 1976, la iglesia atravesó dos periodos pastorales. El hno. Desiderio Villegas (1970 – 1972), con el que no hubo registro de bautismos, le siguió el hno. Francisco Alvarez (1974 – 1976). Este periodo fue una etapa difícil, donde los hermanos vivieron un estancamiento y la iglesia no rindió frutos.

El año 1976, asumió como pastor de la congregación el hno. Alfonso López Higuera, acompañado de su esposa la hna. Juana López. Durante su pastoral, la iglesia dio muestras de crecimiento, pues, ya transcurridos algunos meses, habían sido bautizados alrededor de 7 creyentes, en ese tiempo Dios pone el sentir en el hno. Alfonso, la necesidad de construir otro templo, buscando engrandecer la obra y expander la bendición que se veía negada para otros que habían venido.

Y asi fue, pues la iglesia comenzó a construir un templo grande, colocando la primera piedra en el año 1984. Adicionando también el comedor y los salones para el desarrollo de la Escuela Dominical; para esas fechas, la iglesia había crecido considerablemente, llegando a tener hasta cien miembros en plena comunión; y que decir que gozo de una economía saludable y de beneficio para la obra que en ese momento estaba en proceso de construcción.

Un hombre que había traído visión y nuevas fuerzas a la obra, como el hno. Alfonso, había ya dejado su huella en los corazones de quienes eran sus ovejas. Y como buen pastor que siempre va en busca de su rebaño, el hno. decidió pastorear a la congregación hasta ser llamado al descanso por nuestro Señor. Dejando casi 16 años de trabajo pastoral, constante, sonante y dando pasos firmes.

En ese tiempo el entonces Obispo Supervisor hno. Josué Mendoza Mendoza, asumió interinamente como pastor mientras se discutía quien llegaría en lugar del hno. Alfonso. Resultando elegido el hno. Daniel Ramos Aguirre, quien viniera a radicar al ejido acompañado de su esposa la hna. María Elena Morales de Ramos.

En su pastoral, el hno. Ramos se encargó de realizar varias obras de construcción, también efectuó alrededor de 10 bautismos. Entregando la obra al hno. Daniel Flores, de quien muchos hermanos se expresaron como un hermano trabajador y muy talentoso.

En los albores del nuevo milenio, fue designado como pastor el hno. Raul Yáñez y su esposa, hna. Yolanda Amarillas. Los hermanos tenían mucha gracia en el canto y la alabanza, ministerio que les ayudó para atraer a los no creyentes y cosechar fruto de bendicion. El hno. Yáñez también estuvo en ese tiempo como pastor encargado del Ministerio de Alabanza Distrital.

Al finalizar su pastorado, el hno. Yañez entregó la iglesia al hno. Saúl Ramos Hernández, quien durante su gestión, instituyó la escuela bíblica de verano, que hasta la fecha se sigue realizando.

A mediados de 2006 fue designado pastor el hno. Rafael Melchor Armenta, acompañado por su esposa la hna. Sagrario Durán. Los hnos. tenían poco tiempo de casados, por lo que fue aquí donde Dios les concedió procrear a su primera hija.

Durante su estancia en la congregación, se realizan muchos cambios importantes en la obra material, sobresaliendo la remodelación del templo y del el comedor en su totalidad. También en el plano organizacional, la iglesia comenzó a trabajar en la visión celular, alcanzando fruto que aún a la fecha a brindado crecimiento y prosperidad a la iglesia. Resultado que fue muy importante pues, la familia pastoral ha sabido planear y desarrollar los proyectos que Dios ha traído a esta hermosa congregación.