Ejido Michoacan de Ocampo, Mexicali, Baja California - WikiHistoria
domingo 24 de marzo del 2019

Ejido Michoacan de Ocampo, Mexicali, Baja California

De WikiHistoria
Saltar a: navegación, buscar

== EJIDO MICHOACAN DE OCAMPO ==

Fue en el año 1996 que se dispuso por parte de la mesa directiva del distrito de Mexicali, mandar de evangelista al hno. Josué Sánchez Castillo y a su esposa la hna. Olivia Quezada al Ejido Michoacán de Ocampo, a sembrar la hermosa semilla en los corazones de las almas.

Los hermanos comenzaron haciéndo servicios en el hogar del hno. Carlos García y su esposa Magdalena Tinoco, apoyando los siguientes hermanos: Hno. Cesar y Araceli Flores, Hno. Pablo y Rocío Flores y algunos hermanos de los ejidos cercanos y personas inconversas que también asistían a escuchar la palabra.

En una ocasión se invitó como predicador al papá del Hno Josué Sánchez, el Rev. Florentino Sánchez, en un culto de dia jueves del año 1997. El hno Florentino comenzó a hablar la palabra de Dios, cuando de pronto, el Espíritu Santo se empezó a manifestar y una persona empezó a llorar y hablar en otras lenguas, Dios había tocado el corazón de una mujer de nombre Raquél, quien aunque al instante no pidió el bautismo, siguió escuchando la palabra.

Los servicios eran con mucho gozo, había mucha libertad en los hermanos para alabar a Dios, el hno. Sánchez seguía predicando la palabra, salían a invitar personas a los hogares para que asistieran el día jueves al culto.

Pasados dos años (1998), se le informa al Hno. Josué Sánchez que no va a ver la posibilidad de la donación del terreno, por lo que llegan al acuerdo por parte del distrito que ya no se iban a realizar servicios en el ejido, por lo que se iba a cerrar el trabajo evangelístico, siendo el Hno. Josué trasladado a otro campo.

Pasada esta etapa de transición, el distrito de Mexicali, designa como evangelista al hno. Manuel Niebla, a quien Dios le concede la adquisición del terreno y el inicio de la construcción del templo con sus respectivos servicios básicos. Gracias al apoyo de los hnos y el apoyo del hno. Carlos García y la hna. Magdalena Tinoco, Dios le concedió al hno. bautizar alrededor de seis personas.

El hno. Manuel Niebla fue designado evangelista en otro campo y es asignado como pastor el hno. Martin López López, el dia 4 de febrero de 2001. Durante su gestión, era común ver a los hermanos salir a predicar a los hogares, pues el hno. los impulsó a salir a la calle a predicar, concediéndole el Señor bautizar a dos creyentes. Aunque la obra no creció del todo, esto jamás desanimó a los encargados de la obra.

El dia 22 de marzo de 2003, es designado pastor el hno. Fernando Hernández, en sustitución del hno. Martin López. El hno. Fernando se dio a la tarea de buscar a aquellos hermanos que se habían alejado de la congregación, rescatando a cuatro de ellos. Pues, al recibir la congregación solamente se congregaban 8 de los 21 miembros que tenía la iglesia en su lista. Entre sus logros esta la construcción de la casa pastoral y la remodelación del templo. También en su pastoral fueron bautizados 11 creyentes, alcanzando una congregación de 32 hermanos a la fecha de entrega. Nuevos retos venían para la congregación y un cambio pastoral, designando el distrito como pastor al hno. Otoniel García, quien, acompañado de su familia, tomó las riendas de la congregación por espacio de dos años (2006 – 2008). En su gestión, el hno. inició una célula de estudio, donde fueron bautizadas 3 personas.

El dia 20 de enero de 2008, fue designado como pastor el hno. Salvador Flores Barrios, quien hasta la fecha sigue en funciones.

Con un corazón lleno de ilusiones y una amplia visión, el hno. Salvador se ha dado a la tarea de extender la obra, pués a la fecha la iglesia ha crecido en un alto porcentaje, bautizando 22 creyentes hasta el año en curso. En lo material, el hno. ha recibido el apoyo por parte de su congregación. Instalando gran parte del mobiliario para el templo, además de los servicios sanitarios y equipo de sonido. El hno. Salvador tiene la ilusión de llevar el mensaje de la palabra de Dios a todo el ejido, cosechando mas frutos en un futuro.