Estación Yago, Santiago Ixcuintla, Nayarit - WikiHistoria
jueves 27 de abril del 2017

Estación Yago, Santiago Ixcuintla, Nayarit

De WikiHistoria
Saltar a: navegación, buscar

En el año de 1932 el hermano Francisco Avalos Virgen, fue el que trajo el mensaje apostólico a Nayarit, después de haber conocido al Señor en el estado de Baja California. Después de esto el hermano se traslada al poblado de Ruiz Nay. Para irse a vivir al pueblo de Coamiles, donde consiguió una casa prestada y allí comenzó a predicar el evangelio, pero no duro mucho tiempo por el motivo de que pretendieron robarle a una de sus hijas.


Por esta razón el hermano se vio en la necesidad de regresarse a Ruiz, para luego ir a radicar al poblado de Yago, donde empezó la labor evangelistica. En 1933 ya se contaba con un grupo más formal. Las primeras reuniones se celebraron en la casa del hno. Juan Pérez y los primeros integrantes de esta congregación fueron Pablo Solís, Mercedes Amaral, Cruz Rodríguez, Miguel Arcega y Emilia Rodríguez, y los hnos. Jacinto y su esposa María con sus Hijos, después se añadieron dos jóvenes huérfanos. uno de ellos fue Aurelio Casillas; pero como eran molestados fuertemente por los vecinos con piedras, insultos y otras agresiones se vieron en la necesidad de trasladarse de lugar a una casita de madera que estaba ubicada en la calle 20 de Nov. Esquina con Francisco I. Madero, donde se reunió el grupo por muchos años.

Herculano Guzmán junto con el pastor Abel Zamora y los jóvenes de ese entonces.

Después de algún tiempo el hermano Herculano Guzmán del poblado de Acaponetilla, les propuso cambiar ese terreno por uno más céntrico que contaba ya con una casita de material y techo de teja, los hnos aceptaron y este nuevo domicilio es donde se encuentra ubicado actualmente el templo, por la calle 8 de Mzo N0 54 esquina con Hidalgo.


LOS PRIMEROS BAUTISMOS

Estos se celebraron en el arroyo llamado San Antonio, salida al Tambor. La hermana refugio Arcega de 96 años de edad; da fe de lo que aquí se está narrando, ya que ella tenía 18 años cuando oyó por primera vez el evangelio; sus padres fueron los primeros frutos del hermano Francisco en la localidad de Yago, pero ella acepto al Señor hasta los 34 años, no así sus 8 hnos que recibieron el evangelio más jóvenes y le sirvieron al Sr. Hasta el día de su muerte. De esta familia solo queda ella y aun en esa edad y enferma sigue dando testimonio del Señor Jesucristo, no olvida los textos que aprendió en su juventud ni los cantos que aun sigue cantando. La hermana cuando ha sido hospitalizada alegra con sus cantos el lugar, y cuando alguien la visita, para poder despedirse necesita decir un texto de memoria. Ella fungió como tesorera general por 13 años, de 1981 a 1994 y últimamente le sirvió al Sr. Como anfitriona de una célula.


Cotejando esta información con el hermano Juan López Perales de 82 años de edad, que empezó a escuchar el evangelio a la edad de 6 años, cuando su mama lo llevaba a los cultos; desafortunadamente sus papas nunca se bautizaron pero en el quedo sembrada la semilla que dio fruto muchos años después.


Los hermanos antes mencionados mencionan los nombres de los pastores que ellos recuerdan: Abel Zamora y su esposa María Guel, que era muy formal, dedicado al comercio, que bajo su pastorado la obra creció de una forma notable, pues tuvo un buen numero de bautismos, después de algunos años fue enviado a la ciudad de Tepic, quedando a cargo de la iglesia su cuñado Isabel Guel. Que por querer imitarlo en el comercio y su forma de vida la obra se le vino abajo, para entregarle la obra a Santos Núñez.


Después del hermano Santos la obra estuvo a cargo de Félix Armenta, que desafortunadamente cayó en pecado de adulterio al llevarse a una joven de la congregación, golpe que fue muy duro para la iglesia, ya que solo logro subsistir con un mínimo grupo de 12; este acontecimiento marco a toda la comunidad y pueblos circunvecinos pues aun en la actualidad se sigue recordando.


Después de este incidente, la iglesia se quedo sin pastor, siendo atendida desde Santiago por el pastor Daniel Pineda, que a su vez enviaba al diacono Adoniran Avalos quien se tuvo que trasladar para vivir aquí, ganándose su sustento trabajando en el tabaco. También se envió a otros diáconos de la presa, como al hermano Jesús Meza y Jacobo Flores, así estuvieron por algún tiempo, aun después del cambio pastoral en Santiago con el hermano Rigoberto Flores, quien empezó a atenderlos los domingos y entre semana los hermanos se atendían solos y celebraban de tres a cuatro cultos por semana.


Después de algunos años fue instalado el hermano Juan Bautista Dávila y su esposa Vilma, quienes llegaron con entusiasmo y comenzaron nuevamente a levantar la obra durante tres años, para entregarla al siguiente pastor que fue el hermano Rigoberto Flores con su esposa Coty. Que su característica más sobresaliente fue que eran muy visitadores y serviciales, su trabajo duro cinco años, entregándole el carga a Felipe flores y su esposa Gloria. Ellos estuvieron al frente solo un año y medio ya que el hermano solicito un permiso al obispo para irse a trabajar a Estados Unidos dejando a su familia en una casa de renta. La característica más notable es que era bueno para comer y nunca desprecio ninguna invitación, por su parte la hermana Gloria era mujer de trabajo, ya que sabia reparar sillas, sabia de electricidad, fontanería, zapatera, etc.


La iglesia la tomo el hermano Margarito Carrillo y su esposa Noelia por un periodo de cuatro años, que por su actitud humilde se ganaron el cariño de la congregación desde un principio, logrando bautizar a varios jóvenes y un despertamiento general de la congregación.


El hermano Margarito entrega el pastorado al hermano Jesús Meza Andrade y su esposa Graciela, ellos pastorearon la iglesia por un periodo de tres años. La característica principal del hermano Meza, fue la construcción, ya que amplio el templo dos metros de ancho hacia el lado izquierdo, su sueño era mirarlo lleno de personas, y lo profetizo ya que actualmente no solo se llena esa parte sino que fue necesario ampliar dos metros más al frente al nivel de calle.


Después del hermano Meza continuo con el trabajo, el hermano Noel Rodríguez y su esposa Elvira, ellos solo pastorearon un año, por la razón de que hubo abuso del don de la profecía, creando gran confusión al profetizar una inundación generada por un tsunami, fue tanto el pánico que se creo, que los hermanos abandonaron sus casas para irse a vivir a la ciudad de Tepic, mientras pasaba la contingencia. Al no cumplirse esta profecía la iglesia se vio denigrada al grado de servir de burla, y el pueblo aun lo recuerda con sarcasmo; la combi que transporto a los hermanos le pusieron el arca de Noé. El pastor Noel fue cesado del pastorado entregando la responsabilidad al hermano José Eleodoro Martínez y su esposa Luz.


El hermano Martínez pastoreo cerca de dos años, y logro varios bautismos, a pesar de la situación emocional de la iglesia, su característica principal del hermano Martínez fue su dedicación y cuidado de los jóvenes, y en general hizo un buen trabajo. Para entregarle la responsabilidad al pastor actual Antonio González y su maravillosa esposa Leticia Quintana.