Jocotepec, Jalisco - WikiHistoria
lunes 25 de marzo del 2019

Jocotepec, Jalisco

De WikiHistoria
Saltar a: navegación, buscar

BREVE HISTORIA DE LA IGLESIA APOSTÓLICA DE LA FE EN CRISTO JESÚS EN JOCOTEPEC, JALISCO[editar]

Este documento describe brevemente parte de la historia de la iglesia de Jocotepec. La información presentada, aunque no es toda, contiene lo necesario para conocer cómo tuvo inicio la obra de Dios en lo que ahora es la iglesia de Jocotepec. Con el paso de tiempo y en la medida de nuestra posibilidad iremos añadiendo toda aquella información y datos útiles que enriquezcan nuestra historia hasta poder producir su edición literaria.


Dedicatoria

A todos los hombres y mujeres que han dado su vida por predicar el evangelio de Cristo en México. A todos los que han dejado todo con tal de agradar al que los llamó y hacer saber el evangelio de Dios en los pueblos y etnias fuera de las grandes ciudades. A quienes fundaron y han estado velando por que la Iglesia de Cristo en Jocotepec siga firme y avanzando. A los miembros de esta congregación y a quienes lo llegarán a ser.


“La Biblia contiene la Historia de Cristo. La Iglesia existe para Contar la Historia de Cristo. La Historia de la Iglesia es una Continuación de la Historia Bíblica para mostrar nuestra relación con el relato bíblico y con el Cristo que predicamos”. Por Halley.


Agradecimientos.

A quienes a nivel general en nuestra denominación han tomado interés por documentar los Hechos de Dios en nuestro país y en nuestra denominación, movilizadores y coordinadores del proyecto a nivel distrital y local. A quienes invirtieron tiempo y demás recursos para que se publicara este documento: Román Mondragón, Mariana Marín, Elías Romero y a los pastores que aportaron información. Que Dios les bendiga por realizar tan noble tarea.


Prólogo

En esta obra se describe de forma breve pero sistemática la historia de la iglesia apostólica en Jocotepec, se ilustran condensadamente las biografías de los fundadores y de quienes han pastoreado hasta hoy esta hermosa iglesia en la rivera del Lago de Chapala. Durante la lectura de cada capítulo se asomaran varios temas que aportarán una estructura interesante del cómo se han ido desarrollando diversos asuntos en esta congregación como son: el ministerio de la mujer, la historia, cotidianidad y testimonio, biografías personales, crecimiento y estadísticas, señales y milagros, servicio social, avivamientos, educación, ministerios, misiones, actas, reuniones y doctrinas.

Todo está organizado y escrito en una narrativa que puede fácilmente envolvernos en el interés de seguir leyendo capítulo tras capítulo, con interesantes anécdotas y una colección de fotos que hablan gráficamente de cada época y momentos relevantes de la historia de la Iglesia Apostólica en Jocotepec hasta el día de hoy.

Esperamos que con esta obra no solo el lector casual pueda ser informado de manera concisa lo relativo a nuestra historia como congregación, sino aportar nuestro propio y necesario grano de arena en la formación de la cabalidad histórica de nuestra denominación.


Introducción

La Biblia contiene la Historia de Cristo. La Iglesia existe para Contar la Historia de Cristo. La Historia de la Iglesia es una Continuación de la Historia Bíblica para mostrar nuestra relación con el relato bíblico, y creyendo que todo miembro de la Iglesia debiera familiarizarse por lo menos con los hechos elementales de su historia, refiriéndome en específico a la historia de la iglesia cristiana.

Es imposible comprender el estado actual del cristianismo sino a la luz de su historia. Estamos convencidos que la ignorancia de la historia de la Iglesia es aún más común que la ignorancia de la Biblia. Uno de los deberes principales de los ministros hoy por hoy debe ser el enseñar a su pueblo los hechos de la historia eclesiástica. Escribo esto con el fin de permear el interés en quienes leen este documento por investigar y conocer nuestros antecedentes históricos como un indicio de bosquejar el estudio de la historia de la iglesia cristiana quiero anotar que ésta generalmente se divide en tres periodos.

Periodo del Imperio Romano: Tiempo de persecuciones. Los mártires, los padres de la Iglesia, Controversias, y la cristianización del Imperio Romano.

La Edad Media: Época del surgimiento y poderío del Papado; de la Inquisición, del monaquismo, del mahometismo y de las Cruzadas.

Periodo moderno: Época de la Reforma Protestante. Gran crecimiento de la Iglesia Protestante, circulación amplia de la Biblia, libertad creciente de los gobiernos civiles del poder eclesiástico y sacerdotal, las misiones mundiales, la reforma social y la fraternidad creciente.

Hoy el crecimiento de la iglesia no ha cesado, al contrario, éste es ahora una constante en el mundo; los misioneros como nunca antes están siendo desplazados a comunidades étnicas antes olvidadas, en las grandes ciudades el crecimiento numérico de las congregaciones es desorbitante, en muchos sectores la iglesia ha comenzado a tener influencia como nunca antes, pero al mismo tiempo hay un desentendimiento de doctrinas fundamentales, grandes denominaciones se fragmentan y hay una falta de identidad y una desvalorización a fundamentos históricos de la fe cristiana. Esto sin duda apunta a un peligro inminente para quienes no dan el valor necesario a la historia.

El mismo fenómeno que se está experimentando a nivel mundial en el cristianismo está latente en nuestro medio y nuestra denominación, es urgente y más que necesario que los miembros de nuestras congregaciones conozcan la historia del cristianismo y al mismo tiempo entiendan el origen mismo de la congregación a la que asisten, necesitamos revalorar los esfuerzos de nuestros antecesores, corregir los flagelos de los de ayer y contender unidos por los fundamentos bíblicos sembrados en nuestra denominación pero con un espíritu siempre autocrítico en el entendimiento de que afablemente debemos corregir cosas que se han hecho mal, pastorear con mayor sabiduría los avivamientos y visitaciones del Espíritu Santo en nuestros medios. La historia, el conocer los hechos del pasado nos ayudará a no caer en errores y excesos que perturbaron el avance del Reino de Dios y nos inspira a fortalecer día a día todos los principios y valores que han mantenido hasta hoy al mismo reino.

Ojalá que al leer este escrito los usuarios puedan identificarse más con su congregación local, con su denominación y con la Iglesia de Cristo en el mundo. Leamos con afabilidad y disfrutemos el saber cómo ha estado cercano nuestro Señor a su viña y gocémonos al saber cómo es que: nuestro Dios, “hasta aquí… nos ha ayudado”.

En la gracia de Cristo. Hermano Rigoberto Romero Osuna Pastor de la Iglesia Apostólica en Jocotepec, Jal.


Fundadores[editar]

En año de 1984 en la ciudad de Jocotepec Jalisco, dio comienzo esta hermosa obra que a través de los hermanos Enrique Flores y su esposa Estela Bizarro, procedentes de la ciudad de Tijuana BC y con el ardiente deseo de compartir a su familia las buenas nuevas del evangelio, testificando la transformación que Cristo había hecho en ellos, decidieron establecerse en esta ciudad en ese mismo año.


Primera época[editar]

pastores: Hno. Julio Jáuregui, Nicolás Castro Leyva, Luis Bernal Estrada

El hermano Luis Bernal Estrada fue también uno de los ministros que estuvo al frente de la congregación de Jocotepec como pastor; en ese tiempo la zona territorial que conformaba al distrito de Guadalajara era colima, parte de Jalisco y Michoacán. El hermano Luis Bernal duro dos años pastoreando la congregación y fueron en los años de 1994 a 1996. La formación teológica con que contaba el hermano Luis Bernal era el tercer grado de la licenciatura misma que realizo en el C.C.M teniendo como mayor grado secular la secundaria. En ese tiempo el promedio escolar con el que contaba la congregación solo era hasta la primaria y su nivel socio-económico bajo. Durante el periodo de dos años que el hermano Luis Bernal estuvo en la congregación impartió la Santa Cena en dos ocasiones, realizando también actividades evangelísticas de conversión y derramamiento del Espíritu Santo. Los principales temas de predicación fueron acerca del arrepentimiento, liderazgo, la comunión en el cuerpo y con Cristo, la prosperidad económica, progreso espiritual, la gran comisión, el perdón, la palabra de fe, la efusión y unción del Espíritu Santo, el bautismo en el Espíritu Santo y la multiplicación. Sus primero retos a los que se enfrento fue lograr la consolidación de las familias, la comunión de dos familias pioneras de la congregación de Jocotepec y la formación de líderes. El establecimiento de la escuela bíblica dominical por niveles fue la actividad educativa que realizó. Dentro de las actividades misionológicas que se realizaron fue atender a pueblos aledaños como potrerillos, el Tepehuaje y el Chante. Las actividades espirituales que se realizaban eran campañas por el derramamiento del Espíritu Santo en donde los hermanos y visitas eran impactados por el poder de Dios. Hubo elementos muy característicos que sobresalían de otros en cuanto a la disciplina como los conflictos familiares y la inmoralidad dentro de un líder; y aunque, eran muy delicados, eso nunca fue motivo para que el espíritu que había en la congregación decayera. En ese tiempo la congregación solo contaba en sus elementos físicos, con una guitarra de caja, panderos, canastas para la ofrenda, una trompeta y un pulpito. El hermano Luis Bernal desempeñaba los cargos en el distrito como secretario tesorero y como presbítero.


Segunda época[editar]

Pastor Javier Cabrera

El periodo mas prolongado que un pastor ha permanecido al frente de esta hermosa congregación fue precisamente éste, el del hermano Javier Cabrera Fernández, quien con su esposa Hna. Esther León y sus hijos, Ruth, Efraín, Febe, Isaac, Eunice y Heber, llegan a esta congregación en el año de 1996, a sustituir al hermano Luis Bernal Estrada y a su familia, quienes salieron pastorear la 2ª iglesia de Guadalajara. Desde este año, la obra comenzó a consolidarse verdaderamente en la comunidad de Jocotepec, pues el hermano Cabrera con su fiel esposa ejercieron un ministerio evangelístico muy poderoso. Su labor no solo se enfocó a la ciudad en si; por lo contrario, se abrieron centros de predicación, en el Chante, San Juan Cosalá, El Zapote, Huejotitan, y en la parte final de su carrera en El molino, Potrerillos y Atotonilco de Citala (lugar en el que se adquirió un hermoso templo para los hermanos de aquella alegre congragación).

El hermano Javier Cabrera se caracterizó por su hablar pausado y su espíritu tranquilo, y a pesar del sufrimiento que la congregación y el mismo trabajo de la obra en todos sus aspectos le causaba, nunca dejó de ser un apacible y santo hombre de Dios.

Los aspectos doctrinales fueron afinados en este periodo, así como la formación de muchos ministerios que hasta hoy subsisten, como lo es el ministerio del pandero, los diferentes grupos de alabanza, entre otros.

El hermano Cabrera fue un hombre autodidacta, aunque curso el primer nivel de estudios teológicos en el C.C.M, su nivel de estudios secular solo llegaba a la secundaria.

Una de las características peculiares del hermano era que como parte del acopio de recursos para sostener a su familia elaboraba bolis y los vendía en la población, esto le generó muchas amistades de todo tipo, desde simples vagabundos y personas de paso por la comunidad hasta candidatos a la presidencia municipal y personajes importantes de la ciudad. Estos personajes, sobre todo en épocas electorales, le buscaban, pues el hermano tenía siempre una respuesta de Dios para ellos.

Su vida de oración era muy conocida por todos los que le conocimos, su voz rasgaba las horas silenciosas de cada madrugada, poniendo en las manos de Dios a sus hijos, su esposa y a cada miembro de su congragación.

Sin lugar a Dudas que este fue el periodo mas productivo de la Iglesia de Jocotepec, pues la membrecía se multiplico, en los casi trece años que estuvo al frente dicho hermano, llegando a mas de doscientos hermanos. Lamentablemente partió en su plena etapa de madurez para estar con su Señor, quien es seguro estará, recompensando su labor y dándole descanso en su presencia. Se fue el 15 de noviembre del 2008.


Tercera época[editar]

Pastor Evelio Rodríguez

Etapa de transición, y organización de células y ministerios

El Pastor Evelio Rodríguez pastoreo la iglesia en Jocotepec Jalisco en la calle que se encuentra ubicada, en la privada Aldama número cincuenta y seis, en el barrio los herrera, perteneciendo al distrito de Guadalajara cuya zona territorial conforma el estado de Jalisco y colima. La fecha en que inicio su pastorado en Jocotepec, fue en Noviembre del 2008 y hasta el 16 de febrero del 2011. En su formación académica, contaba con la licenciatura en teología y su mayor grado secular fue la carrera profesional. Durante su periodo de pastorado bautizo un numero de 25 miembros, en este mismo tiempo diez hermanos recibieron el Espíritu Santo; el había recibido un total de doscientos cuarenta miembros bautizados en agua y reportó en la fecha de su entrega doscientos cincuenta y un miembros. El número total de mujeres casadas era de cien y de varones casados de noventa, dentro de los miembros había también, diez hermanos viudos, treinta señoritas solteras, catorce hombres jóvenes solteros y una persona soltera madura. En ese tiempo el promedio escolar que tenía la iglesia era solo hasta la primaria y de un nivel socio-económico bajo. Al llegar el pastor Evelio Rodríguez a la iglesia de Jocotepec, ya había una serie de ministerios activos en los cuales se encontraban: el ministerio de pandero, el ministerio de alabanza y adoración, grupos familiares, el de encuentros y fraternidades; los ministerios que se establecieron durante su pastorado fueron, el de intercesión, pastoral (liturgia y gobierno), teatro y pantomima, redes celulares, escuela de verano y reencuentros. Durante su tiempo de pastor en esta iglesia de Jocotepec, en tres ocasiones impartió la Santa Cena, desarrollo actividades evangelísticas en la cuales tocó temas destacados como, la sanidad, conversión y derramamiento del Espíritu Santo. Los principales temas de sus predicaciones para la congregación fueron, sanidad espiritual y física, el arrepentimiento genuino, liderazgo, para el desarrollo de los mismos líderes y hermanos laicos, la doctrina apostólica, prosperidad económica, conversión, progreso espiritual, la gran comisión, el perdón, la salvación, el reino de Dios, libración del gozo, la disciplina, adoración y alabanza, dones y ministerios, la unicidad de Dios, efusión y unción del Espíritu Santo, la santidad, el nombre de Dios, el bautismo en el Espíritu Santo, la guerra espiritual, la multiplicación y la oración y el ayuno. Estos fueron algunos de los temas impartidos a la iglesia de Jocotepec, lo que hizo que ayudara mucho en su crecimiento espiritual y organizacional. Como es de saberse todo pastor tiene retos a los que se tiene que enfrentar vez tras vez y día a día; para el pastor Evelio no fue la excepción pues los primeros retos que tuvo fue el desorden, tener que soportar la deslealtad y confrontar el pecado oculto. Sin embargo eso nunca fue un motivo para decaer en el trabajo de la obra del Señor, por el contrario el pastor Evelio comenzó a realizar actividades educativas para la ayuda en el desarrollo de la iglesia de Jocotepec en la cuales se encontraban: la escuela de verano, taller de ministerios de poder, preparación del cuerpo pastoral (local), conferencias en consagraciones y la escuela de líderes. Así mismo se realizaron actividades misionológicas que con la visitación del pastor junto con la congregación se mantuvieron siempre en funcionamiento tales como las misiones de Atotonilco de Citala, Potrerillos, El molino y El zapote. El pastor Evelio siempre procuró por el bien de los hermanos y es por eso que logró realizar actividades asistenciales para los más necesitados como la ayuda con despensas, la donación de un terreno para la viuda Esther de León y la ayuda de estudios profesionales del hijo de ella. Nunca se dejaron de realizar actividades espirituales congregacionales como las cadenas de ayuno por objetivos específicos, campañas de sanidades donde el Espíritu de Dios se manifestaba maravillosamente y campañas por el derramamiento del Espíritu Santo. Sin embargo, como en toda congregación hay aspectos en donde la disciplina se tiene que ejercer con rectitud y verdad. Puesto que se empezaban a observar aspectos en los hermanos exhibían su carácter, tales como de doble ánimo, la baja autoestima y el asistir mucho a las actividades espirituales pero, sólo para sentirse bien, sin cambio alguno en sus vidas.

La liturgia que se presentaba siempre fue muy buena ya que los hermanos tienen todo el tiempo un espíritu avivado por lo que se procuraba que todo liturgista dirigiera emotivamente y aunque no había equipo de sonido propio de la iglesia eso no impedía que a través de los liturgitas el Espíritu de Dios se manifestara. Los dones del Espíritu Santo siempre mantuvieron a la iglesia en un fuerte avivamiento pues se ponían en práctica el discernimiento, el poder para echar fuera demonios, sanidades milagrosas sucedían, y la profecía. Si había algo que hiciera sobresalir a la iglesia de Jocotepec es que en cada culto que se realizaba era muy inspirador para glorificar y exaltar el nombre de Cristo. Durante este periodo pastoral hubo muchas mejoras en remodelación y construcción del inmueble entres ellas se encuentran: la terminación del la primera planta de la casa pastoral, se instalo el barandal de las escaleras que dan a los salones en la segunda planta, se remodelo la pila bautismal y parte de la plataforma, se readaptaron los salones de la segunda planta como casa pastoral y se instaló un sanitario completo; se pinto el templo por fuera y por dentro, y se compro un equipo de sonido para uso exclusivo de la iglesia, en el cual incluía dos bocinas bafles y una consola mezcladora. Se instalaron al diaconado a cuatro hermanos quienes fueron el hermano Rogelio García, Gustavo García, Ernesto Macías y el hermano Eduardo Macías. En ese tiempo también se instaló como ministro al hermano Rubén Pérez. Mientras el pastor Evelio Rodríguez tenía la función de pastor en la iglesia de Jocotepec, también era el obispo del distrito de Guadalajara, a su vez secretario del mismo distrito, maestro del C.C.M (en el mes de febrero 2010) y maestro del EDIS distrital. El evento histórico más relevante fue el fallecimiento del hermano presbítero, Javier Cabrera Fernández el día 08 de noviembre del 2008 en Jocotepec Jalisco. El hermano Evelio Rodríguez ocupó el lugar del hermano Javier Cabrera en el pastorado desde el 08 de Noviembre del 2008.


Cuarta época[editar]

Hno. Rigoberto Romero

Consolidando y despertar…

El de febrero del 2011 el pasto Rigoberto Romero Osuna recibe la iglesia en Jocotepec, por el Rev. Lorenzo Pérez en representación del obispo supervisor Rev. Fernando Peña Niz, entregando el pastorado el Rev. Evelio Gonzales Rodriguez. Para dar inicio a los trabajos en la obra de Jocotepec Jalisco, se elaboró un plan de trabajo con lo ya iniciado por el pastor Evelio Rodríguez. La cual se describe a continuación. Obejetivo general: ser una iglesia pentecostal sana y con propósito de excelencia misionologica personal, administrativa y de espacios de reunión para glorificar a nuestro Dios y salvador Jesucristo. Siendo el objetivo particular: Una iglesia sana, apasionada por Cristo, viviendo en santidad y amor a Dios, testificando las verdades del evangelio y de su poder para transformar vidas. Nuestro enfoque: Jesucristo, el centro de todas las cosas, el evangelio y discipulado como la misión general de nuestra congregación. Para realizar las actividades ministeriales y funcionales de cada área se registran de la siguiente forma:

  • Equipo pastoral: comprende la tesorería y una secretaría formadas por un tesorero y una secretaria. Los encargados de este equipo son, el hermano Rafael Mora y la hermana Fabiola Aguilar de Mondragón. El cuerpo ministerial formado por un pastor, ministros y ministerio de creyentes. El grupo discipular formado por el cuerpo ministerial y los líderes de los ministerios y de la red de células integrales.

Los cinco ministerios con los que cuenta la congregación están organizados de la siguiente forma.

  • Evangelismo: este abarca tres áreas.
  1. El ministerio de evangelismo RCM estando como responsable el hermano Rafael Mora.
  2. Ministerio de misiones locales.
  3. El ministerio de oración e intercesión, dirigido por el hermano Juan Aguilar.
  4. El ministerio de servicio, mismo que lo conforman otros cinco ministerios que son:
  • Ujieres: Crescenciano Bizarro y su esposa Ángeles.
  • Ornato: dirigido por la hermana verónica Barragán, Virginia Aguilar, Imelda Flores y la hermana Fabiola Olivo Rameño.
  • Asistencia Social: Javier García y José Jiménez.
  • Ministerio de Alabanza y Adoración: Formado por lo líderes, Pablo Barragán, Jesús Mondragón y Luis Garcia.
  • Ministerio de Construcción: Dirigido por el hermano Octaviano Mora y Francisco Murillo.
  • Ministerio de Jóvenes y embajadores del rey: Dirigido por el hermano Ernesto Macías y Eleazar Romero.
  • Ministerio de Matrimonios: A cargo del hermano Jesús Mondragón y Pablo Barragán con los varones casados. Y de las mujeres casadas, la hermana Elizabeth Macías.
  • Ministerio de Discipulado y enseñanza: Dirigido por el hermano Eleazar Romero. En este ministerio se incluye también a la iglesia infantil, a cargo de la hermana Elena de Murillo y Teresa García.

Para la funcionalidad y práctica de estos ministerios y talentos se tiene calendarizado cada una de las actividades para su realización en tiempo y forma. Desde el 16 de Febrero al 8 de Noviembre se han realizado dos encuentros, de los cuales gracias a Dios has sido salvas diez personas, tanto en arrepentimiento como en bautismo en agua y siete personas más han sido bautizadas con el Espíritu Santo.

Durante este mismo tiempo se han hecho obras de construcción para en mejoramiento del inmueble, como las siguientes:

  1. Ampliación de la plataforma pastoral.
  2. Continuación de la construcción de la casa pastoral.
  3. Finalizando la construcción de los sanitarios para hombres.

Otras actividades con relación a la asistencia social, es que no se ha dejado de entregar despensas a los hermanos mas necesitados, esto se realiza a través de la redes celulares, es decir cada célula ya sea semanal o quincenalmente evalúan a los integrantes de la célula tanto creyentes como vistas, para decidir a quien se le aportara esta ayuda.

Se atiende una misión en el pueblo de Atotonilco, la cual cuenta con alrededor de veinte hermanos, esta, que a su vez esta alcanzo a mas creyentes. Se hacen visitas semanales, o quincenales de parte de los hermanos de la congregación local.

No queda por demás mencionar que cada ministerio trabaja arduamente tanto con el programa anual, como en actividades inspiradas por Dios, siguiendo siempre la instrucción de Dios y sujetándonos a su autoridad y a la nuestros pastor, en amor y en humildad.


Actualidad y perspectivas[editar]

La iglesia de Jocotepec es de pujante y maravilloso vigor, por lo que estamos convencidos que no va a estancarse en ninguna de las áreas de trabajo que hasta hoy a mantenido. Antes bien, creemos que en el pastorado del hermano Rigoberto Romero Osuna nuevos ministerios y trabajos serán catapultados al éxito, ya que dicho hermano es un hombre de oración y tiene una esposa como él, visionaria y obediente.

Además, sus hijos, en especial Eleazar, quien apoya directamente al matrimonio pastoral ha sido dotado de talentos y dones que amalgamados con los de sus padres darán los resultados que todos esperamos. Queda mucho que avanzar en la consolidación de las nuevas obras evangelísticas y en los ministerios que se han implementado, así como en la construcción de la casa pastoral que esperamos pronto sea inaugurada para la gloria de Dios.


Agradecimientos[editar]

Agradecemos infinitamente a nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo, por habernos dejado ver este pequeño trabajo terminado, a todos los que directa o indirectamente colaboraron, tanto en la historia de la iglesia como en la redacción de la misma. Vaya un abrazo y una sincera felicitación a cada hombre y a cada mujer, a cada niño y a cada adolescente, a cada jóven y a cada anciano, porque cada uno es parte importante en la construcción de esta bendita obra.