La Constancia, El Fuerte, Sinaloa - WikiHistoria
martes 22 de enero del 2019

La Constancia, El Fuerte, Sinaloa

De WikiHistoria
Saltar a: navegación, buscar

Esta Iglesia fue formada en 1941.

El primer pastor que tuvo esta iglesia fue el hermano Sebastián Galavíz.

La iglesia se formó con una congregación de 10 hermanos.

Se formó con personas que no pertenecían a ninguna iglesia.

El Reverendo Felipe Rivas Hernández fue quien presidio la inauguración de la casa pastoral.


Periodo: Pastor Hno. Sebastián Galavíz.

Nuestro hermano procedente de USA; hombre inspirado por Dios, hace más de 70 años por la palabra la Visión y la Fe que es en nuestro Señor Jesucristo, puso en su corazón la lucha por levantar almas en este lugar la Constancia, el Fuerte, Sinaloa, almas para el nombre del que por su palabra instituyó los cielos y la tierra Jesucristo a el sea la gloria, el imperio, reino y poder por todos los siglos Amén.

Varón esforzado hizo valer en su vida la promesa que Dios respalda “el que permanece en mí y yo en él, éste lleva mucho fruto” (Juan 15:5); logrando reunir y oficializar un pequeño pero entusiasta grupo de personas solo una decena en su inicio, asentando así el principio de lo que hoy es la Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús en el ejido la Constancia, El Fuerte, Sinaloa.

Con muchas carencias pero con la riqueza que Dios da en los corazones se unían los hermanos en Alabanza, Adoración y culto a Jesús principio y fin de la Fe; reuniones a la intemperie al abrigo de los arboles donde no había donde sentarse ni resguardarse del frio o del calor, puesto que no se tenía terreno propio, los recursos y la organización para adentrarse en la empresa de la construcción de un edificio, se vivía la fe día a día donde la tarea central era consolidar la esperanza de vida eterna, principios de doctrina, santidad y comunión que Jesús había revelado en su palabra.

Algunas personas atendían al llamado que por medio de estos hermanos Dios les estaba haciendo, aceptaban el bautismo que por fe es para salvación y perdón de pecados, actos solemnes efectuados en ríos a la usanza de los tiempos bíblicos los cuales hacían crecer en gozo y animo a los hermanos precursores de la obra en este lugar, sin embargo se buscaba atender solo necesidades inmediatas y los proyectos de construcción se visualizaban como grandes retos que por el tiempo en que se estaba viviendo no eran factibles sino hasta consolidarse, organizarse, fortalecerse en potencia, fuerza institucional y presencia social.


Periodo: Pastor Hno. Catalino González Montoya.

Originario de este lugar la Constancia, el Fuerte, Sinaloa, hermano reconocido y respetado como oráculo de Dios, de personalidad humilde sensata y cortés; continuo el trabajo pastoral guiando los almas por el camino del respeto y la devoción hacia las cosas de Dios, la obra seguía creciendo por el poder y la gloria de Dios; aun cuando seguía teniendo la Iglesia muchas privaciones como gremio local. El hermano tenía su casa y su familia en este lugar lo cual era un plus que le permitía una mejor observación cuidado y dedicación personal al llamado que Dios había depositado en él.

Había también en este tiempo un cuidado especial, un celo profundo por la sana doctrina; se vivía en el temor y el reconocimiento de Dios; rudimentos que hacían sonreír el corazón de Dios, la Iglesia unida, centrada en la doctrina buscando crecer en espíritu, fuerza y poder; se organizó para la construcción del primer templo llamándolo CASA DE ORACION de acuerdo con la escritura que dice: mi casa será llamada casa de Oración para todos los pueblos (Isaías 56:7b), esto mediante aportaciones de sociedades emprendidas como la crianza de borregos, gallinas, cerdos, etc. sumado a aportaciones individuales monetarias y de trabajo, el templo ubicado en un solar privado previa autorización del propietario era de adobe pegado con tierra, techado de latas muy humilde en su constitución pero engrandecido por aquel que recibía culto en él. Las bancas con las que se contaba eran de madera rustica, algunas de pitahaya con figuras de burrito para satisfacción y uso infantil.

Como institución no se tenía entonces la organización en educación cristiana para solventar el discipulado y liderazgo en los hermanos, había esbozos por establecer lo que hoy es la Escuela Bíblica Dominical en el vivir de los creyentes tomando los estudios de la que por excelencia es nuestra guía: la Biblia, la palabra de Dios y mapa sagrado.

Se trabajaba en algunas misiones evangelísticas en distintos lugares Jahuara, Vinaterías, Mochicahui con una dinámica evangelística apoyada en los cultos foráneos y el evangelismo personalizado, se apuntalaba cada día más el trabajo emprendido hace más de 2000 años por nuestro Señor y Salvador Jesucristo.


Periodo: Pastor Hno. Remedios Carrillo Benítez.

Reservado en su persona, talentoso, con un toque de misterio y discreción nuestro hermano Remedios Carrillo Benítez forma parte de la historia de este lugar la Constancia, el Fuerte, Sinaloa. Durante su estancia hubo una transición substancial, el hermano que le precedió en el cargo designado como Pastor interino Alfonso Félix Imperial presenció el tiempo donde la iglesia se organizó en trabajo, economía, ánimo y fe; para el traslado del templo al lugar donde hoy se ubica; mediante la adquisición de un terreno comprado anteriormente a un vecino de esta comunidad. Templo renovado, ampliado y situado sobre nuevos cimientos actualmente en el mismo lugar al noroeste del centro del ejido, en ese entonces se construyó sobre material solido de concreto, las paredes se levantaron con ladrillo y para el techo se empleó lamina negra de cartón, las bancas eran de madera fajillada; en estas condiciones nuestro hermano Remedios toma el mando de la iglesia con el gran compromiso y la misión de seguir creciendo en fuerza, gloria y poder se afrontaban los desafíos que el reino de los cielos lanza a quienes por la gracia de Dios él ha elegido.

La iglesia aún no era funcional en su totalidad, no se tenían baños salubres; acordes a los requerimientos de un organismo con registro y participación social; había muchos proyectos en construcción por hacer, pero las necesidades por subsistir eran muy grandes, al pastor no se le alojaba en una casa pastoral porque no se contaba con ello; tenía que buscar sus propios medios de vida, porque en la iglesia tampoco había economía y organización para esto, la preocupación primordial se encontraba en buscar y ganar prosélitos para llevarlos a los pies de Cristo Jesús el Señor, mediante distintas actividades de carácter evangélico como son los cultos foráneos, la evangelización persona a persona, misiones etc.

Durante este espacio de tiempo no se sumó en construcción a falta de empuje en lo humano y económico, la iglesia pequeña en su número de fieles, oscilaba entre los 15 y 30 hermanos; se centraba en la doctrina, obediencia en la palabra y en conservar una vida victoriosa para honra y gloria de Dios.


Periodo: Pastor Hno. Filomeno Gutiérrez Ruiz.

Procedente de Tecolote, Tijuana, Baja California; Filomeno Gutiérrez Ruiz pastor de almas llegó con muy buenas credenciales al frente de la iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús en esta comunidad de la Constancia el Fuerte Sinaloa. En este tiempo la iglesia a nivel nacional, estatal, local; había crecido en organización, peso específico social y forma, el obispo de distrito a diferencia de hoy estaba al frente de la supervisión de las iglesias en todo el estado, manteniendo contacto cercano con cada una de ellas, por medio de visitas frecuentes atendía las necesidades o problemas particulares que se le planteaban durante sus recorridos ganándose el reconocimiento, afecto, y admiración de los creyentes; de él dependían los ancianos auxiliares que equivalen a lo que es hoy el distrito, los pastores y los supervisores locales de cada iglesia.

Para algunos, alegre de corazón, social y muy trabajador; para otros autoritario, déspota e intransigente; nuestro hermano Filomeno continuó el trabajo pastoral extendiendo misiones a Tetamboca, San Blas y los Tablones donde los hermanos se esforzaban por apoyar puesto que no se tenían las facilidades y los medios de transporte que se tienen hoy en día, aquellos que por una u otra instancia no podían asistir iban al tempo a ofrecer sus oraciones por la obra que en estos lugares Dios estaba defendiendo, en esta época se instauraron grandes fiestas de celebración y gozo donde Tecolote y Constancia confraternizaban uniendo sus corazones en Alabanza y Adoración al Rey de Reyes y Señor de Señores Jesucristo Dios eterno; donde se compartía el pan con alegría y con sencillez de corazón.

En construcción hubo una mejora forzada por las circunstancias, el techo de lámina negra dejo de ser eficiente y fue necesario cambiarlo por un techo de lámina ferrosa, gracias al favor y la bendición de Dios. Mientras nuestro hermano pastor en turno se ocupaba en la renta de parcelas y siembra de algodón, sufrió un infortunio y dejó sin previo aviso el rebaño que Dios le había confiado, pero la obra no se detuvo y la mano de Dios no se acortó porque grandes y nuevas son sus misericordias cada día Amén.


Periodo: Pastor Hno. Félix Parras.

Con Félix Parras como pastor inicia un nuevo periodo breve de tanto solo un año de duración, en este periodo la iglesia se sostuvo y mantuvo en su curso por la mano poderosa de Dios, en ella se dejaba ver la alegría de aquellos que con un corazón sincero viven las enseñanzas y ordenanzas del creador, así como la disposición en la oración y el ayuno, el tiempo de duración de esta etapa no permitió organizarse en proyectos y en lograr avances significativos en áreas de trabajo de construcción, evangelismo, labor social y misiones; proyectos preparados por Dios para otro tiempo. Nuestro hermano Félix Parras procedente de Sonora, una persona joven, seria y respetable encauso el trabajo de la iglesia sin mayores contratiempos. La iglesia de entonces construida de ladrillo pegada con lodo y techada de lámina necesitaba, reiterando en lo anterior trabajos en construcción por emprender, mismos que verían luz en años postreros.

Se buscaba el crecimiento por los distintos medios de fe enseñados por Dios siguiendo en la dinámica de trabajo de cultos foráneos, la juventud pequeña en su número, pero grande de corazón distinguida por ser activa, se sumaba al trabajo programando cultos en apoyo a la evangelización, haciendo trabajos de cocina poniendo sus fuerzas al servicio de Dios, apenas se sobrepasaba la veintena de hermanos para el final de esta etapa, siendo grande la necesidad de crecer para testimonio y gloria del poder de Dios.


Periodo: Pastor Hno. Abel Camez.

El nuevo pastor a saber, nuestro hermano Abel Camez, por obra y designio del Altísimo comandó la iglesia por 3 años con la gracia y el favor de Dios; siendo aún muy joven e inexperto como guía de almas dejo saber que tenía un corazón valiente y lleno de arrojo al aceptar el desafío de tomar la iglesia ejerciendo en ella la máxima autoridad después de Dios. La iglesia mantenía su paso, caminaba en orden, victoriosa en medio de luchas y pruebas elementos necesarios usados por Dios para crecer en fuerza y poder; dispuesta en lo que se pudiera servir, seguía el blanco trazado por Cristo Jesús; involucrada en el trabajo evangelístico de cultos y actividades en misiones de fe; buscando llegar a la meta, que es tener un encuentro eterno con el que es Fiel y Verdadero.

Varón de personalidad complicada y trato difícil, quedaba claro que era necesario entonces poner la voluntad de Dios primero si se quería crecer, no obstante hubieron cosas positivas a saber durante este periodo; en Construcción por ejemplo se adelantaban pasos, el más notorio de ellos fue cuando por iniciativa de la sociedad de varones, hubo una evolución importante; por medio de aportaciones en efectivo, trabajo, y especie se logró reunir una cantidad media de $80,000 dinero empleado en la construcción de baños de ladrillo y techo de concreto antes techado de lámina de fierro, aún con esto había muchas cosas por hacer no se contaba con salones de enseñanza bíblica, comedor para distintas actividades; se podía mejorar en tener bancas más dignas y en algunas cosas más .

Se seguía luchando en consolidar la Escuela Bíblica Dominical inculcando en los hermanos la disciplina por crecer y prepararse para el servicio de Dios, periodo donde la iglesia se mantenía por debajo del medio centenar de hermanos, siendo pocos los que se sumaron al gozo y defensa de las causas de Dios.


Periodo Pastor Hno. Ignacio Aguilar.

Ignacio Aguilar proveniente de Sonora de carácter fijo, duro, cumplió dos periodos como pastor de la Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús ubicada en este ejido la Constancia, el Fuerte, Sinaloa. Hombre talentoso diestro en la Alabanza y ejecución de Instrumentos, habilidades musicales usadas por Dios como complemento en el trabajo pastoral con alto impacto hacia dentro y también en aquellos que aún están fuera de los beneficios eternos de Dios, pues esta la Alabanza situada entre las armas espirituales más poderosas que Dios nos ha dado . Se seguía trabajando inspirados por el Espíritu Santo de Dios hablando con denuedo del poder que hay en la palabra cuando toma vida y lugar en la vida de los hombres; visitando diferentes áreas de trabajo entre ellas San Blas, Vinaterías y Mochicahui, obras que de manera ostensible la mano de Dios afirmaría por la riqueza de su poder con el pasar del tiempo. Una iglesia que aunque pequeña mantuvo el ánimo y el buen deseo de crecer, trabajando los cultos foráneos; una economía extenuada no permitió canalizar proyectos de construcción, necesarios como manifestación de fe que Dios reuniría allí almas que le alabaran en espíritu y en verdad.

Ante estas vicisitudes se buscaba fortalecer en economía con los trabajos emprendidos por las sociedades algunos de cocina, ventas y cooperación, fue entonces cuando por iniciativa los jóvenes se propusieron rentar una hectárea haciendo trabajos de siembra de Ajonjolí y Maíz esto con la finalidad de reunir fondos de apoyo para trabajos en actividades de la Iglesia; aunque esto último no muy redituable; motivo por el cual se sostuvo por poco tiempo.


Periodo Pastor Hno. Jesús López Favela.

Es Jesús López Favela como nuevo pastor el encargado de dirigir la iglesia por la ruta del éxito, de las bendiciones y de los planes de Dios, siendo una persona sobria, sensata en su fe, joven de corazón y guerrero del altísimo, encabezó la lucha por rescatar hombres para al servicio de Dios, mantuvo en la iglesia pie firme en el trabajo, en cumplir la gran comisión dada como mandamiento por Cristo Jesús el Señor, nuestro hermano Favela presidió con eficiencia el trabajo de la Iglesia, en la inteligencia y el conocimiento de que había mucho por hacer aún, en construcción por ejemplo había bastantes cosas que mejorar; cosas que Dios reservaba para mejores tiempos, en lo evangelístico se enfrentaban grandes desafíos por medio de cultos foráneos y evangelismo personalizado donde los hermanos iban casa por casa predicando la palabra luchando por alcanzar a aquellos que influenciados por el Espíritu Santo abrían sus puertas, se crecía por la gracia y el poder de Dios, habiendo tomado una iglesia por debajo de los cien miembros al iniciar su pastorado, nuestro hermano logró alcanzar y sobrepasar el centenar de hermanos.

Teniendo grandes metas por alcanzar en los diferentes rubros era necesario disponer nuestro tiempo y esfuerzo en el servicio de las cosas de Dios no desmallar hasta ver el fruto de Dios en nuestro vida y nuestro alrededor consientes de esto la organización eclesiástica se fortalecía en economía por los trabajos de cocina y dulcería emprendidos tanto por la sociedad de Dorcas, así como por la sociedad de Jóvenes respectivamente.


Periodo: Pastor Hno. Manuel López Cuevas.

Etapa denominada como el tiempo de los profetas donde nuestro hermano Manuel López Cuevas de carácter humilde, activo, condescendiente y comprensivo logró cumplir dos periodos, en ellos la iglesia vivió un Despertar Espiritual grande en excelsitud, frutos espirituales, señales y milagros poderosos, los creyentes unidos en oración buscaban el conocimiento y los dones de Dios, en medio de este sentir que envolvía a los creyentes hubo grande favor de Dios levantando hombres y mujeres con ministerios fuertes de todo tipo sanidad, discernimiento, liberación, profecía, revelación, interpretación de lenguas, etc.; dones que hermoseaban y embellecían la obra de Dios, para algunos un tiempo de confusión y desorden para otros el mejor tiempo que ha tenido la iglesia en cuanto a efervescencia, espiritualidad y manifestación del Espíritu Santo de Dios en esta comunidad de la Constancia, el Fuerte, Sinaloa, hechos que daban a la iglesia una sumersión en oración con cultos avivados hasta la 1 y 2 de la mañana, donde el espíritu de Dios movía los corazones al bautismo a esas horas, con un programa de cultos continuos, es decir a diario se experimentaba un Templo en llamas, notorio aun para aquellos que estaban fuera de la gracia de Dios, una pila mantenida permanentemente llena por la espontaneidad de los que aceptaban el bautismo por medio de la fe en nuestro Señor Jesucristo.

Hubo un gran golpe de autoridad en materia de construcción aguardado para este periodo, en medio del entusiasmo que el Espíritu Santo estaba sembrando en los corazones y teniendo a la iglesia en este buen ánimo se emprendió en la construcción de los primeros salones que serian dedicados a la enseñanza de la palabra de Dios en Escuela Bíblica Dominical, en total se construyeron 7 salones y dos baños, todo ello auspiciado con aportaciones internas equivalentes al trabajo local.


Periodo: Pastor Hno. Rubén López Cuevas.

Después del tiempo de los profetas que presidio nuestro hermano Manuel López Cuevas con atingencia, periodo donde la iglesia estaba en gran momento espiritual, el reto era muy grande había que mantener la luz que Dios había encendido por medio del poder del Espíritu Santo, no dejando que se adormecieran los dones que Dios había despertado, ante estos desafíos siguió a Manuel López Cuevas como pastor de la iglesia su hermano Rubén López Cuevas hermano celoso de la obra de Dios de trabajo entusiasta y eficiente el cual por un buen periodo de tiempo aproximadamente de 6 años seguía con el trabajo de la Iglesia aunque sin tener el nivel de éxito de su hermano antecesor, el cual había revolucionado una manera impactante de vivir la fe en la vida de los creyentes, el trabajo seguía adelante se esperaban grandes promesas de Dios hechas en el periodo anterior, dando consecución al sistema evangelístico casa por casa donde todos podían revelar su testimonio, aquello que Dios estaba haciendo en cada vida y cada corazón, definiendo cual era el mover del Señor en ellos y en medio de los oyentes, con cultos foráneos se reforzaba la predicación de la palabra, la comunión, relaciones afectivas, empatía, e integración de los nuevos creyentes , se trabajaba de forma organizacional con el cuerpo ministerial como apoyo, se continuó con el trabajo constructivo reforzándolo y complementándolo, se logró en este periodo añadir la casa pastoral como propiedad de la iglesia .

Se creció poco durante esta etapa, había muchos cimientos que construir, cuantitativamente el crecimiento medio fue menor, pero simbólicamente significaba mucho pues un alma para Dios .es más valiosa que todos los tesoros del mundo, la iglesia mantenía su membresía redundando en una media de 150 hermanos tomando en cuenta movimientos a favor y en contra.


Periodo: Pastor Hno. Asención Hernández Eguia.

Un periodo difícil enfrentó la iglesia con una duración de 3 años aproximadamente, donde nuestro hermano Asencion Hernández Eguia de carácter y de trato complicado inicio su pastorado con signo de rechazo y exacerbación, por lo cual se hirieron algunas susceptibilidades, fruto de poner los intereses personales por encima de los de Dios. Una iglesia sumergida en fricciones y desavenencias vio como perdía fuerza su paso, no obstante el trabajo de Dios prevalecía porque era necesario no dejar de enseñar la palabra y el poder de Cristo Jesús el Señor, retraer la mano de Dios era negar nuestra fe, el tiempo como lo es todo momento era para darle honra y gloria a Jesucristo Rey y Señor, era evidente sin embargo el desacuerdo y la falta de unión reflejándose esto en poco crecimiento cuantitativo y cualitativo, se logró pese a todo un avance significativo en la ornamento del templo, añadiendo para honra y gloria de Dios bancas acojinadas de lujo para mejor atención de aquellos que respondían al llamado que por los distintos medios estaba haciéndoles nuestro señor Dios y salvador Jesucristo.

Durante este periodo se aplicó la misma fórmula de trabajo, y sin duda se luchó por el bienestar de la iglesia, en el trabajo el evangelismo de persona a persona de forma ocasional o formal según Dios iba bendiciendo, los cultos evangelísticos en los campos de trabajo circundantes a la iglesia seguían siendo uno de los receptores de oyentes más importantes, muchos fueron los llamados para este tiempo pero solo algunos decidieron atender la voz de Dios.


Periodo Pastor Hno. Fidel González.

A sus 60 años de edad, procedente de la paz Baja California Sur Fidel González asumió el ser pastor de la Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús en este lugar; sin duda con años de experiencia estando ya en los finales de su ministerio, pero con una gran convicción y fe en Dios que es quien hace las cosas aun cuando a los hombres le parecen difíciles o imposibles. Nuestro hermano una persona muy capaz, portador de muy buenas credenciales, buen orador, persuasivo de personalidad sobresaliente y atrayente, preparado por Dios para grandes cosas, vivió uno de los pastorados más cortos como guía espiritual de esta iglesia con una duración de tan solo un año; muchos proyectos y cosas por hacer se quedaron en el escritorio por esta razón, apenas se pretendía dar cimiento y toque personal al ministerio de la obra que Dios le había confiado cuando se cortó su estancia en este lugar.

Pese a lo antes dicho el trabajo de la iglesia nunca cesó y se seguía trabajando con ahínco por ver la mano de Dios cada día con más fuerza en la vida de los creyentes y en el corazón de los oyentes, se seguían sumando almas para honra y gloria de Dios al trabajo de la iglesia, en misiones se continuó con el trabajo, en construcción no hubo modificación alguna, el tiempo no lo permitió Dios estaba reservando estaba cosas para mejores tiempos, según sean la grandeza de los propósitos que el tiene para este lugar.


Periodo Pastor Hno. Jesús Solano.

El penúltimo pastor del siglo XX Jesús Solano carpintero de oficio, pastor humilde visionario, entusiasta, alegre en su trato y de trabajo eficiente en la obra de Dios; vivió nuestro hermano una de las etapas más determinantes en este lugar, Dios había preparado este periodo como un tiempo de transición, del fruto de esta etapa cumpliría Dios con grandes planes y propósitos que tendrían alcances a comunidades geográficamente vecinas a este lugar, es aquí donde se afirmó y acrecentó el trabajo de muchos años atrás, la iglesia trabajó y su esfuerzo por crecer ocupándose en cultos y campañas en los campos evangelistos no fue en vano, muchos reconocieron y entregaron su corazón a Dios, ya se dejaba ver entonces que el templo era lugar pequeño para atender a las personas que asistían para escuchar la palabra de Dios y unirse a la alabanza, acomodándose algunos por fuera del templo porque el espacio era insuficiente, sin embargo no se inició ningún proyecto de renovación o ampliación en construcción aun siendo necesario, no era el tiempo de Dios para esto, había para entonces hombres que Dios estaba preparando en su mano para grandes cosas, obras que el haría para bendecir a su iglesia con las cuales cumplir sus propósitos, planes y pensamientos de bien.

De esta forma la iglesia estaba creciendo en fuerza, número y poder, organizada para entonces en fraternidades, se buscaba mayor compromiso en cada uno de los creyentes, se instituyeron para esto las células de trabajo grupales donde se buscaba la multiplicación, añadiéndose a la iglesia un buen grupo de nuevos creyentes como resultado de este trabajo.


Periodo Pastor Hno. Fulgencio Gastélum Jacquez.

Fulgencio Gastélum Jacquez fue el hombre elegido por Dios para protagonizar el último pastorado del siglo XX en la Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús, ejido la Constancia, el Fuerte, Sinaloa; y así mismo iniciar con el primer pastorado del siglo XXI. Siervo de Dios poseedor de notables habilidades en carpintería, de firmes arrestos, serio, respetuoso y de sabio pensar; compartió con él la iglesia el tiempo de cosecha evangelística de años anteriores. Confirmando la obra de Dios en medio de ella, con gran gozo se efectuó en este periodo la Independización de dos Iglesias hijas, San Blas y Mochicahui fruto de trabajo y esfuerzo de muchos años; No obstante a esta separación el deseo por seguir creciendo estaba intacto y hacia gran ilusión ver una iglesia grande en número y fuerza de Dios, llevando bajo ese fundamento la palabra a los campos, buscando almas que estuvieran en la mente de Dios, que el considerara útiles según sus tiempos. Se siguieron visitando campos antes trabajados buscando alcanzar a más gente, al mismo tiempo que se añadieron nuevos campos al radal espiritual de la Iglesia entre ellos Km 19, Revolución y Buenavista de Mochicahui, en este periodo el presbiterio residía en esta iglesia motivo que era de gran bendición para los fieles, que además le permitió ser protagonista como sede de la enseñanza y formación de líderes, teniendo de manera local la escuela de liderazgo y diaconado a la cual acudían aspirantes entusiastas de todo el presbiterio.

En evangelismo se trabajaron varios proyectos los más destacados grupos familiares o células, el programa excelencia en evangelismo, misionología y espacios de reunión, el método de evangelismo de carácter explosivo, además de algunos modelos de trabajo incorporados y utilizados con éxito por otras iglesias como el G12 o grupo de los doce, siendo el encuentro el clímax de este último modelo el cual aún estaba en el tintero, se pretendía con estas metodologías hacer un impacto de alcance de almas nunca antes visto, se buscaba el espíritu evangelista de la iglesia primitiva el cual era grande en excelencia y explosividad pues todos los días y por las casas no cesaban de testificar y enseñar acerca del poder de Dios.

Fueron muchas las bendiciones de Dios en este periodo entre ellas la más importante como fue antes señalado la formación de nuevos líderes y la consolidación de líderes ya iniciados en el ministerio, en construcción se añadió el pórtico exterior a la casa pastoral. Por 10 años Fulgencio Gastélum Jacquez comandó de manera discreta pero eficiente el trabajo de la obra de Dios, una iglesia in crescendo despuntado en liderazgo, número, fuerza económica e intelectual, pero lo más importante, consciente de la espiritualidad y madurez como el centro del éxito y el trabajo era llevada y preparada por Dios para grandes propósitos que el cumplirá según su tiempo esperanzas guardadas con gozo en los corazones para honra y gloria de nuestro Dios.


17 de Julio del 2006, Pastorado del hermano José Cruz Medina Pedroza.

Desde esta fecha, estoy pastoreando esta congregación. Recibí una congregación de 142 miembros bautizados, 55 niños aproximadamente, y 15 intermedios no bautizados. Los inmuebles de esta iglesia los componían un templo de 15 metros de largo x 9 metros de ancho, y un comedor de 12X6, aproximadamente, 7 salones de 5X4 metros, y una casa pastoral como de 12X10, estos eran los inmuebles que recibí, al comenzar mi pastorado muy contento por cierto y con muchas ganas de rendir, debido a que me quitaron un proyecto muy ambicioso que estaba logrando en la sexta Iglesia de los Mochis, digo me quitaron, porque el proyecto yo lo sugerí a la iglesia, no para mí, si no para el engrandecimiento del dueño de la obra, fui cambiado a este lugar, el cual me pareció muy bien solo que las estructuras un tanto deterioradas, lo mismo que el templo, además de estar muy pequeño, pues a los tres domingos de estar ministrando, no cabíamos, ya teníamos gente por fuera, razón por la que sugerí que ampliáramos el templo, quitándole la pila bautismal y mandando hacer una portátil, de fibra de vidrio.

Ampliando el templo solo como unos 4 metros, de muy poco nos sirvió, definitivamente, tuvimos que pedir al señor su ayuda y dirección para construir un nuevo templo de 26X 15 metros, donde pudiéramos acomodar a 500, personas; entrando el año 2007, se le pidió al hermano Ismael Leyva, que nos dirigiera en el comité de construcción, siendo el principal responsable y como colaboradores inmediatos en dicho comité: el hno. Rómulo Gámez, y el hermano: Francisco Manzanares.

Se convocó a la iglesia para la presentación del nuevo proyecto, desde el templo, sus salones y baños sanitarios, esto se hizo mostrando planos que de antemano se habían mandado hacer con una muchacha arquitecto de este mismo lugar de Constancia, ella es la srita. Arquitecto: Diana, conocida como amiga de la hermana Betty Leyva. El proyecto gusto, nos pusimos a buscar las primeras ocho columnas en las que descansaría el templo, sirviéndonos de cuatro más que nos ayudarían del templo de ese entonces o viejo como hoy se dice.

Para el mes de febrero, no recuerdo el día, invite al hermano Herminio Ruiz Amaya, obispo supervisor del distrito, para que hiciera la colocación de la primera piedra, aunque ya solo quedaba la última columna por terminar, las otras siete ya estaban terminadas, de muy buena gana vino el obispo y tuvimos dicha celebración, acompañándonos buena cantidad de hermanos del lugar y de las misiones de esta iglesia. En el culto el obispo elogio el trabajo de la iglesia, dándole ánimo de seguir con muchas más ganas, diciendo: ¡Ánimo!. Desde entonces comenzamos a trabajar incansablemente para el verano de este mismo año 2007, ya teníamos techado la ampliación del templo considerando el enorme tamaño que tendría nuestro nuevo templo, si el anterior solo tenía lugar para 150 personas a lo sumo, este nuevo templo tiene cupo para 500, personas gracias a Dios, seguimos con la plataforma donde estarían: el púlpito que es lo primero, la pila bautismal de muy buen tamaño, y el lugar para el ministerio de Alabanza. Posteriormente más de trescientos metros de vitropiso, gracias a Dios lo hicimos, fuimos bendecidos por hermanos que cooperaron generosamente, sin dejar de mencionar la mano de obra que siempre estuvo presente de hermanos que con tanto amor se hacían presentes colaborando ya sea metiendo tierra, batiendo cemento, o algún otro trabajo se ocupaba. Se derribó la pared del lado izquierdo a fin de dar paso a la ampliación y disfrutar así de la comodidad de la Iglesia y visitas que ya eran un buen número, las puertas de entrada quedaron laterales, pensando que cambiaríamos la entrada por la calle ahora del frente, representando una gran comodidad por ser mucho más ancha que la que quedaba en el otro frente, esto se logro muy pronto, Dios nos concedió una hermosa puerta de cedro, en este tiempo de poco más de 35,000.00, pesos.

En el año 2009, derribamos el techo de concreto del templo anterior, fue un trabajo muy pesado, pues estaba muy macizo el concreto, rentamos roto martillos eléctricos, y con muchos sacrificios se logró este tremendo trabajo, con riesgos ya que el hermano Rogelio Hernández; por poco pierde la vida, se le vino debajo de repente un fierro y solo le hirió un brazo, gracias a Dios libro su cabeza, de lo contrario; hubiera perdido la vida. Ya derribado el techo; uniformamos el techo de una sola pieza, lo cual se logro como todas las cosas que Dios nos ha concedido en este lugar.

Antes de terminar el año, y habiendo cumplido con el objetivo de construcción, el inquieto director de construcción: Ismael Leyva, nos invitó a construir salones para educación cristiana en doble planta de 5X12, mts, logramos levantarlos hasta la altura del techo; así terminamos los trabajos de construcción en este año, lo cual nos dejó muy satisfechos.

Iniciamos el 2010, muy contentos, esperando grandes bendiciones de parte de Dios, todo pintaba muy bien, solo que al comenzar la cosecha de frijol, los hermanos que esperaban muy buenos resultados, se angustiaron por el bajo precio que tenía su producto, pues la cosecha estaba entre ocho y nueve pesos por kilo, nueve mil pesos por tonelada, cuando esperaban por lo menos 14,000.00, o más, pero no sucedió, se nos ensombreció el panorama, pues en esta Iglesia, en gran parte se logran los avances de construcción, de los diezmos y/o aportaciones que los hermanos dan de sus ganancias de dichas cosechas.

Al ver que no nos llegaría dinero por este conducto, se nos cayó el ánimo de alguna manera; el proyecto para este año, era: equipar el templo de aire acondicionado, nos dimos a la tarea de pedir dinero para tal proyecto, Dios nos respondió como siempre lo ha hecho, se vino el movimiento político, los candidatos tanto del pan como del pri, nos hicieron llegar dos mini splits, otros hermanos consiguieron otros como los hermanos Bernabé, e Ismael; aún, algunos amigos de la Iglesia nos hicieron llegar su aportación, y: sucedió el milagro, este verano tuvimos aire acondicionado, tenemos 26, toneladas, suficiente para el templo, ¡Gloria a Dios Aleluya!.

Déjeme decirle que no fue todo, estamos saliendo el año, pero en Octubre, techamos el salón que nos quedó para techar, y si fuera poco, estamos para techar los nuevos baños para nuestra Iglesia, días antes; derribamos los baños anteriores, que daban un mal aspecto, y derribamos un salón que nos serbia de oficina, ahora ya estamos por techar dichos baños sanitarios, ¡gloria a Dios!, mejor dicho, ya los techamos, el día 16 de diciembre, con este logro vamos a terminar el año 2010,

Del 17 de Julio al mes de Diciembre día 17, para ser precisos, hemos tenido logros históricos en este lugar; recibí 142 miembros, hoy tenemos 285. Recibí un templo pequeño solo para 150, miembros aproximadamente, hoy tenemos un nuevo templo de 26X15, metros, con capacidad para 500, personas aproximadamente: tenemos tres salones nuevos de 4X5, metros, y un salón grande de 5X12, metros, cabe mencionar que este templo es para el ministerio de niños, y para reunión de los señores, así como su estudio bíblico.

Mi esposa Ogladina Carrillo de Medina y yo, damos gracias a Dios por esta bendición de logros que Dios nos ha dado como en ningún otro lugar, aunque tenemos muchos logros en nuestra carrera pastoral, pero semejante a este, solo en Constancia; le damos gracias a Dios, y a esta gran Iglesia que Dios nos concede pastorear.

Ejido la Constancia, el Fuerte Sinaloa.

Diciembre del 2010.


CANTIDAD DE MIEMBROS ACTUALES

A la fecha somos 285 miembros en total, acorde a la última evaluación.


COLABORADORES EN LA NARRACIÓN.

Abel Cristóbal Leyva Gutiérrez.

Ogla Gámez Valdez.

Ramón Gutiérrez Valdez.

Esther Gutiérrez Valdez.

Juan Valenzuela Ibarra.

Gloria González Guerrero.

Ramón Alberto Félix Moreno.

José Cruz Medina Pedroza.


Iglesia La Constancia
Red de Varones La Constancia
Ministros La Constancia
Iglesia Infantil La Constancia