Melchor Ocampo, Mocorito, Sinaloa - WikiHistoria
jueves 20 de junio del 2019

Melchor Ocampo, Mocorito, Sinaloa

De WikiHistoria
Saltar a: navegación, buscar

IGLESIA APOSTÓLICA DE LA FE EN CRISTO JESÚS A.R. Su historia Col. Melchor Ocampo, Mocorito, Sin. Distrito de Guasave, Sin.

La Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús A. R. de Col. Melchor Ocampo, Mocorito, Sin., tiene sus raíces y origen en la Iglesia de Colonia Agrícola Independencia, Angostura, Sinaloa. Es hacer memoria de los años 70s (setentas) cuando por primera vez se le considera como campo evangelístico a Chinitos el cual era atendido por el Hermano Guadalupe Medina López (1972 a 1974) y su esposa la Hermana Teresa López Valenzuela; pastores en la Iglesia de Zapotillo, Mocorito, Sin.

Este matrimonio pastoral visitaba Chinitos junto con sus hijas, a donde concurrían los pocos hermanos de Melchor Ocampo, entre los que podemos mencionar a la hermana María Medel Barajas y a la hermana Susana Lara Niño, quienes trabajaron en la obra de Dios llevando el evangelio de puerta en puerta, siempre anteponiendo su devoción y entrega por la obra de Dios aún sobre sus propias necesidades.

En 1976 el Hermano Rosario Pacheco hace entrega del campo evangelístico de Colonia Agrícola Independencia al Hermano Isaac Vázquez Martínez, a causa de una enfermedad en su cuello, que le afectó la garganta y el oído por lo que se vio impedido para realizar eficientemente sus funciones de evangelista en este lugar. Nuestro Hermano Isaac llega a Chinitos siendo un joven todavía, iniciando su trabajo a partir de 1976 como evangelista de esta localidad realizando los cultos en casa de uno de los miembros, el Hermano Juan Osuna, en donde con anterioridad ya se hacían los cultos y en 1977 fue instalado formalmente evangelista de Chinitos visitando siempre a las hermanas de Melchor Ocampo.

En 1978 el campo evangelístico de Colonia Agrícola Independencia “Chinitos” fue declarado formalmente como iglesia instituida, atendiendo a Melchor Ocampo, ahora como campo evangelístico. El trabajo del Hermano Isaac fue muy intenso, apoyado siempre por los hermanos que lo seguían inclusive a pie al Ejido Tecomate, Zapotillo y Melchor Ocampo para participar en cultos en las casas. Siempre andaba de un lugar a otro visitando a los hermanos y las hermanas en una moto Islo viejita; era muy visitador. Él fue quien pusiera la primera piedra del actual templo y, entrega la congregación al Hermano Isabel Medina López en el mes de febrero de 1986.

Nuestro Hno. “Chabelito”, que así le llamábamos, inicia su pastorado cuando ya atendía la Iglesia de Zapotillo, Mocorito, Sinaloa; fue un trabajo difícil ya que eran dos congregaciones. El hermano Chabelito empieza la obra retomando el trabajo que había iniciado el Hno. Isaac Vázquez, formando grupos de evangelismo en Chinitos y Melchor Ocampo en donde se empezó a ver el crecimiento en el número de hermanos. Logró para Cristo el bautismo por lo menos de 50 hermanos en su periodo aproximado de 14 años de pastorado. El 24 de Junio del año 2004 da por terminado el pastorado de nuestro hermano Chabelito por condiciones de salud y hace entrega de la congregación al Hermano Carlos Vega Jiménez.

Logró establecer varios cultos de barrio lo que permitió un crecimiento en la iglesia y el desarrollo de algunos hermano que predicaban y enseñaban en las casa, siendo dos cultos de barrio en Chinitos y uno en la Colonia Melchor Ocampo, además de otro grupo integrado en Colonia Agrícola México (Palmitas). Fueron alrededor de 30 bautismos en su periodo pastoral entregándole la congregación al Hermano Víctor Manuel Monzón Luque el 16 de Agosto del año 2007. Su periodo fue sólo de un año.

El pastor Víctor Manuel Monzón Luque entrega la Iglesia al Hermano Fabián Pérez Mejía el 16 de Agosto del año 2008. El periodo del Hno. Fabián Pérez duró dos años, durante los cuales fueron bautizados algunos hermanos; se crea un grupo evangelíatico más en Melchor Ocampo que era atendido por el Hermano José Luis Caballero Lagunes (Diácono) y posteriormente por el Hermano Leobardo Medina (Ministro). Entregó su pastorado al hermano Gerardo Leyva Vega el día 30 de Abril del año 2010. Empieza a redistribuir las células y a motivar a los líderes iniciando con tres células en chinitos y dos en Melchor Ocampo, dejando la integración de 13 células. Con la colaboración de algunos hermanos trabajó en la construcción de un local donde los hermanos se pudieran reunir para orar y resguardarse del sol y la lluvia en Melchor Ocampo. Es en el periodo del pastorado del Hermano Gerardo Leyva Vega cuando se da el mayor crecimiento del grupo de Melchor Ocampo gracias a las estrategias evangelísticas que implementó que consistía en la realización de campañas en las comunidades de Melchor Ocampo y San Jorge.

En el 2011 bautizó a 53 hermanos lo que hace un total en la congregación de 183 miembros superando con mucho la cifra de 110 cuando recibió la Iglesia. El hermano “Gera” entrega sus funciones de pastor de Chinitos al hermano Pablo Morales Meza. Nuestro Hermano Pablo Morales entrega la membrecía de Melchor Ocampo el día 29 de Agosto de 2013 al Hermano Amado Valenzuela Alcalá, siendo Obispo del Distrito de Guasave el Hermano Víctor Leyva Vega. Es a partir de este momento histórico cuando nace nuestra congregación y que hoy se encuentra en crecimiento. El Hermano “Amadito” funge actualmente como pastor de la creciente Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús de Colonia Melchor Ocampo. Algunos aspectos del crecimiento de la congregación: Construcción: Todos ustedes son testigos del gran esfuerzo que han puesto las hermanas y hermanos para lograr estas paredes que hoy ven. Es de reconocer el trabajo de los hermanos que con sus aportaciones, han hecho posible esto. Pero es muy importante también reconocer y agradecer a quienes han puesto la fuerza de sus manos, que gracias a ellos estas paredes están de pie.

Otro aspecto a mencionar en el crecimiento es en la membrecía, ya que tenemos nuevos hermanos y hermanas que nacieron en Cristo en esta Iglesia de Melchor Ocampo.

Red celular: Es una forma de organización, la cual ha tenido gran importancia en el desarrollo de las actividades de la Iglesia, siendo las células los brazos, los pies, pero sobre todo la voz de la Iglesia misma, que cada día va anunciando el mensaje de salvación a esta comunidad, así también las células son quienes trabajan arduamente para proveer de recursos a nuestra institución.

Un día solo vimos unas sillas debajo de un árbol, después pudimos disfrutar del resguardo y protección de un tejabán, pero sabemos que un día tendremos un templo terminado y hermoso para recibir a nuestros amigos y amigas para que juntos adoremos y alabemos al santo y altísimo Dios.

Hoy es un día de festejo aquí en este lugar, de traer recuerdos a nuestra mente de lo que hemos hecho en la obra de Dios, pero mejor será la fiesta que nos espera en el cielo con Cristo, nuestro Señor.