Monte Blanco, Irapuato, Guanajuato - WikiHistoria
domingo 26 de mayo del 2019

Monte Blanco, Irapuato, Guanajuato

De WikiHistoria
Saltar a: navegación, buscar

Monte Blanco, Irapuato, Guanajuato


Esta iglesia comenzó como casi todas las iglesias de la Iglesia Apostólica, miraremos un poco al pasado y viajaremos a través del tiempo para descubrir cómo fue la fundación de la doctrina de nuestra iglesia en esta comunidad.

Todo empieza en el humilde hogar de una humilde familia formada por diez miembros de la comunidad de Monte Blanco, Gto. Quienes eran nuestros hermanos Liborio Contreras y su esposa Gertrudis Escobar, ellos fueron los pioneros principales de la comunidad en traer la palabra de Dios.


Esta historia comienza en los años 70´s cuando al mirarse en la necesidad de trabajo, esta pareja juntamente con tres de sus hijos más pequeños deciden trasladarse a la ciudad de Valle de las Palmas, Baja California en busca de mejores oportunidades, para un futuro más próspero en su familia.

En 1970 se trasladan llegando al hogar de su hermano en la sangre, nuestro hermano en la fe Macario Contreras y su esposa Raymunda López miembros de la Iglesia de aquella ciudad y que a través de ellos el mensaje y la palabra de Dios llego a los corazones de nuestros hermanos Liborio y su esposa.

Ellos aceptaron a Dios en su corazón al mirar la maravilla que Dios hizo con su hijo más pequeño quien cayó víctima de una grave enfermedad llegando hasta el punto de ya estar listo para ser tendido, más al verse en la necesidad de recobrar nuevamente a su hijo sano nuestros hermanos clamaron y se humillaron de todo corazón delante de Dios juntamente con otro grupo de hermanos.

El milagro ocurrió, el niño fue sanado completamente de toda enfermedad y al mirar la maravilla que Dios les había hecho nuestros hermanos deciden entregarse Dios. El día 16 de Diciembre del año 1972, deciden bajar a las aguas bautismales y son bautizados por el pastor nuestro hermano Amalio Gallarzo pastor de la Iglesia Apostólica de Valle de las Palmas.


Llego el día cuando nuestros hermanos y sus hijos deciden regresar a la comunidad de Monte Blanco, pero ya no como las personas que conocían sino, como unas nuevas criaturas tal como lo declara en la palabra de Dios en 2 de Corintios 5:17.

Cuando llegan a su pueblo deciden trabajar para la obra de Dios evangelizando y predicando las buenas nuevas de Jesucristo en los hogares, no todo este trabajo fue fácil porque al darse cuenta las personas que nuestros hermanos habían traído otra religión a la comunidad muchos tomaron represalias contra ellos maldiciéndolos, despreciándolos , burlándose e incluso hasta apedrearlos.

Todos los días cuando caía la tarde llegaban las personas hasta su hogar para blasfemarlos y apedrear su humilde casa quebrando las tejas y vidrios de ventanas y puertas más su fe y su trabajo en la obra de Dios no desmayaba.


Al ver la carencia de un lugar donde reunirse en la comunidad, deciden buscar una Iglesia donde congregarse y encuentran una Iglesia en la comunidad del Rodeo de San Antonio, Michoacán.

Su traslado era a pie caminando aproximadamente una hora para poder llegar a la Iglesia. A pesar de todos los peligros a que se arriesgaban nuestros hermanos nunca desmayaron ya que tenían que cruzar el rio para poder llegar al Rodeo para alabar a Dios e incluso había días que la actividad se alargaba y tenían que regresar a sus casas a la media noche, más la fe y la confianza que tenían en Dios rindió su primer fruto al paso de dos años ya que nuestra hermana Ma. de Jesús Zavala quien fue una de las primeras evangelizadas por nuestros hermanos decide bautizarse en el nombre de Jesucristo.


Nuestros hermanos siguieron trabajando y estaban fervientes en ayuno y oración, para que, la palabra de Dios alcanzara más almas, llego el día cuando su hijo Raymundo Contreras y su esposa Angelina deciden también bautizarse y así al ver el crecimiento y la intención de trabajar y rescatar almas para Jesucristo nuestros hermanos forman la misión en Monte Blanco a cargo del Pastor de la Iglesia Apostólica del Rodeo nuestro hermano Marcos Andrade se reunían debajo de un tejadito en la casa de nuestros hermanos más pese a todas las carencias su adoración y alabanzas eran muy fervientes.


Al paso de los años Dios recoge al hermano Marcos juntamente con su esposa y una de sus hijas en un trágico accidente carretero y la obra seguiría con el Pastor el hermano Jesús López y su familia tomando el cargo de la misión Apostólica en Monte Blanco predicando y evangelizando juntamente a todos los oyentes y visitas que acudían y a toda la comunidad.

La congregación y el número de visitas iba creciendo y los hermanos deciden edificar otro tejado más grande construido de hojas de asbesto, troncones de pino y eucalipto, los cultos y actividades seguían igual de fervientes.


En el año 1987, nuestro hermano Liborio muere partiendo con Dios y dejando la responsabilidad de seguir trabajando para Dios a su esposa nuestra hermana Gertrudis, a su hijo y nuera. Para el año de 1989, después de seguir evangelizando dos almas más deciden bajar a las aguas bautismales.

La obra seguía creciendo y el interés por conocer la palabra de Dios crecia en algunas personasa, y deciden todos los hermanos juntamente con el pastor poner la petición y necesidad de ya no ser más una misión y declararse formalmente como Iglesia y sobre todo poder construir un edificio o templo donde se pudieran reunir para glorificar y adorar el santo nombre de Jesucristo.


En el año de 1993, después de estar exponiendo la necesidad de ya formarse como iglesia, Dios responde a su llamado y nace formalmente la Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús en Monte Blanco quedando bajo el mando de nuestro hermano el Pastor José Gallardo Pantoja y su familia originarios de la ciudad de Abasolo Gto.

En el año 1994, todos los hermanos y con apoyo de otras iglesias deciden poner en marcha la construcción del templo y así poco a poco se iba construyendo. También iba creciendo la congregación y cuando el templo se terminó de construir fue inaugurado por el Rev. Javier Uribe Villegas quien en ese entonces era el Obispo del Distrito de León.


La fe y el amor por la obra del señor no cesaba a pesar de todos los problemas y obstáculos que tenían que sufrir y pasar nuestros hermanos, no se cansaban de predicar de Jesucristo a las almas, a través de campañas de evangelización y actividades múltiples que se hacían con el propósito de que las almas se acercaran a escuchar de la palabra santa de Dios.

Después de todo esto vino un tiempo nuevamente malo para la Iglesia Apostólica de Monte Blanco, ocasionado nuevamente por los pobladores de la comunidad y en parte también por la iglesia católica quienes llegaron a burlarse personalmente y de juzgar de locos al Pastor José Gallardo y su esposa e incluso los esperaban fuera de la comunidad escondidos entre los sembradíos y así los sorprendían en su traslado y los injuriaban, los apedreaban y los burlaban llegaron hasta atentar con sus vidas calumniándolos y chantajeándolos de que ya no volvieran a la comunidad y menos a hablar de Cristo ya que si lo seguían haciendo iban a morir.


A pesar de todo esto nuestros hermanos nunca desmayaron ellos tenían su confianza en Dios y sabían que si Dios era con ellos no habría nadie contra ellos, pese a todos estos problemas que pasaba la congregación vino un pequeño estancamiento en la obra de la Iglesia pero, nuestros hermanos no quitaban el dedo del renglón estaban siempre constantes en ayuno y oración con la fe en Dios en que los seguiría ayudando, los fortalecería y los vestiría nuevamente en victoria.

Y así fue que Dios nuevamente los levantó en victoria porque nuestros hermanos nunca cesaron y sabían que estaban clamando a un Dios vivo y todopoderoso que nunca los iba a dejar solos.


Pasaron algunos años y la Iglesia de Monte Blanco se adhiere a la Iglesia de el Rodeo ya que para ese tiempo no se contaba con pastores y nuestro hermano Rev. José Gallardo fue movido a atender la Iglesia de Abasolo, Gto.

Después llego el hermano Ernesto Guerra como pastor de la iglesia quien en conjunto con nuestros hermanos seguiría trabajando y sembrando la semilla de Jesucristo y rescatando vidas del mundo.


Hoy podemos decir que, todo el trabajo y esfuerzo de nuestros primeros hermanos el hermano Liborio y su esposa Gertrudis quien hasta hoy en día sigue de pie en la obra del señor como el pilar principal de la historia de la Iglesia en Monte Blanco, Gto. Y de todos y cada uno de los que están dentro de la Iglesia ha rendido frutos, pese a todos los problemas que enfrentaron podemos decir que aquella semilla que fue traída a este lugar ha ido germinando, creciendo, fructificando.


Actualmente la Iglesia cuenta con un gran número de miembros bautizados constantes en la obra de Dios y con un gran numero también de visitas que están siendo preparados para ser bautizados en el nombre de Jesucristo y así formar parte de una iglesia que está creciendo y seguirá creciendo hasta formar una grande Iglesia para Dios, la cual está a cargo de nuestro hermano el Pastor Juan Tapia Meza, porque lo que se sembró en los años 70´s se sigue sembrando y no habrá nada ni nadie que lo pueda parar porque todo es para honra y gloria de nuestro señor Jesucristo.


LISTA DE PASTORES QUE HAN ESTADO ATENDIENDO LA IGLESIA APOSTOLICA DE MONTE BLANCO, GTO.

Rev. Marcos Andrade Lemus.

Rev. Jesús López Cardona.

Rev. José Gallardo Pantoja.

Rev. Ernesto Guerra Delgado.

Rev. Juan Tapia Meza.