12a Ciudad Juárez, Chihuahua

De WikiHistoria
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Logo cih.png Este artículo es una página a formatear; puedes ayudar a mejorar su formato o añadir enlaces hacia otros artículos editándolo Véase también sintaxis, El formato y los videos de ayuda.
Páginas para Fusionar
fusionar
Se ha detectado que este artículo es igual o similar a este otro 12da Iglesia de Ciudad Juárez y por tal motivo deberían FUSIONARSE o eliminarse uno de los dos. Se ruega al editor determine tomar medidas para organizar mejor dicha información. Vea el listado de plantillas. Una vez hecho puede eliminar esta plantilla. Vea la discusión.


Historia de la 12va. Iglesia

Congregación “Casa Niño México” Cd. Juárez, Chih.


Hoy es un gran día para Nuestra Congregación, hoy se realiza un gran anhelo de los que componemos esta Misión “Casa del Niño México”, pues con la ayuda de Nuestro Señor, iniciamos la construcción de Nuestro Templo, con el que honraremos y en el que Glorificaremos el Nombre Glorioso de NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO. Hoy día 2 de Agosto de 1987, siendo Obispo Supervisor del Distrito del Norte de nuestra amada Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús el señor reverendo Simón Barrientos Silos, y como Encargado de la Congregación nuestro hermano Pastor, Reverendo Joel Ríos Enríquez, fue puesta la Primera Piedra de nuestro futuro Templo, lo cual nos llena de alegría y gozo y tenemos la esperanza puesta en el Señor, que él se agradara de nuestras intenciones.

Agradecemos a Dios el haber dado la visión necesaria a quien ahora es nuestro Obispo Presidente de la Iglesia en México, Hermano Reverendo MIGUEL AGUSTIN REYES, ya que fue él quien en 1979, siendo Obispo Supervisor de este Distrito y pastor de la Primera Iglesia de Ciudad Juárez, comisionó a la Hna. Jovita Payan, para que iniciara en los patios de la Casa del Niño México, una escuela bíblica Dominical lo que a pesar de las carencias y dificultades, inicia nuestra hermana acompañada de la Hermana Marisela Iglesias de Carreón, prosperando rápidamente, pues en pocos meses, son comisionados para trabajar en ese lugar, que ya contaba con buen número de adultos, los Hermanos Rafael Rivera y Eleazar Mendoza, quienes inician los cultos entre semana apoyados por un grupo de hermanos de la Primera Iglesia.

Damos gracias a Dios por el trabajo de estos dos varones de Dios, pues apenas pasados unos meses queda como encargado directo de la Obra y como pastor de la Naciente Congregación, el Hermano Eleazar Mendoza Aldave, quien con la ayuda de Dios y de los nuevos hermanos, arreglan un salón que se había construido en los tiempos en que Nuestro Hermano MANUEL ESQUIVEL FONSECA, soñaba que se pusiera a funcionar un Orfanatorio y Casa Hogar, para niños desamparados y huérfanos, sueño que esperamos en Dios sea también muy pronto una realidad hermosa. En un corto plazo, crece la congregación y aquel salón ya no puede contener a tantos hermanos, quienes construyen otro salón, casi al doble del que tienen, el cual los anima grandemente y prosiguen en el Trabajo del extendimiento del Evangelio en la Colonia Azteca de esta Ciudad, y el joven Pastor Eleazar Mendoza ve coronados sus esfuerzos y trabajo, con la conversión de muchas personas, quienes gracias a Dios todavía siguen trabajando por la Obra de Dios y por tener un lugar digno, donde glorificar y alabar al Señor Jesús.

Ha pasado el tiempo, las almas siguen recibiendo la bendición de Dios, por razones de Organización viene a encargarse de la Misión, el Hermano JOEL RIOS ENRIQUEZ, quien despliega una gran actividad y prosigue con el trabajo iniciado, ya nuestros dos salones que posteriormente fueron comunicados para ampliar el lugar de reunión tampoco puede contener al creciente número de personas que nos reunimos a Alabar a Dios, por lo cual uniendo nuestro trabajo, dinero y esfuerzo, acordamos construir un Templo más grande y Gracias a Dios, hoy iniciamos con gran entusiasmo este trabajo, rogándole a nuestro Dios bendiga grandemente a sus hijos, y sea El, quien ponga su mano sobre esta Construcción que hoy se inicia, pues sabemos claramente que “ SI DIOS NO EDIFICARE LA CASA, EN VANO TRABAJAN LOS QUE LA EDIFICAN ”

El anterior documento es el que se encuentra en un recipiente de cristal, bajo la primera piedra, firmado por todos los que formábamos la Misión, junto con la Biblia de Joel Carreón, un jovencito recién bautizado, quien al momento que pidieron una Biblia para ponerla bajo la primera piedra, sin vacilar, entregó la de él, y así tiene el privilegio de que su Biblia, esté junto con la primera piedra bajo del que es tal vez el Templo Apostólico de mayor extensión y capacidad de Ciudad Juárez, Chihuahua, la Doceava Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús, que como dice la copia del documento, se inicio a mediados de 1979, como la Misión “Casa del Niño México” ya que se encuentra ubicado en los terrenos de la Asociación Civil del mismo nombre y dentro de la misma área en un terreno de una hectárea, se ubica el Albergue Infantil y el Asilo para ancianos que funcionan de manera independiente pero siempre con el apoyo de la Iglesia.

El trabajo desplegado por los pastores que han estado a cargo de la Doceava Iglesia, después del hermano Eleazar Mendoza Aldave y Joel Ríos Enríquez (q.e.p.d.), son el Hno Norberto Domínguez, el recientemente fallecido en Febrero del 2011, Hno. Juan Linares Suárez, y actualmente a cargo del Hno. Antonio Reyes Vargas, quienes se encargaron de que la congregación creciera de una manera especial, pues la actual membrecía de la Doceava es de 250 Miembros activos y un sinnúmero de visitantes.

Todos los miembros de esta Iglesia son muy activos en todas las ramas del trabajo, tanto espiritual como evangelístico, y en trabajo material y de construcción, pues como puede observarse en las fotos que se agregan, constantemente están haciendo agregados y salones, para hermosear este lugar de reunión.

La casa pastoral que se encuentra a un lado del templo, fue construida originalmente como la casa episcopal, pero por razones de funcionamiento y de conveniencia, se quedo como casa pastoral de la Doceava.

Fueron muchos los problemas y los trabajos que pasamos al principio de la construcción, pues todavía recordamos que cuando ya estaban levantadas las paredes, y faltando el vaciado de los castillos, sobrevino un viento tan fuerte (como únicamente en esta Ciudad Juárez se dejan sentir,) que derrumbó el muro, y pues ¡a levantarlo de nuevo!! Por la misma causa el segundo piso de la casa pastoral, cuyo techo aun no había sido asegurado, se levanto completito y fue a parar a media carretera, solo por la gracia de Dios no ocurrió una desgracia, ya que afuera de la casa es la parada de los autobuses urbanos y mucha gente espera ahí el camión, y esta calle es una de las más transitadas de la colonia Azteca, por cierto fue la primera calle que se pavimentó, siendo muy costoso para la iglesia, ya que son 100 Mts. de frente y dos cruceros, en la actualidad ya están pavimentadas las dos calles laterales, faltando únicamente la parte de atrás, cada lado son 100 metros.

Acerca de los miembros de la Iglesia, hay muchos datos curiosos, la primera persona que se bautizo, fue una jovencita de 15 años, llamada Graciela Hidalgo Salais hoy de Meza, y de las primeras hermanas que se convirtieron, es de muy grato recuerdo la familia de los hermanos Lolita Carrillo y su esposo a quien todos conocemos como “Pay” aunque se llama Juan, pero ni siquiera él se acuerda como se llama, fueron de los primeros convertidos en ese lugar y un gran apoyo para la Misión, en la actualidad ellos se cambiaron a Casas Grandes, en donde se han convertido en evangelistas de manera espontanea y trabajan arduamente por el Señor Jesucristo, recordamos a la Hna Julia Pérez, quien no se quería bautizar porque ella siempre uso el cabello cortito y con pantalones, pero cuando el Señor extendió su misericordia, se convirtió ella y muchos de su familia, siendo su hija Rosa, la primera secretaria de la escuela Dominical, porque era la mas alta de las niñas, pero una vez que faltaron dos domingos seguidos, íbamos a buscarlas, cuando oímos que nos gritaban, pero no sabíamos de donde venia la voz, hasta que levantamos los ojos y ella y sus hermanitos, estaban en la azotea de su casa y nos gritaron que no fuéramos a su casa, porque ahí estaba su abuelita, que oráramos para que ya se fuera a su tierra, porque ella no los dejaba ir a la Escuela Dominical, claro que oramos y el siguiente domingo ya estaban ellos en las clases.

Recordamos gratamente a la Hna. Petrita Franco Viuda de Rubio, quien pasaba de camino a la Iglesia católica cercana, con su enorme Biblia católica, y recordamos que un día llego a la reunión de las señoras, diciendo que ya se iba a bautizar y a reunir con nosotros, pues Dios le había hablado directamente a través de la Biblia, aunque ya la había evangelizado su hijo Juan Antonio Rubio ella no le quería hacer caso, pues el caso es que después de muchas discusiones, nos platico que llegó a la Iglesia católica, se hincó y le dijo a Dios, “Señor, si es cierto lo que dice mi hijo Juan, muéstrame la verdad, y si no es cierto, haz Tu que se devuelva a esta iglesia,” se levanto y se fue a su casa y llegando a ella, abrió la Biblia y Dios le mostró una porción de Isaías, y de Apocalipsis 17, y de un sueño terrible, en el cual había una destrucción grandísima, se fueron a refugiar en el templo católico y allí estaba el mismísimo diablo, pero con la cara del sacerdote.

La Hna. Marisela Iglesias de Carreón quien tiene una oficina de asuntos legales, y su esposo, el Hno. Ramón Carreón, daban estudios en las casas de los Hermanos cuando todavía era Misión, y ya tenían un tiempo invitando al Hno. Gramillo cuando un día llego al medio día del domingo, diciéndole que quería hacer su testamento, pero ella le pregunto que le pasaba, el caso es que estaba totalmente desahuciado, ninguno de sus riñones le funcionaba, por lo cual acepto ir al culto de la tarde para que oráramos por él y acepto que fueran a su casa a darle estudio, pasadas unas semanas, el día del estudio los hermanos llegaron pero él no estaba en su casa, lo esperaron y cuando llegó, gritando y saltando hasta el techo y glorificando a Dios, nos enseño sus radiografías de ese momento, estaba totalmente sano de los dos riñones, le preguntaba el doctor que quien lo había operado o que se había hecho, pues no podía creer que las radiografías estuvieran bien, ya que conocía de memoria sus riñones, pues tenía un altero como de 100 radiografías, por lo cual le tomaron otras en ese mismo momento, y para gloria de Dios, estaba totalmente sano, como caso chusco, el día que su esposa se bautizó, el se quería bautizar ahí mismo en la Primera Iglesia, porque la Misión todavía no tenia pila bautismal, pero el Hno. Eleazar Mendoza no lo quiso bautizar y él se fue muy enojado, la Hna. Marisela le pregunto al Pastor que había pasado y el dijo que el Hno. no se quería quitar una barba larga que traía porque era una manda. Se fueron detrás de él y al llegar a su casa el ya se estaba yendo de viaje a California, laHna. Marisela lo regañó y le dijo, “entonces no ha entendido nada?”!!!! ¿Cómo que es una manda lo que trae en la barba, que barbaridad! y sus riñones”? Cuando regresó ya bautizado, no solo se había quitado la barba, sino hasta el bigote. Actualmente ellos se separaron de la congregación y pusieron su Iglesia aparte, Dios los bendiga y los prospere.

No podemos dejar de mencionar una invasión que sufrimos en el terreno pues un individuo llegó un sábado y empezó a construir un cuarto de adobe en la esquina, aprovechando que no había nadie en la casa pastoral, que entonces ocupaba la familia del hermano José Mireles Vidaña, y el domingo cuando fueron los hermanos a la escuela dominical, pues ya tenían levantado la mitad de un cuartito de adobe, a lo cual la hermana Marisela llamo al Obispo Hno. Reyes, quien citó a toda la Iglesia de la Ciudad, para el día siguiente lunes en la Presidencia Municipal y todavía recuerda la Hna. Marisela cuando su esposo le dijo (el todavía no se bautizaba aunque ya tenía mucho tiempo asistiendo y ayudando a las hermanas en la misión) “ahora si voy a ver si es cierto que los hermanos son muy unidos,” y la hermana, temblando, le dijo, pues vas a ver, y si no vienen, pues contigo, conmigo y con tu empleado tenemos, pero cuando llegaron a la explanada de la Presidencia, ya estaba llena de hermanos apostólicos y los policías de la Presidencia estaban muy asustados, pues casi todas eran mujeres que llevaban sus velos puestos y cuando la hermana Marisela les dijo, “ no hagan ruido, solo oren en silencio, porque vamos a entrar a hablar con el Presidente,” entonces los policías se asustaron mas, porque solo oían un murmullo de oraciones, claro que el Presidente no iba a dejar pasar a mas de 150 o quizá 200 hermanos que estábamos ahí, y pidió que una persona entrara pero los hermanos dijeron que querían entrar por lo menos 10 y pues los dejaron entrar, entre ellos los Hnos. Miguel Reyes y Juan Linares, otros pastores y claro, la aguerrida Hna. Marisela quien ya traía todos los documentos que acreditaban la posesión y propiedad legítima del predio, por lo cual el Presidente ordenó después de algunas discusiones e inspecciones, que se les devolvieran el terreno y como el hombre no quería desocupar el lote, pues se fueron todos los hermanos para allá, por cierto, la Hna. Eva Saláis, que estaba de visita en Juárez, porque ella pertenece a la Primera de Chihuahua, ella solita se bajo de un carro y les volteó los tambos de agua que les habían regalado los vecinos que no nos querían y claro, le gritaron y le dijeron majaderías, pero para entonces ella ya había volteado los tambos y se había subido de nuevo al auto, y llevaron un camión urbano que alguien prestó y lo estacionaron exactamente adentro del terreno invadido, y se pasaron casi una semana de día y de noche protegiendo el terreno de aquel abusivo hombre, pero muy felices, porque hicieron todo el día cultos adentro del camión y no se diga en las noches, para que no se les hiciera muy larga la vigilia, pues se ponían a cantar y a orar y muchos hermanos de toda la ciudad llegaban a llevarles lonches y a cantar un rato con los que estaban ahí comisionados.

La Misión trabajó muchos años y creció hermosamente, pues el trabajo de evangelismo se llevaba a cabo en las casas de alrededor de la manzana, por lo cual la Doceava Iglesia es una de las pocas congregaciones que tiene de vecinos a muchos hermanos convertidos ahí mismo.

El desnivel del terreno, permitió que se construyera en la parte más baja, un salón que sirvió de templo durante varios años, (que hoy es la cocina y comedor) mientras se construía la nave principal del templo y varios salones adjuntos, no queriendo dejar de mencionar en este documento al señor Ingeniero Everardo Medina, constructor, cliente y amigo de la Hna. Marisela Carreón, quien se comprometió a ayudarla con la construcción de las columnas del templo, pues era una ardua tarea y de mucha responsabilidad, por lo cual en este documento dejamos constancia de nuestra gratitud para el Ing. Everardo Medina, hombre cristiano y que aunque no era apostólico, puso su conocimiento y ayuda a favor de la construcción del edificio, que como dijimos antes es tal vez el más grande de la ciudad.

En la actualidad, se trabaja arduamente en la red de células contando con 17 de ellas, atendidas por un gran grupo de aproximadamente 100 hermanos que se dedican a trabajar evangelizando a los visitantes.

El pastor Hno. Antonio Reyes Vargas, muy trabajador sigue con planes grandes de crecimiento y espera tener más de 50 bautismos este año, de los cuales ya se han realizado a este mes de noviembre, en que se escribió esta historia, 20 bautismos y espera llegar a la meta con la ayuda de Dios.

12va.jpg