1a Empalme, Sonora

De WikiHistoria
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Logo cih.png Este artículo es una página a formatear; puedes ayudar a mejorar su formato o añadir enlaces hacia otros artículos editándolo Véase también sintaxis, El formato y los videos de ayuda.

Historia de la 1a. Iglesia de Empalme

Los inicios

La obra Apostólica empezó en la ciudad de Empalme Sonora en el año de 1933 aproximadamente, según algunas versiones extraoficiales, aunque por la forma en que se funda la ciudad que surge como un centro rielero, donde se instaló el más grande taller de ferrocarriles de México, llegaron con él muchos trabajadores tanto nacionales como extranjeros. Entre ellos venían algunos evangelistas, que por no ser ministros, solo se concretaban a evangelizar a sus compañeros de trabajo. Uno de estos fue Guadalupe Márquez, quien después de su bautismo se le encomendó la obra en este lugar sin ser un ministro ordenado. Se tiene a Empalme como el primer lugar en el Estado de Sonora, donde se forma la Iglesia Apostólica.

Los primeros hermanos bautizados en el nombre de Jesucristo en este lugar, al menos en los registros aparece este matrimonio formado por Guadalupe Márquez y Julia Mayrón, así como Angelita de Mayrón madre de julia. Los tres fueron Bautizados por Isaías Ceseña, Guadalupe Márquez queda como encargado de la obra en este lugar ya que mostró liderazgo. La naciente iglesia era visitada ocasionalmente por el hermano Maclovio Gaxiola pastor de la iglesia en Guamúchil Sinaloa y Obispo para la costa del pacifico desde 1932, distrito formado por los Estados de Sinaloa, Sonora, y Baja California. Además de Maclovio, otros ministros que apoyaron y visitaron el lugar reafirmando la fe de los nuevos conversos, supervisando la obra y efectuando los bautismos de los nuevos conversos, se mencionan en las actas archivadas en la primera Iglesia de Empalme a Miguel Gaxiola, Donaciano Gaxiola, Emilio Cortez, Severo Cota, Simón García, Reyes C. Ruelas, Alejandro Santa Cruz González, entre otros.

El primeros encargados

En las memorias privadas del Hermano Celerino León Lizárraga “Chelino”, dice que el primer pastor de este lugar fue Guadalupe Márquez y estuvo encargado hasta el año de 1945, ya que por ser trabajador del ferrocarril fue en ese año que la empresa lo removió a la ciudad de Nogales donde permaneció hasta 1947. Se menciona en algunos documentos como actas de bautismos y actas de “reunión familiar” de la década de los años 40´s que los hermanos Guadalupe Márquez y Silverio Sánchez Aguilar, al no ser ministros se alternaban y compartían la responsabilidad de atender la obra.

En “la sexta acta de bautismo” fechada el 26 de noviembre de 1945, se da fe del bautismo de la hermana Guadalupe Limón Viuda de Cantúa, que era originaria de Buenavista Sonora pero por motivos del trabajo rielero de su esposo se asentó en este lugar, firma el acta ya como diacono Encargado del lugar Silverio Sánchez, y firma como testigo del Bautismo el Diacono Guadalupe Márquez, mientras que como Ministro Oficiante aparece la firma de Reyes C. Ruelas, en ese tiempo Anciano del distrito de la costa del pacifico.

Como aún no se tenía templo propio para esas fechas, en la casa de Guadalupe Márquez se hacían los cultos, pues este había acondicionado un cuarto de su vivienda para espacio de reunión, lugar que se siguió utilizando a pesar de su partida a la ciudad de Nogales en 1945, a partir de la cual se hizo cargo de la obra evangelística el hermano Silverio Sánchez Aguilar, quien siguió haciendo los cultos en el mismo domicilio, y a pesar de que a su regreso dos años después Márquez solicitó que abandonaran este lugar de reunión, pues se sintió incómodo porque otro pastor realizaba la liturgia de los cultos en su propia casa.

Los primeros conflictos

De regreso a Empalme en 1947, Márquez pidió que desalojaran, aunque por la voluntad y decisión de su esposa, la hermana Julia que sentía gran compromiso por la obra apostólica, siguieron realizándose los cultos en ese lugar. Para esa fecha ya se percibía la idea de Márquez de separase de la Iglesia Apostólica, lo cual en su momento hizo para unirse a la iglesia gentil de Cristo, el movimiento que iniciara Isaías Ceseña quien tiempo atrás le había bautizado, sufriéndose así los primeros trastornos de la obra en la localidad, quedándose además él con las escasas pertenencias de la iglesia, además de llevarse consigo a un grupo de miembros que lo reconocían como su pastor.

El segundo lugar de reunión

Fue en ese año, que Silverio Sánchez ahora encargado de la obra y Diacono Iniciado, de oficio panadero, quien ofreció su panadería como lugar de reunión. Dicho lugar se convirtió en panadería durante el día y espacio de oración por las noches, pues este pequeño grupo aún no tenía un lugar propio donde celebrar los cultos. Aunque Márquez continuó dentro del movimiento apostólico era evidente su inconformidad con este, pues ya compartía y convivía cada vez más con el nuevo movimiento Gentil de Cristo.

Inicio de la Misión de Guaymas

Según registros de actas de bautismos indican que bajo el pastorado de Silverio Sánchez, el pastor Guadalupe Márquez atendió la obra evangelística en el puerto de Guaymas, siendo él mismo quien efectuó los primeros dos bautismos allá en el puerto a finales de 1950 y el tercero a principios de 1951, todos bajo la supervisión de Silverio Sánchez. En las memorias del “hermano Chelino” se nos dice que en 1946 el cómo simpatizante del evangelio acompañaba al pastor Sánchez y familia, junto a otros, para realizar trabajos evangelísticos y cultos de barrios en Guaymas. Algunos de los fieles sobrevivientes de aquellos tiempos como lo son; las hermanas Cristina Acosta hoy viuda de Celerino León, Graciela Camacho hoy viuda de García y Bernardina León que era hermana de Celerino, cuentan como testigos de los hechos que les tocó vivir; “El pastor Silverio con la esperanza de que se lograra reencausar y por la amistad en el ministerio que los unía, fue tolerante y permitió al hermano Guadalupe Márquez que apoyara” en algunos ministerios como el evangelístico en el puerto de Guaymas, pero fue hasta marzo de 1951 cuando este rompió por completo con la iglesia Apostólica para unirse y arrastrar consigo al otro movimiento, a la mayoría de los feligreses que aún lo veían como pastor de ellos, convirtiéndose en enemigo declarado. Por lo que respecta a su esposa Julia Mayrón de Márquez lo mismo que la suegra de él, quién vivía con ellos, se menciona que lo siguieron muy a su pesar por el respeto de familia que se tenían, pero ellas seguían teniendo afinidad con la iglesia apostólica.

Llegada de Eleno Gámez tercer pastor

En la década de los 40´s la estructura administrativa de la Iglesia Apostólica en México aún era muy endeble, por lo que la formación de ministros y pastores era muy escasa y deficiente, se entiende pues que la obra apostólica que iba surgiendo en los diferentes puntos de la República mexicana requería cada vez más el apoyo y supervisión de un cuerpo ministerial mas grande. Los diáconos en Empalme como en otros puntos del país, eran cristianos comprometidos con el evangelio por eso apoyaban aunque no tuvieran en la mayoría de los casos, una verdadera formación ministerial, motivo por el cual se cometieron al inicio de la obra muchos errores en la pastoral administrativa.

Estas fueron las razones por las cuales se envió como pastor del lugar a Eleno Gámez López para permanecer allí por unos pocos meses, pensándose que sería de gran utilidad para la formación y crecimiento en el ministerio de los diáconos del lugar, siendo él el tercer pastor que hasta el momento se responsabilizara en la obra Apostólica de Empalme Sonora. El pastor Gámez López estuvo en la pequeña obra de Empalme desde finales de 1947 hasta mediados de 1948, haciéndose cargo de la congregación y quedando bajo sus órdenes los diáconos Guadalupe y Silverio, quienes tenían su empleo y oficios propios del cual se mantenían. El primero, empleado del ferrocarril mientras que el segundo era panadero. Así que a los pocos meses Gámez López es removido del pastorado en ese lugar, y Silverio Sánchez retoma la responsabilidad “apoyado” por Márquez, quien ya mostraba evidentes malestares con la congregación Apostólica pues “algo” lo unía al movimiento Gentil de Cristo.

Bautismo del Hno. Celerino León y el trabajo de la Hna. Panchita

Fue este pastor Eleno Gámez quien el 2 de Enero de 1948 Bautizó a Celerino León Lizárraga, un jovencito de 16 años de edad, quien ya para Marzo de el mismo año se le encomendó que fuera secretario general de la iglesia en la localidad, y dos años después se iniciaría en el ministerio pastoral, ministerio que conservó hasta el día de su partida (Octubre de 2007), pero antes de hacerlo trabajó como pastor en distintos lugares del Estado de Sonora. Aunque fue bautizado por Eleno, su adoctrinamiento y formación Apostólica la llevó a cabo el pastor Silverio Sánchez por quien mostró gran estima, ya que se convirtió en su compañero desde muy jovencito, además de una pionera de la obra Apostólica de gran fuerza evangelizadora, llamada Francisca Tovar de Martínez, conocida como la Hermana “Panchita” Tovar.

Esta Hermana merece un reconocimiento y mención aparte por su gran labor evangelística y fe en su Dios y Salvador Jesucristo pues cuenta en su testimonio que su conversión al evangelio se dio en un momento en que completamente ebria, pues había sido alcohólica por mucho tiempo, al pasar por un hogar donde escuchó cantar lo que dijo después “un coro de ángeles”, eran dos jovencitas que cantaban alabanzas a Dios en el interior de su domicilio en la ciudad de Hermosillo, se detuvo a escuchar lo que para ella fue un son angelical. Las jóvenes al mirarla tan interesada la invitaron pasar al interior de su vivienda, y ya adentro cantaron para ella sin percatarse cuando volvió a su lucidez para permanecer en sus cinco sentidos.

Estas Jovencitas la atendieron, le hablaron del evangelio y amor de Jesucristo que nunca había escuchado, además de invitarla a asistir a un culto de oración donde también cantarían. Aceptó la invitación y consintió en acompañarlas. Así fue como la Hermana “Panchita” Tovar experimentó algo inolvidable al tener un encuentro personal con Dios, que la transformó por completo en ese mismo instante. Redargüida por su conciencia, con mucha vergüenza por su vida anterior llena de vicios, y completamente agradecida, promete a Dios entregarle toda su vida y tiempo, para que por su testimonio otros también sean alcanzados y transformadas sus vidas. Esta es la causa por la cual aunque era persona sin instrucción académica, sin saber leer ni escribir, memorizó muchas porciones bíblicas que le sirvieron para evangelizar a cuanto ser humano encontraba a su paso.

Esta cristiana, “Panchita Tovar”, en 1945 se traslada de la Ciudad de Hermosillo a vivir a Empalme por razones familiares, allí conoce a la familia León Lizárraga, les presenta el evangelio y doctrina Apostólica, reforzando el trabajo hecho por el hermano Sánchez a quien le tenían un gran aprecio pues como pastor del lugar, este ya había iniciado la obra de evangelismo con la familia León Lizárraga. El 20 de julio de 1946 se registra el primer culto con mayor número de bautismos, fueron 6, un gran triunfo al tomar en cuenta la etapa difícil de la naciente iglesia y el ambiente adverso en lo social y religioso, siendo una de las personas bautizadas la hermana Felicitas Lizárraga de León quien fuera evangelizada por la hermana Panchita Tovar que como mencionamos anteriormente, era una mujer de fe y comprometida con el Evangelio.

Primera Reunión General (Familiar)

En 1948 tomó de nuevo la dirección pastoral en la iglesia el hermano Silverio Sánchez Aguilar ya como diacono Ordenado. Fue en este año cuando se registra la primera acta de reuniones generales a la que le llamaban “junta familiar”, la fecha de esa primera junta familiar es del 21 de marzo de 1948, estando como pastor Silverio Sánchez Aguilar, Secretario de la iglesia Celerino León Lizárraga con apenas 2 meses de bautizado, Siendo el Anciano Auxiliar del distrito Alejandro Santa Cruz González, y como testigo el Evangelista Ceferino Gómez, ante una membrecía presente de 15 personas. (se anexa el acta de esta primera reunión)

Sociedad de varones cristianos

En este mismo año, se da formación a la sociedad de varones cristianos a iniciativa de Ceferino Gómez , y de Jesús Encinas Flores que había venido de la ciudad de Hermosillo a dar lectura a un documento donde se proyecta la formación de dicha sociedad, siendo el hermano Reyes C. Rúelas quien nombra la primer Directiva en la reunión efectuada el 14 de mayo de 1948, quedando de la siguiente manera; Como presidente, el evangelista Ceferino Gómez, secretario de la sociedad a Miguel de la Rosa García, Como tesorero a Guadalupe Márquez y Sub tesorero: Jacinto Val y Osuna. (se anexa el acta constitutiva)

También en esa reunión se menciona que debe apoyarse al instituto para la formación de más ministros, instituto que se instaló en la ciudad de México y posteriormente en Tepic Nayarit.

La obra en Guaymas

En 1948 fue también cuando se inician formalmente los trabajos evangelísticos en el puerto de Guaymas, con la sociedad de señoras ( femenil dorcas), pues aunque cuatro miembros de la obra en Empalme Vivian allí en el puerto, aun no se hacían cultos siguiendo un programa, siendo hasta el 12 de agosto de 1950 que el pastor Guadalupe Márquez efectúa los primeros dos bautismos en el nombre de Jesucristo, y un tercero el día 14 de enero de 1951, todos bajo la tutela del Pastor Sánchez , como resultado del trabajo metódico y ordenado que inició y encabezó la esposa del pastor, Margarita de Sánchez. Los primeros bautizados que se registran en las actas oficiales de la iglesia fueron: Joaquín Álvarez Ruiz, Rosario Talamante de Álvarez, Albina Arvizu Mayoral

A partir de estas fechas se abre la misión de Guaymas atendida por Empalme, aunque ya desde 1947 se realizaban cultos evangelísticos pero sin un orden de programa o plan establecido. En ese mismo año, una hija adolecente de la hermana “panchita Tovar” enfermó y murió, pocos meses después también “Nachito” su hijo, joven muy responsable y trabajador (lo describían como “muy serio”), Enfermó de tal manera que perdió la razón. Al tener problemas con sus facultades mentales frecuentemente desconocía el entorno, por lo que fue fácil perderse. Un día tomó rumbo equivocado al dirigirse a su casa y se perdió, motivo por el cual la hermana Panchita emprendió el camino por cuanta parte le decían haberlo visto, haciendo hasta lo imposible por encontrarlo, recorriendo así gran parte de la sierra Sonorense. Lugar que llegaba, era un lugar donde al indagar sobre su hijo también presentaba el evangelio, pues ella misma comentaba; “Mi Dios tuvo que empujarme a predicar su palabra de esa manera porque yo le había prometido hacerlo, y no lo cumplí como al inicio lo había yo prometido”.

Miró pues el extravío de su hijo como una llamada de atención de parte de Dios para que predicara y así lo hizo. Curiosamente o bien, Gracias a Dios este joven llegó al rancho de los Acosta en un lugar de la sierra Sonorense llamado Cumuripa, allí fue donde permaneció algunas semanas atendido por la familia del lugar, lo curaron y por algunos momentos que mostraba lucidez lo identificaron, hasta que por medio de las autoridades lo regresaron a su casa de Hermosillo, que era la dirección que el proporcionaba. El día que las autoridades salieron con él rumbo a su casa para entregárselo a su familia, ese mismo día pero por la tarde, a lomo de mula y acompañada de uno de sus nietos que la apoyaba en la búsqueda, llegó Panchita Tovar al mismo rancho donde fue recibida por Santos Acosta y familia propietarios del rancho, la atendieron, y al escuchar la buena noticia de su hijo, se quedó en la misma casa para ser curada por ellos, ya que sus pies estaban deshechos por tantos días de camino, además que era ya una persona de edad madura, razón por la cual la acompañaba siempre uno de sus nietos.

Fueron esas dos semanas de estancia en el rancho, suficientes para que la familia Acosta recibiera el evangelio y mensaje Apostólico lo mismo que todos los lugareños, pues con el pretexto de no saber leer le pedía a la hija más chica del matrimonio Acosta Limón, que la acompañara para visitar y evangelizar en cada casa del pueblo. Hacía que la joven leyera las partes bíblicas que ella mencionaba, siendo evangelizada también. Esta jovencita que la acompañaba cuyo nombre es Cristina Acosta Limón, resultó ser la que años después y por gracia de Dios viaja a Empalme, y la primera vez que asiste al templo apostólico del lugar es llena del Espíritu Santo y testigo presencial de un milagro de sanidad en su hermana que estaba gravemente enferma, siendo bautizada en el nombre de Jesucristo una semana después por el pastor Francisco García Lapizco y otras tres personas más, el 20 de junio de 1954, misma que contrajo matrimonio al siguiente año con Celerino león, el joven que había sido evangelizado años atrás por la misma hermana Tovar y a quien lo reclamaba como “hijo espiritual”.

La dimisión de Silverio Sánchez

El pastorado de Silverio Sánchez terminó hasta mediados de1952, fecha en que se inconforma con la iglesia porque lo enviaron a pastorear a otro lugar que no era de su agrado, dejando al grupo para incorporarse a otro movimiento cristiano llamado Iglesia Apostólica Mexicana (donde permaneció hasta su muerte), invitando al hermano Celerino león a unirse a ellos en repetidas ocasiones, rechazando este la invitación.

Tanto Guadalupe Márquez como Silverio Sánchez “jalaron” consigo algunos miembros apostólicos a los movimientos que se unieron, quedando muy pocos en la congregación Apostólica. De esto lo confirmamos en el acta de reuniones no. 10 con fecha del 7 de junio de1952, pues dice que solo había 6 miembros en plena comunión mientras que en el acta no. 5 de agosto de 1948, cuatro años atrás, se mencionaba que eran 22 miembros.

Los momentos más críticos y el primer lugar propio de reunión

En junio de1952 se instala como pastor al hermano el hermano Praxedis Valenzuela Ramírez que a diferencia de los otros, este pastor no tenía un trabajo ni ejercía algún oficio con el cual pudiera ayudarse económicamente. Tomando en cuenta que la congregación era muy reducida, además de ser un indígena Mayo y hablar muy poco el español le fue muy difícil su pastorado. De nuevo la congregación se enfrentaba a la dificultad de no tener donde reunirse, pues Silverio Sánchez ya no prestó su panadería al unirse al otro movimiento, para esto, una ancianita, la hermana Guadalupe Viuda de Gómez que vivía en el sector Km. 2 de la ciudad, contra esquina de lo que antes era salubridad hoy Centro Médico, prestó su casa para la realización de los cultos y reuniones de oración, espacio que utilizaron por solo unos meses, pues tuvieron que cambiar de lugar debido a que el hijo dicha hermana Lupita agredió físicamente a varios hermanos, amenazándolos constantemente pues al no ser simpatizante del evangelio, se enojaba porque se hacían cultos en casa de su mamá y tratando de evitarlos.

En ese tiempo el pequeño grupo de hermanos se reunió en diferentes lugares prestados, pues siendo solo seis miembros comprometidos con la obra los que sobrevivieron, era una época de de fuerte crisis emocional y económica por la separación de los dos primeros pastores junto al resto de congregación, además por la carencia de un lugar donde reunirse. Dios permitió que en los pocos meses que el hermano Praxedis estuvo como pastor y aún con sus limitantes económicas, se preocupara por buscar un solar donde construir un templo a futuro, teniendo en el presente un espacio propio de reunión. Mismo espacio donde actualmente está construido el templo de la primera Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús en Empalme Sonora.

En la reunión o “junta familiar” del 3 del agosto de 1952 el pastor Praxedis Valenzuela pone a consideración de la iglesia el caso de Jacinto Val y Osuna, que habiendo sido el primer converso Bautizado en el lugar, el 15 de junio de 1940, pero que había seguido a Márquez en su separación, y al reflexionar, vuelve al grupo pidiendo la comunión para seguir congregándose juntos, la cual es concedida por la pequeña congregación debido al buen testimonio de dicho hermano. Lo mismo sucedió con algunos más en fechas posteriores, que entendemos, habían seguido a su pastor más por razones afectivas que por razones doctrinales.

Al siguiente año, en 1953, el pastor Praxedis Valenzuela regresó a Bacobampo su lugar de origen, pues no podía sostenerse económicamente por no contar con un oficio, ni ser un grupo grande. Al quedar la iglesia sin pastor toma la responsabilidad de manera interina y por once meses, el diacono local Celerino León quien el 26 de abril1954 entrega el pastorado de la iglesia a el hermano Francisco García Lapizco, Fecha para la cual se cuenta ya con 15 miembros, 9 de ellos viviendo en Empalme y los otros 6 en Guaymas.

Tiempos de recuperación y fortalecimiento

En la “junta familiar” del 13 de agosto de 1955 el pastor Francisco García trató el caso del juicio que pesaba en contra sobre la hermana Felicitas Viuda de León, quien había sido puesta a prueba por el pastor Silverio Sánchez en 1951, ya que en ese año su cuñado Juan León le acusó de tener relaciones ilícitas con él, pero cuando él se convierte al evangelio cuatro años más tarde y decide bautizarse, confesó que había mentido al respecto porque era muy contrario al evangelio, queriendo dañar a la hermana (siendo ella su cuñada), para probarle que si se le podía apartar del “amor de Cristo”. Ahora arrepentido pide perdón, confesando su falta. Por esta razón se restituye a la hermana Felicitas a la plena comunión con la iglesia, quien llevo por mucho tiempo los reproches familiares y de la congregación de la cual ella nunca se alejó, ya que lo dijo abiertamente al igual que el Apóstol Pablo; “Nadie me apartará del amor de Cristo”, siendo fiel al Señor Jesucristo hasta el día de su muerte, sucedido en febrero 22 de 1981.

José Ortega, Secretario General visita Empalme

En el acta no. 12 fechada el 8 de enero de 1956 el pastor del lugar Francisco García Lapizco después de orar, cantar y leer a la biblia, anuncia a la congregación la visita del Secretario General hermano José Ortega Aguilar para celebrar una campaña de Sanidad Divina en este lugar, por lo que Celerino León toma la palabra proponiendo arreglar entre todos la casa de oración, que para esas fechas era un cuarto construido con hojas de lata y de cartón que al año siguiente lo derribaría un ciclón que azotó la ciudad. Hubo algunas promesas, se eligió como tesorero al mismo hermano Celerino león, se discutió la forma de ayudar con la alimentación al ministro en su visita. La reunión se llevó a cabo en el lote 11 Manzana 73 de la colonia Moderna, domicilio mismo que ocupa el templo de la primera iglesia actualmente.

El 20 de Junio 1956 ante la enfermedad de su esposa, el Pastor Francisco García Lapizco pidió permiso para enrolarse de brasero hacia los Estados Unidos, quedando de nueva cuenta la iglesia al cuidado del hermano “Chelino” que al momento era diacono local, habiendo 21 miembros congregante ya para esas fechas, regresando Lapizco casi un año después, el 24 de marzo de 1957. Por lo cual Celerino entrega el pastorado en ese lugar para ser enviado a pastorear la iglesia de Cananea Sonora, donde recibió la obra con 8 hermanos. El hermano García Lapizco pastoreó hasta 1959. La iglesia en el lugar de Empalme para ese entonces contaba ya con apenas un cuartito hecho de ramas, hojas de lata y lodo, techado con lámina negra donde se realizaban los cultos. Durante esta época se luchó mucho por reorganizarse, intentando sanar de las heridas y el desaliento que dejó la división del 51 y del 52, así como por tener un lugar digno y propio para las reuniones.

Planes de Construcción

Fue en la reunión general del día 11 de octubre de1957 bajo el pastorado de Francisco García L. y con la presencia de los hermanos Eduviges Cazares, Elías Escamilla, como Anciano Supervisor y Anciano Auxiliar respectivamente, que se trató formalmente acerca de la necesidad de construir un templo. Se nombró como tesorero pro-construcción a Guillermo García Leyva quien fungía como secretario local ese año. En esa reunión se levantaron algunas promesas, pero fue hasta la llegada del pastor Guadalupe López que se concretó la construcción de un templo digno, siendo este la primera parte de lo que actualmente es la construcción y que completó J. Carmen fierro durante su pastorado en 1972.

Se inicia la construcción del primer templo

En 1959 llegó el hermano Guadalupe López quien fungió como pastor hasta 1962, y durante su pastorado, que se caracterizó por lograr tener un espacio digno a la vez de fortalecimiento espiritual para la iglesia, inicia como se menciona renglones arriba, la construcción del templo de material firme cuyos planos anexamos a este documento. Este pastor era de oficio albañil, así que con la ayuda de algunos hermanos y vecinos del lugar se dio inicia la obra de construcción, además de consolidar espiritualmente la obra del señor al convocar constantemente a cadenas de oración y ayuno generales, cabe destacar que en la actualidad nos reunimos en el mismo templo al cual se le han hecho algunas modificaciones, o más bien, se le han anexado algunas partes. Esto se confirma al escudriñar en el acta 29 de la reunión celebrada el 9 de junio de1959, donde dice que después de orar y cantar, el pastor dio lectura al acta anterior siendo aprobada, y luego de escuchar los diferentes informes el pastor propone lo siguiente:

  1. Hacer una cadena general de oración los domingos.
  2. Ayunar los domingos de forma alternada entre los varones y las dorcas.
  3. Orar por el descenso de Espíritu Santo y confraternizar con Guaymas.
  4. Designar a la hermana Felicitas viuda de León como la encargada de vender mercancía comprada por él mismo, con el fin de allegarse fondos para la construcción del templo.

En la siguiente reunión (acta no. 30 celebrada el cinco de julio de 1959), La hermana Felicitas presenta una utilidad de $172.20 pesos, que era una utilidad alta comparada con los ingresos por diezmos y ofrendas que a la fecha se percibían.

Apoyo a la obra en Ortiz

En este mismo año se registra una salida extra de $14.50 por parte de las dorcas como apoyo a un viaje a Ortiz, pueblo del valle de Empalme donde se había iniciado a hacer cultos foráneos. La obra en Ortiz no prosperó, pero en un acta de reunión de mayo de 1972, el pastor Carmen Fierro comunica a la congregación que los “hermanos (6 en total) del poblado de Ortiz” dejaron una ofrenda de $500, mismos que abonó a dos letras atrasadas del crédito adquirido para construcción, crédito proporcionado por la empresa “Construcciones de Guaymas”. Aquí se confirma que aunque no se levantó templo en aquel lugar de Ortiz, si hubo membrecía.

Tiempo de descontrol y cambios

El pastor Guadalupe López en 1962 deja la responsabilidad de la iglesia a Miguel Montiel Cazares, pero este solo dura unos meses como pastor ya que en un accidente automovilístico muere su esposa, se lesionan otros más después de finalizar un servicio, cuando repartía a algunos feligreses en un viejo automóvil que tenía. Queda a disposición de las autoridades mientras se efectúan los procesos legales, entregando la iglesia en ese mismo año al hermano Ambrosio Jocobi Moroyoqui. A partir del cambio pastoral del Pastor López García “hubo un periodo de descontrol y constantes cambios pastorales

El pastorado de Ambrosio Jocobi

El hermano Ambrosio Jocobi pastoreó de1962 a 1964, y durante su pastorado se regularizó el terreno que hoy ocupa la 2ª iglesia que en ese tiempo era una misión conocida como la colonia Luna. Durante este pastorado; Se bautizó la mayor parte de la familia Foncerrada Rojo compuesta por cinco integrantes, uno de ellos es el aun ministro Héctor Foncerrada Rojo que en ese momento era un jovencito de 16 Años de edad, y actualmente es pastor en un ejido del valle de Empalme. La mayor parte de la familia Urías Sandoval de las cuales se integraron al ministerio tres de ellos, Cenobio, Jesús y Lucio, este último les sobrevive siendo aún pastor en un templo de Mexicali Baja California. El matrimonio formado por José Luis Karignan y Manuelita Mendivil de K. Mujer de mucho arraigo y que es todavía miembro de esta iglesia.

Bajo este pastorado se registra el segundo culto (cronológicamente hablando) de bautismo más exitoso que el registrado en 1946, pues se bautizaron 9 personas el mismo día 27 de marzo de 1963, uno de ellos, el hermano Jesús Beltrán quien en compañía de su esposa Francisca Trillas fueron baluartes en la formación y sostén de la obra evangelística de lo que hoy es la segunda iglesia de la localidad, apoyando en todo momento al “hermano chelino” como encargado y posteriormente primer pastor de esa obra.

Jóvenes de la Iglesia
La iglesia en el comedor
El hno. Ambrosio entregando certificados de bautismos
Coro juvenil


Pastorado de Magdaleno Gámez

En abril de1964 recibió la iglesia el hermano Magdaleno Gómez quien permaneció hasta finales del mismo año, sufriendo la iglesia por estos rápidos cambios pastorales.

Pastorado de Lucio Urías

Del 1964 a1967 pastorea el hermano Lucio Urías, quien sustituyó Gómez después de haber permanecido solo unos meses, siendo aún muy joven pero con gran deseo de servir en la obra, y apoyado por Miguel Montiel que poco antes había sido separado del pastorado por los problemas que le generaron su accidente automovilístico, al momento de escribir estos datos Lucio Urías se encuentra como pastor de la cuarta iglesia apostólica de Mexicali B.C.

Pastorado de José Carmen Fierro

De abril de 1967 al 10 de julio de1974 pastoreó el hermano J. Carmen Fierro, siendo este el pastorado más largo hasta entonces, caracterizándose además, porque en este pastorado se le dio forma al templo, que es la forma actual, creció materialmente y con dignidad, La membrecía de la iglesia aumentó en mayor proporción que durante los otros pastorados, ya que fue en esta época en la que se vivieron las llamadas “manifestaciones” que marcaron un cambio en la mentalidad de la iglesia, provocando una expansión de la obra con mucha fuerza en la localidad.

La Primera sociedad Infantil y reorganización de la escuela Bíblica Dominical.

Por primera vez se formó una sociedad infantil con su directiva integrada por; Guillermo García Camacho (presidente), Andrés Fierro Cásares (secretario), Marina Urías Sandoval como tesorera. El 3 de octubre de 1970. Se organizó mejor la escuela bíblica dominical y los jóvenes como sociedad, pues por primera vez se reunieron para recibir clases aparte de los adultos varones y dorcas (en 1969).

Re-inauguración del Templo

Se re-inauguró el templo, se construyó la casa pastoral, se acompañó en la formación de la segunda iglesia de la ciudad, trabajando unidamente con su pastor Celerino León. Se le dio gran impulso a los cultos especiales del día de las madres, lo mismo que los cultos de navidad y fin de año, dándoles mucha participación a niños y jóvenes para los ensayos de “obras” teatrales. Fue en este pastorado cuando se registra un culto celebrado con más bautismos a la vez, un total de veinte, el día 20 de abril de 1973, históricamente el de mayor número de bautismos una sola noche en este lugar.

La mayoría de los bautizados ese día fueron integrantes de la familia Acosta, nietos de Santos Acosta Acosta que se mencionó líneas arriba, y como producto de las oraciones del abuelo que día a día elevó por durante más de 20 años a partir de su conversión, después que había recibido el mensaje Apostólico a través de la hermana Panchita Tovar, apropiándose las bendiciones y promesas recibidas en su rancho “sé salvo tu y será toda tu casa”. Varios de ellos son actualmente pastores y esposas de pastores en distintas iglesias de Sonora, pero antes de serlo, con ellos se fundó la obra en Cumuripa de donde es toda la familia, obra que ahora es supervisada por el presbiterio de la cuarta iglesia de Hermosillo Sonora cuyo pastor es actualmente José María Acosta Gómez, uno de los 20 bautizados ese día, otro de los bautizados en esa ocasión aquí en Empalme es Benjamín Acosta Gómez quien por necesidad de atención a la obra, fue instalado rápidamente como el primer pastor de ese lugar de Cumuripa, siendo actualmente pastor en Puerto Libertad Sonora.

EmpalmeReinauguracion.jpg
EmpalmeReinauguracion2.jpg
EmpalmeReinauguracion3.jpg


Pastorado de Octaviano Gámez

Al terminar el ciclo de su pastorado el hermano J. Carmen, deja su lugar a Octaviano Gámez quien también había sido bautizado en este lugar pero en 1963, para que se responsabilizara como pastor a partir del 10 de julio de1974 hasta julio de 1975. Caracterizándose este pastorado por el intento de dar orden y fundamento doctrinal a la iglesia, ya que con el crecimiento explosivo durante las manifestaciones en el pastorado anterior, muchas personas que se agregaron al seno de la iglesia no tenían la formación cristiana ni el orden debido y buscado por la doctrina apostólica. Al reclamo de algunos feligreses de más antigüedad y arraigo en el lugar se puso atención en ese punto, sometiendo a prueba y observación a algunos durante el corto año de su pastorado, pero lo lamentable es que se dio excomunión de la iglesia a otros miembros. Retomando de esa manera un cierto orden en el desarrollo de la liturgia, pero con esto se trajo consigo un nuevo “apagón” y estancamiento de la iglesia. En julio de 1975, Octaviano le entrega la responsabilidad a su sucesor en el pastorado.


EmpalmePastorOctaviano.jpg


Pastorado de Nicolás Herrera y Emiliano Arredondo

El Hermano Nicolás Herrera Ríos, un joven de 23 años de edad quién pastoreó en este lugar hasta enero de 1976 siendo intrascendente, lo mismo que su sucesor Emiliano Arredondo quien se encargó como pastor hasta julio de 1976. Lo curioso de esto es que El hermano “Nico” Herrera llegó a ser Secretario de Misiones Extranjeras de la Iglesia, evangelista desde muy joven y Obispo Presidente de la Iglesia Apostólica entre otros cargos.

Emiliano Arredondo entrega un total de 37 miembros a su sucesor, cuando dos años atrás El pastor J. Carmen había dejado 53, con esto se muestra que la disciplina fue severa y la dispersión de miembros no se hizo esperar, catalogándose este como un nuevo periodo crítico para la iglesia que recordaba continuamente los meses de gloria y expansión que se habían vivido recientemente.

El pastorado de Héctor García y Héctor Foncerrada

Emiliano Arredondo es relevado en el cargo pastoral por Héctor García Torres quien vivió un período de crisis y estancamiento al principio, pero logró recuperarse al final de este, y de julio del 1976 a abril de 1978 en que pastoreó García Torres se hizo el trabajo necesario para la recuperación de la iglesia, de modo que en el siguiente pastorado dirigido por otro Héctor, pero ahora Héctor Foncerrada Rojo, también nativo del lugar y que 16 años atrás había sido bautizado en esta misma iglesia, se cosecharon los frutos del trabajo anterior, pues Foncerrada presentó algunos bautismos al grado de entregar una lista con 60 miembros al momento de su relevo.

Pastorado de Samuel Cota Sánchez

Foncerrada Rojo es relevado por Samuel Conrado Cota Sánchez, quien como dato curioso se casa en este mismo lugar con la joven Mirna García Camacho, Hija de una de las hermanas de mayor arraigo y aún miembro de la iglesia en este lugar desde 1954 Graciela Camacho Angulo, cuya familia toda se entregó a la obra de Dios desde muy jóvenes. Samuel cota tuvo un pastorado muy exitoso en este lugar ya que con él creció nuevamente la iglesia, expandiéndose en la obra evangelística, haciendo cultos foráneos y apoyando la obra en gran parte del valle, surgieron en este tiempo algunos nuevos ministros jóvenes que apoyaron fuertemente el trabajo, pues se iniciaron en el ministerio como Diáconos algunos buenos elementos pertenecientes a la sociedad juvenil que vivió aquí un periodo de gloria, solo por mencionar algunos de ellos tenemos a Rigoberto Vidaña y Nazario Campos actualmente pastores en iglesias de la Unión Americana. José Luis Pestaño, Rafael Alberto Sánchez Lara y José Luis Rodríguez que siguen siendo pastores en iglesias de este lado de la línea Mexicana entre otros. José Luis Pestaño y Rigoberto Vidaña se emparentaron pues también se casaron cada uno con hermanas de la esposa del pastor Samuel Cota, que llegó a ser el Obispo supervisor del distrito de Sonora por dos períodos seguidos y actualmente es pastor en una iglesia de la Ciudad de Nogales Sonora. El Trabajo de resarcir las heridas durante el pastorado de García Torres le dio buen impulso y ánimo a la iglesia, que alcanzó hasta el pastorado de Samuel C. Cota.

El pastorado de Héctor Foncerrada Rojo fue desde el 6 de abril de 1978 a abril de 1980, fecha en que le entrega al pastor Samuel Conrado Cota Sánchez y desde ese día hasta agosto de 1985 es la etapa pastoral de Cota Sánchez, hasta que a su vez este es relevado en el cargo por el Pastor Ventura Ortiz Ramos quien permaneció allí hasta enero de 1991.

Pastorado de Ventura Ortiz Ramos

Ventura Ortiz, nacido en el puerto de Guaymas y convertido allí también, toma las riendas del pastorado de la iglesia en Empalme desde el 11 de agosto de 1985 hasta enero de 1991, día en que le entregó la responsabilidad al pastor Rosario Duarte. En el pastorado del hermano Ventura se contó con un buen equipo de líderes, como los diáconos iniciados que se mencionan anteriormente en el pastorado anterior y que fueron confirmados en el ministerio en este periodo, aunque hubo otros varios que sin ser del cuerpo ministerial aportaron mucho para la obra como el mimo pastor los reconoce, está un Asael León encabezando a los jóvenes con el trabajo evangelístico en Maytorena para consolidar la obra allí, una Graciela Camacho encabezando a un grupo de mujeres valientes apoyando los cultos evangelísticos en la cuadra, en la casa de la familia Sánchez Leyva, para consolidar también allí la obra y posteriormente en La Salvación de San José de Guaymas. Se enfrenta un corto periodo de controversias en el liderazgo (89-91) que fue superado para seguir trabajando en conformidad todo el equipo, disfrutando un tiempo de esfuerzo pero de gran avivamiento. De enero del 91 a ¿? Pastoreo Rosario Duarte de 1993 a José Carmen Fierro El segundo pastorado de José Carmen fue también el ultimo para el ya que al termino de este se jubila tras una vida de entrega al servicio de la obra de Dios pero no fue el final para un hombre inquieto y apasionado ya que de se dedica a darle forma a la misión de la cuadrita misma que entrega una vez que es declarada iglesia.

Jesús Alberto Villegas Madrid


Pastorado de Manuel Saijas Lavandera

El pastorado del hno. Chito Saijas estuvo marcado por su enfermedad lo cual dificulto la atención a la obra aunque se tuvieron algunos logros, durante su pastorado la iglesia obtuvo el primer lugar a nivel distrital en bautismos. El hno saijas murió siendo pastor en activo de la primera iglesia de empalme a la fecha es el único pastor que fallece laborando en esta iglesia.

Pastorado de Benito Cepeda Chávez

A la muerte del hno. Saijas asume el pastorado Benito Cepeda Chávez que se desempeñaba como pastor en la 2a. Iglesia de este lugar durante su breve pastorado se dedico a unificar a la iglesia, durante su pastorado se puso refrigeración al templo lo cual trajo un alivio a la congregación ya que las temperaturas de verano rebasan los 45º grados.

Pastorado de Víctor Ariel Manjarrez Aguiar

Del 2008 al 2011 pastoreó el Hno. Víctor Ariel Manjarrez Aguiar. Durante su pastorado se da un gran impulso al desarrollo de las instalaciones ya que se arreglo el techo de la casa pastoral, se cambio el techo del templo que era madera con lámina por uno de estructura metálica encargándole la obra al hermano Salomón Leyva Escalante, se instalo piso cerámico en el templo, se construyeron servicios sanitarios dignos, se solucionó el problema del agua instalándose una cisterna de 5000 litros y un tinaco con su bomba. Y se construyó un tejabán para usos múltiples en la parte de atrás del templo los trabajos de albañilería se encargaron al hermano Albino Romero que fue apoyado por diferentes hermanos de la congregación, se instalo una puerta de herrería que vino a dar una mejor vista a nuestro templo.

A pesar de corto tiempo que el Hno. Víctor, los avances en la infraestructura fueron muy importantes gracias al apoyo de los hermanos en especial de los lideres que trabajaron arduamente no se puede dejar de mencionar los helados de la hermana Anabel zamorano y las generosas contribuciones de la hermana Graciela Camacho Angulo entre otros.

Pastorado de Salomón Leyva Escalante

El Hno. Salomón toma la responsabilidad el día 09 de marzo del 2011, como dato curioso al segundo día de haber llegado le robaron la herramienta de trabajo ya que el hno. Es de oficio herrero lo cual le lleva a darse cuenta de la gran necesidad que tiene la comunidad de conocer al señor Jesucristo por lo cual se propone impulsar el cumplimento de la misión en la comunidad, se establecen apoyos económicos a los evangelistas locales que atienden las obras en cruz de piedra y Maytorena

La congregación de 1a. de Empalme - 2011


Digno es de retomar el nombre de Albino Romero Luna, quien a la edad de 22 años aceptó el evangelio aquí en Noviembre de 1961 bajo el pastorado de Guadalupe López. Habiendo llegado en compañía de su madre desde Compostela Nayarit, y desde ese día a la fecha ha sido pieza clave en los trabajos de construcción. En todas las etapas de edificación y reedificación del templo, casa pastoral y otros como el templo de Guaymas donde al salir de su jornada diaria, se quedaba a laborar en su construcción acompañando al hermano chelino, él ha sido director de construcción o bien, obrero incansable que sin importar la presencia o ausencia del resto de compañeros, su trabajo en la obra da testimonio de él. No solo en los trabajos de albañilería sino que también como director, tesorero y secretario de la fraternidad de jóvenes en su tiempo, como de varones en el actual, pues al momento de escribir estas líneas sigue como miembro fiel, útil y activo en este lugar. Dios lo bendiga en compañía de su familia.

Misiones de la iglesia.

  1. La misión de la colonia Luna, hoy 2ª Iglesia de la localidad.
  2. Misión de Guaymas, hoy 1ª de las tres que hay en Guaymas,
  3. Antonio Rosales, que después fue atendido por la 2ª Iglesia de Empalme.
  4. Cruz de piedra
  5. Guadalupe Victoria
  6. Cumuripa, que hoy es supervisada por el Distrito de Hermosillo
  7. Maytorena
  8. Las Cuadritas, hoy ya Iglesia viable
  9. Ortiz que aún no hay Iglesia establecida como en las anteriores misiones mencionadas.


Semillero de pastores

  1. Rigoberto Vidaña
  2. Rafael Alberto Sánchez
  3. José Luis Pestaño
  4. Nazario Campos
  5. Celerino León Lizárraga
  6. Octaviano Gámez
  7. Lucio Urías Sandoval
  8. Jesús Urías Sandoval
  9. José Montiel Cázarez


EmpalmeEscrito1.jpg
EmpalmeEscrito3.jpg
EmpalmeEscrito4.jpg
EmpalmeEscrito5.jpg
EmpalmeEscrito6.jpg