4a León, Guanajuato

De WikiHistoria
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Logo cih.png Este artículo es una página a formatear; puedes ayudar a mejorar su formato o añadir enlaces hacia otros artículos editándolo Véase también sintaxis, El formato y los videos de ayuda.

La cuarta iglesia nació primeramente en el plan divino de Dios, poniendo la visión en la mente y el corazón del hno José de Jesús Ramírez, a principios del año 2005.

Inmediatamente, el hno. José de Jesús Ramírez, a quien cariñosamente le decíamos el hno. “pepe” estando seguro de que era DIOS quien le había encomendado dicho trabajo, habló con el hermano Daniel castellanos, quien en ese entonces era el obispo del distrito de León.

Luego de expresarle su gran deseo de formar la cuarta iglesia en León Guanajuato, también le manifestó la necesidad de contar con el apoyo de alguien que pudiese apoyarlo para el inicio de este nuevo proyecto, después de varias entrevistas entre el hno. Pepe y el obispo, este, accedió a facilitarle 2 familias una de ellas fue la familia Chávez López así como la familia Mercado Celis, y por supuesto, el hno. Pepe, su esposa la hna. Esther Estrada Orenday y su pequeña hija Keila.

Así fue como inicio la misión, en un local prestado en la colonia vista hermosa, siendo Rodrigo Estrada, miembro de la 2ª iglesia quien de muy buena voluntad nos facilitó el local, esto fue para nosotros de gran bendición, ya que debido a que el grupo era pequeño no podíamos pagar una renta.


El primer domingo del mes de junio del año 2005 tuvimos nuestra primer escuela dominical, así como nuestro primer culto, dichas actividades, se llevaron a cabo con las tres familias antes mencionadas, siendo 12 los asistentes, entre niños, adolescentes y adultos. Aun así, comenzamos con una gran esperanza, pero sobre todo, con la confianza de que la obra era de Dios.

Cabe resaltar que para ese tiempo a nuestro Hno. Pepe ya le había detectado insuficiencia renal, no solamente crónica, si no aguda. No obstante a su problema, nunca decayó su ánimo, nunca dejó de trabajar, aconsejar. Impulsando con su ejemplo a gran parte de la congregación.


Después de aproximadamente ocho o nueve meses, y debido a que iban a vender el local donde celebrábamos nuestros cultos nos vimos en la gran necesidad abandonar el lugar. Y así, sin tener donde congregarnos, comenzamos a hacer nuestros servicios al aire libre en el parque de chapalita durante mes y medio, pero el debido a que las lluvias se acercaban, rentamos un gimnasio que la familia Chávez López consiguió a un costo accesible, en la colonia los olivos.

El hermano José de Jesús Ramírez no solo se puso como meta la fundación de la 4ª iglesia, sino que se marcó como ideal el que hermanos, que por circunstancias varias, habían dejado de congregarse en su respectiva iglesia, volvieran al lugar donde habían nacido de nuevo.

El Hno. Pepe comenzó con la nada fácil tarea de convencimiento y algunos casos hasta de reevangelización. Como resultado del arduo trabajo del Hno. Pepe, se logró que varios hermanos volvieran a su respectiva congregación, y varios más se quedaran en la misión, de los cuales aún permanecen con nosotros cinco familias.


Entre los integrantes de estas familias se encuentra la hermana Socorro Duarte, quien de manera espontánea y de corazón sincero, nos prestó un terreno aledaño a su casa en la colonia san Juan Bosco. Y así después de aproximadamente cuatro meses en el gimnasio, nos mudamos al terreno que nuestra hermana Socorro Duarte nos estaba facilitando.

Pasando penurias para llegar a nuestro nuevo lugar de adoración, (pues es un lugar con mucha piedra) realizábamos nuestros servicios con mucho entusiasmo, y Dios ponía su parte bendiciéndonos en cada actividad que allí se llevaba a cabo. Esto sucedía en el otoño del año 2006 en donde el esfuerzo de todos, y la invaluable ayuda de nuestro Señor comenzaba a rendir frutos al realizar los primeros bautismos en agua, en el nombre de Jesucristo, tal como lo registra la palabra de Dios.


Con las aportaciones económicas del grupo, el trabajo del talento de las tres fraternidades y con la gran ayuda que las familias Saavedra nos enviaban de los estados unidos; pues ellos recolectaban ofrendas entre los hermanos de aquellas iglesias, mismas que de manera fiel nos hacían llegar, logramos comprar un terreno en la colonia León dos, en la calle Eufrasia Pantoja # realizando nuestro primer culto en el mes de del 2008 Cubriéndonos con lonas de las tolvaneras, vientos y lluvias, nos sentíamos felices, pues teníamos no solo la esperanza, sino la confianza de que Dios nos ayudaría a mirar levantado un lugar de adoración digno para El.


Con mucho esfuerzo, para el año 2009 ya habíamos logrado levantar las bardas de todo el terreno, y techar con lámina galvanizada. Se puede decir que en ese año la construcción tuvo un gran avance, no así la salud de nuestro hermano Pepe quien a partir del mes de marzo tuvo que ser hospitalizado debido a que su problema renal ya le había provocado otras complicaciones. De marzo a julio, y dada la gravedad del hermano y para no afectar más su ya dañada salud, la congregación de la misión no dejaba que el realizara ninguna actividad, todos participábamos para que la misión que con tanto ahínco iniciara nuestro hermano Pepe no decayera en lo más mínimo. Además, gran parte de este tiempo estuvo internado en el seguro social.

Es de resaltar que aun estando en estado terminal, nunca se desprendió de su mente la misión que Dios le encomendara, pues en las últimas horas de su vida se preocupaba más por los hermanos, por la construcción, que por su propia salud. Finalmente como dice Biblia: todo tiene su tiempo. Fue el día de agosto del año 2009 en que nuestro hermano Pepe acudió al llamado de quien le diera aliento de vida aquí en la tierra, pero ahora para recibir la VIDA ETERNA. Y gozar de su presencia. Aquí se cumple la palabra que dice: Bienaventurados de aquí en adelante los muertos que mueren en el Señor. Si, dice el Espíritu, descansaran de sus trabajos, porque sus obras con ellos siguen.


En el año 2009, toma el cargo de la iglesia el hermano Jacob Frausto aceptando la responsabilidad de dirigir y encausar el trabajo que los hermanos de la misión vienen realizando.