Cotija, Michoacán

De WikiHistoria
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Cotija Michoacán

[[Archivo:]]

Pastor: Juan Gabriel Cervantes Asencio

Membresia inicial: 24 miembros bautizados; 32 dorcas, 13 varones, 2 señoritas y 1 joven.

En general la iglesia estaba constituida por un nivel educativo promedio de primaria y secundaria, aunque había entre ellos siete profesionistas, de un nivel socioeconómico medio, la iglesia estableció al su inicio los ministerios de Sanidades, Intercesión, Liberación y Asistencia Social. Además de realizar actividades evangelísticas casa por casa.

El ministerio de la Mujer es un fuerte en esta iglesia, pues como ya vimos anteriormente, la misión comienza con la conversión de la hermana María Valencia. Hasta la fecha, las hermanas son las más fuertes en el ministerio, pues trabajan en las ventas, en el evangelismo, y en la liturgia, en general el ministerio de la mujer es muy importante en la obra de Cotija. La obra de Dios en el municipio de Cotija data desde enero de 1998 cuando inició la hermana María Valencia, misión a cargo de la Iglesia de Los Reyes, en la cual al poco tiempo se vio mas fruto con la conversión de: Tomasa, Erik, Martha, María Lisea y José Valencia, los cuales pronto recibirían el Espíritu Santo para comenzar la obra en aquel lugar, haciendo señales de Sanidades y Liberaciones, realizando Cultos, en los que se utilizaba una computadora para poner música durante la alabanza, pues no se contaba con músicos ni instrumentos. Oración, cantos, ofrenda, predicación, y ministración, entre otras, actividades, son algunas de las que se realizaban en el desarrollo de las reuniones semanales de la iglesia.

Al iniciar la obra quedó a cargo de líder y tesorera la hermana María Valencia pues no había muchos hermanos para desempeñar ciertos cargos. Gracias a las señales y liberaciones hechas en este lugar se estableció un lugar en Cotija, pues Dios ha sanado cojos, ciegos, hernias, puso un riñón, y sanado varios endemoniados, entre ellos una niña que durante siete meses la tenían aislada, ya había sido visitada por sacerdotes católicos y llevado de un lugar a otro, pero fue hasta que llegó a la iglesia, el Señor la hizo libre. Es uno de los sucesos más importantes que han marcado a su pueblo en Cotija y ha hecho crecer en Fe a sus hijos y a los no creyentes.

Por otro lado se ha hecho servicio social también a la comunidad, llevando alimentos a las personas más necesitadas, lo cual se considera otro de los puntos clave para el crecimiento de la iglesia y el derramamiento de grandes bendiciones para el pueblo de Dios. Es así como se han estado desarrollando los diferentes ministerios con el paso de los años, en la práctica algunos de los hermano han ido descubriendo sus dones y ministerios.

En la educación se establecieron escuela infantil, escuela de adolecentes y primer y segundo nivel de liderazgo para los creyentes.

Para el área de las misiones quedó a cargo de ésta iglesia la misión de San Juaníco, la cual se ha venido apoyando a lo largo de estos años de una manera cercana y precisa.

El crecimiento en general se ha dado poco a poco por el tipo de pueblo tradicionalista y conservador en sus creencias pero aún así se ha avanzado, se han impartido temas en la iglesia local como sanidad, arrepentimiento, comunión, doctrina apostólica, prosperidad económica, segunda venida de Cristo, alabanza y adoración, guerra espiritual, dones y ministerios, entre otros que han sido de grande bendición a la vida de los hermanos de Cotija, pues de los veinticuatro hermanos que recibió nuestro hermano Juan Gabriel Cervantes, cuatro años después se tiene un total de 49, pues ha costó muchas horas de oración y largos días de ayuno, veladas de oración y cultos de liberación y sanidades, además de salir a evangelizar los pueblos que le rodean y no dejando de lado la convivencia y la comunión.

Cabe destacar que es una iglesia muy disciplinada apegada a la palabra de Dios y ello se comprueba con la realidad del servicio y alcance de la iglesia a la comunidad.



Error al crear miniatura: No se ha podido guardar la miniatura