1a Torreón, Coahuila

De WikiHistoria
Revisión del 16:43 12 nov 2011 de Roberto (discusión | contribuciones) (Página creada con 'Reseña histórica de la 1ª Iglesia de Torreón, Coahuila. Es importante narrar la historia del templo de la primera iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús de torreón,...')
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Reseña histórica de la 1ª Iglesia de Torreón, Coahuila.

Es importante narrar la historia del templo de la primera iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús de torreón, sin hacer referencia al nacimiento de la misma iglesia apostólica como organización. Estos dos sucesos se encuentran ineludiblemente ligados, comenzando el punto de unión de esta historia en el año de 1930. Después de que Dios pone en el corazón de nuestro hermano Felipe Rivas Hernández, patriarca de nuestra iglesia, el formar una congregación con un grupo de hermanos que estaban llenos del Espíritu Santo, y deseosos de crecer y contribuir en la obra del Señor, pero limitados por la falta de un espacio físico donde poder buscar con toda libertad la presencia de Dios, el Evangelio llega a los oídos de una hermana de una posición acomodada, de nombre María Pomposa, viuda de Calvo. La hermana María, ya convertida al Evangelio, ofrece en un primer momento su propia casa para que en ella se realicen los cultos del pequeño grupo, sin embargo, algunos meses después, Dios pone en su corazón donar a la naciente congregación un terreno, del cual era dueña, y que corresponde a aquel en que actualmente se encuentra el Templo en que hoy nos gozamos. Es claro que, por el número de miembros que en aquel entonces conformaban la congregación, y por el año en que estos sucesos ocurrieron, era suficiente un pequeño templo construido de adobe y conformado por un solo salón, con el cual se suplían las necesidades que por aquellos días tenía la iglesia. Para entonces, la naciente congregación tenía ya nexos con la Asamblea Apostólica de la Fe en Cristo Jesús, de Estados Unidos, además de con algunas otras pequeñas congregaciones evangélicas en el norte del país, con las cuales se fue asociando por tener afinidad de doctrinas. Señalan los archivos de nuestra iglesia, que en el año de 1931, el día 23 del mes de agosto, la congregación decidió adoptar el nombre de “Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús.” En el mismo año, y ya con cierta organización, la iglesia decidió llevar a cabo una Convención General en el nuevo lugar de reunión, el cual sería inaugurado precisamente durante esa primera convención General, celebrada en la última semana de mes de diciembre de 1931. Convenciones como esta se fueron repitiendo año con año; sin embargo, el Evangelio que la Iglesia predicaba era tan poderoso, y la palabra de Dios tan maravillosa, que al poco tiempo el número de hermanos era muy grande para que el pequeño Templo contuviera a todos ello en su interior, pues la construcción tenía una medida de tan solo 8 x 12 metros. Por lo tanto, alrededor de año de 1935 se comenzó a trabajar en la construcción de un segundo templo y una casa pastoral. Sin embargo, la cada vez más creciente iglesia requería de una casa de oración más amplia, pues si bien el segundo templo era más grande que el primero, la estructura que este tenía era insuficiente para las necedades diarias de la congregación, sin mencionar que, cada año, al celebrar las Convenciones Generales, el Templo no tenía la capacidad para albergar en su interior a toda la gente que ya en la década de los 40´s asistía de muchas partes del país, y de Estados Unidos. Fue así como en el año 1948 se colocó la primera piedra de la construcción de lo que es ahora éste Santuario. Para la proyección de los planos del nuevo Templo se tuvo la ayuda de un hermano de la Iglesia Metodista, El Ing. Isaac Garrido, quien realizo un anteproyecto de la construcción, el cual sería mejorado y estaría listo en el mes de octubre de 1949. Este nuevo Templo era una obra magnifica comparada con los demás templos que contaba la Iglesia en aquellos años, sin embargo, los hermanos no escatimaban esfuerzos ni dinero en ver realizado el sueño de contar con una casa de oración digna en donde alabar a Dios. Fueron 10 años los que duro la obra, en la que trabajaron a diario para poder materializar el ambicioso proyecto, tanto obreros asalariados, como hermanos que prestaban su tiempo libre para los trabajos de construcción, la cual se realizaron durante los pastorados de los hermanos José Ortega Aguilar, Manuel Esquivel Fonseca, Emeterio Reta, Isidro Pérez Ramírez, José Mireles Vidaña y Manuel Rodríguez Castorena. Al frente del comité pro-construcción del Templo se encontraban los hermanos Felipe Rivas Hernández, José Ortega Aguilar, Manuel Rodríguez Castorena y David Torres Martínez. Fue así como en el año de 1958, ya se anunciaba la inauguración del nuevo Templo, la cual se realizaría durante los trabajos de la xxii Convención General, que tendría como sede precisamente las nuevas instalaciones. El día 24 de octubre de 1958 fue la inauguración. Las imágenes fotográficas de este día que aún se conservan, nos muestran las centenas de hombres y mujeres que de todas partes del país se dieron cita en este lugar, y que participaron de este evento que fue inolvidable. Se contó primero con un desfile hacia el Santuario por la mañana, seguido por actividades que se prolongaron durante todo el día, dentro de las cuales el entonces Obispo Presidente Felipe Rivas llevó acabo la ceremonia de dedicación del templo y la apertura de los trabajos de la Convención. Estuvieron presentes la mayor parte de los ministros y pastores con que contaba la Iglesia Apostólica en ese entonces, incluyendo a los patriarcas de la Iglesia. Desde ese entonces, nuestro Templo ha contado con algunas mejoras en su estructura. En el año de 1985, durante el pastorado de hermano David Martínez Flores, se acondiciono el segundo cielo del techo del templo, pues desde su inauguración había contado con una cubierta baja de tela que era el primer cielo del mismo, y fue necesario cambiar esta estructura por nieve seca con que contaba hasta el día de hoy y en el pastorado del Hno. Javier Regalado se instaló el tercer cielo con un nueva estructura de falso plafón en cuadricula de lujo. Así mismo, durante el pastorado del hermano Saúl Martin del Campo González se arreglaron las torres del Templo, además de que en el año de 1992 se adquirió la actual casa pastoral y el salón anexo, el cual fue acondicionado durante el pastorado del hno. Arturo García Flores. Y en el pastortado del hno. Javier Regalado flores en la fiesta del 50 aniversario se restauró la cas pastoral en su totalidad en acabados de primera Actualmente en el pastorado del Rev. Javier Regalado Flores nuestro Templo está siendo motivo de una remodelación general, con lo cual se está buscando revivir la belleza que presentaba hace 53 años, y aún más, ya que se está equipando con tecnología de vanguardia misma que será operada en los momentos litúrgicos del culto. Desde su inauguración nuestro templo ha sido sede de una gran cantidad de eventos, que van desde cultos de congragación, hasta Convenciones Generales, reuniones episcopales, celebraciones de fraternidad, campañas de evangelismo, y muchas otras actividades de donde el común denominador es siempre la Alabanza a Dios y la búsqueda de su presencia. El hermano Maclovio Gaxiola, uno de los grandes hombres de Dios que militaron en las filas de la Iglesia, escribió lo siguiente refiriéndose a nuestra Templo: “Muchos tenemos que recordar, que allá tuvimos que tomar las más importantes decisiones de nuestra vida cuando se nos mencionó para una comisión importante, y podríamos decir que fue la Meca de nuestra iglesia en México….fue la sede de la Iglesia, y ahora que se levantan majestuosas las dos torres de nuestro Templo, nos parece que así fue antes, que siempre nuestra Iglesia en Torreón fue gigantesca. Allá estaba nuestro gran Templo de otros años y nos hacía sentir el orgullo de no ser tan pequeños.” Al revisar estas palabras no podemos sino decir que, hasta el día de hoy, son ciertas; que si bien la iglesia cuenta hoy con Templos tal vez más grandes, en donde Dios derrama de su Santo Espíritu, no existe otra que pueda apropiarse de la historia que ha pasado por estos muros, y de la cual sus miembros se sienten orgullosos. Por lo anterior, los miembros de la Primera Iglesia Apostólica no podemos hacer otra cosa sino dar gracias a Dios porque ha permitido a esta generación ser parte de este acontecimiento, y además, rogarle que, mientras Él no venga por su Iglesia, podemos contar con la libertad de seguir contemplando la hermosura de su Nombre en sus atrios.

Estos son los nombres de los pastores que han estado encargados de la Obra de Dios en este lugar.

Inicios de la Iglesia: Rev. Miguel García Rev. Aurelio Rodríguez Ya en el lugar que ocupa la Iglesia: Rev. Felipe Rivas Hernández Rev. Ricardo Belmonte Rev. Agustín Cerros Rev. José Ortega Aguilar Rev. Leonardo Sepúlveda Rev. Manuel Esquivel Fonseca Rev. Isidro Pérez Ramírez Rev. Melesio Segovia Pineda Rev. José Mireles Vidaña Pastores después de la inauguración del Templo: Rev. Manuel Rodríguez Castorena Rev. José Cruz Trejo Rev. Nazario Villa Rev. Martín Nájera Rev. Luis Esquivel Rev. Manuel Galindo Rev. David Martínez Flores Rev. Saúl Martin del Campo González Rev. Arturo García Flores Rev. Javier Regalado Flores.

Torreón, Coahuila a 05 de Noviembre del 2011