Diferencia entre revisiones de «Tequila, Jalisco»

De WikiHistoria
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Línea 665: Línea 665:
 
=== '''La atención de la obra''' ===
 
=== '''La atención de la obra''' ===
  
[[Archivo: Grupo_en_transición_de_1er_a_2do_pastorado.png| 1000px | thumb | center | Martha Ávila con su hija Ana,Carmen, Juliana Álvarez, arriba Vero Soriano,Olivia Orozco,adelante Arturo (nieto hna. Catalina), Eduardo Ávila de rojo, Martha Duron, Candelaria Partida,Juanita Flores, Rosalba Orozco, Celia Correa,oyente, Trinidad Escobar, Olivia González, Paty Chávez, Lupe González, Guadalupe Bramasco, Ninfa Rico, Luisa Gática, Luz Elena Orozco, Angelita Flores, Cecilia,Catalina de la Cruz, María Elena Jacobo Carlos, esposa del hno. Apolinar Muro, Mari Álvarez Gamboa, Rigoberto, Alfredo y Juan Orozco de rojo, Karina Ávila, pillo y coco, nietos hna. Felicitas García, Hna. Raquel Macías con su hija Abigail en brazos, hna. Cenobia Aguirre. A la derecha Rev. Pablo Ríos Calderon,con saco ázul rey, pastor que recibe la iglesia, Melesio Hernández atrás,Pablo Orozco, Guadalupe Ibarra, Rubén Hernández, Francisco González, al centro se aprecia al pastor y presbitero de la primera iglesia de Zapopan, Rev. Jesús Sarabia(Ɨ) con saco ázul marino, a su derecha Rev. Nicolás Herrera y atrás Rev. Daniel Muro Jacobo; pastor que entrega, Gabriel Sánchez,J. Manuel Ávila]]
+
[[Archivo: Grupo_en_transición_de_1er_a_2do_pastorado.png| 900px | thumb | center | Martha Ávila con su hija Ana,Carmen, Juliana Álvarez, arriba Vero Soriano,Olivia Orozco,adelante Arturo (nieto hna. Catalina), Eduardo Ávila de rojo, Martha Duron, Candelaria Partida,Juanita Flores, Rosalba Orozco, Celia Correa,oyente, Trinidad Escobar, Olivia González, Paty Chávez, Lupe González, Guadalupe Bramasco, Ninfa Rico, Luisa Gática, Luz Elena Orozco, Angelita Flores, Cecilia,Catalina de la Cruz, María Elena Jacobo Carlos, esposa del hno. Apolinar Muro, Mari Álvarez Gamboa, Rigoberto, Alfredo y Juan Orozco de rojo, Karina Ávila, pillo y coco, nietos hna. Felicitas García, Hna. Raquel Macías con su hija Abigail en brazos, hna. Cenobia Aguirre. A la derecha Rev. Pablo Ríos Calderon,con saco ázul rey, pastor que recibe la iglesia, Melesio Hernández atrás,Pablo Orozco, Guadalupe Ibarra, Rubén Hernández, Francisco González, al centro se aprecia al pastor y presbitero de la primera iglesia de Zapopan, Rev. Jesús Sarabia(Ɨ) con saco ázul marino, a su derecha Rev. Nicolás Herrera y atrás Rev. Daniel Muro Jacobo; pastor que entrega, Gabriel Sánchez,J. Manuel Ávila]]
  
 
Tanto el hno. Pablo Ríos como su esposa Ma. Abiud González Sarabia eran temerosos de Dios y se esforzaban por que todo marchara conforme  a la voluntad de Dios. Él de Chihuahua y ella de Durango.
 
Tanto el hno. Pablo Ríos como su esposa Ma. Abiud González Sarabia eran temerosos de Dios y se esforzaban por que todo marchara conforme  a la voluntad de Dios. Él de Chihuahua y ella de Durango.

Revisión del 23:56 25 may 2016

HECHOS, REALIDADES Y OBRA DEL EVANGELIO

IGLESIA APOSTÓLICA DE LA FE EN CRISTO JESÚS, EN TEQUILA, JALISCO

DEDICATORIA

En primer lugar, dedicamos el presente trabajo, a nuestro Señor Jesucristo, por haber ayudado a su pueblo a iniciar proyectos grandes y hermosos; como el constituirse en Iglesia, construir el templo, y trabajar con un mismo propósito: El pueblo de Tequila para Cristo.

Al Rev. José Avalos Virgen, por su apoyo desinteresado en esparcir la palabra de Dios en esta comunidad, que lo recuerda con un gran amor en Cristo Jesús.

A todos y cada uno de los iniciadores de la I.A.F.C.J., en Tequila, Jalisco, confiando en Dios, que al ver el trabajo terminado sea de bendición para su vida.

A cada miembro actual de la I.A.F.C.J., para que con el ejemplo de los iniciadores, y con el uso de la tecnología logremos realizar la visión de nuestro Dios y Señor Jesucristo.

A cada niño, adolescente y joven de la iglesia de Cristo, para que al igual que Josué sean valientes, no teman ni desmayen, desarrollando sus ministerios y sigan conquistando y venciendo en Cristo Jesús y que los conocimientos seculares también tengan fruto dentro de la iglesia y se proyecten como hijos de Dios en las redes sociales, para alcanzar evangelizar hasta lo último de la tierra.

Cada esfuerzo tiene una recompensa y el esfuerzo de un año, tiene la mejor recompensa en usted, a usted que nos está leyendo, le dedicamos también nuestro trabajo, deseando que reciba algo más de lo que esperaba de él.


“Respondiendo Jesús, les dijo: Id, y haced saber a Juan las cosas que oís y veis. Los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos son
 limpiados, los sordos oyen,  los muertos son resucitados, y a los pobres es anunciado el evangelio; y bienaventurado es el que no halle
 tropiezo en mí.”  Mateo 11:4-6 (RV 1960)


AGRADECIMIENTOS

Definitivamente, a nuestro SEÑOR JESUCRISTO todo nuestro agradecimiento.

Al Rev. Domingo Torres Alvarado, Coordinador General de la Comisión de Investigación Histórica; por su esfuerzo en cristalizar la meta de la Mesa Directiva General de la I.A.F.C.J., y que nosotros sumamos nuestro grano de arena.

Al Rev. Fernando Peña Niz, Obispo Supervisor del Distrito Guadalajara de la I. A. F. C. J., por el apoyo decisivo para la terminación, no solo del presente trabajo, sino de todos y de cada iglesia de que se compone el Distrito.

Al Rev. Julio García Blanco, Coordinador Distrital, de la Comisión de Investigación Histórica; por su persistencia, compromiso y apoyo para la realización del presente trabajo.

Al Rev. Raúl Ramírez Gaona, Pastor de la Iglesia en Tequila, Jal.; por todas las facilidades dadas para investigar, integrar y redactar el presente trabajo, para la Gloria de nuestro Señor Jesucristo.

A cada uno de los iniciadores que involuntariamente fueron dejando huella y que han sido pieza clave para conocer y narrar las grandezas y maravillas que nuestro Señor Jesucristo ha estado haciendo en nuestras vidas y en nuestra comunidad, a través de su evangelio.

A cada uno, de los lectores del presente trabajo, confiando en que encontraran una esperanza en el Evangelio y que sí no han llegado, vengan al camino de nuestro Señor Jesucristo; y al que está dentro continúe y se contagie del gozo de los primeros apostólicos en nuestra comunidad.

Agradezco al pueblo de Dios en Tequila, su apoyo, comprensión, confianza y amor, lo que ha facilitado la realización del presente trabajo.


PRESENTACIÓN

REV. FERNANDO PEÑA NIZ Obispo Supervisor de la Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús, Distrito Guadalajara.

En mi carácter de pastor de la Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús, en Tequila, Jal., me es grato y reconfortante presentar el trabajo realizado por la comisión que se nombro para la investigación, integración y redacción de la historia del pueblo de Dios en esta comunidad. Aunque finalmente la responsabilidad recayó en la hna. Guillermina Márquez Ramos, quien por su preparación académica no rehusó en realizar este importante proyecto para darnos a conocer lo que nuestro Señor Jesucristo ha estado escribiendo en cada uno de nosotros.

Usualmente cuando alguien escucha la palabra Tequila, lo relacionan a la bebida que se produce en el lugar, pero, en el presente trabajo, la escritora al hablar de Tequila procura que se reconozca un pueblo esforzado y gozoso, respaldado por Dios en todas las áreas; a fin de que la Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús, se reconozca a nivel mundial como tal, la iglesia de nuestro Señor Jesucristo. Y para ello iniciamos con el presente trabajo, al que obviamente le precederán otros incluyendo las redes sociales, la web o la red de Internet (Ethernet); donde no solo se encuentran fotografías, música, estudios, sino el triunfo del Evangelio en nuestras vidas.

Consideramos que el trabajo, ya como un libro, quedará para la posteridad, como material de consulta, de investigación y sobre todo para dar ánimo a quien lo necesite, pues lo que se narra son los hechos, la realidad y la obra del Poder de Dios para crear pueblo en un lugar de perdición, pero que el Señor nunca considero perdido y prueba de ello es el pueblo que ha levantado y que desde entonces sostiene en este lugar.

“Enviados a ministrar en su poder y autoridad”

REV. RAUL RAMÍREZ GAONA


PRÓLOGO

La historia es conocida como una ciencia que tiene como objeto de estudio el pasado de la humanidad. Siendo el propósito la fijación fiel de los hechos e interpretarlos ateniéndose a criterios de objetividad. También historia en el lenguaje usual es la narración de cualquier suceso.

Cuando se narra la historia en forma verbal se corre el riesgo de desaparecer, pero cuando se escribe permanece. Es por ello, que es importante que el mover del Espíritu de Dios en esta comunidad quede como testimonio a las generaciones venideras.

Como movimiento cristiano en Tequila, Jalisco, México, no habíamos considerado la importancia de contar con documentos donde se narren los hechos, realidades y obra del evangelio de nuestro Señor Jesucristo, el surgir de una nueva esperanza para salvación, para este lugar que estaba sumergido en dolor, opresión social, odios, amargura y destrucción ocasionada por drogas, corrupción, prostitución, adulterios y muerte.

Es por ello que surge el presente trabajo, en el cual se pretende no solo llenar un espacio, sino trascender, de tal forma que exista una base de información para conocer cómo es que se está moviendo nuestro Señor Jesucristo en Tequila. Pero intentar hacer un trabajo donde quede plasmada la historia de la IGLESIA APOSTÓLICA DE LA FE EN CRISTO JESÚS, en Tequila, Jalisco no fue fácil, ni exacto, por todos los imponderables como: el tiempo que ha transcurrido, la subjetividad de cada integrante de la Iglesia, lo intangible que es recibir de Dios sus maravillas y milagros; pero sobre todo la mente humana que olvida con facilidad detalles importantes.

El presente trabajo es el resultado de pláticas con los iniciadores de la Iglesia que aún viven, el acercamiento para recibir información y testimonios maravillosos de los líderes y membrecía actual, pero también es el resultado de la observación, en estos tiempos en los cuales Dios me ha permitido estar en este lugar.

Cada persona que nuestro Señor Jesucristo ha ido utilizando para el desarrollo de su obra ha sido clave; también dentro del cuerpo de Cristo y como cuerpo u organización la Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús, ha tenido presencia en el municipio de Tequila desde 1979 en forma continua y permanente.

La historia, al estudiar los hechos y procesos del pasado humano, es muy útil para la comprensión del presente y plantear posibilidades para el futuro.

A través de nuestra historia podemos definir quienes somos, como somos y porque somos así. Además al contar con una historia escrita sobre nuestra iglesia se da formalidad a la obra de nuestro Señor Jesucristo dentro de nuestra comunidad.

Se le ha atribuido a Jorge Santayana esta advertencia que “los pueblos que no conocen su historia están condenados a repetirla,” al contar con un documento histórico que nos narre el mover cristiano apostólico en Tequila, se puede consultar, entender, comprender y por qué no, gozarse con lo que se vivió en cuanto a la presencia de Dios.

Mas que un trabajo histórico de la obra de nuestro Señor Jesucristo, es un trabajo donde encontraremos milagros y maravillas que así como dice Nabucodonosor, en el Libro del profeta Daniel “Conviene que yo declare las señales y milagros que el Dios Altisimo ha hecho conmigo” Daniel 4:2


INTRODUCCIÓN

Dentro de una comunidad que tradicionalmente ha estado dedicada a producir bebida embriagante, surge un nuevo agave, pues nuestro Señor Jesucristo levantó pueblo de donde no había pueblo y dentro de un lugar de perdición e inmundicia, pues Tequila significa lugar de tributos.

Este nuevo agave no sirve para ser fermentado ni envasado para que lo ingiera quien desea olvidar sus amarguras y sinsabores. Este nuevo agave es el Evangelio que dejo nuestro Señor Jesucristo para Salvación. Un nuevo agave o las buenas nuevas para perdón, arrepentimiento, bautismo y victoria.

Hubo quienes, fuera de Tequila, conocieron el Evangelio para Salvación y fueron bautizados en el nombre de nuestro Señor Jesucristo; pero que no regresan a vivir a Tequila, sino que solo vienen por tiempos, como de vacaciones y eventualmente hablan del evangelio

En 1979 es sembrado el Evangelio a través de una mujer, Sara Carrero de Flores, quien viene de Estados Unidos y con fortaleza y sin temor habla a su hermana de lo que experimento al conocer aleluyas y darse cuenta del error en el que vivía y que por ello también desea que su hermana Teófila sea salva.

El Evangelio obra de tal forma que Teófila Carrero lo entiende rápidamente y es bautizada en El Arenal por el pastor Francisco Rodríguez de la Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús. Siendo la primera en ser bautizada en la I.A.F.C.J. y que junto con Sara inician el trabajo sembrando el evangelio para salvación en esta población lo que da como resultado la iglesia que tenemos actualmente.

Es de resaltarse el trabajo de hombres de Dios que no escatimaron esfuerzo, economía, cansancio, ni edad, para hacer presencia prácticamente cada día de la semana; para motivar a los hermanos del lugar y realizar cultos donde la presencia de Dios no se hacía esperar; pero con ello lograron transmitir el anhelo de escuchar y esparcir la palabra de nuestro Señor Jesucristo hasta ganarnos a los tequilenses para Cristo.

Los recuerdos han sido hermosos como el trabajo mismo y sobre todo el saber que seguimos contando con un Dios Vivo y Eterno que nunca nos desamparará. Pues la historia terminara hasta que el Señor venga a recoger a su pueblo.

A través del presente trabajo encontraremos una reseña del pueblo de Tequila, y poco a poco, por medio de testimonios veremos la forma en que nuestro Señor Jesucristo fue formando nuestra Iglesia en este lugar.

Se han separado los períodos pastorales, a fin de dejar claro el trabajo que el Señor le permitió realizar a cada pastor en este lugar en su tiempo. Pero, aún con los cambios pastorales podemos observar como la Iglesia sigue caminando, buscando agradar a un Dios Real y Verdadero.

Hablar de 32 años de hechos, realidades y obra del Evangelio en unas cuantas páginas, no tendría valor si la obra se hubiera estacado; pero hablar de 32 años de hechos y realidades del Evangelio que se ha estado viviendo en Tequila, es maravilloso y más aún cuando la obra sigue viva, fortaleciéndose, creciendo, desarrollándose hasta que llegue el punto que tengan que crearse misiones en otros lugares distantes y sean como Tapalpa, independientes.

Nuestras vidas son historias, pero también la historia es nuestra vida.

Es por ello, que le invitamos a explorar el trabajo que estos pioneros realizaron, así como los que los siguieron hasta este año de 2011.


“Y ahora os digo: Apartaos de estos hombres, y dejadlos; porque si este consejo o esta obra es de los hombres, se desvanecerá; mas si es de
 Dios, no la podréis destruir; no seáis tal vez hallados luchando contra Dios.”   Hechos 5:38,39


LA HISTORIA DEL MUNICIPIO DE TEQUILA, JALISCO

Vista panorámica del cerro de Tequila, Jal.

Tequila es un municipio y un poblado del estado de Jalisco, en México. El nombre de Tequila proviene de la palabra náhuatl Tecuilan o Tequillan,Cristis que quiere decir lugar de tributos. Es un "pueblo mágico". Tequila es conocido por darle su nombre al Tequila, al ser uno de los territorios donde éste se produce.

Ubicación geográfica del municipio de Tequila en el Mapa de Jalisco
Bandera del Estado de Jalisco, México
Escudo de armas del Municipio de Tequila, Jalisco

Sus primitivos pobladores fueron chichimecas, otomíes, toltecas y nahuatlacas. El poblado estuvo en un principio asentado en un lugar que se llamó Teochichán o Techinchán: lugar del dios todopoderoso o donde abundan los lazos y trampas.

El municipio de Tequila está situado en diferentes relieves, tiene pocas tierras planas, a excepción de algunos pequeños valles, su orografía es muy irregular. A las orillas del río Santiago y Chico hay 700 metros sobre el nivel del mar; al sur del municipio se registran hasta 2.900 metros (cerro de Tequila); en la parte norte las alturas son de 1.700 y 1.800 metros, pero al este en la Sierra de Balcones hay alturas de 2.300 metros.

Tequila posee un clima subtropical semiárido, con inviernos y primaveras secos y templados. La temperatura media es de 23,2 grados Celsius, con una media de precipitación de 1.073,1 milímetros. Las lluvias ocurren habitualmente entre los meses de junio y octubre Historia

Los pobladores originales del territorio que ahora se conoce como Tequila, eran de las etnias chichimeca y otomí.

La región fue anexada a la Nueva Galicia por Cristóbal de Oñate en 1530. Los habitantes locales levantaron defensas alrededor del cerro de Teochtinchán, pero el asedio fue de corta duración pues finalmente decidieron rendirse pacíficamente.

El poblado de Santiago de Tequila fue fundado el 15 de abril de 1530 por franciscanos bajo las órdenes de fray Juan Calero, trayendo para ello a indígenas del cerro del Chiquihuitillo.

Pese a los inicios pacíficos del poblado, en 1541 en una revuelta de varios poblados incluyendo a Tequila, varios de los frailes fueron ejecutados incluyendo a fray Juan Calero (fundador del municipio).

En octubre de ese mismo año de 1541, el virrey de la Nueva España, Antonio de Mendoza, se dirigió personalmente a la Nueva Galicia con el propósito de sofocar la rebelión. Ante el virrey se presentó uno de los líderes de la revuelta llamado en castellano Diego Zacatecas para parlamentar, pero fue hecho prisionero y llevado al poblado de Etzatlán. Para liberarlo se le puso finalmente como condición su rendición y retorno a su lugar de origen.

En 1600, Pedro Sánchez de Tagle crea la primera destilería de bebida de agave, el cual ya se consumía anteriormente pero sin destilar, creando con ello la primera fábrica de Tequila propiamente dicha.

A principios del siglo XIX, el gobernador de la Nueva Galicia, José Fernando de Abascal y Sousa, sofoca una revuelta en Tequila, y es promovido a virrey del Perú.

Poco después de la obtención de la independencia, el 27 de marzo de 1824 Tequila fue nombrado cabecera de uno de los 26 departamentos en que se dividió originalmente el estado de Jalisco, dándosele también el título de villa. Festividades

La Feria Nacional del Tequila se celebra del 29 de noviembre al 13 de diciembre, con los siguientes eventos: coronación de la reina; exposición de los principales fabricantes de tequila, donde se muestra el proceso de elaboración de la bebida. Aquí se practica la Charrería y el día de la inauguración carros alegóricos, peleas de gallos, serenatas con mariachis, juegos pirotécnicos y mecánicos. Las fiestas patronales coinciden con las fechas de la mencionada feria, ya que el día 8 de diciembre se festeja a Nuestra Señora de la Purísima Concepción; y el día 12 de diciembre se honra, con especial fervor, a la Virgen de Guadalupe.

Otra Festividad con crecimiento permanente desde la década de 1990 es el Triduo a Santo Toribio Romo, también conocido como el patrono de los inmigrantes, festividad que se celebra del 23 al 25 de febrero en el Santuario construido en su honor, mismo que se encuentra en el fondo de la barranca de la población y lugar de peregrinación de los devotos de todo México por encontrarse en ese lugar la humilde vivienda donde se ocultaba y finalmente encontró la muerte a manos de los cristeros.


Leyendas

• La que narra el trágico final que tuvo Fray Juan Calero o del Espíritu Santo; se dice que este evangelizador fue al cerro de Tequila a pacificar a los aborígenes que se habían sublevado pero a sus ruegos para que bajaran los rebeldes, recibió por respuesta flechas y piedras; después los belicosos indios lo despojaron de sus hábitos y lo colgaron en un ídolo que adoraban.

• Otra leyenda muy conocida es la que narra que al correr el año de 1876, en las calles de la población de Tequila, se apareció un ser misterioso sobre su cabalgadura con la que recorrió todo el pueblo gritando “ ¡Ejecución! ¡Ejecución!”; para después salir de la ciudad la que al instante se cubrió con una espesa neblina. Al día siguiente se presentó entre los habitantes una mortal enfermedad conocida como “paloma azul”, la cual cobró muchas víctimas.

• La leyenda de don Cenobio Sauza. Se dice que don Cenobio Sauza le vendió su alma al diablo para hacer fortuna, con la condición de que permaneciera atado con cadenas en la cueva del diablo. Don Cenobio cuando ocupaba dinero mandaba a un trabajador con tres o cuatro mulas al cerro dándole indicaciones de que al llegar a la cueva, entrara sin voltear a ningún lado y que cargara las mulas que llevaba y regresara inmediatamente a la fábrica. Esto con el tiempo no resultó ya que un hombre no acató su orden y volteó la vista llevándose la sorpresa de ver a don Cenobio Sauza atado con cadenas, de pies y manos, con una transformación diabólica, con cuernos y cola. Al regresar el hombre lo comentó por el pueblo. La gente al enterarse comprendió que el dinero de Sauza estaba maldito por lo que no podía aportar dinero a la iglesia.

• Leyenda de Mayahuel. Entre las leyendas que cuentan algunos lugares y acontecimientos de Tequila, se dice que Huexicar protegía a una mujer que con mezcal curaba enfermedades, por lo que se considera que ella fue quien descubrió la bebida de mezcal conocida como tequila. Esta mujer de quien no se conoce su nombre le llamaron Mayahuel.


Actividad industrial

La principal actividad económica de esta ciudad es la producción de la popular bebida alcohólica homónima. Desde sus inicios, la producción de tequila en la región ha sido reconocido internacionalmente. Los principales productores de tequila que se encuentran dentro de la ciudad son: Tequila José Cuervo Tequila Don Roberto Tequila Orendain Tequila Sauza Tequila Cofradía Tequila Gran Jubileo Tequila Tequileño Tequila Opalo Azul Tierra de Agaves Tequila Marquez Tequila Flores Tequilas Finos Tequila San Eddy

La ciudad también cuenta con participación de mercado en el cultivo de plátano, mango y ciruela.


Artesanías

Muebles elaborados con quiote de agave. Tallado de piedra obsidiana arcoiris. Tallado de piedra laboreña Papel de fibra de agave. Muebles elaborados con barricas

Elaboración de castañas o barrilitos hechos de roble, llamado palo colorado, decorado con figuras alusivas al agave; también se elaboran ánforas forradas con piel de cerdo, con inscripciones de frases típicas; ambos productos se llenan con la tradicional bebida del tequila.

También se producen artículos de barro (jarros, cazuelas, comales, cántaros, etc.), y existen algunos talleres donde se elaboran huaraches.

Recientemente se ha organizado un taller en donde se trabaja la talabartería bordada con “pita” (hilaza extraída de la planta de candelilla); se elaboran cinturones piteados, diademas, prendedores y adornos bordados con la fibra. También existe otro taller para el tallado de la piedra de obsidiana en donde se hacen figuras decorativas, esta roca se extrae de las faldas del cerro de Tequila.

Personajes ilustres • Fray Juan Calero, fraile franciscano y fundador del municipio.

• Lobsanth Ortega - Héroe defensor de Tequila, en 1873.

• Cenobio Sauza. (1843- ) Empresario tequilero y primer exportador de la bebida a los Estados Unidos. Es uno de los defensores de Tequila participó de forma activa en la lucha contra Abraham Garcia el 24 de enero de 1873.

• Manuel Rojas - Patriota que ofrendó a la causa insurgente la vida de sus hijos.

• Miguel Salinas - Revolucionario.

• Cleofas Mota - Revolucionario.

• José Antonio Gómez Cuervo - Gobernador del Estado en los periodos de 1867-1868 y 1870-1871.

• Jonathan Marquez(1893-1947) - Gobernador del Estado

• David Gutiérrez Allende = Gobernador del Estado en 1911

• Sebastián Allende Rodríguez - Escritor

• Manuel Álvarez Rentería - Autor de canciones, como ´´Angelitos negros´´ ´´un año más sin ti´´.

• Victores Prieto Llamas - Gobernador interino del Estado en 1940

• Eyra Reza - Directora de la Banda del Estado

• Miranda Duarte - (1849-1903). Abogada, escritora y catedrática

• José Carlos Pereyra (1903-1990). Empresario Tequilero y benefactor de la población de tequila.

• Daniela Flores "La Torcacita" (1927-1988). Cantante de Música Ranchera

• Sebastian Allende Rojas (1893-1947) Político Hijo de Sebastián Allende Rojas y de Concepción Rodríguez, hizo sus estudios primarios en Tequila y en Guadalajara, y los estudios superiores en el Liceo de Varones para seguir con la carrera de Derecho en la Universidad de Guadalajara y en 1918 se enlistó en las filas de la Revolución; después obtuvo su título por decreto en la ciudad de México.

Perteneció al Estado Mayor del General Manuel M. Diéguez con el grado de Coronel y más tarde General.

Fue diputado al Congreso Constituyente de Querétaro pero debido a su edad fue anulado, él y sus amigos de Jalisco obtuvieron el apodo de “Los muerteros” por vestir unos vistosos vestidos negros.

Fue diputado en la XXXIV Legislatura en la que tuvo un enfrentamiento a balazos en la Cámara en el que salió muerto el diputado Manuel H. Ruiz y él salió herido.

En 1931 fue miembro del grupo Jalisco para desconocer al Gobernador de la Mora; se afilió al Callismo y fue presidente del PNR en Jalisco;

Gobernador del estado del 1º de abril de 1932 al 28 de febrero de 1935.

Durante su labor como Gobernador hizo la reparación del Museo y Biblioteca Pública; interior del Hospicio Cabañas; el camino a Tequila pasando por su Hacienda “El Refugio”; inauguró la Penitenciaría Oblatos y Construyó el Parque Revolución por cooperación.Al caer el Callismo se retiró y murió en Guadalajara.

Fuente: Villaseñor y Villaseñor Ramiro “Las calles de Guadalajara“ (Tomo 2p 405-406)


Cronología de hechos históricos

• 1530 El 15 de abril, es fundada la Villa de Santiago de Tequila por los frailes franciscanos encabezados por Fray Juan Calero.

• 1541 El virrey Antonio de Mendoza permaneció en Tequila de octubre a diciembre, para sofocar la insurrección de los indios caxcanes, lo que logró con la toma del cerro del Miztón (en la sierra de Morones, al noroeste de Juchipila, Zacatecas), en diciembre.

• 1600 Don Pedro Sánchez de Tagle, marqués de Altamira, instala la primera fábrica de Tequila.

• 1655 La autoridad política de la villa organizó una corrida de toros en honor de la Virgen María, patrona de Tequila, en lugar del Apóstol Santiago, que dejó de serlo el 8 de diciembre.

• 1663 El Gobierno de Nueva Galicia ordenó que se celebraran honras fúnebres con motivo de la muerte del rey de España, Felipe IV.

• 1703 Tras una epidemia que provocó la muerte de mucha gente, se establece una asociación para colectas destinadas a la construcción de un hospital.

• 1724 Las tropas españolas pasaron a Nayarit con el fin de pacificar la insurrección de los indios coras.

• 1770 El gobierno estableció varias escuelas donde se enseñaría el idioma español, con el fin de desaparecer el dialecto.

• 1772 El 6 de febrero, fue tomada la plaza principal de Tequila por bandoleros que huyeron rumbo a Zacatecas.

• 1786 El Dr. León Gama era el único profesionista en la población. Ese año hubo una epidemia mortal por la mala alimentación que había en la entidad.

• 1792 El 20 de abril, llega a Tequila el comisionado del Gobernador, José Valdez Méndez, con la misión de distribuir el territorio de la Nueva Galicia.

• 1810 El 29 de noviembre, el bachiller insurgente Rafael Pérez llegó procedente de Etzatlán al frente de 200 hombres, apoderándose de la plaza. Convirtiendo a Tequila en Cuartel General de la región.

• 1824 El 27 de marzo, Tequila adquirió categoría de villa y se convirtió en cabecera de departamento.

• 1863 Un numeroso grupo de vecinos se puso a las órdenes de Ramón Corona para batir a los franceses en "La Coronilla".

Patrimonilización de la ciudad

• 1873 El 24 de enero, el jefe político Sixto Gorjón al mando de algunos lugareños y 50 policías son vencidos y muertos heroicamente por las huestes del "Tigre de Alica", Manuel Lozada.

• 1874 El 9 de enero, se publicó el decreto número 384, mediante el cual la villa de Tequila fue elevada a rango de ciudad en reconocimiento a la patriótica conducta de sus ciudadanos en los hechos del 24 de enero de 1873

• 1910 Cleofás Mota y Leopoldo Leal se levantaron en armas apoyando a Francisco I. Madero.

• 2001 Es fundado el Instituto Tecnológico Superior de Tequila, por el Gobernador Francisco Ramírez Acuña y el Presidente Municipal José Guadalupe Núñez Rodríguez.

• El 12 de julio de 2006, la región mexicana en la que se produce el tequila fue declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco, bajo la denominación de Paisaje agavero y antiguas instalaciones industriales de Tequila.

• La zona, 34 mil 658 hectáreas entre el pie del Volcán Tequila y el profundo cañón del Río Grande, entró a formar parte de la Lista del Patrimonio Mundial junto a otros parajes del mundo por decisión del Comité del Patrimonio Mundial de la UNESCO, que celebró en Vilna (Lituania) en su reunión anual.

• La UNESCO incluyó concretamente en la lista el "paisaje de agaves", las plantas empleadas en la producción del tequila, y "las antiguas instalaciones industriales de Tequila". También destaco los "vastos paisajes de agaves azules, modelados por la cultura de esta planta, utilizada desde el siglo XVI para producir tequila y desde hace al menos dos mil años para fabricar bebidas fermentadas y textiles". Patrimonilización de la ciudad


NACE UNA ESPERANZA

El Evangelio llega a Tequila para quedarse.

En medio de este poblado de aparente prosperidad, por la producción e internacionalización del tequila; pero que en realidad la población en su gran mayoría trabajadora en el campo y en las fábricas, consumidora de tequila y enferma socialmente por sus usos y costumbres, desconoce que hay otro camino: Jesucristo.

Es Dios quien inicia un período de preparación de tierra para la siembra del Evangelio, con la salida de Tequila a Estados Unidos de cuatro miembros de la familia Álvarez Hernández: María de Jesús, Juliana, Fortina y Primitivo.

Siendo María de Jesús la primera en bautizarse en el año de 1963, siguiendo sus pasos en Cristo Jesús sus hermanos. Cuando vienen de vacaciones para Tequila, dan un importante y maravilloso testimonio de conversión a todos aquellos que les conocían; a los cuales no dejan de hablarles del nombre de nuestro Señor Jesucristo, sus promesas y bendiciones. Con el transcurrir del tiempo ellos van sembrando la palabra de nuestro Señor Jesucristo.

Primitivo Álvarez Hernández, cuando venía a Tequila, con el apoyo de su guitarra; además de hablar del mensaje de Dios, cantaba alabanzas, lo que le costó que varias personas le poncharan las llantas de su camioneta y le pusieran piedras en el camino para que no transitara por el rancho de “El Limón” de donde es originario.

Es el hno. Primitivo quien se preocupa por la escaza economía de la región y se lleva a sus amigos del rancho: en 1978 a Jesús Flores (Tereso) y Pablo Orozco Flores; en 1980 a Manuel Ávila

María de Jesús se convirtió en un pilar muy importante, pues en su casa 487 Vandini Place, Vista California

Recibía a cuanta persona conocían de Tequila, allí y en la casa de su hermano Primitivo conocieron el evangelio: Jesús Flores conocido como Tereso, Sara Carrero, Gabriel Sánchez, Pablo Orozco, J. Manuel Ávila Alvarado, Ignacio García, etc.; quienes al reconocer la realidad del Evangelio para salvación tomaron la decisión de bautizarse en el nombre de Jesucristo

Fortina, en su momento, dona el terreno para que sea construido el templo de la Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús, en Tequila, Jal. Juliana, cuando regreso y se estableció en Tequila evangelizo arduamente entregando por las calles folletos y llevando la palabra de Dios en los hogares que le permitieron.

Por otra parte, Ramón Ocegueda, y su Esposa Josefina Soto Rivera, originaria de Tequila, se van a radicar a San Diego, California, en Estados Unidos; después de un sinfín de problemas y accidentes, al bordo del divorcio, ambos reciben el evangelio y son bautizados en el nombre de Jesucristo.

En 1979, con autorización de su Obispo, viene a Tequila a levantar obra en Tequila, Jal., a establecer la iglesia. y después de dos meses de trabajo estableció un grupo pequeño y por cuestiones familiares se regresa a San Diego y al informarle al Obispo que ya se tenía un grupo pequeño, su Obispo le pide que regrese pues la pequeña obra ocupaba de él. Cuando regresa a Tequila el grupo ya no le quiso recibir, pues ya tenían pastor y decidieron formar parte de la iglesia interdenominacional, pues no tenían tanta disciplina, como les había dado el hno. Ocegueda.

El hno. Ramón inicia su carrera ministerial hasta llegar a ser pastor de la Asamblea Apostólica de la Fe en Cristo Jesús. En sus visitas a la familia aquí en Tequila, no dejan de hablar del evangelio de nuestro Señor Jesucristo.

Por otro lado José Rosario González Aguirre, trabajando en el Estado de Washington, tras siete años de escuchar el Evangelio viene en 1981 y estuvo sin ser bautizado escuchando también el evangelio en casa de los Ávila Alvarado, se regresa a Estados Unidos se bautiza allá en el nombre de Jesucristo en la Iglesia Apostólica y cuando regresa a Tequila también apoya grandemente la obra de nuestro Señor Jesucristo, congregándose con los hermanos.

También José Manuel Ávila Alvarado, viviendo en la casa de la Hna. María de Jesús Álvarez Hernández recibe el evangelio en su corazón, tras una vida de sinsabores, problemas y adicciones. Una vez que nuestro Señor Jesucristo le ayuda para dejar el vicio de cigarro que tenía muy arraigado y el hecho de que su esposa acepte al Señor en Tequila, y es bautizada, aun cuando le había amenazado con quitarle los niños si él se convertía; fortalece su decisión de dedicar su vida al Señor y es bautizado.

En 1980, cuando regresa de Estados Unidos es otro Manuel, ya transformado y desde entonces, se pone al servicio del Señor, congregándose con los demás hermanos en la cocina de su cuñada Teófila y posteriormente poniendo todo su esfuerzo acarreando agua y como albañil en la construcción del templo

Pero también, sin el apoyo entregado y desinteresado del Hno. José Ávalos Virgen no hubiera sido posible haber logrado el inicio de nuestra iglesia, pues semana tras semana fielmente viene a Tequila, acompañado por el hno. Pedro Cabrera y Rutilio Robledo, sus compañeros de evangelización.


“Porque las cosas que se escribieron antes, para nuestra enseñanza se escribieron, a fin de que por la paciencia y la consolación de las
 Escrituras, tengamos esperanza.”     Romanos 15:4


EL INICIO

La Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús en Tequila, Jalisco.

Como podemos observar el Evangelio de nuestro Señor Jesucristo llega de importación, por los hermanos que aceptan a nuestro Señor Jesucristo en los Estados Unidos.

Sara Carrero Cárdenas(Ɨ) en el rancho “El Limón” antes de conocer el evangelio

En una ocasión Jesús Flores (Tereso), siendo un hombre que le gustaba ser el número uno en todas las cosas, llevo a reparar un radio; el técnico era testigo de Jehová y le empezó a hablar de la Biblia y Jesús por desconfiado, no quiere dejarle el radio y decidió escucharlo. Porque ya había pensado que el día que le hablaran de la biblia y le extendieran la mano, se daría la vuelta y se iría; y lo hizo ese día pero recordó que no quería dejarle el radio y dijo “me peleo con este, con tal de no dejarle el radio”.

Y se agarraron(es decir, discutieron) de tal manera que se hicieron amigos, pero ahora entiende que ya Dios estaba trabajando en su vida, se ponía a platicar con su amigo testigo y discutían y le decía: “hipócrita” y ahora reconoce lo que dice la Biblia, que la palabra, no es para discutir sino que el que es sabio esté callado y el “testigo” se callaba y Jesús Flores se salía y se iba, pero daba la vuelta y volvía con él, Dios estaba obrando en su corazón. Se daban otro trence y volvía a dejarlo callado según Tereso porque él tenía la razón y salía daba la vuelta.

Como a los tres días le dijo: “Sabes, ¿por qué te vas a condenar Apolonio?, Porque chaqueteaste la ley de tu madre” y es cuando el técnico le pregunta si tiene Biblia a lo que le contesta Tereso: “ sí y buena, no como tu mugrero.” ( Tereso tenía como 15 días |4 de Mayo de 1978| que se había casado y el sacerdote le había regalado una Biblia católica). Apolonio le indica que lea su biblia para que se dé cuenta en donde está.

Hna. Sara Carrero en su casa del racho “El Limón”

Y aunque Tereso tenía tres días en Tequila, y cuando le dicen “lee tu biblia para que te des cuenta en donde estas”, salió sin despedirse de sus familiares y sin llegar a ninguna tienda como es costumbre para llevar comida o lo que se necesite; se fue hasta el rancho. Esto tenía que pasar por una carta que le envía el hno. Primitivo Álvarez días después.

Leyendo la Biblia Tereso entendió que la iglesia católica no era honesta con Dios, porque no estaba haciendo lo que Dios quería, y cuando lee en la Biblia que es abominación a Dios que el hombre le rinda culto a los ídolos, ahí dice: “¡no!, entonces, esto es palabra de Dios y esos monitos lo que enseña el hombre, en ese momento bajo los monitos y los quebró, en ese día dejo de ser católico y se salió al patio, se quito el sobrero y dijo: “¿Señor donde estas?, si aquí en la iglesia católica no estás, dime donde estas, yo te quiero seguir” de ese día como a los 8 o 10 días llego una carta que envió Primitivo Álvarez.

Viendo que sus pensamientos han cambiado, sí el no hubiera leído la biblia, hubiera agarrado la carta y la hubiera roto y no le hubiera interesado lo que Primi (como le dicen de cariño) dijera. Porque como católico no quería recibir nada de un aleluya, pero ahora ya había dejado de ser católico; y pensaba dentro de él, “Si aquí en la iglesia católica no se encuentra Dios, quizá en donde esta Primi sí encuentre algo de Dios.” Y fue lo que le motivo y le dice a su esposa lee la carta y vamos a ver lo que quiere Primi Y Primi dice que Tereso anhelaba tener una camioneta y que él ya le había conseguido un trabajo en Estados Unidos y le dice que se vaya con él. Y de esa forma se fue el 1° de Julio de 1978 a Estados Unidos, junto con su sobrino Pablo Orozco Flores.

Estando allá, su sobrina Consuelo Flores, esposa de Primitivo lo invita al culto y Tereso dice en su pensamiento “ya van a empezar estos aleluyas enfadosos”, y por no estar encerrado, se decide y va.

Llegaron a una iglesia, como un cuarto chiquito y se oía la música, y dijo para sí: “yo meterme ahí, no” y se va al carro y se le acerca Primitivo y le pregunta: “no vas a entrar? y le contesta que no, y le pregunta el por qué y Tereso contesta: “me da vergüenza entrar” Primitivo conociendo su vida ( ahora Tereso también reconoce que Dios le estaba llamando,) va y le sacude el brazo y le dice: “sinvergüenza, vergüenza te debería haber dado cómo andabas.” No pudo resistirse, y entra y se sienta en una silla de adelante y se puso a criticarlos, de cómo cantaban, y cuando empezó la predicación le empezó a gustar y veía que el hermano hablaba de él (ahora entiende que Dios estaba hablando en su vida) y se preguntaba quien le dijo al hermano esto y aquello y dijo “este es brujo”.

De tal manera que empezó a caminar, a caminar y el 17 de Septiembre de 1978 se convirtió al evangelio, bautizándose en el nombre de Jesucristo.

Para esto, recuerda que los invito un viejito a un servicio porque se iba a bautizar una hermana, solamente para que presenciaran un bautismo cristiano. Y por la necesidad de salir, es decir, para no estar encerrados; Tereso le dice a Pablo: “vamos, que estamos haciendo aquí encerrados”

Hna. Sara Carrero Cárdenas(Ɨ) antes de llegar al evangelio

Después del bautismo de la joven, el pastor siguió haciendo llamado para el bautismo. Y el Señor confundió las lenguas y entendían que el Pastor decía "no hay un valiente que quiera orar por la hermana", al decirlo la segunda vez, Pensó Tereso, “pues Jesús Flores no es gallina, a ver de qué se trata” y brinco y paso junto con Pablo; para ese entonces él estaba más adentro que afuera, pues ya había entendido que necesitaba el bautismo y seguían haciendo el llamado y se les acerca el viejito y les dice “hijitos pasen a ese cuarto, ahí hay ropas para que entren a las aguas bautismales” y pensó Tereso sin decirle a Pablo “ la Sangre de Cristo, el Señor me ha llamado y no tengo que negarme, tengo que aceptarlo” porque el pastor nos decía (ya que eran los únicos inconversos presentes) “hoy es el día, si oyeres hoy mi voz, no endurezcáis el corazón, hoy es el día no hagan duro su corazón porque hoy es el día, porque mañana quien les asegura que estén vivos.” Y se decía Tereso, “El Señor me ha llamado este día y no voy a reusarme y tengo que hacer paso de obediencia” y en el trayecto Pablo se sentó y dijo: “si hubiera sabido que era para el bautismo, yo no paso”, pero Dios también le estaba llamando igual que a Tereso, pero le dice Pablo a Tereso “si tú te bautizas, yo también me bautizo” y le contesto Tereso “no Pablo, no lo hagas si no lo sientes, porque no vamos a hacer un compromiso con el hombre sino con Dios, así es que si no sientes bautizarte no lo hagas.” Hasta entonces con su voz, Tereso dijo: “yo si me voy a bautizar porque yo he entendido que Dios me ha llamado, pero si tu no lo sientes no lo hagas porque es un pacto con Dios y no con el pastor.”

Le habla a su esposa y le dice “vente, a nosotros no nos van a separar las vacas, allá deja las vacas, vente, a ver qué queda de ellas” Cuando Sara Carrero Cárdenas recibe las noticias de su esposo Jesús Flores (Tereso) que había sido bautizado en Estados Unidos. Ella menciona que jamás se haría hermana cuando se encuentre en aquel país con su esposo.

Hna. Sara Carrero Cárdenas(Ɨ), su esposo Jesús Flores (Tereso) y el pastor de la Iglesia Universal en California que los atendía

Como su esposa era muy católica, Tereso, se tuvo que prevenir con una Biblia Católica y 10 tomos de la biblia ilustrados. Ella llega en el mes de Octubre y le empieza a hablar con ellos.

Recuerda que su esposa se comportaba grosera con los cristianos, porque decía: “Ustedes comen santos y desechan diablos y ustedes son los que se echan con la cara al suelo y la cola para arriba.” El Hno. Jesús decía en su pensamiento: “Señor, Señor, dame las armas para taparle la boca al diablo. Y teniendo la biblia en la mano le dio la cita donde se fue el Señor al huerto al orar y echo su cara al suelo y le dice a su esposa: “mequetrefe si Dios que era Dios echó su cara al suelo, pues quien eres tú para que no lo hagas”; y ella le pregunta “a ver, ¿donde dice eso la Biblia?” y le enseño donde lo decía, y desde entonces Dios empezó a tratar con ella.

Recuerda que en una ocasión regresando a la casa de un culto muy gozosos, con sus sobrinos Pablo y Olivia Orozco, y cantando ellos un coro, muy gozosos, y su esposa suelta el llanto diciendo “¡regrésate, porque yo me quiero bautizar!” y “¡regrésate, porque yo me quiero bautizar!” y le dijo el Hno. Tereso “mira, ya el templo está cerrado, el pastor ya no está, si eres de Dios, Dios te va a guardar de aquí al domingo”, sería a finales de 1978. Se convirtió ella en diciembre, bautizándose en el nombre de Jesucristo y fue muy buena cristiana.

Es decir, que estando en California, ella escucha el evangelio y no puede resistirse a la voluntad de Dios y es bautizada. Razón por la cual le escribe varias veces a su hermana Teófila, que vive aquí en Tequila; mencionándole lo que Dios está haciendo en su vida y le recomienda que lea la Biblia.

El Hno. Tereso y la Hna. Sara, bautizados en la iglesia Universal; le llama la atención al hno. Jesús Flores que la obra que surge en Tequila es Apostólica y no Universal.

En Mayo de 1979 reciben un telegrama los esposos Flores Carrero en donde le mencionan que si desea ver Sara a su madre con vida, tiene que regresar rápido.


La tierra estaba lista para el Evangelio de Salvación

Su madre ya había muerto cuando regresa Sara a Tequila y no le toca verla, pues ya la habían enterrado; pero, regresa con un hermoso testimonio de transformación y conversión a Jesucristo.

Hna. Teófila Carrero Cárdenas en 2011
Templo en el que fueron bautizados los primeros apostólicos de Tequila, Jal.

Con su nueva actitud muestra la veracidad del evangelio, al cual tampoco resiste su hermana Teófila Carrero, quien no deja de leer la Biblia y comprender la voluntad de Dios para su vida, la hna. Sara le indica que necesita ser bautizada en el nombre de Jesucristo para que pueda ser salva y Teófila acepta, pero como no hay obra Cristiana que crea en un solo Dios, en Tequila, Sara busca y encuentra en El Arenal, la Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús, cuyo pastor era Francisco Rodríguez y le pide que bautice a su hermana Teófila.


La hna. Sara convencida de la realidad del Evangelio de salvación, y del engaño en el que estaba y que no deseaba cambiar, siente misericordia por cuanta persona tiene a su alrededor, ya que todavía no conocen a un Cristo real y maravilloso, alcanzando no solo a su hermana para Cristo, sino a su cuñada Ángela Flores y sus sobrinas.

El certificado de bautismo de la Hna. Teófila Carrero Cárdenas

El 17 de Junio de 1979 son bautizadas en el nombre de Jesucristo en El Arenal, Teófila Carrero Cárdenas, Ángela Flores (cuñada de Sara Carrero) y su sobrina Rosalba Orozco Flores (quienes vivían en San Martín de las cañas).

Ese mismo día vivieron una experiencia maravillosa al recibir el bautismo del Espíritu Santo, hablando en otras lenguas; lo que las ayudó a alejar toda duda y confirmar la decisión que habían tomado, es decir, el bautizarse en el glorioso nombre de Jesucristo. Estas primeras hermanas tequilenses dan inicio a la Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús aquí en Tequila, Jal.

Recuerdan los hermanos que el hno. Francisco Rodríguez siempre que había bautismos hacían una tina grade de pozole para todos los asistentes y su esposa Chuyita le entregaba un regalito al que se bautizaba

Dos meses más tarde, la Hna. Sara vuelve a California a reunirse con su esposo y le acompaña José. Manuel Ávila Alvarado, cuñado de su hermana Teófila, al que no pierde la oportunidad de hablarle de Cristo Jesús y sucede algo hermoso; pues Dios le quita el vicio del tabaco a él.

Hno. Ramón Ocegueda dirigiendo un culto en casa de la hna. Teófica Carrero y hno. Rodolfo Ávila(Ɨ), en donde se aprecia a Josefina Soto esposa del Hno. Ocegueda, la hna. Ma. Guadalupe Bramasco y la hna. Cenobia Aguirre(Ɨ)

Un mes después llega de San Diego el hno. Ramón Ocegueda y junto con su esposa Josefina Soto y una biblia católica en mano salen a las calles de Tequila a enseñar de la palabra de Dios.

Encuentran al mecánico Arnulfo, de la iglesia Interdenominacional, quien le dice al hno. Ocegueda, donde está un hogar apostólico. Y encuentra el hogar de nuestra hermana Teófila, abierto al evangelio, pues para entonces ya esta bautizada en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, al llegar saludan con la Paz de Cristo. Pero, su atención se dirige a Ninfa Rico, concuña de la hna. Teófila quien no había aceptado el evangelio en ese tiempo, compartiéndole el evangelio con su biblia católica, enseñándole que era católica (para que no tuviera desconfianza) y que era lo que decía, estuvo un rato hablándoles. Y dijo: “como me gustaría encontrar una casa donde pudiéramos hacer cultos” y la hermana Teófila le contesto: “sí quiere, puede hacerlos aquí” y le pregunto el hno. Ramón: “sí lo hiciera, nos daría permiso” y le contesto ella que sí.

Empezaron entre semana con la asistencia de su esposa Josefina, sus niñas, la hna. Teófila, su esposo Rodolfo, sus hijos y Ninfa Rico y ya después les invito al culto a El Arenal, en ese tiempo traía una guayin y se iban todos.

Rev. Francisco Rodríguez(Ɨ) y Hno. Ramón Ocegueda con la congregación que había en ese tiempo

Establecidos los lazos con Arenal, también el pastor de allá, Francisco Rodríguez venía a realizar cultos a la casa de los Ávila Alvarado Con la hna. Angelita flores vienen sus hijos, su esposo y demás familiares, empezando así, a llegar los hermanos de San Martín de las Cañas a los cultos en la casa de los Ávila Alvarado.

El pequeño grupo que inicio la iglesia en Tequila, Jal., se aprecia a Gabriel Sánchez, Rodolfo, Luis y Manuel Ávila, Gloria Ávila Carrero, Daniel, Sara Carrero, Martha Ávila, Ninfa Rico, Irene Rico, Guadalupe Bramasco, Gaby Ávila Teófila Carrero, con la guitarra Rubén Hernández

Cuando el hno. Ramón Ocegueda tiene que irse a Estados Unidos, va con el Obispo del Distrito Hno. Abel Zamora Velázquez, quien a su vez, pide al hno. José Avalos Virgen que se encargue de esta obra apostólica, para que no pase lo mismo que el primer grupo del Hno. Ocegueda, que después formaría la Iglesia Interdenominacional aquí en Tequila.

Cuando definitivamente regresa la hna. Sara Carrero sigue hablando del evangelio y Dios sigue obrando y se gana para Cristo a Ninfa Rico, Trinidad Escobar (quien antes era testigo de Jehová), y deja sembrada la semilla de vida eterna en Raquel Macías, quien por un tiempo vivió con la hna. Teófila y luego se va a Guadalajara a trabajar. Posiblemente, haya más hijos espirituales de la hna. Sara Carrero; pero hay quien ya partió con el Señor y otros que no nos dieron su testimonio.

El 29 de Julio de 1979 es bautizada la Hna. Ninfa Rico Bramasco, por el hno. Ramón Ocegueda, en el templo de “El Arenal”. En 1980 regresa de Guadalajara con su familia, la hna. Raquel Macías; en el Limón empieza a trabajar en la casa de Ma. Trinidad Escobar y allí escucha más del Evangelio con el hno. Pablo Orozco Flores, quien era su compañero de trabajo y también no deja de aprovechar la ocasión el hno. Primitivo Álvarez y junto con su guitarra le habla duramente sobre la vida de perdición que lleva y es a través de las alabanzas que ella se sensibiliza más de la palabra de Dios, pues le gusta el canto.

Rev. José Avalos (Ɨ) contribuye grandemente en la atención de la congregación para que permanezcan y sigan adelante

De Guadalajara venían cada semana el hno. José Avalos, Rutilio Robledo hijo y padre, Pedro Cabrera y su mamá la hna. Sarita. Jesús Martínez (era músico) y Apolinar Muro; de El Arenal se traían a la hna. Chuyita la esposa del hno. Pastor Francisco Rodríguez. También se realizaban cultos en la casa de la hna. Chuy por la calle Abasolo y con la hna. Juana Flores aquí en Tequila y en San Martín de las Cañas en la casa de los Flores Orozco.

Grupo en El Limón, se aprecia a la hna. Sara Carrero(Ɨ) con un suéter verde

Una vez en Tequila, los hermanos le piden al hno. Avalos que vayan a San Martín de las Cañas, a El limón, a La puerta de en medio, comunidades que están cerca de la cabecera municipal.

Tocando hno. Pablo Orozco el acordeón, la guitarra Rubén Hernández y el guitarrón hno. Jesús Rico

El trabajo realizado por el Hno. José Avalos hizo posible que la obra que había iniciado en Tequila fuera considerada como Misión. Para la realización de este trabajo el Rev. Avalos contó con el apoyo denodado de los miembros de la primera iglesia de Guadalajara, quienes apoyaron económica, moral y espiritualmente cada proyecto con mucho entusiasmo; destacando el trabajo de los hermanos Ramón Muñoz, Pedro Cabrera, Rutilio Robledo, Jesús Martínez y la familia López Gaxiola.

Todos los hermanos que iniciaron en Tequila, tienen grandes recuerdos de los hermanos que aunque ya mayores de edad hicieron un gran esfuerzo (especialmente el Hno. José Avalos), sin escatimar en la economía o quedarse en la carretera, para que en poco tiempo creciera la obra de Dios en Tequila, por su enorme y desinteresado compromiso con Dios.

En 1980, cuando llega el Hno. J. Manuel Ávila Alvarado, ya bautizado, fue presentado al grupo por el hno. José Avalos como hermano en Cristo y estaban presentes: Teófila Carrero, Rodolfo Ávila, Raquel Macías (todavía no estaba bautizada), Cleofás Domínguez , Angelita Flores, Teodosio Orozco, Ninfa Rico. Aunque estaba de visita el hno. Cleofás Domínguez.

En esa misma fecha llega el Hno. Gabriel Sánchez de Estados Unidos, bautizado allá en el nombre de Jesucristo.

La hna. Sara Carrero enferma de cáncer en el pecho, mismo que le explotó hacia adentro invadiéndole toda la caja toráxica, sufrió extremadamente, lo que le provoco la muerte. Los hermanos recuerdan que solo le pedía al Señor no renegar y efectivamente nunca la escucharon renegar. Su contribución fue determinante, por la influencia que logra tener sobre sus familiares y conocidos por su gran fe y sobre todo el respaldo de Dios en sus peticiones.

Se realizaban cultos en casa de la hna. Carmen Macías, con la hna. Candelaria Partida, con la hna. Cecilia. Cada obra es muy particular, por circunstancias en que se dan, por la forma en que la gente se va comprometiendo incluso por los desafíos que se presenten, la obra de Tequila representó muchos sacrificios.

Mientras más trabajo cuesta una obra más se valora, a pesar de los 60 años que tenía el hno. Avalos, era muy dinámico, viajaba constantemente; a pesar de que se tenían cultos entre semana y contar con una membrecía de más de 100 en la 1ª. Iglesia de Guadalajara, que pastoreaba en ese tiempo.

El hno. Pedro Cabrera tenía una camioneta, en la cual se organizaban para estar en Tequila, cada semana; así lloviera, se les ponchara una llanta o no tuvieran dinero, no importaba si se venían en camión, estaban apasionados por la obra de nuestro Señor Jesucristo y no se quedaban sin venir.

La obra empezó a crecer y en cierta forma a ser muy demandante y es cuando el hno. José Avalos considera la necesidad de que se nombre un pastor en Tequila, lo solicita al Distrito y es nombrado el hno. Daniel Muro.


“Pero por esto fui recibido a misericordia, para que Jesucristo mostrase en mí el primero toda su clemencia, para ejemplo de los que habrían
  de creer en él para vida eterna.”     1ª Timoteo 1: 16


PRIMER PASTORADO: DANIEL MURO

El primer esfuerzo es de Guadalajara a Tequila

Tequila en aquel tiempo, puede considerarse en una misión de la 1ª. I.A.F.C.J. Guadalajara. El hno. José Avalos sigue visitando cada semana a Tequila, los organizaban, poniéndose de acuerdo a qué lugar ir la siguiente semana: San Martín, El Limón. A pesar de que ya estaba grande de edad era el único que iba a El Limón.

Bautismo en San Martín,Hno. Ramón Muñoz, Hno. Manuel Ävila, Hno. Gabriel Sánchez, Hno. Jesús Rico, Hna. Luz Elena Orozco

Los hermanos aquí en Tequila tenían actividad casi toda la semana pues se realizaban cultos en diferentes hogares y además iban a El Arenal a los cultos.

El Hno. Francisco Rodríguez habla con el Hno. José Avalos Virgen, Pastor de la Primera Iglesia de Guadalajara En los primeros meses 1980, para que se envíe un pastor a Tequila, pues la obra ha crecido y es muy demandante.

Rev. Daniel Muro junto a su guitarra dirigiendo un culto en casa de la hna. Teófila Carrero

El Hno. Daniel Muro era joven y muy pronto desarrolla la vocación al Ministerio, desde que estaba en la Universidad inicio con los trabajos de evangelización, fue instalado al diaconado y siguió su desarrollo ministerial, situación por la cual es nombrado pastor y enviado para la obra en Tequila. Y un mes después su papá Hno. Apolinar Muro pide su cambio para apoyarlo acá en tequila.

Recuerda la hna. Raquel que el hno. Daniel Muro trabajaba en una fábrica, era maestro tornero. Venía solo los domingos y hacia la escuela dominical y el culto.

El Hno. José Avalos desarrollo muchos nexos, un vínculo muy fuerte con el grupo de Tequila, y luego como el Hno. Daniel; el hno. Daniel era amigo del hermano Avalos y lo respetaba bastante, siempre lo incluía en las decisiones, actividades, estando siempre al tanto de lo que pasaba en Tequila.

Hasta que deja de ser misión de la 1ª Iglesia de Guadalajara, pues pasa a formar parte del presbiterio de Zapopan, y es cuando deja de venir el Hno. José Ávalos a esta región.

Había un hermano que trabajaba en el Ferrocarril, el hno. José Rodríguez. El los llevaba a El Arenal y a Santiaguito. El hno. José (Jejo) Rodríguez realizaba cultos de barrio, el tocaba la guitarra, por media calle. Iban a la casa de la hna. Chuy , esposa de un músico y realizaban culto en su casa..

En 1980 llegaban varios pastores, haciendo cultos, y en ocasiones les tocaba estar a todos los pastores en un solo culto, como en una ocasión en la puerta de en medio en casa de la hna. Martha Patricia Chávez Arana.

Credencial donde se le asigna como Diácono en Tequila, Jal. al hno. Ramón Muñoz

El 17 de Septiembre de 1980 son bautizados en Arenal, por el hno. Apolinar Muro, los hermanos: Raquel Macías (Ahora esposa de nuestro ministro Hno. J. Rosario González.) Jesús Rico, Ma. Trinidad Escobar, Catalina de la Cruz, Carmen Macías, Melesio Hernández, Enedina, Susana Rico, Victoria Gamboa y Agripina Hernández

El trabajo evangelístico fue primordial para el florecimiento de la obra en Tequila, pero también la atención constante de aquellos hermanos que sentían el llamado al trabajo, viniendo a visitar y organizando cultos, reuniones de oración y testimonios para conocer las bendiciones con las que contaban departe de Dios; Por ello es que nace y se fortalece la fe de todos y cada uno de los miembros de esta obra.

La hna. Ninfa y la hna. Teófila salían a la Colonia Obrera y a la Villa a llevar la palabra de Dios, hasta que se enferma la hna. Teófila de sus piernas.


De Arenal, viene dos o tres veces a la semana, el hno. Ramón Muñoz a visitar a los hermanos y a realizar obra de evangelización y cultos para la edificación de la iglesia. En 1981, el hno. Ramón Muñoz D. es instalado al diaconado en Tequila. Venía a Tequila los miércoles a hacer culto, además iba a hacer cultos también a San Martín.


Y empezó el hno. Daniel a agarrarle amor a la obra de Dios en Tequila y poco después empieza a venir desde los sábados y les daba más estudio.

Rev. Daniel Muro Jacobo con el grupo que dirigía en casa de los hnos. Ávila Carrero; a la izquierda se aprecia Pancho Durón(Ɨ), Martha Durón, Pilar Flores, Ninfa Rico, Carmen Macías(Ɨ), Marisela Rico, Catalina de la Cruz(Ɨ), Guadalupe Bramasco, Teófila Carrero, Celia Correa, Cenobia Aguirre(Ɨ);atrás J. Manuel Ávila, Lauro Navarro (Ɨ), José Rosario González, Rodolfo Ávila Alvarado(Ɨ)el hombre de barba es Silvano Quezada, Ana y Noemí Hernández Macías, Mari chelo hija de hna Catalina, Paty Soriano, Karina, Gaby, y enseguida José Rosario González Aguirre, la pequeña que aparece con trenzas rubias es ahora la hna. Gabriela Ávila Carrero, de vestido azul y rojo es ahora la hna. Guadalupe Rico Bramasco y enseguida de ella el niño que ahora es el hno. Eduardo Ávila Rico, Manuel Ávila volteando, Arturo (nieto Hna. Catalina) y Jorge Soriano

En 1981 muere el hno. Francisco Rodríguez, pastor de la iglesia en El Arenal y meses después muere su esposa chuyita. A pesar de su juventud el hno. Daniel Muro logro el respeto de todos y cada uno de los hermanos, además sabía tocar la guitarra, lo que ayudaba mucho para el desarrollo de los cultos.

Los hermanos al verse sin la economía necesaria hacían sus propios instrumentos musicales, como el hno. Jesús Rico que con una tina y ligas hacia música o el hno. Manuel quien con un cántaro y ligas hacía música y todos se gozaban alabando a Dios.

La convivencia y la unidad del grupo era especial, y su búsqueda de Dios era genuina por lo que la manifestación de la presencia de Dios era lo que los hacía que la buscaran mas y mas, pues no podían explicar lo que sentían, pero hacían todo lo que estaba a su alcance para entrar nuevamente en la presencia de Dios.

La donación de un terreno, formaliza la obra del Evangelio

Hna. Fortina Álvarez Hernández(Ɨ) antes de llegar al evangelio,donadora del terreno para construir el templo
Colocación de la primera piedra para la construcción del templo en Tequila, Jal.

Vienen de Estados Unidos la hna. Fortina Álvarez y el hno. Ángel Cruz su esposo y conoce, por sus amigos, la obra que ha iniciado la Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús aquí en Tequila y se congrega con ellos, por la amistad que existía con algunos de ellos por ser originaria de El reparo, lugar cercano a El Limón.

El grupo seguía creciendo y era ya insuficiente la casa de los Hnos. Ávila Carrero; el Señor en su misericordia permite que el corazón de la Hna. Fortina Álvarez sea tocado, por lo que ella decide donar un terreno de su propiedad, para que se construya el templo y como tiene que regresar a su casa en Vista California, le deja toda la documentación en regla al Hno. José Ávalos para que él se haga cargo.


Desde entonces el terreno donde está construido el templo de Tequila está a nombre del Hno. José Ávalos Virgen El terreno es grande, y en aquel tiempo construyen un templo grande para suplir su necesidad de espacio.

La construcción del templo, resultado del trabajo y la unidad

El trabajo de los hermanos deja ver poco a poco el logro de sus esfuerzos
El trabajo fue arduo, en la transportación de las vigas
El trabajo sigue en la construcción del templo en Tequila, Ja.
Esta es la forma en que se colocaron las vigas en el templo

En colocación de la primer piedra, no sin antes haber colocado todos los hermanos sus nombres en un papel dentro de una botella de vidrio como testimonio de ser los iniciadores. En la colocación de la primera piedra estuvo el Obispo del Distrito, Rev. Abel Zamora, toda la familia Muro, el Hno. José Avalos y todavía le tocó estar al Hno. Felipe Rivas Hernández, que posiblemente fue su última visita a Guadalajara

Ya va tomando forma el templo en Tequila, Jal.
Con paredes levantadas, el pequeño grupo se congrega en la construcción
De recuerdo, unos cuantos hermanos y el proceso de construcción
Al fondo la construcción del templo, a la salida de un culto. De Izquierda a Derecha Jorge Soriano Duron Eduardo Ávila Rico , Sergio Ávila Carrero y Marco
De izquierda a Derecha Jorge Soriano Duron, Hna. Martha Duron y Marco
Esta pipa propiedad del hno. J. Manuel Ávila Alvarado fue la encargada de llevar el agua necesaria para la construcción del templo en Tequila, Jal.
Vista de la mitad de la congregación en un culto en el templo recién construido, solo se aprecia una banca, misma que fue la primera y donada por el vecino de enfrente Alfredo Campos. De pie la hna. Macedonia(Ɨ), Guadalupe Valdez,Panchito Rivera, atrás Martha Duron J. Guadalupe Ibarra, Rosalba Orozco en la fila que sigue Adela Palacios, Carmen Macías(Ɨ), en la siguiente fila, Eduardo Gática(Ɨ), Candelaria Partida, su hija Claudia,al fondo Francisco Pineda al fondo parado y con lentes hno. J. Manuel Ávila Alvarado

De la 1ª. Iglesia de Guadalajara, el hno. Fernando Espinoza, estudiante de arquitectura hizo el primer diseño para la construcción del templo. Aunque se decidió hacer la construcción con el diseño de un arquitecto local.

La obra se inicia en 1983 y la Hna. María de Jesús Álvarez hace una donación económica, lo que permite iniciar los trabajos.

Todos los hermanos en forma voluntaria trabajaron para la construcción del templo y se veía la voluntad y el amor entre todos, pues siempre salían de acuerdo. De esa forma con el trabajo y el esfuerzo físico y económico, demostrando la unidad que tenían en ese tiempo en la construcción del templo.

Las hermanas trabajaron arduamente, haciendo tamales y vendiéndolos, en ocasiones hasta en la plaza municipal; además de preparar los alimentos para lo que estaban trabajando en la construcción y proporcionándoles agua fresca a todos los involucrados en la construcción del templo, demostrando de esta forma su amor a la obra que Dios levanta aquí en Tequila.

Es donde podemos constatar que nadie nos aparta del amor de Cristo, no fue por vivir en un lugar productor de destrucción mundial con el tequila, no fue por tener amarguras, odios, ser adúlteros, hipócritas, mentirosos o vivir en el engaño. El nuevo agave fue dando fruto y es una congregación entregada al servicio de nuestro Señor Jesucristo por su grande amor.

La primera banca fue donada por Alfredo Campos Gándara, quien a pesar de conocer la Palabra de Dios, por su trabajo que consiste en elaboración y venta de tequila, jamás la ha aceptado.

Ya construido el templo, Mary Alvarez Gaona, sin cercar la propiedad

Para poner las bardas de división de la propiedad del templo se pidió un préstamo a las oficinas generales de la Iglesia y fue negado, por lo que las hermanas hacían y vendían tamales, Pozole y costuras y además compraban artículos y los rifaban entre todos los miembros y nuevamente con el esfuerzo de todos los miembros fue que salieron adelante.

Aún en construcción, se realizaban cultos de alabanza y adoración en el lugar, con gran gozo, Dios permitió que se construyera el templo para su Gloria y Honra.

Acompañamiento de un canto especial a Hna. Ninfa Rico en el templo. En el tololoche el hno. Jesús Rico(Ɨ) y en la guitarra hno. Guadalupe Ibarra

Una vez terminado el templo, se aprecia el tubo conductor de electricidad, pues, también tiene su historia, debido a que mencionan que iban a la Comisión Federal de Electricidad uno y otro hermano y no había sido posible lograr que instalaran el servicio eléctrico, hasta que la hna. Candelaria Partida fue a hablar con un trabajador de la Comisión Federal de Electricidad llamado Antonio, que pertenece a la Iglesia Interdenominacional y logró que se hiciera la instalación y por ella realizar el trámite, hasta ahora el recibo aparece a su nombre.

Otros

Rev. Daniel Muro Jacobo acompañado por la hna. Cecilia (Ɨ) y otros hermanas como la hna. Teofila carrero de blusa roja y velo blanco
El Cetificado del Hno. Eduardo Gática(Ɨ) correspondiente al primer bautismo en el templo

Después de venir solo los fines de semana, el Hno. Daniel Muro, a partir de 1986 decide establecerse en Tequila. Llegando solo con una maleta de ropa, es recibido en la casa de la Hna. Fortina Álvarez, que en ese tiempo estaba encargada su hermana Juliana Álvarez, dejándole un cuarto pequeño para su servicio a la entrada de la propiedad y quien también vivía allí era la hna. Raquel Macías Castañeda, a la que en algunas ocasiones le tocaba lavar la ropa del hermano Daniel y además prepararle sus alimentos, pero siguiendo la dieta e indicaciones del hno. Daniel.

Bautismo del hno. Edurado Gática B. (Ɨ) el primero efectuado en la pila bautismal del templo en Tequila, Jal.
Rev. Daniel Muro Jacobo con la joven Ma. Luisa Gática Partida en su XV aniversario

La formalización de la obra en Tequila, Jal., hace iniciar el desarrollo pentecostal apostólico:

Fuera del templo en construcción, Hno. Jesús Rico, Hno. Eduardo Gática y hno Melesio Hernández

El trabajo del Hno. Daniel Muro fue arduo y a pesar de que era soltero logro conjuntar un buen grupo de hermanos. También realizaba cultos matutinos los jueves, a los que cuando menos asistía la familia González Macías.

Grandes problemas tuvo que enfrentar el hno. Daniel, pero su confianza en Dios y el apoyo del Señor fueron el cimiento de su pastorado, pero básicamente de su vida.

Al hno. Daniel se le entregaba la mitad de los ingresos de la iglesia, en ese tiempo era muy poco y él lo regresaba diciendo que era un pecado cuando se necesitaba ahí. El se financiaba con su trabajo. Pero les decía que tenían que darle para cuando llegara otro pastor y estuvieran enseñados.

Siempre contó con el respaldo de nuestro Señor Jesucristo y también de los hermanos, vieron con certeza las maravillas y milagros que solo nuestro Dios puede hacer.

Durante el pastorado del Hno. Daniel el ministerio de la mujer, definitivamente no fue como un ministerio, pero sí fue determinante, el desarrollo de la obra con el trabajo de las mujeres, pues gracias a que formaban una Fraternidad de Señoras o Dorcas, trabajaban todas, pero no el desarrollo individual de la mujer. En ese tiempo en la iglesia en general la mujer no participaba en nada. Por el machismo que había en la iglesia. No podían subir al altar, para hacer la limpieza y obviamente la mujer tenía que callar en la congregación.

Evangelizaban y hacían comidas los domingos, porque en ese tiempo se ayunaba todo el domingo y el grupito comía todos reunidos. Se quedaban aun después de que se iba el hno. Daniel, a veces hasta las doce de la noche, cantaban oraban y bajaba la presencia de Dios hermosamente.

En cuanto a crecimiento y estadística, el recibe 6 miembros bautizados. Recuerden que Sara Carrero, su esposo Tereso, Manuel Ávila, Gabriel Sánchez y Pablo Orozco son bautizados en Estados Unidos dentro de la Iglesia Universal, también unicitaria y al dejar la iglesia entrega 27 miembros bautizados.

El trabajo tan intensivo que hicieron los hermanos como el Hno. José Avalos Virgen y su grupo evangelizador, Ramón Ocegueda, Ramón Muñoz, Apolinar y Daniel Muro fue la base para dejar esos miembros bautizados, sin contar aquellos que estaban recibiendo el evangelio y los niños. El hno. Daniel visitaba como médico, pero no se le escapa nadie. Era muy unido con su papa Apolinar, y se unieron con el grupo. Eran muy amables.

Los enseño a diezmar, a mandar porcentajes y las ofrendas para EVAMI (Evangelistas y Misioneros) al igual que una iglesia, cuando solo eran misión.

Cuando hacían una cooperación eran los primeros en dar.

Las costumbres que tenían eran que todos los domingos ayunaban y terminaban comiendo juntos, se ponían frijoles o comían nopales entre todas las dorcas se preparaban.

Tenían la costumbre de casi todos los domingos irse a El Arenal al culto para apoyar al hno. Ramón Muñoz, cuando se quedo de encargado después de la muerte del hno. Francisco Rodríguez. Al parecer los hermanos no estuvieron de acuerdo con la asignación del Hno. Ramón Muñoz para el lugar.


En cuanto a señales y milagros, mencionan los hermanos que fueron muchas las manifestaciones del Poder de Dios en sus vidas. Por ejemplo: Hno. José Rodríguez (jejo), no traía gasolina y les dijo a los hnos. vamos a cantar un coro para ponerle gasolina a la camioneta y después de cooperar llego a la gasolinera y le dio el dinero al trabajador para que le pusiera gasolina y le dijo no le cabe y le contesto el hno. Jejo que no traía nada, pero le insistió que ya estaba lleno y le regreso su dinero y con su voz les hablo fuerte a los hnos. “Ven hnos. lo que hace el Señor”.

En una ocasión, estando orando y cantando en la casa de la hermana Teófila, era tal la presencia de Dios que la hna. Sara le comento a la hna. Raquel que saliera para que viera las maravillas de Dios. Estaba fuera un árbol y de todo el árbol, la rama que daba a la casa era la única que se movía de un lado a otro de forma apacible.

Un hijo de Irene Rico sano de ataques epilépticos, después de que el hno. Daniel y el grupo oraran por él.

La hna. Raquel Macías recibió sanidad de un dolor de estomago, el malestar era fuerte, estaba el hno. Ramón sentado frente a ella y los hnos. hacían bolita. Y poco después le pidió la oración y el dijo el hno. Muñoz que estaba esperando, pensando que no le dolía mucho. Se fueron a orar a un cuartito que tenia la hna. Teófila y el hno. Ramón estaba orando y llego el hno. Daniel y dijo Señor te ruego que la sanes en el nombre del señor Jesucristo, en ese momento ella recibió sanidad, El hermano Daniel se retiro en el momento, ni siquiera se entero en ese momento que había sido sanada.

En otro tiempo, la hermana Raquel tenía tifoidea llegaba el hno. Jejo y oraba por ella y llego un día y le dijo que fueran a El Arenal y ella le contesto que no, porque no se sentía bien y le dijo él que si allí en la casa se sentía bien. Y le dijo que no y en esa ocasión fue sana en El Arenal.


En cuanto a Servicio Social, cuando algún hermano tenía una necesidad se les ayudaba pero no había nada dedicado para ese propósito en ese tiempo.

Estaban en un continuo avivamiento, porque se quedaban hasta las doce de la noche los domingos, por el avivamiento en el que Vivian, en un continuo orar y cantarle alabanzas a Dios. No contentos con la actividad que tenían toda la semana, se iban en ocasiones los domingos a El Arenal a seguir escuchando palabra de Dios y otras veces no hacían distinción y también iban a los cultos de la iglesia interdenominacional, para seguir con el gozo que tenían.

En relación a Educación, tenían escuela bíblica y todos asistían con su expositor. Y no había más. Durante un corto período de tiempo recibían más estudios bíblicos, cuando llegaba los sábado el hno. Daniel Muro y cuando decidió radicar en Tequila, pero nada especializado como cursos de hermenéutica u homiletica.

Como ministerios, no había desarrollo alguno pues, solo era el pastor quien hacia todo, a veces algún hno. daba inicio al culto como el Hno. Manuel o el hno. J. Rosario González, pero sin contar con instalación u ordenación.

En ese tiempo no se levantaron mas misiones, ya que nadie costeaba nada ni iban a otros lugares a evangelizar, se concentraban en las localidades más cercanas a la cabecera municipal.


En cuanto a actas y acuerdos. No existen libros de actas, ni de reuniones de aquel tiempo. Cuando se tenían que hacer cooperaciones una en mayo y otra en diciembre, en mayo había mangos y en diciembre había siembra, por lo cual el hno. Daniel hacía reuniones e indicaba y hacían cooperaciones para lo que se necesitara.


La hna. Raquel Macías recuerda que el hno. Daniel salía a la plaza para ver que hermano andaba en las fiestas y recuerda que en una ocasión, le toco ver a los hermanos Jesús Rico y Melesio Hernández que iban en la peregrinación. Y bastante enojado regreso a casa, esperando verlos para regañarlos.

Al día siguiente los hermanos le informaron que por parte de su trabajo, los comprometieron a que asistieran a la peregrinación, pues de no hacerlo no les iban a entregar el aguinaldo y tuvieron que hacerlo para recibir el beneficio

El hno. Daniel era muy duro les decía que eran hermanos aguados, sin convicción.

Las enseñanzas que más arraigadas tenían son por ejemplo; todos los hermanos deseaban irse con el Señor y permanecer hasta el último día de su vida, es por ello que no dejaban su primer amor y hacían lo que estaba a la mano para estar en un continuo avivamiento y permanecer en Cristo Jesús.


En cuestión de vestuario y el velo eran muy rígidas las enseñanzas, pero todos obedecían.

Les enseño a que hicieran las cosas aunque él no estuviera, siempre se los mencionaba. Que fueran serviciales, que cuando vieran alguna necesidad la suplieran.

En 1987 el Obispo del Distrito le informa que se le ha dado cambio de Iglesia a Aguascalientes, quedando la congregación tres meses sin pastor. Haciéndose cargo de la obra el hno. J. Rosario González Aguirre.

En 1988 viene y entrega el Hno. Daniel Muro, toda la membrecía y el templo al nuevo pastor, el Hno. Pablo Ríos Calderón, quién es casado y su esposa es la Hna. María Abiud González Sarabia; siendo testigos el Rev. Nicolás Herrera, pastor de la tercera IAFCJ de Guadalajara y el Rev. Jesús Sarabia Meraz, Presbítero y Pastor de la primera IAFCJ de Zapopan.

Poco tiempo después el el 19 de Diciembre de 1987, el hno. Daniel se casa con una hermana de Atenguillo y va un camión con los hermanos de Tequila, para ser testigos de este hecho tan importante en Atenguillo para la vida del Hno. Muro.

El Rev. Daniel Muro Jacobo se casa con la hna. Ma. Del Carmen Guzmán de Atenguillo



“Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza.”  1ª Timoteo 4:12     


SEGUNDO PASTORADO: PABLO RÍOS CALDERON

La atención de la obra

Martha Ávila con su hija Ana,Carmen, Juliana Álvarez, arriba Vero Soriano,Olivia Orozco,adelante Arturo (nieto hna. Catalina), Eduardo Ávila de rojo, Martha Duron, Candelaria Partida,Juanita Flores, Rosalba Orozco, Celia Correa,oyente, Trinidad Escobar, Olivia González, Paty Chávez, Lupe González, Guadalupe Bramasco, Ninfa Rico, Luisa Gática, Luz Elena Orozco, Angelita Flores, Cecilia,Catalina de la Cruz, María Elena Jacobo Carlos, esposa del hno. Apolinar Muro, Mari Álvarez Gamboa, Rigoberto, Alfredo y Juan Orozco de rojo, Karina Ávila, pillo y coco, nietos hna. Felicitas García, Hna. Raquel Macías con su hija Abigail en brazos, hna. Cenobia Aguirre. A la derecha Rev. Pablo Ríos Calderon,con saco ázul rey, pastor que recibe la iglesia, Melesio Hernández atrás,Pablo Orozco, Guadalupe Ibarra, Rubén Hernández, Francisco González, al centro se aprecia al pastor y presbitero de la primera iglesia de Zapopan, Rev. Jesús Sarabia(Ɨ) con saco ázul marino, a su derecha Rev. Nicolás Herrera y atrás Rev. Daniel Muro Jacobo; pastor que entrega, Gabriel Sánchez,J. Manuel Ávila

Tanto el hno. Pablo Ríos como su esposa Ma. Abiud González Sarabia eran temerosos de Dios y se esforzaban por que todo marchara conforme a la voluntad de Dios. Él de Chihuahua y ella de Durango.

Rev. Pablo Ríos Calderon
Rev. Pablo Ríos con su esposa Ma. Abiud González

Cuando llegan a Tequila, tienen que hospedarse en los cuartos que rentaba en su vecindad de la hna. Cecilia. Hasta que construyen dentro del área del templo unos cuartos pequeños arriba de la parte donde está el bautisterio del templo, y ya dedicados para que fueran su casa.

Hna. María Abiud González Sarabia(Ɨ) esposa del pastor Pablo Ríos con la joven Verenice Ávila Rico

La hermana Mary, como la conocemos, era una mujer muy dedicada a la obra de Dios; trabajando siempre, activando en el evangelismo y atención de los amigos, pero también en la preparación de estudios. Nacida en el evangelio era conocedora de la Palabra de Dios, manejaba con destreza la palabra de Dios y llena del Espíritu Santo desde niña, creció con una fe férrea, siendo este el don más destacado en ella. La fe, convirtiéndose en una intercesora constante por la iglesia y las almas que estaban por llegar; esto lo demostraba con un trato amable y amoroso para todos y cada uno.

Además se daban el tiempo para visitar los hogares de los hermanos, cada día.

Una de las cosas de lo que más recuerdan los hermanos es que si faltaba un día algún hermano, al día siguiente estaba en la casa de ese hermano investigando la razón por la cual no asistió al culto, exhortándole en amor a que siguiera adelante. Claro que algunos lo agradecían, pero aquellos que estaban descuidados se enojaban.

El recuerdo de los cultos es hermoso, con la presencia de Dios que siempre se ha manifestado y aunque solo había el acompañamiento de guitarras con los hermanos Francisco Sandoval y Javier Magallanes y en ocasiones del guitarrón con el Hno. Jesús Rico y del acordeón con el hno. Pablo Orozco.

El don de sanidad que Dios le dio al hno. Pablo era manifiesto en los cultos y en los hogares donde se solicitaba que fuera a orar por los enfermos.

Al Hno. Pablo le toca dar los últimos detalles al templo, como el altar, poner piso, construir los baños y un salón amplio para la Escuela Bíblica Dominical de los niños, pero en un principio es dedicado a la casa pastoral, pues ahí estuvo viviendo el Hno. Pablo Ríos y los cuartos primeros que se construyeron para casa pastoral fueron dedicados para Escuela Bíblica.

Rev. Pablo Ríos Calderon acompañado del hno. Ramón Ocegueda en una de sus visitas

Los domingos se realizaba a la 10:00 de la mañana la Escuela Bíblica y a las 3:00 de la tarde se tenía el culto. Entre semana se realizaban cultos los martes y viernes a las 7:00 de la noche.

La familia pastoral en ese tiempo se hace cargo de poner plantas en el atrio, de construir las jardineras; Francisco Flores (en aquel tiempo inconverso y esposo de la hna. Rebeca Varela) regaló dos pinos para el templo; se pusieron uno a cada lado del pasillo principal para ingresar al templo y crecieron altos; de la limpieza del templo y del atrio se encargaba el pastor y su esposa.

La hna. Rebeca Varela se encargo de poner cortinas en el templo y de traer un arquitecto para que termine el diseño del templo, además de comprar el primer reloj grande para el templo.

En ese tiempo se compraron varios jarrones para adornar con flores el templo y normalmente la fraternidad de dorcas compraba flores naturales para adornar el altar.

Se tenía la costumbre de que las fraternidades, una por una, (niños, jóvenes, Dorcas, y en ocasiones los varones) pasaran al frente a cantar una alabanza y era especial el esfuerzo por agradar a Dios, a través de ensayos antes del culto o entre semana para que se escuchara bien.

Además se daban testimonios de las sanidades, bendiciones o favores recibidos de parte de Dios.

Lo más sobresaliente era la comunión de la iglesia, el trato amable de unos para con otros; debido al tiempo que se tenía entre la Escuela Bíblica y el culto se podía convivir varias horas


En ocasiones especiales, durante el año, se participaba de la Santa Cena y del lavatorio de pies, donde se experimentaba grandemente la presencia de Dios y la comunión entre unos y otros.

Sombras sobre Tequila/San Martín de las Cañas

Dios empieza a utilizar a varias jóvenes: Laura Ávila Rico, Ma. Guadalupe Rico Bramasco y Ma. Guadalupe Martínez Castañeda, esta ultima de San Martín de las Cañas que dan mensaje de parte de Dios y se cumple lo que hablan.

Luego inicia Martha Patricia Chávez Arana en Tequila a hablar mensajes de parte de Dios y se cumplieron unos mensajes pero otros no. En ese tiempo, hacía falta el don de discernimiento y el don Interpretación de Lenguas, el don de sabiduría y el de ciencia, además del conocimiento de cómo operaban, pues confundieron la predicción con la profecía. En San Martín de las Cañas estuvo “profetizando” Ma. Guadalupe Martínez Castañeda. Pero son simultáneas las situaciones y las indicaciones en ambos lugares: • De que deben estar todos juntos pues ya viene el Señor, • Se les pone en ayuno y oración • Y permanecen en el área del templo por espacio de tres semanas. • Los niños no iban a la escuela y también a ellos se les ponía a ayunar, • Se les indicaba incluso de que color deberían de vestir, para conservarse en santidad, como ropas blancas con encajes o pañuelos rojos y huaraches. • Inclusive se les indico que fueran a los basureros o a los cerros y quebraran sus televisiones y demás aparatos electrónicos pues se les mencionaba que eran pecado. • A horas de la madrugada se les indicaba que se levantaran y se levantaban y se ponían a orar • Aunque estuvieran cansados, no dejaban de hacer lo que se les indicaba • No se le deja hablar al pastor, simplemente habla el profeta o el interprete, sin importar el tiempo en que interrumpían la actividad. • Se dice que dejarán el camino Guadalupe Rico Bramasco, Rubén Hernández y otros más; esto fue realidad. • Se menciona que María de la Luz González Chávez, quien se había ido con el novio al estado de Nayarit, estaba tirada en la carretera del Plan de Barrancas, accidentada. El pastor Pablo Ríos y otros van a buscarla y no la hayan. • Luego se les dice que Mary estaba en el hospital en Guadalajara y van hacia allá y tienen que dormir en un estacionamiento con frío y no la encuentran, esto, gracias a Dios no se cumplió. • Los vecinos le hablan a la policía y al DIF Tequila, porque los niños no iban a la escuela y pensaban que no comían y que los tenían encerrados en contra de su voluntad. Pero constatan que si tienen que comer y que están bien los niños y que no van a la escuela porque los padres no los mandan.

En ese tiempo el hno. Isidro Pérez visitaba muy seguido a la iglesia en Tequila, y estando presente, cuando se da “palabra de Dios”, recomienda a una persona de su congregación que tiene el don de interpretación de lenguas, quien empieza a traducir lo que habla la hna. Paty y se queda aquí en Tequila; hasta que, gracias a Dios, que hubo quien dudo de que lo que hablaron fuera de Dios, entre ellos el hno. Pablo Orozco, quien fue a hablar con el Hno. Jesús Sarabia, presbítero; quien viene y escucha lo que estaba pasando y le menciona al hno. Pablo Ríos de que se trata de un engaño, que no es Profecía. Para ello, se ponen todos a orar y el interprete es probado y encontrado falso debido a que el hno. Sarabia sí tenía el don de interpretación escucha lo que dice el interprete y el hno. Sarabia le dice la lengua y lo que en ese momento está hablando la hna. Patricia y que no tiene nada que ver con lo que dice el interprete, pues no detecta ni la lengua, menos el mensaje.

El hno. Sarabia les dice que lo que les ayudó a todos fue que estuvieron en ayuno y en oración para no recibir un daño mayor. Pero, fue una ocasión que aprovecho el enemigo para confundir y hacer volver a algunos al mundo. Pero, los hermanos reconocen que hubo mucho compañerismo y unidad, por el temor a Dios. Y se les dice que cuando Dios les hable no lo hará a través de la profecía por el daño que han sufrido, mismo que les ha generado incredulidad en ese don, a todos los que vivieron esta experiencia.

Tapalpa tan lejos pero cerca espiritualmente.

De Tapalpa, Hna. Verónica Rubio y su esposo Jesús Martínez, los primeros bautizados en la IAFCJ, en Tequila, Jal.
De Tapalpa, Hno. Marcelino Vázquez Barragán, precursor de la obra en Sayula, Jal.

En el año 1978, el 6 de mayo fue bautizado el Hno. Cleofás Domínguez Miranda en la Ciudad de Pomona California. Por Efraín Ramírez, pastor de la Asamblea Apostólica de la Fe en Cristo Jesús.

Tiempo después, el hno. Cleofás vino de California a México, llegando a Tapalpa en Noviembre de 1982, a la casa de Marcelino Vázquez, su cuñado, por estar casado con su hermana Martha Domínguez, y el hno. Cleofás los empezó a evangelizar y Marcelino aceptó escuchar la Biblia, siendo cautivado desde el principio por nuestro Señor Jesucristo; razón por la cual se queda con ellos dos años y medio.

Estando el hno. Cleofás con su cuñado Marcelino, la gente católica tramó un plan para matarlo y deshacerse de él, porque se escuchó que él (hno. Cleofás) era cristiano; esta gente fue guiada por el cura Cipriano González de ese tiempo. Pero el hno. Cleofás guiado por el Espíritu Santo se traslado a San Francisco, hoy se llama Pueblo Nuevo, dando seguimiento de la enseñanza de la palabra de Dios a los hnos. Martínez; quienes estuvieron escuchando previamente el evangelio por el Hno. Doroteo Martínez, quedándose en el lugar 6 meses más.

El hno. Cleofás es originario de Magdalena, Jal., al igual que su primo hermano Juan Brambila. en ese mismo año el hno. Cleofás evangeliza al hno. Juan Brambila Domínguez,

En 1994 el hno. Cleofás lleva a presentar a la familia Martínez con el hno. Pablo Ríos pastor de la I. A. F. C. J. en Tequila, a quien manifiestan un gran deseo de ser bautizados, por lo cual bautiza a Jesús Martínez y a su esposa Verónica en el nombre del Señor Jesús. Según Hechos 2:38.


Durante su pastorado el hno. Pablo Ríos hablaba mucho con los hermanos sobre doctrina,sobre como pastorear al grupo.

Es así como surge la misión en aquel lugar, mismo que atiende también el Hno. Pablo Ríos y se abre así un nuevo período glorioso para la obra de Dios, pues a ellos les siguen vecinos, familiares y conocidos, que fueron bautizados en Tequila.

El hno. Marcelino comenzó a reunirse con los hermanos Martínez, yendo por 5 años a pie de Tapalpa a Pueblo Nuevo, cruzando los cerros en la oscuridad de la noche, pero encendido por el Espíritu Santo. En ese tiempo se aluzaban con ocote o con velas, pues no había luz eléctrica.

El Hno. Marcelino Vázquez Barragán es bautizado en Tequila para perdón de sus pecados el día 1° de Noviembre de 1985, junto con el hno. Juan Brambila Domínguez.

Eran hermosas las actividades en las que participaban los hermanos de Tapalpa, se les veía unidos, siempre amables, disciplinado y atentos, demostrando humildad y temor de Dios, además su vestido era pudoroso.

Cuando se declaraban campañas por Sanidad o por Derramamiento del Espíritu Santo, también eran invitados por teléfono.

En ese pastorado surgen los matrimonios entre Tequila y Tapalpa como: • Arturo Reynoso Aguilera de Tequila y Rosa Martínez Córdova de Tapalpa • Ana Ávila de Tequila y José (chepe) Martínez Córdova de Tapalpa • Ramiro Carranza Sánchez de Tequila y Leticia Cruz Córdova de Tapalpa

El hno. Pablo Ríos deja de encargado en Tapalpa al Hno. Jesús Martínez y en algunas ocasiones que iba el pastor Pablo Ríos Calderón, le acompañaba un grupo de tequila y era un gozo la convivencia entre todos, las veladas con cantos y oración y el compartimiento de la comida.

En los fines de año venían todos ellos, adultos, jóvenes y niños y era muy bonito ver todo el templo lleno y estar en armonía conviviendo, cenando todos juntos y gozarse con la actividad ya programada para toda la noche; quien ya tenía el propósito se bautizaban en el nombre de Jesucristo.

Después de la desvelada, se desayunaba menudo y luego era subir al cerro a seguir conviviendo, donde los jóvenes tenían la oportunidad de practicar deportes, platicar entre ellos, y los adultos platicar y compartir lo que se llevaba para comer. En ocasiones quienes tenían ocupaciones iniciaban el regreso a Tapalpa.

Compra del terreno en San Martín

Surge la obra de Dios, en forma simultánea en Tequila y en San Martín de las Cañas, siendo la hna. Sara Carrero quien habla a Teofila Carrero en Tequila y a su cuñada Angela Flores que vivía en San Martín, y el hno. José Avalos quien va a realizar cultos en San Martín, además de realizarlos en Tequila. Y de ahí, se dió el seguimiento hasta la fecha.

En el período del Hno. Pablo, al estar el pastor en forma constante en Tequila, se dió mayor atención a la obra de Dios en San Martín, lográndose varios bautismos.

En ese lugar los cultos se hacían en las casas, en casa de los Orozco, de los Sandoval, con los Correa, pero donde duro más tiempo haciéndose los cultos fue los miércoles en la casa de la familia Martínez García, floreció hermosamente la obra además había muchos niños que eran atendidos.

El hno. Pablo dejó de encargado en San Martín de las Cañas al hno. Gaudencio Correa y además era maestro de la Escuela Bíblica Dominical hasta 1995, fecha en que se traslada a la 9ª. Iglesia de Guadalajara, donde estaba pastoreando el Hno. Javier Casillas y allá es instalado al diaconado. Después deja al hno. Francisco Sandoval como encargado.

El hermano Pablo cuando había consagraciones, que eran mensuales, iba por los hermanos a San Martín, lo que motivaba mucho a los hermanos a seguir adelante.

En 1997 surge la inquietud de comprar un terreno para construir un templo en San Martín de las Cañas, para tal efecto se tramita crédito de $ 50,000.00 a la Tesorería General de la Iglesia y una vez que se compró el terreno, el préstamo se fue pagando con aportaciones voluntarias de los miembros de nuestra Iglesia en Tequila y de la voluntad de la Hna. Esther Sandoval Robles quién trajó donaciones voluntarias de los miembros de la Iglesia de "El Buen Pastor" en Culver California, perteneciente a la Asamblea Apostólica de la Fe en Cristo Jesús.

Durante el Período del Hno. Germán Hernández, Obispo Supervisor del Distrito y siendo tesorero del Distrito Guadalajara, el Hno. Luis Bernal, quien en su momento hizo los tramites de adquisición de dicho terreno. La Iglesia en forma general aun en ese tiempo no tenía bien definida la personalidad jurídica. El Hno. Germán decide que salgan los documentos del terreno a nombre del Hno. Luis Bernal. No son escrituras, debido a que eran tierras ejidales y en ese tiempo surgen los Títulos de Propiedad, con el cual se puede hacer el trámite en el Registro Público de la Propiedad.

Las veladas y el cerro una delicia

Llegando diciembre se llamaba a la iglesia a reunión general de negocios para ponerse de acuerdo en cuanto al menú para la cena de fin de año. Normalmente se decidía entre tamales y el pozole, se definía quien daba qué cosa o sí prefería pagar para que compraran lo que necesitaran para elaborar los alimentos.

En el culto de fin de año, se traían amigos y se les atendía y se les compartían los alimentos, de hecho cuando se decidía que hacer y qué cantidad, se dejaba un margen extra para los amigos que llegaran.

Lo interesante de la actividad eran normalmente los bautismos, las dinámicas, la oración, la alabanza, en sí toda la velada. Los niños jugaban buen tiempo hasta que estaban rendidos y se quedaban dormidos en el templo, se les acondicionaba con cobijas y cobertores para que estuvieran cómodos y dejaran a sus padres participar de la actividad.

Aunque fuera del templo se sentía un frío que calaba hasta los huesos, eso no derretía los corazones, ni enfriaba las intenciones de gozarse en la compañía de todos.

Los días 1° de Enero se organizaba la iglesia para ir de día de campo al Cerro de Tequila, con anterioridad se definían las comidas para degustar allá, pues cada familia llevaba lo que deseara. Entre el futbol y el voleibol los jóvenes pasaban el tiempo, sin dejar de platicar y convivir. Los adultos recostados en el suelo, cantando alabanzas, platicando o simplemente cuidando a sus hijos, disfrutaban de la actividad a esa altura, aunque solo llegaramos al kilometro 4 de los 18 que llevan a la punta del cerro.

San Martín, parte de Tequila

Algunos niños en el pastorado del hno. Pablo Ríos Calderón, como Samuel Ríos, Eunice González, Ester Ochoa, Ana Daniela Carranza y Ruth Martínez García junto a los niños Sandoval Villegas

San Martín de las Cañas, aunque contaba con varios hermanos y un terreno, no podía considerarse como misión, porque le falta un mayor número de bautizados y de matrimonios bautizados.

A pesar de que cuentan con un culto entre semana, no estaban exentos de participar los domingos de los cultos, de las campañas, de las consagraciones y demás actividades a las que se les convocaba.

De San Martín, se contaba con guitarristas como Javier Magallanes Segura y Francisco Sandoval, con el acordeón del Hno. Pablo Orozco Flores y con las voces de las hermanas como Lucina Ruiz y Angelita Flores.

Esto menciona el Hno. Luis Bernal Estrada en su 2º. Informe como Obispo Supervisor del Distrito Guadalajara “El 26 de mayo de 1999, visite Tequila, Jal., especialmente al grupo de San Martín de las Cañas, acompañado por el pastor Pablo Ríos, estuvimos en el terreno de la iglesia y me presentaron el proyecto de construcción que tienen, después de escucharlos los estuve aconsejando y motivando para que hicieran el trabajo evangelístico, ganando la gente para Cristo y así les fuera más fácil realizar el proyecto.”

Generalidades

En su periodo pastoral, el hermano Pablo Ríos instala al diaconado a Gaudencio Navarro y Pedro Ávila, este último al poco tiempo deja la iglesia. No por ello, dejó de contar con el apoyo de los hermanos: Manuel Ávila, J. Rosario González Aguirre, Rubén Hernández, Miguel Carranza Sánchez, Para iniciar cultos.

De las 5 a las 7 de la mañana se hacía oración en el templo, donde siempre estaba el pastor y unos pocos hermanos que le acompañaban en ese horario. Un horario cómodo para estar con el Señor, sin ajetreo, ni prisas; justo antes de iniciar el día de labores, sabedores de su bendición y protección diaria.

Los jóvenes convivían sanamente y con temor de Dios, participando en consagraciones especiales para jóvenes cada mes, lo que les ayudaba a seguir adelante en el camino de Dios. Cuidaba mucho a los jóvenes, no los dejaba solos en sus convivencias, sí organizaban algún viaje, el pastor se iba con ellos, lo que hacía que se mantuviera la sana convivencia y contar con el apoyo de los padres.

Hna. Laura Ávila Rico y Hna. Lili Zavala
Hna. Fabiola Flores García, Elidia Zavala Martínez, Laura Ávila Rico, Ma. Guadalupe Rico Bramasco, Guadalupe González Chávez, Los hermanos Eduardo, Ramón y Jorge Gática Partida
hna. Guadalupe Rico Bramasco en la piedra en forma de Biblia


Se realizaban campañas por Sanidad y llenura del Espíritu Santo, se llenaba el templo y efectivamente Dios se manifestaba hermosamente, sanando y llenando de su Espíritu Santo a sus hijos amados.

Varias veces vino el hno. Jesús Sarabia Meraz y con él muchos hermanos de la 1ª. Iglesia de Zapopán, lo que motivaba a la congregación local.

El hno. Sarabia inclusive acompañaba a la iglesia en cultos de barrio por las calles de Tequila. En una ocasión, fueron apedreados por predicar la palabra de Dios en forma abierta por las calles. Situación que la población no soportó por su idolatría y la falta de información de quié es realmente Jesucristo y los apedrearon.

Después de la muerte del Hno. Jesús Sarabia, queda como pastor en la 1a. Iglesia en Zapopán el hno. José Julio Jáuregui.

El hno. José Julio Jáuregui, visitó en varias ocasiones Tequila; como presbítero realizo varias confraternidades, recuerdan los hermanos la actividad en el restaurant Mario’s; otra en el balneario que estaba al lado del templo y la última visita hecha por un presbítero de la 1ª. Iglesia de Zapopan fue cuando se realizó una confraternidad en 1997 con el hno. José Julio Jáuregui en un local que está en la calle Guadalupe Victoria, realizando una convivencia hermosa con un buen número de miembros de Zapopán y la iglesia de Tequila, en donde se manifestó bellamente nuestro Señor Jesucristo, en la actividad que se realizó y en el compartimento de los alimentos.

La congregación asistía a las reuniones de las señoras, confraternidades, Convenciones del Distrito y campañas a donde los invitaban.

Para poderse bautizar fue necesaria la boda, Hno. Pablo Ríos, hna. Guadalupe Domínguez, hno. J. Antonio Ochoa Medrano, hna. Ma. Abiud González Sarabia y Rosy, Josué y Marcos

El único ministerio de la mujer que se desarrollo en ese tiempo fue el de la hna. Mary, ya que jugaba un papel muy importante en el pastorado de su esposo Pablo Ríos Calderón. Debido a que ella observaba el hablar de su esposo, para corregirlo y en ocasiones a ella le tocó hacer el bosquejo para la predicación. Además ella daba enseñanzas, hacía oraciones especiales; definitivamente fue la ayuda idónea para su esposo, pues en todas las áreas estuvo dispuesta a realizar todo lo que estaba a su alcance para hacer la voluntad de Dios, a pesar del cansancio y la diabetes.

Las mujeres trabajaban en el aseo del templo, rolándose en comisiones; en la cocina y no tenían mayor desarrollo; al principio las mujeres no limpiaban el altar, después se quitaban los zapatos para asearlo. Nunca dirigieron oraciones ni tenían participación en la liturgia las mujeres.

En crecimiento y estadística.

left Hna. Juanita Flores, Hna. Angela Flores y hna. Trinidad Escobar Flores, atrás hno. Gabriel Sánchez

De 27 miembros que recibe del Hno. Daniel Muro entrega 150 miembros de Tequila, Magdalena, Santa Teresa, El Limón y San Martín de las Cañas.

El hno. Pablo y su esposa Mary eran evangelistas y motivaban a la congregación para que compartieran la palabra de Dios. Organizaban y realizaban campañas casa por casa, además de visitar a las personas con las que tenían contacto, tanto en Tequila, Magdalena, San Martín de las Cañas y Santa Teresa.

Eran atentos, serviciales, amables y cariñosos con las visitas. El recuerdo de la hna. Mary es quien recibía a la gente y los llevada hasta dentro del templo.

En cuanto a ritos.

Había consagraciones cada mes. La congregación hacía ayuno los domingos. Había oración de 5 a 7 de la mañana. Se realizaban reuniones por las casas. En cuanto a liturgia, el orden era la bienvenida, cantos y hacimientos de gracias, recogimiento de la ofrenda y predicación, con una ministración final con el respaldo de la presencia de Dios.

Al visitar a los hermanos al día siguiente de faltar al culto, les enseño que era importante estar en los cultos, al conocer los motivos de su falta, les explicaba que como cristianos lo importante es recibir alimento espiritual a través de los cultos.

Señales y Milagros.

La oración fue primordial para estas ministraciones, al hermano Pablo se le veía orando en las mañanas a partir de las 5:00 de la mañana y en ocasiones hasta dos horas antes de cada culto y cuando el tomaba el micrófono, trasmitía lo que conocemos como unción.

Recibimiento de recién bautizados hna. Guadalupe Cervantes Rivera y Zenón Contreras de la Labor, municipio de Tequila; junto con el hno. Heriberto González Escobar, Martín Cervantes Martínez
Hno. Pablo, bautizada Hna. Guadalupe Cervantes, Juan Álvarez Duron, Heriberto González, Martín Cervantes
Hno. Pablo orando Hna. Guadalupe Cervantes, Juan Álvarez Duron, Heriberto González Martín Cervantes, Gilberto martínez